viernes, 26 de diciembre de 2008

Muere el dramaturgo Harold Pinter, premio Nobel de Literatura en 2005








El escritor londinense era también conocido por su compromiso político .









AGENCIAS
LONDRES.- El dramaturgo británico Harold Pinter, ganador del Premio Nobel de Literatura en 2005, murió en Nochebuena a los 78 años a causa de un cáncer de laringe que padecía hace seis años.
La Academia Sueca le entregó el Nobel en 2005. Los médicos le recomendaron en aquel entonces que no viajara a Estocolmo, porque ya estaba gravemente enfermo.
Guionista, actor, director y docente en la Universidad de Londres, fue nombrado 'Companion of Honour' en 2002, título honorífico británico, después de haber rechazado el título de 'Sir' (Caballero). Pinter escribió alrededor de 30 obras de teatro, muchas de las cuales fueron adaptadas a la pantalla grande.
Para sus compatriotas, Pinter era conocido desde hace tiempo también por su compromiso político. Una y otra vez atacaba con vehemencia la política en Irak del presidente estadounidense, George W. Bush, y del ex primer ministro británico Tony Blair, al que calificaba de "criminal de guerra".
"Lo que hemos liberado es una resistencia cruel y persistente, violencia y caos", opinó sobre la guerra en Irak, en contra de la cual publicó en 2003 una colección de poemas antibélicos que llevó por nombre 'War' (Guerra).
Además, Pinter protestó contra el bombardeo de Serbia por parte de la OTAN y defendió los derechos de los kurdos.
Hijo de un sastre judío, nació el 10 de octubre de 1930 en Hackney, un barrio popular situado al este de Londres. Tras estudiar brevemente en una escuela de teatro, en 1957 se estrenó 'La habitación', a la que poco después siguió 'The Dumb Waiter'. Al año siguiente se estrenó 'La fiesta de cumpleaños'. Su gran éxito llegó con 'The Caretaker' ('El guardián'), en 1963. Le siguieron unas tres décadas en las que el autor irritó y entusiasmó a su público una y otra vez con obras perturbadoras.
La enfermedad que le costó la vida en Nochebuena le impidió recoger el Nobel en Estocolmo en 2005, pero no pudo evitar que subiera al escenario con 76 años en el año 2006 para interpretar, en silla de ruedas, un monólogo de Beckett. El Royal Court Theatre registró un lleno total.
Durante los últimos años, Pinter se preocupó de que su legado cayera en buenas manos a la hora de su muerte. En 2007 vendió su archivo por 1.100.000 libras (alrededor de 1.150.000 euros) a la Biblioteca Británica: alrededor de 150 cajas con manuscritos, cartas personales, programas y fotos, una colección de "incalculable valor", según indicó entonces su portavoz.
Su esposa, Antonia Fraser, ha declarado al diario 'The Guardian' que Pinter "era genial" y que ha sido un "privilegio vivir con él durante 33 años".

No hay comentarios: