miércoles, 7 de enero de 2009

...DE EXCURSIÓN POR LA PEÑA CORTADA

En el alto Turia en los pueblos de Calles , en el barranco de la Cueva del gato, y en Xelva en la Rambla de Alcotas se encuentra el conjunto arqueológico del acueducto de la Peña Cortada. Una importantísima obra de ingeniería hidráulica enmarcada en un paraje de singular belleza. Para acceder a este conjunto recomendamos dos rutas:
- Desde Calles. Por un camino que se halla detrás de la Ermita de Santa Quiteria.
- Desde Xelva (Nosotros escogimos esta ruta), después de dejar a la derecha la Fuente de la Gitana y una vez sobrepasada la plaza de toros dirección Ahillas giramos a la derecha, y por un camino de tierra muy bien señalizado iniciamos el tramo final hacia este conjunto arqueológico.
Los acueductos fueron construidos entre la segunda mitad del siglo I y principios del siglo II . De este conjunto de acueductos y canalizaciones hay dos teorías: unos afirman que eran utilizados para abastecer de agua a Sagunto y otros afirman que posiblemente fueron construidos para el riego de las tierras de Casinos y Lliria; nosotros pensamos en base a su caudal que podrían ser validas las dos teorías.
Recorriendo el camino de tierra hacia la Peña Cortada llegamos a la Rambla de Alcotas donde hallamos el primer acueducto. Este acueducto tenia seis arcos, pero lamentablemente solo se conserva uno.
Reanudamos el camino y nos dirigimos hacia la Peña Cortada. Dejamos el coche a la sombra de unos pinos y comenzamos la ascensión hacia el acueducto. Intentamos fotografiarlo desde abajo, pero la abundante vegetación nos impidió el paso. De este conjunto es el acueducto más impresionante y mejor conservado. Se comenta que es uno de los cinco mejores acueductos de la península. Está construido sobre el barranco de la Cueva del Gato. Esta formado por tres arcadas con una longitud total de 38 m. y una altura máxima de 18m. Se afirma que esta construido con los sillares extraídos en la realización del canal escavado en la roca.

Una vez que hemos atravesado el acueducto andando entramos en la gruta excavada en la roca, por la que discurría el agua hacia los acueductos. Es una obra de ingeniería asombrosa, los romanos atravesaron una montaña para abastecer de agua a sus campos y ciudades. La altura de la gruta oscila entre 1,50 y 1,90m. y la anchura del canal entre 1 y 1,20m. La longitud de este canal excavado en la roca es de 200 a 300m. Tiene dos ventanas por las que podemos observar el paisaje y varios tramos abiertos siguiendo el desfiladero. Realizamos el camino de ida y vuelta.
Realizado el camino de ida y vuelta a través de la gruta volvimos al coche y nos dirigimos hacia Xelva buscando la Fuente de la Gitana donde se halla un puente romano, por el que discurre el agua de la acequia mayor por un acueducto.

También nos informaron de más acueductos, como el de la Torre de Castro. Nos comentaron que sus restos son poco visibles, y sólo se conservan sus machones, realizados con sillarejos.

3 comentarios:

una rutera dijo...

Fue ésta una ruta que hicimos hace dos años. Me lo pasé genial durante todo el recorrido, y el final fue apoteósico: Caminas por una pista a la derecha en dirección a la rambla de Alcotas y pronto encuentras el rumor del agua en la zona encañonada.
Mis temores se confirmaron. Bajaba agua y dudamos sobre si proseguir o subir de nuevo a la Peña Cortada. Aquello tenía una pinta increíble así que nos echamos "pá lante" dispuestos a hacer todo lo posible por rematar la faena.
La rambla se iba estrechando e íbamos sorteando el agua con las piedras y las paredes muy resbaladizas. Fue muy divertido y en algún momento hubo que echar el pie al agua. El lugar merecía la pena y hubo que hacer algunos pasos de escalada sencilla. Pero cuando estabamos a punto de cumplir el objetivo nos encontramos con el tramo del cañon más estrecho con cuatro palmos de agua fría y algo cenagosa. Ana aún se atrevió unos treinta metros hasta una preciosa cascada de la que los demás solo oíamos su sonido celestial.
Tras una accidentada vuelta, retomamos el camino que subía a la Peña Cortada y a los coches. Aún cogimos desde el aparcamiento la variante de la rambla para hacer el camino lo más cerca del punto donde habíamos abandonado y de paso poder admirar una vez más el acueducto desde el fondo del barranco del Gato. Si decidís algún día hacer esta variante debéis tener la precaución nada más rebasar el pequeño embalse de cruzar al lado izquierdo de la rambla donde acabaréis encontrando el sendero que está muy perdido, ya que la zona de la derecha acaba por no conducirte a ningún sitio.
Acabamos el día visitando "la playeta" de Chelva y los cafés del pueblo.
En fín, si podéis no dejéis de hacer la ruta de la manera que la hicimos porque como lo que vende una amiga en su tienda de Chelva, es una auténtica "delicatessen".

Anónimo dijo...

El video no funciona

PEÑA RAMIRO penyaramiro@hotmail.es dijo...

Ya funciona!!
En ocasiones hay dificultades con el ancho de banda de internet. Perp tras la comprobación, el vídeo va con soltura.
De todos modos, te adunto el enlace:
http://es.youtube.com/watch?v=d238nAC8HJA
Gracias por tu colaboración!