viernes, 17 de octubre de 2008

MI AMIGO SE VOLVÍA LOCO...


Os quería comentar una anécdota que me sucedió el pasado puente del Pilar. Tengo un amigo madrileño que trabaja en una multinacional de medios de comunicación, que me llamó el viernes pues acababa de llegar a Valencia.
Le comento que estoy de puente (lo desconocía) y le invito a subir al pueblo a pasar el fin de semana. Me dice que perfecto, y que aprovecharía así apara terminar allí unos trabajos pendientes.
- Qué laboriosos estos de la capital, -pensé.
A eso de las ocho y cuarto ya lo tenía en casa. Llegó con dos mochilas, una de ropa y otra de trabajo. Se acomodó y salimos a dar una vuelta por el pueblo. Le enseñé lo que más rápido se puede enseñar del pueblo, y al rato estábamos en el bar frente a dos quintos y una de morro.
Cenamos en casa, y luego salimos con los amigos a echar un cubata en la discoteca. Afortunadamente, la noche fue tranquila y nos retiramos a casa en buen estado.
El sábado me levanté tarde, a eso de las diez. Mi amigo ya estaba trasteando por ahí, y me preguntó si tenía en casa conexión adsl. Lo miré con sorna y le dije que no. Él no le dio importancia al tema pues dijo que se conectaría con el portátil con su tarjeta 3G. Yo le pregunté si había desayunado.
Al rato me dice que esperaba una llamada de su novia, y con cara de preocupación coge el móvil, lo apaga y lo vuelve a encender.
- Parece que mi móvil no va bien, -me dice.
- Coge el mío (le dije), lo tienes encima de la ventana, es que si te metes hacia dentro de casa se va la cobertura.
- ¡No puede ser que no vaya!
- ¿Qué compañía tienes?
- Vodafone.
- Je, je... Pues ya puedes apagarlo, aquí no tiene cobertura.
Teníais que haberle visto la cara. No se lo creía. Me costó lo suyo decirle que estando tan cerca de Valencia, la alta velocidad de internet era mera utopía y que no todas las compañías de telefonía móvil funcionaban aquí.
Veo que apaga el móvil y, contrariado, enciende el portátil.
- Voy a revisar mi correo pues me habrá llegado el de la oferta del último anuncio.
Me giro y lo veo golpeando la pantalla del ordenador.
-¡Joder, cómo no me había dado cuenta antes...!
- ¿Qué pasa Luis?
- Pues pasa que sin cobertura de vodafone, mi 3G está de adorno...
No supe que responderle...pues tanta tecnología me sobrepasaba. Después de pensar un rato le dije:
- ¿Me acompañas a la cooperativa a comprar aceite? No nos queda.
Terminamos el fin de semana mejor que lo empezamos, y tuve suerte...
No me dijo que quería ver algún canal de la TDT.

No hay comentarios: