lunes, 9 de febrero de 2009

ALCUNEWS (PERO DE HACE UN SIGLO...)

Os propongo un retorno al pasado, desde una noticia publicada en el diario "EL IMPARCIAL" (DIARIO LIBERAL, editado en Madrid y de tirada nacional) en el año 1908. Esta noticia se hace eco de un suceso acaecido en Alcublas.... que transcribimos por la mala calidad del original.
HAZAÑAS DEL OSCURANTISMO
APAGA Y VAMONOS DEL PUEBLO (POR TELÉGRAFO)
(DE NUESTRO CORRESPONSAL) Valencia, 18 (2,25 tarde)

En Alcublas, pueblo de esta provincia, no había paz desde hace mucho tiempo. El alcalde es liberal de himno de Riego. El dueño de la fábrica de luz eléctrica , potencia del pueblo, es un oscurantista. Esto de que sea oscurantista el dueño de una fábrica de luz no se comprende bien, pero es rigurosamente exacto.
El alcalde tenía asado a jugarretas al fabricante de luz; el fabricante de luz soñaba con la venganza. Las pasiones políticas y la luz mala ciegan al más pintado.
Ayer, cuando atardecía, el alcalde mandó que le alumbrasen el despacho... ¡Nada! No había luz.
Salió del Ayuntamiento hecho un basilisco. Se figuraba algo, pero todavía no se lo figuraba todo.
La criada salió a abrirle con una vela en la mano. El alcalde, furioso, soltó un manotazo terrible y la vela fue a romper un espejo. Aquello era demasiado. Se armó en la casa una tremolina terrible. Venga a darles vueltas a las llaves y la luz ¡como si no! No servía darle vueltas.
El alcalde no quiso cenar. Se marchó al Casino y empezó a arengar a la muchedumbre. La muchedumbre jugaba al tute desesperadamente.
- ¿Cuántos mandan aquí? - gritaba el Alcalde. Aquí yo soy el rey, el maestro es el rey, el de la luz es el rey...
- ¡Tute! - exclamó un socio que no daba paz a la mano en soltar naipes.
- ¿Cómo que tute? - Se deshizo el quid pro quo, siguió el alcalde su arenga, se inflamaron los ánimos, los jugadores soltaron las cartas y empuñaron los bastones, y unos por la libertad y otros por el oscurantismo, y otros porque no tenían nada que hacer en aquel momento, empezaron a repartirse palos, mogicones y patadas con un ardor belicoso que daba miedo.
Pero no era bastante, ni en Alcublas se terminan las cuestiones como en el Congreso. Los combatientes corrieron a sus casas y volvieron armados de escopetas y cuchillos.
Se armó la de San Quintín. Tiro va, tiro viene, mordiscos, puñaladas, repelones, toda la gama del ansia loca de agresividad que arrebata a los pueblos, así como a los individuos.
En Alcublas no hay Guardia Civil. Acudió la de Casinos y Villar del Arzobispo y puso paz cuando apenas quedaban los rabos. Sesenta, entre púgiles, escopeteros, arañantes y acocadores fueron presos.
Luego hubo otro número. Las mujeres se echaron a la calle en un grito, pidiendo la libertad de los detenidos.
Los heridos fueron muchos, entre ellos la esposa del oscurantista de la fábrica de luz, que recibió un balazo en un muslo.
Por ahora no ocurre más.

Para comprender bien estos sucesos, debemos situarlos en el contexto político, social y económico de aquellos años en España. En 1908 reinaba con 22 años de edad, Alfonso XIII. Esta época está marcada por una permanente crisis política: intervencionismo político del rey, división de los partidos del "turno" (liberales y conservadores), debilitamiento del caciquismo y un desarrollo creciente de los movimentos políticos y sociales contrarios al régimen de la Restauración.
Además, en este contexto de inestabilidad política, el país tuvo que enfrentarse a graves problemas sociales: agudización de las luchas sociales, la "cuestión religiosa", la "cuestión militar", consolidación del movimiento nacionalista en Cataluña y País Vasco, el "problema de Marruecos". Antonio Maura, político conservador, presidía el gobierno en aquel año.
En definitiva, un perfecto caldo de cultivo para que en Alcublas, como en el resto del país, hubiesen bandos enfrentados, intereses contrapuestos, rencillas no resueltas...

Aparte de lo asombroso que ha sido encontrar esta noticia de Alcublas, en un periódico de ámbito nacional, reconozco que ha sido un placer la lectura de la misma por la forma en la que está redactada y el léxico utilizado por el correponsal. Me ha recordado al genial MARIANO JOSÉ DE LARRA, del que recomiendo la lectura de sus inigualables artículos (http://www.cervantesvirtual.com/bib_autor/larra/articulos.shtml).

Pero aquí no acaba la cosa. Seguiremos informando de este suceso...

*Pulsando con el ratón sobre la imágen, se puede ver ampliada.

11 comentarios:

cambio climático dijo...

Eres un lince Penya! Espero que un día nos desveles tus fientes de información.
Artículo muy interesante, propio de ser guardado en archivos municipales.
Saludos Penya.

Anónimo dijo...

Curioso documento. Y creo que tienes razón, es muy significativo de lo que ocurría en la época.
Para que luego digan que Alcublas no está al día.
Un saludo y felicitarte por tu Blog.

Anónimo dijo...

Siempre hemos sido un pueblo muy visceral en temas políticos, y de todo tipo.
Lo increible es que aparezca un caso así en una portada de un periódico madrileño. Y más increible todavía es que lo hayas encontrado. Felicitaciones por ello.

la mena dijo...

Me ha gustado la frase última de tu entrada:
"Seguiremos informando del suceso"
Pues ya nos dirás!

El Duende dijo...

Desde 1908 a 2009, seguimos igual no tenemos en el pueblo Guardia Civil.

Anónimo dijo...

Desconocía bastantes cosas: ¿Había Casino en Alcublas?
Y por otro lado, el alcalde antiguo del conflicto que se narra, dice que es el de la central eléctrica. ¿Tendrá relación con la balsa del Tío Cubano?
Agradecería si alguien me sacara de estos entuertos.
Gracias por anticipado.

cambio climático dijo...

Y aunque sea una paradoja, en 1908 estaba en Alcublas como maestro Don Alejandro Pérez Moya, nacido en Miranda de Ebro.
Era un innovador pedagógico con numerosos escritos al respecto. Un baluarte en la llamada Renovación Pedagógica en nuestra Comunidad.
¡Qué diferencia entre estas ideas y las de los implicados en la pelea!

PEÑA RAMIRO penyaramiro@hotmail.es dijo...

Hay preguntas que hace algún lector cuya respuesta desconozco. La ubicación del casino es una de ellas. Y la balsa del tío Cubano (según me han comentado) se utilizó en tiempos para la producción eléctrica, pero no sé el nombre del Alcalde y dueño de la central.
De todos modos, agradecer a todos los comentarios efectuados. Y ya sabéis, el que aporte más información, bienvenido sea...!!

rafa dijo...

Cambio Climatico, he intentado encontrar escritos y tesis de Dº Alejandro Pérez Moya y solamente he encontrado una pequeña referencia en el artículo "Els mestres i la renovació pedagògica al Pais Valencià, 1886-1976" de Luis Miguel Lázaro Lorente. Te estaría muty agradecido si me lo facilitases.
J. R. Casaña.

cambio climático dijo...

Lo siento Rafa, no tengo ningún artículo suyo. Me lo comentó un compañero, pero intentaré preguntarle si él tiene algo.

rafa dijo...

¿Alguien sabe el nombre del señor Alcalde?
He mirado en el libro de Dª Dolores Domingo Comeche, Alcublas aproximación a su historia y no consta.