miércoles, 10 de diciembre de 2008

LA RECOLECCIÓN DE LA TRUFA

Y pasamos del rebollón...a la trufa.


He leído bastante sobre el tema pero hasta que no lo vives tu mismo, no sabes realmente como funciona. A continuación voy a tratar de explicar los lances mas usuales de la recogida de la trufa, creo que puede ser de interes para bastantes aficionados. En primer lugar debemos situarnos en un bosque de encinas, que es donde se dan mayormente, aunque también se pueden conseguir en avellanos y en robles.

Una vez en el bosque hay que buscar un trufero, también conocido como "quemado", debido a que es un lugar donde apenas crece la hierba y da la sensación de que es un suelo estéril y parece realmente como si hubiese sido quemado..





Una vez en el trufero, el perro empieza su trabajo, es decir localizar la trufa por medio de su olfato, comienza a dar vueltas y mas vueltas por todo el lugar, olfateando todos los rincones, hasta que el aroma que emana de la tierra le hace parar, señalándola a continuación y escarbando la tierra encima de donde se encuentra la trufa.



Ahora entra en acción el buscador de trufa con un instrumento especial, que lleva consigo, adecuado para escarbar la tierra



Si la trufa no aparece al cabo de un rato de escarbar, se huele la tierra para comprobar que realmente está ahí y a continuación se llama de nuevo al perro para que vuelva a marcar el sitio. En muchas ocasiones el lugar exacto está unos centímetros desplazado de donde buscamos al principio pero nunca muy lejos, el perro señala de nuevo y continuamos la búsqueda.




Finalmente se consigue la trufa. A veces no la encontramos en el agujero, esto puede ocurrir en el caso de que la trufa esté pasada y queden restos de olor que pueden confundir al perro, en otras ocasiones la trufa la hemos sacado sin darnos cuenta fuera del agujero, entonces el perro la marca en donde se encuentre, solo hay que seguir las indicaciones del animal. Es muy importante una buena compenetración entre el dueño y el perro para que no se escapen los pequeños pero muy importantes detalles que nos va enseñando el animal y que indican al buen entendedor como proceder para conseguir la deseada trufa.


La trufa va al costal y al perro se le premia con una comida especial que llevamos preparada y que le vamos dando racionada a medida que va encontrando las trufas. Solamente se le da el premio cuando la trufa encontrada es de las buenas, en caso de trufa " borde " no se premia al animal, así va diferenciándolos olores que tienen recompensa y sabe cuando debe hacer la muestra y cuando no debe hacerla.






1 comentario:

Anónimo dijo...

Estoy localizado en Colombia, Suramérica. Aunque sé que las trufas se dan naturalmente, me gustaría hacer pruebas, para una posible reproducción, aquí donde el clima promedio es de 22° C, con lluvias en abril y octubre. ¿Cómo puedo conseguir una posible semilla?
cualquir ayuda, favor enviarla a luisalirio@gmail.com