miércoles, 4 de marzo de 2009

RUN RUN... LA PAVA (HISTORIAS XXL)

En esta ocasión estamos de sobremesa. Una sobremesa lluviosa que incita a la conversación. De nuevo los tres amigos, de nuevo historias nuestras, de nuevo... Lo recuerdo como si fuera ayer. Aquel avión que se estrelló en el collao Herrero y la rocha Juliana. Subiendo de la Pedrosa, y en vez de venir por el camino que se viene ahora, pues por abajo.
Yo ví cómo se quedó clavada la ametralladora. Pegó al caer, en el camino, porque el avión cayó de golpe. El aviador estaba dentro muerto, iba dentro muerto. Le pegó La Pava, lo ví yo. Yo estaba en el collao Herrero y le pegaron un tiro en el aire. Fue como un chispazo, yo no ví más que un chispazo y el avión cayó desplomado abajo.
(Fotos del sitio exacto donde cayó el avión republicano)



Habían tres cazas atacando a La Pava, las balas pegaban por ahí y ahí. Hacían un ruido del demonio. Le entraron los cazas a La Pava y de repente pafff, uno de los aviones se pegó fuego y en el aire y cayó en esas risclas. Se pegó fuego todo hasta el alto. Se quedó clavado un trozo de la ametralladora en el suelo, y estuvo allí tiempos y tiempos.



Del aviador no se conocía na, yo lo único que ví, ésto (refieriéndose a una pierna), ésto (la cadera), por hay, y la parte de atrás, el espinazo. Habían restos por todos lados, no quedó ni garra. Era de los rojos.


Iba La Pava aquella, cuando iba La Pava aquella, iba...Le decíamos La Pava porque iba run run run... muy despacio, andaba menos que un sapo. Siempre iba por ahí, a vigilar. Aquí cuando vino el bombardeo, aquí en el pueblo, pues, el día de antes estaban haciendo la instrucción ahí en Despeñaperros, enseguida pasó La Pava y les grabó la partida.
Al día siguiente vinieron a bombardear. Pero La Pava hizo todo el reconocimiento y les dio el croquis donde estaban situados. Por eso les tiraron las bombas tan pronto...
Creemos que estos hechos ocurrieron el 22 de Febrero de 1938.

Mi amigo se quedó en silencio. Parecía que no quería seguir recordando... Y en eso que cambió de tema.

Me acuerdo cuando al campo de aviación nos acercábamos de chiquillos, cuando oíamos que iban a aterrizar. Yo tenía 9 años y... ¡mecagüen!, cosa de chiquillos:
- ¡Que vienen las moscas a aterrizar!
Y subíamos corriendo al campo de aviación, ¡mecagüen!, tos pallá. Ibamos carretera arriba y antes de llegar a la Balsilla, nos sale un militar y nos dice:
- ¿Ande vais vosotros?
- ¡Dónde hemos de ir! A ver los aviones.
- ¡Mecagüen! Huyyy. Iros pa bajo, que si explota uno no quedáis ni garra. ¡Aquí morís todos!
A nosotros que nos dijo que nos íbamos a morir todos... cogimos esa carretera pa bajo y bajamos... (se ríe).
Nos atemorizaron aquel día, que íbamos todo ilusionados a ver los aviones...

Y cosa de chiquillos...



En Alcublas, además, se instaló un puesto de mando del ejército republicano en la retaguardia en una de las viviendas de la actual Plaza José Mª Castillo que, según cuentan los más mayores, también tenía un túnel subterráneo.
Los Heinkel He 46 (como el de la foto superior) reciben por parte de los nacionales el apodo de “Pava”, pero lo cierto es que en 1938 se consideraba a estos aparatos como poco adecuados para misiones de primera línea. Por entonces todos los He 46 habían sido destinados a la Escuela de Tripulantes de Málaga, por lo que difícilmente podrían haber participado en las acciones sobre Alcublas. En las poblaciones del litoral valenciano (y supongo que también en Cataluña) se conocía popularmente como “la Pava” a cualquier aparato que bombardease la zona (los objetivos más frecuentes eran instalaciones portuarias).

A los testigos directos del bombardeo y a viejos de Alcublas, por ejemplo, también les oigo citar a "la pava" al referirse a un avión pesado de bombardeo. Casi siempre coinciden en que eran lentos, por lo que supongo que eso descartaría sobrevuelos de SM79 ó SB2 y seguramente se referiría a los Ju-52, SM81, hidros y similares, con velocidades inferiores.

Varias personas con las que hemos hablado aseguraron haber crecido escuchando las historias que les contaban sus mayores sobre el conflicto bélico. “Ellas siempre me decían que antes de que cayesen las bombas pasaba un avión que alertaba de la llegada de los bombarderos. De hecho, las dos recuerdan perfectamente que la gente gritaba ‘¡que llega La Pava!’ -así se conocía popularmente al avión Heinkel-46 alemán- y no tardaban mucho en meterse en el refugio”, explicó.

Era un momento de mucho trasiego: El tráfico por la carretera de Ademuz y de Alcublas era incesante. Los camiones rusos transportaban piezas de artillería e incluso, por su escasa envergadura, los aviones “Moscas”.

En resumen, La Pava era un avion de observacion, enlace y bombardeo ligero, aunque creo que los republicanos llamaban "Pavas" a todo avion que volaba lento.


14 comentarios:

Anónimo dijo...

Un diez, Penya!!!
Buena labor de recopilación. Sigo con lo que te dije el otro día: esperamos más cosas.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Buen artículo. Espero que sigas por ese camino, está muy bien. Y te rodeas de buenos contactos!

Anónimo dijo...

Menuda foto de pueblo habría en aquella época. Entre la incomunicación y la coyuntura del momento, sería desolador.

toni (A.C.L.A.) dijo...

Una entrada magnífica. Muy importante la tradición oral para recuperar lo que no está en los libros.

Muy buena documentación, el plano del aeródromo, una joya.

En nuestra última etapa de senderismo pasamos por ese lugar y comentamos el derribo de ese avión, a mi particularmente esos hechos históricos me impresionan.

La Memoria Histórica sirve para eso, para recordar los errores cometidos y no volver a caer en ellos.

Ojalá que NUNCA MAS ningún alcublano, ni ninguna persona tuviera que asustarse al oir el ruido de un avión sobrevolandole.

Gracias y enhorabuena.

Tle Last Samurai dijo...

Coincido con anónimo en darte un diez por el artículo.
Bien redactado, y muy bien documentado.
Tontería que te diga, que tu amigo es una mina, al que tendrás que sacar toda la información que sepa, para poder recoplilarla y ponerla por escrito, para que no se pierda.

la mena dijo...

Por artículos así bien vale la pena abrir el internet y entrar a curiosear en los blogs.
Y lo bueno que tienes, Penya, es que les has puesto las pilas a otros medios cercanos. Eso es bueno.

míriam dijo...

Enhorabuena Penya!!!



Me ha encantado el artículo. El puesto de mando en la Pz./José María Castillo estaba en el número 7, en casa de mis bisabuelos. Mi abuelo Isidro me lo contó un montón de veces. En una ocasión lo publiqué en Levante-EMV con motivo de un artículo de los refugios de Villar del Arzobispo. El túnel estaba en la entrada y conducía hasta la actual Pz./Casinos (era de la Tía Ana)

Míriam

PEÑA RAMIRO penyaramiro@hotmail.es dijo...

Agradecer a los Anónimos las felicitaciones. Me sonrojo al leer tanto enjabonamiento, pero la entrada sobre el jabón fue de ayer (es broma...)
Y lo que dices es cierto, Toni, la tradición oral es complementaria a la que aparece en los libros. Y voy un poco más allá, en ocasiones es bastante más válida por estar menos manipulada. Ya sabes que la historia la escriben los vencedores...

Por último, darte de nuevo la enhorabuena, Last Samurai, por tu excelente artículo sobre el jabón y sus recuerdos. Y decirte que entra en nuestros planes (aunque siendo una idea tan ambiciosa llevará su tiempo) el realizar un libro sobre relatos de la tradición oral alcublana. Tenemos ya mucha información recogida y referenciada. Para ello acabamos de formar un equipo de trabajo con personas con la capacitación adecuada tanto en método como en formación necesaria para llevar a buen puerto semejante propuesta.
Que sirva este comentario de invitación a toda aquella persona que desee participar en este proyecto abierto.
Saludos!!

cacao con corfa dijo...

Enhorabuena Peña. Es la segunda vez que entro en el blog,pues acabo de conectarme a internet aqui en el pueblo.Me has dejado sorprendidisimo con el artículo pues soy un entusiasta nato sobre el tema. Me gustaría escribir todos los días pero mi trabajo me lo impide, pues subo y bajo todos los días, pero a veces tengo que dormir fuera.
¡SIGUE ASÍ!

rafa dijo...

Sigo sin saber, si como me dijeron a mi el aviador era rubio. Ya se que era rojo, me falta lo del pelo.
Fuera bromas, como tu me dices a veces deberías de estirarlo mas.
Pero es muy bonito conseguir información.

enólogo dijo...

Otro diez penya!
Saludos y ánimo.
Y ya me tienes ansioso con el Davinci este.

Anónimo dijo...

Es una historia que engancha al leerla. Muy buena idea eso de recopilar este tipo de historias para preparar una publicación.
Si la haces con detenimiento, tiempo y material adecuado, el éxito lo tienes seguro.
Animo Peña.

cacao con corfa dijo...

Se me pasó ayer darle la felicitación a The last Samurai, por su exposición fidedigna de como hacer el jabón casero.
¡ EXCELENTE !

curiosidades dijo...

CURIOSIDADES:
El doctor John Smith Pemberton, inventor de la COCA-COLA en 1886,vendía nueve botellas diarias en su farmacia...

...Aunque parezca mentira,el pelaje del oso polar no es blanco,pues carece de color. Se trata de un efecto óptico producido por las minúsculas burbujas de aire que se esconden bajo su pelaje y que actúan de aislante térmico. Estas burbujas de aire dispersan todas las longitudes de onda de forma igual,de modo que la luz del sol dispersada parece blanca....