lunes, 26 de enero de 2009

ALCUNEWS

Andilla «no puede» pagar la limpieza ni vigilar el vertedero ilegal con restos radiactivos.
Viernes, 23-01-09 La tranquilidad en Andilla -una localidad de apenas 346 habitantes situada a poco más setenta kilómetros de Valencia- se vio alterada el pasado martes, después de que conocieran a través de ABC la presencia de residuos radiactivos en un vertedero ilegal de la población.
Celestino Perales -del Partido Popular- es el alcalde de la localidad y ayer se afanó en transmitir un mensaje de «tranquilidad» ante sus vecinos, después de que se haya descartado que la cantidad de sustancias tóxicas no comportan un peligro para la salud.
En todo caso, en su conversación telefónica con este periódico, el alcalde de Andilla no arrojó mucha luz sobre el caso. El vertedero ilegal, que ha sido precintado, está situado en la Partida Pozanco, a quince kilómetros del casco urbano del pueblo, pero apenas a uno de distancia de Alcublas, la localidad más próxima.
Perales, aunque insiste en que su intención no es la de generar un conflicto con la población vecina, no duda en señalar a los ciudadanos de Alcublas (842 habitantes) y al propio Ayuntamiento como responsables de que durante los «últimos años se hayan acumulado las basuras» en Partida Pozanco. «Tenemos constancia de que son vecinos de Alcublas», sostuvo ayer el alcalde de Andilla, quien calificó de «desaprensivos» a los causantes de haber depositado en el vertedero incontrolado los aparatos que contienen residuos radioactivos.
Perales explicó que tras detectar la presencia del vertedero -«hace tres o cuatro años»- se lo comunicó al Seprona. Asimismo, aunque las instalaciones ilegales se hayan en una vieja cantera de su término municipal, remitió un escrito al Ayuntamiento de Alcublas para que estableciera vigilancia y controlara a sus vecinos. «Nosotros -sostuvo el alcalde de Andilla- no disponemos de Policía Local y, además, hemos cerrado todos los vertederos que teníamos en los cuatro núcleos de población».
Siempre según su versión, el Consistorio que preside instaló «hace unos dos años unas tablillas informativas» -como las que captó la cámara del fotógrafo de ABC el pasado martes- en las que se advierte de la prohibición de depositar basuras en aquel lugar. La imagen que se reproduce hoy y que acompaña estas líneas muestra un rudimentario cartel en el que se adivina el lema: «Tirar. Multa 60 euros».
El alcalde no aportó ayer a este periódico datos acerca de las sanciones impuestas o la situación administrativa del vertedero. Perales sí desveló que ha mantenido una reunión con la directora general de Emergencias de la Generalitat, Irene Rodríguez, y se ha puesto en contacto con el Consejo de Seguridad Nuclear, con el fin de garantizar que sus vecinos no corren riesgo para su salud.
En busca de los culpables
«Nuestra intención y mi mensaje es el calmar a la gente», insistió. Sobre su responsabilidad, como máximo representante del gobierno local, de retirar los residuos y limpiar el vertedero, Celestino Perales fue claro: «Lo tenemos que pagar nosotros, pero eso cuesta mucho dinero». Por ello, todavía se pregunta «quién lo ha tirado».La investigación de la Fiscalía continúa en marcha para esclarecerlo.

ABC.es (A.C.)





Los ecologistas dicen que Andilla aún tiene residuos radiactivos .
25.01.09 -
REDACCIÓN LAS PROVINCIAS
VALENCIA.

Ecologistas en Acción de la Serranía afirmaron ayer que el jueves hallaron "al menos" cuatro detectores de humo radioactivos en el vertedero de Andilla. Un día antes, tal como publicó LAS PROVINCIAS, la Guardia Civil había identificado estos residuos y supuestamente Enresa se había hecho cargo de ellos.La agrupación ecologista, sin embargo, afirmó ayer que el jueves se personó en el vertedero junto a dos cadenas de televisión y encontró los detectores entre materiales de instalaciones contra incendios.Los ecologistas afirmaron que entre los residuos encontraron "numerosa documentación" de la empresa Marpic S. L., radicada en Valencia y que según la asociación se dedica desde hace 20 años a la instalación y mantenimiento de estos dispositivos contra incendios.La agrupación Ecologistas en Acción de la Serranía aventuró ayer como "indicio razonable" que la empresa pueda ser la autora de estos vertidos. Por ello, los proteccionistas han aportado esta documentación al Seprona y la Fiscalía de Medio Ambiente. La asociación estudia personarse como acusación particular en el caso de que el Ministerio Público abra diligencias.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es lamentable que salgamos en los medios por noticias de esta calaña.
Y que seamos el basurero de los demás.

Paisajes de Alpuente dijo...

Hace unos días volvía a ver la película "El exorcista". Supongo que no hay que explicar de que va esta película. En la primera parte, la madre, preocupada porque su hija empieza a hacer unas "cosas raras", acude al médico. Los médicos no tienen la menor idea de lo que le pasa, pero aconsejan: "por favor señora, no se preocupe".
En resumen, una niña da botes en la cama, dice extrañas cosas, empieza a tener un comportamiento violento, y su cabeza termina dando giros de 360 grados. Y el consejo es: ¡No se preocupe!

Preguntaréis que tiene que ver esto con el tema del post. Bueno yo creo que tiene mucho que ver.

No se sabe cuanto residuo ha habido, desde cuando, si es un caso aislado o no, qué consecuencias puede tener. Y la respuesta es: ¡No se preocupen, todo está controlado!

Recientemente, pude leer un comentario al respecto, nada sospechoso y por supuesto bien intencionado. Deseaba que estos hechos fueran puntuales y no se volvieran a repetir. Desear está bien, pero ¿en qué se basa este deseo, si sobre la mayor parte de vertederos, legales o ilegales, prácticamente no se ejerce ningún control?

Luego está el tema, recurrente y socorrido, de que se carece de policía local. En primer lugar tengo mis dudas de que una policía local, si la hubiera, pudiera actuar en estos casos. Para eso está el Seprona y los Agentes Medioambientales. Si se les llama, claro. En ocasiones basta con marcar un número de teléfono.

Y ya para acabar, me pregunto como es posible que los miembros de una ONG, son capaces de encontrar tiempo para desplazarse al lugar, investigar, informar al Seprona o Fiscalía,... y las autoridades locales, cuyo trabajo consiste en parte en eso precisamente, siempre parece que son los últimos en enterarse.

Pero "¡tranquilidad! que está todo controlado"

PEÑA RAMIRO penyaramiro@hotmail.es dijo...

Tienes razón Paisajes...

No hay nada más premonitorio que cuando oyes hablar a un presidente de un equipo de futbol y dice: "tenemos plena confianza en nuestro entrenador". Esto significa cese fulminante el lunes próximo.

Igualmente, oir al político decir: "no se preocupen, todo está controlado", implica un desconocimiento pleno de los hechos.

Y todo se convierte no en una película de intriga, sino -como dices- en una película de terror.

El Duende dijo...

Lo del Pozanco I y Pozanco II es cronica de una muerte anunciada y entre todos la mataron y ella sola se murió.
No solo es desidia y pimientos, es algo mas. ¿Quizas sea mala leche?
Plasticos en los bancales hay, hubo y tal vez habra.
Pero no creo que en Andilla o en Alcublas haya una instalación antihumos, que últimamente se haya desmontado.
¿Normalmente quien hace los vertidos en el Pozanco I y II?
O es que caen, cual maná, de los cielos.
Como se comentaba en este blog, habrá que plantearse que podemos hacer los Alcublanos, por nosotros mismos.