viernes, 20 de febrero de 2009

COMUNICACIÓN NO SEXISTA


Hay veces que lo damos por hecho; en otras ocasiones nos pasa desapercibido...pero si nos paramos a pensar, podremos apreciar tanto en prensa escrita como en televisión el empleo de un lenguaje sexista. Pero en ocasiones, éste hecho va mucho más allá que simples anuncios o frases desafortunadas. Nos impregna en lo más profundo de nosotros. Analicemos refranes, dichos populares, frases hechas, piropos...
- Al hombre de más saber, la mujer lo echa a perder.
- De la mala mujer no te guíes, y de la buena no te fíes.
- El vino en bota, y la mujer en pelotas.
- Antes queda dispuesta una embarcación que una mujer que se dispone a salir.
- Los hombres son demonios, eso dicen las mujeres; pero todas están deseando que el demonio se las lleve.
- Dios hizo el mundo y descansó; Dios hizo al hombre y descansó; y Dios hizo a la mujer y desde entonces no hay Dios que descanse.
- El melón y la mujer malos son de conocer
- Si pariente has de ser por parte de la mujer
- La mujer bigotuda desde lejos se la saluda. (Se ve venir con su bigote)
- El hombre propone, Dios dispone y la mujer descompone.
- Más vale ser mujer honrá, que no puta mal pagá.
- Hombre, de la mujer no te asombres. (Échale valor)



- Amor reñido, es más querido. (La pelea trae mejor reconciliación)
- Mal de muchos, remedio de tontos.
- San Pascual Bailón, patrón de la mar, si me das un novio, me pongo a bailar.
- No hay sábado sin sol, ni mocita sin amor.
- Qué bonita vienes, qué bonita vas, el año que viene tú me lo dirás. (Al entrar una novia en la iglesia)
- En puerta cerrada llega el demonio y se vuelve. (Estar recogida en la casa)
- Una madre y una hija caben en una botija; una suegra y una nuera no caben en una era. (La misma u otra sangre)
- Te vas a quedar para vestir santos. (Mocica vieja)
- La suerte de la fea, la bonita la desea.
- Más pueden dos tetas, que dos carretas. (Poder femenino)
- Tira més un pel de figa que una maroma de barco
- Se la come la mierda. (Sucia).
- La madre que te parió que tranquila se quedó. (pesado)
- Viva la madre que te parió. (persona de fama)
- Mi mujer ha malparío, trabajo perdío. (refiriéndose a que al haber abortado no ha servido de nada el preñao)
- Qué alegría mi mujer parida. (gozo de ser padre)
- Por ti pasaría el estrecho de Gilbraltar montado en una gamba.
- Estás más buena que la carne que mi madre echa en la olla.
- La mujer como la sardina, en la cocina.
- Al revés del pepino son las mozuelas, por donde el pepino amarga, dulces son ellas.
- Está más sobá que los caños de la Huerta del Comendaor.
- Me comería tus harapos aunque me diera un cólico de trapos.
- Estás más enjuta que una cabra.
- Está más loca que la yegua Juan Zumba.
- Está la tía como una orcica de miel.
(A la vista de una mujer pechugona)
- Con vacas como esa no se hubiera tenío que ir Pinea a Barcelona.



Si consultamos la web de Amnistía Internacional (http://www.amnistiacatalunya.org/) veremos como los refranes, los tópicos, que pasan de generación en generación de manera jocosa no hacen sino consolidar una serie de relaciones de violencia machista. A menudo la sexualidad y la violencia suelen ir unidas en dichos donde las palizas y el amor se presentan como dos caras de la misma moneda. ¿Significa esto que la agresión se percibe como un medio de placer sexual, o solo se emplea este argumento para justificar tal conducta, para obligar a la esposa a quedarse o para evitar que sea infiel? No es fácil determinar el significado real de aquellos que recomiendan (¿frívolamente?) las palizas como un signo de afecto del hombre hacia su mujer:
-El afecto comienza al final de la vara.(Coreano)

-Cuando dos camellos se aman, se muerden y se dan patadas.(Turco)

-Si amas de verdad a tu esposa tienes que pegarle. (Tigriña:Eritrea)

-Donde no hay trompadas no hay cariño. (Español: Argentina,Bolivia,México;quechua)

-Ama bien; pega bien. (Inglés:EEUU)

-Los palos rompen huesos por amor. (Bielorruso)




A veces golpear se presenta como diversión, como un modo de hacer feliz a la mujer, de recordarle que su marido no la ignora, como se afirma en el hausa "Ahora es cuando empieza el matrimonio, como dijo la esposa abandonada cuando fue azotada con espinas". Se argumenta con ironía que, sin palizas, esta no puede estar segura de si su marido la ama. Sin palos, la vida conyugal es aburrida:
-Si tu amante te pega, es solo para consolarte. (Rumano)

-Recibir una paliza de tu amante es como comer una uva. (Árabe)

-Si no azotas a tu esposa, pensará que ya es viuda. (Armenio)
Algunos proverbios, en especial latinoamericanos, llegan a argumentar que la esposa ama a su marido gracias a las palizas, como el argentino "La mujer, como el perro, mientras más le pegan más quiere". La letra de un viejo calipso confirma este modo de pensar: "Tírala al suelo, te amará tanto... Agarra un trozo de hierro y golpéale las rodillas, te amará por siempre". Este amor insoportable se expresa en dichos que recomiendan porrazos, puñetazos, zarandeos, azotes, patadas, pisotones, etc.


Y como da de mucho este tema, seguiremos en otra ocasión, pero...



Basado en:


"COMUNICACIÓN Y LENGUAJE SEXISTA"

Míriam Civera Jorge (miriam.civera@uv.es)
Yolanda Cabrera (yolanda.cabrera@uv.es)
Lola Bañón (lola.banon@uv.es)
Profesoras Departamento Teoría de los Lenguajes
Universitat de València





4 comentarios:

El Clot dijo...

Considero que una pareja lo es hasta que se pierde el respeto.

Anónimo dijo...

Reflexiones clara y evidentes, aunque en ocasiones se enmascare esa evidencia.
Vivimos en un mundo sexista, y cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de ir cambiando ésto en la medida de nuestras posibilidades.
Tu blog va adquiriendo con el tiempo calidad, reflexión e ideas de todo tipo. El camino que iniciasteis va cogiendo forma, y forma positiva. A pesar de las críticas veladas que se leen en otros lugares.
Enhorabuena por vuestra trayectoria. Me ha encantado esta entrada.

no por mucho madrugar dijo...

Muy buena entrada Penya. De vez en cuando hace falta reflexionar sobre este tema, que nos afecta a todos y en el que todos estamos implicados. A mi parecer, la base fundamental que falla en las conductas machistas es el RESPETO hacia los demás, independientemente del género, raza, etc; así como el RESPETO hacia uno mismo.
Cuando no hay respeto, hay maltrato (físico o psicológico), engaño, desconsideración, vejaciones, humillación, desinterés... Estamos hablando de actitudes, de valores, de normas de convivencia. Hay que empezar a trabajar para que las cosas cambien en el siglo XXI.

Anónimo dijo...

Qué temporada llevas! Calidad y cantidad. Ya veremos como acaba tu blog, porque con la marcha que llevas... Y las mejores señales son los comentarios proteccionistas que leo por ahí.
Coincido con los comentarios anteriores que se trata esta de una excelente entrada.
Sigue, sigue, sigue...