jueves, 8 de enero de 2009

LAS DOCE MASÍAS DE ALCUBLAS Y ALTURA

Vamos ahora a hablar de las doce masías descritas como de la Cartuja de Vall de Crist.
Las masías eran una unidad de explotación dentro del señorío que producía todos los alimentos necesarios para el sostén de una familia, además de producir un excedente que se destinaba al comercio. El aprovechamiento de las masías que pertenecieron a Vall de Crist se daba de forma directa. En la documentación nos aparece la comunidad religiosa al frente de la administración directa de alguna de ellas. Las propiedades que eran gestionadas directamente por la Cartuja se explotaban por medio de unos trabajadores o jornaleros contratados e incluso criados. Quedó registrada su existencia en los documentos en los que se anotan los gastos (AHN, Clero, Libro nº 2646 y en ARV, Clero, Libro nº 349).
Los monjes no salían del recinto monástico para hacer trabajos de campo, pues eran una orden religiosa que vivía en clausura. Pero disponían de un pequeño huerto cada uno en el que podían cultivar para uso personal.
En la documentación del inventario que se hace con motivo de la exclaustración de la Cartuja en 1835 fueron descritas estas doce masías:

a.- Una masía titulada de Rivas con corral de ganado, pajar, bodega, 129 jornales de tierra panal, olivar viña, junto con otra hermandad denominada la torrecilla con 16 jornales contiguos a la masía. Sus tierras eran trabajadas con jornaleros contratados por la administración de la Cartuja, para las campañas agrícolas.
b.- Otra masía llamada de San Juan con dos hanegadas y 6 jornales, olivar, panal y viña. También pertenecía al término municipal de Altura. Disponía también de un corral de ganado conocido como de Berché, en Altura.

c.- La masía Cucalón con bodega, corral de ganado, ventador, pajar, era de trillar y unos 274 jornales de tierras panal y viña con la heredad de viña titulada de los Iguezales, estaba situada en el término de Altura, y también se ocupaban de su administración los religiosos al igual que la mayoría de los bienes ubicados en Altura, salvo pequeñas excepciones.

d.- Un corral de dicha partida titulado San Jayme con 88 jornales de viña en la partida de la murta, término de Altura, explotado por cuenta de la comunidad.

e.- El Corral titulado de Vergara o Vergadà con 22 jornales de tierra panal y monte blanco, también en Altura y administrado por cuenta de la comunidad.



f.- La Masía Abanillas
con pajar, era de trillar, terrado, cisterna de aguas, y además estaba compuesta por 140 jornales de tierra panal y olivar. Está en el término de Altura, y se trabajaba con criados del cenobio.

g.- La Masía Uñoz
con pajar y era de trilla, corral de ganado, cubo, bodega y 90 jornales de viña y panal con un trozo grande de pinar, a cuya masía se hallaban anexos el Mas de Torrejón sin edificio, con 8 jornales de viña y el terrado Mas Tejado con la partida de tierra de las majadillas compuesto de 104 jornales tierra panal y viña, y 4 jornales de tierra dedicada a huerta.



h.- La Masía las Dueñas de Abajo
en la partida de este nombre en Alcublas compuesta de pajar, era, terrado y unos 100 jornales de tierra panal. La tenía arrendada sin tiempo fijo Francisco Albalat. Quedó constancia de que se daba la partición de frutos y en este caso se llevaba a medias entre el arrendatario y la comunidad religiosa.

i.- La Masía Chupidilla o Dueñas Altas con pajar, era, terrado y 90 jornales de tierra panal, situada en Alcublas. La tenía arrendada Thomas Pérez, sin tiempo fijo. El precio del arrendamiento eran 24 cahíces de trigo.

j.- La Masía Valero con corral de ganado 22 cahizadas de huerto y 3 jornales de viña, olivar y algarrobar. Situada en el límite de los términos de Segorbe y Altura, esta era explotada directamente por la administración de la Cartuja.

Y con ello concluimos esta somera visión de las Masías dependientes de la Cartuja, y cuyos nombres nos son tan conocidos en la actualidad.

7 comentarios:

la mena dijo...

Sencillamente estupendo

la mena dijo...

Albalat, Pérez...apellidos alcublanos.

montesa enduro dijo...

Me gustaria saber la denominacion de "jornales" a que se referian ,de ocho horas de diez o de sol a sol,en aquellos tiempos no habian convenios salariales.

PEÑA RAMIRO penyaramiro@hotmail.es dijo...

Interesante cuestión, Montesa Enduro.

Si nos basamos en "Revolución y Restauración, 1868-1931", de J.A. Gallego y L.Suarez Fernández:
"en muchos casos, la jornada (o jornal) de campo, es de sol a sol, variable por tanto, según la estación; Seco calcula las 16 horas de trabajo por término medio en verano"
También indica que los jornales en Levante eran frecuentes entre los cinco y seis reales, aunque este tema será bastante variable según por zonas y actividades.

Saludos!!

Jose A. Planillo dijo...

Buen trabajo, chicos!!

No obstante, para el que quiera profundizar algo más, os dejo este enlace donde podréis descargar el trabajo que se publicó en las Actas del I Congreso Internacional sobre las Cartujas Valencianas, sobre "La Importancia de las Masías en la economía de Valldecrist" que presentó Jose Ángel Planillo (servidor).

Espero que también os guste ;)

PEÑA RAMIRO dijo...

Muchas gracias José Ángel, pero no nos has puesto el enlace.
Saludos!!

Jose A. Planillo dijo...

Opss!! Disculparme!! Se me olvidó darle al "pegar":

Ahora sí:

http://www.slideshare.net/JosengelPlanilloPort/la-importancia-de-las-masas-en-la-economa-de-vall-de-cristo

Espero que le saquéis provecho. Entre tanto, a ver si me pongo y lo actualizo, pues desde entonces he encontrado nuevos datos.

Un saludo, y continuad con esta magnífica labor.