martes, 2 de diciembre de 2008

ALCUBLAS NEWS











Levante-EMV.com » Comarcas

Patrimonio.
Alcublas redescubre su aeródromo.
El ayuntamiento pone en valor el campo de aviación republicano, clave en la Batalla de Teruel.

Míriam Civera, Alcublas.
El Ayuntamiento de Alcublas ha puesto en valor el antiguo campo de aviación de la localidad para darlo a conocer a vecinos y visitantes, como parte de su patrimonio etnológico, dentro de la oferta de turismo cultural que está confeccionando.
Tras las iniciativas de adecuación y señalización del Paraje Natural de La Solana y Barranco Lucía, así como de la catalogación de la fauna y flora local que se ha plasmado en trípticos turísticos didácticos, ahora se apuesta por la consolidación de una ruta de senderismo que recorra los principales elementos arquitectónicos del municipio. La fuente de San Agustín, La Mena, El Puente de la Ramblilla, Los Molinos y que tendría la llegada en el antiguo aeródromo de Alcublas, conocido popularmente como el campo de aviación de La Balsilla -por una balsa natural de agua que hay en una hondonada cercana-.
El aeródromo militar de Alcublas fue construido durante la Guerra Civil Española. Está situado en la carretera de Alcublas a Segorbe, dista tres kilómetros de la población y se extiende entre los kilómetros 20 y 21 de dicha carretera. Su construcción fue realizada en forma de T, con una primera pista que corre paralela a la carretera CV-245, con una longitud de 800 metros y una anchura de 150 metros orientada en la dirección este-noroeste y oeste-suroeste. La otra pista está en perpendicular a la anterior y cruza la carretera, con una longitud de 1.235 metros y orientada al norte-sur.Se puso en funcionamiento a principios de 1938 y fue uno de los últimos aeródromos militares de la Valencia republicana.
Al igual que el de Villar del Arzobispo o el de Llíria, jugó un papel determinante durante la contienda y, sobre todo, en la Batalla de Teruel. Como consta en las crónicas históricas y militares de la época la contraofensiva final hacia Teruel obligó a un retorno a las cercanías del frente de la Caza republicana. Las escuadrillas 2ª y 3ª del Grupo 26 volvieron a El Toro (Castelló) y las restantes unidades de caza republicana se instalaron en los aeródromos de Sarrión (Teruel) y Alcublas. Bombardeos a SacañetLa proximidad de Alcublas al Frente de Teruel fue crucial en la utilización de este aeródromo, aunque sus vecinos también padecieron las negativas consecuencias de tener la línea de guerra tan cercana.
El pueblo vecino, Sacañet, sufrió los bombardeos de la contienda y sus habitantes tuvieron que ser evacuados. Muchos de ellos a Alcublas, donde echaron raíces para siempre. La cercanía del Frente también dejó alguna anécdota amable -dentro de la desgracia-, como la de algunos soldados que se volvían andando a sus casas, de noche, para compartir algunas horas furtivas con sus mujeres e hijos. Para ello tenían que cubrirse, con algún familiar o amigo, a la hora de pasar lista. La visita también servía para aprovisionarse de alimentos, escasos en la primera línea de batalla, que los compañeros recibían hambrientos y agradecidos.
Del antiguo campo de aviación queda ahora el vestigio de la entrada al refugio aéreo subterráneo.

1 comentario:

cambio climático dijo...

Poco a poco se hace el camino. Y se recorre.
La suma de pequeñas cosas es la que a la larga hace triunfar. Lo digo por las actuaciones que se están produciendo (y las previstas) en Alcublas.
Sin darnos cuenta de manera evidente, el pueblo esta cambiando gracias a todos.