jueves, 30 de abril de 2009

VIRGEN DE LA CUEVA SANTA

Conversión de la mora Aixa.

Salvado de la pirotecnia.

Éxtasis del Beato Nicolás.

Ysabel Monserafia, el milagro de la paloma.
En su cesta aprisionada.

León amansado.

Pastor resucitado.

Fuente del Berro.

Curación del leproso Monserrate.

Aparición al pastor.

GIN, GIN, GIN

Lo de las ginebras, como tantas otras cosas, es un mundo complejo y con relaciones muy difíciles de valorar entre la calidad y el precio... Azules, con pepino... hasta con azafrán, como esta Saffron Infused Gin.
Beefeater también hace otras cosas...

Citadelle es un gin francés que cada vez es más popular. Las 19 especias con las que se elabora esta peculiar ginebra le confieren un sabor único, complejo y bien equilibrado.


¿La habíais oído? Bulldog: Amapola natural. Ojo de Dragón. Hojas de Loto. Unido a un toque cítrico crujiente que le aporta a esta nueva raza un giro provocativo y equilibrado. Destilación cuádruple utilizando alambiques tradicionales de cobre, triple filtrado, es una ginebra ultra-refinada que se puede disfrutar sola acompañada únicamente con hielo para apreciar mejor su suave acabado.
Un amigo me la recomendó: La base es un destilado de cebada, cosa inusual en una ginebra pero que recoge la herencia del whisky escocés. Embotellada a 60% refleja la latitud de las Shetland 60a norte. Aroma y sabor intenso a hierbas, sorprendentemente delicada, limpia, suave con aromas intensamente florales. Blackwood´s.


Gin Xoriguer de Mahón. Recuerdos de la pomada...



Otra francesa que no he probado, pero de la que hablan y no callan. La probaremos.


Todo un clásico de lo azul (ésta sí que lo es): London Gin. La ginebra London Gin se caracteriza por su color ligeramente azulado, elegante aroma y su suavidad en el paladar, notas diferenciadoras gracias tres claves: la calidad del alcohol puro de grano inglés, su laborioso y artesanal proceso de destilación y la calidad de sus ingredientes botánicos.
Otra francesa muy premiada, la G-Vine. Se trata de un nuevo concepto de ginebra que rompe con la clásica ginebra británica, y que se caracteriza por su gran complejidad.
Y llegamos a la famosa del pepino: Hendrik´s. Con ella preparamos unos gin-tonics diferentes. La ginebra Hendricks es elaborada de forma totalmente artesanal siguiendo su vieja tradición. Su producción es limitada, doscientos litros en cada destilación. Su nota verdaderamente característica y genuina, es la adición durante el proceso de destilación de infusión de rosas de Bulgaria y de pepino.
Fruta para el gin-tonic: aquí hay muchas interpretaciones, que si el pepino, que si la lima, etc… Si se quiere un cítrico debe ponerse la piel de la lima o, en el peor de los casos, raspaduras de la corteza del limón… ¡Nunca una rodaja de limón! El que haga eso debe dejar de ser amigo e, incluso, negarle el saludo por la calle. Más allá de los cítricos, lo que eleva el gin tonic a un nivel superior, es utilizar calabaza o manzana, rodajas grandes sin piel. Estas verduras o frutas no dejan sabor, sino mucho aroma. La manzana, de hecho, coge el sabor de la ginebra y se puede comer al final.


¿Y el hielo?
Hielos: importante, más de lo que se cree. Hielos grandes y realizados con agua mineral; hay que evitar bandejas de hielo con agua corriente con cloro. Inaceptable.
London Gin GOA, otra inglesa tan aromática como suave.

Con la Martin Miller´s hay gente que hace cosas extrañísimas, uns infusiones o reducciones.
Reducción de ginebra: hay que coger unos 200 ml de Miller´s, que se pone a hervir; adicionalmente se coge un bote de bayas de enebro y se machacan en un mortero, que después se añaden a cocer. Se deja hervir unos minutos hasta obtener una reducción de un licor marrón. El líquido se deja enfriar y se introduce en un spray de repostería o de aceite.

Ya me contaréis...

miércoles, 29 de abril de 2009

LA PEÑA RAMIRO

Después de recoger a Toni nos fuimos hacia el término de Andilla y nos separamos, quedando en vernos más tarde, en el mismo punto en el que nos habíamos separado.
Yo estaba afanado en la búsqueda y sentía, como si alguien me estuviese observando, no se... era una sensación extraña.

Al girarme se me apareció impresionante la Peña Ramiro y me dije buena ahí esta, con toda su fuerza, me puse a fotografiarla, para después enviárosla, como un pequeño homenaje a la labor que estáis haciendo.


RECORDS.
J.R.Casaña (Rafa)



EL MILAGRO DE LA PALOMA

El próximo sábado 2 de mayo iremos andando en peregrinación a la Cueva Santa. El domingo pasado fueron las gentes de Altura quienes lo hicieron.
Aprovechando la mañana fuimos hacia Altura pues sabíamos que cerca del pueblo estaba señalizado el Milagro de la Paloma.


Dice la leyenda que una pastora de Jérica iba a la Cueva a por la imagen de la Virgen para llevársela a un familiar enfermo. Al llegar a este punto del camino miraba la cesta y veía que la Virgen había desaparecido. Volvía a estar en la Cueva...

En el año 1574, en Jérica, el matrimonio formado por Isabel Martínez y Juan Monserrate se les desterró del pueblo, debido a que Juan, había contraído la lepra, enfermedad entonces maldita. En su largo y desolado caminar, llegan a esta Cueva, de la que ya habían oído que en ella tenia su morada una Virgen que obraba milagros a los más necesitados. Isabel, al ver la Virgen, le pide curación a su marido, mientras que a la vez iba lavando las heridas de este con el agua que destilaban las paredes de la gruta. Al noveno día de lavados y rogativas, Isabel contempló atónita como todas las llagas de su esposo habían desaparecido por completo, así como también los dolores que estas le causaban.


Entusiasmados por la buena nueva, deciden retomar el camino a Jérica con la esperanza de ser de nuevo admitidos, pero los jurados de la villa, toman repentina curación por brujería y los repudian de nuevo. Con todas las ilusiones destrozadas, vuelven a la gruta, donde se encontraron a una pareja formada por un fraile, y una anciana en traje de luto. Al ver aparecer al matrimonio tan tristes, les preguntaron qué era lo que les causaba tal tristeza, y el matrimonio les relató emocionados los hechos. Al acabar el relato, el fraile extrajo un pergamino y escribió unas letras a los jurados de Jérica para certificar los hechos.
De nuevo Juan e Isabel parten hacia Jérica con nuevos ánimos, y al llegar a sus puertas, piden que se acercase el Justicia, al cual entregaron el pergamino escrito por el religioso, como prueba de la ausencia de brujería, y sí del favor Divino. Pero ocurría que cuando este intento leerlo, las palabras se volvieron borrosas, resultando el texto ilegible. El Justicia, entregó el pergamino a los Jurados, pero a estos les ocurría lo mismo. Así que finalmente fue a parar a manos del Párroco, que tras leer el contenido, observo que tales palabras sólo podían haber sido escritas por mano santa, y tras escuchar las descripciones dadas por Juan e Isabel, ahora ya readmitidos, sobre quienes les habían entregado el pergamino, el cura no dudo en afirmar, de que habían sido la mismísima Virgen, acompañada por S. Vicente Ferrer (hermano de Fray Bonifacio) los autores de dicho manuscrito, organizando para el siguiente domingo, lo que fue la primera romería de acción de gracias a la Cueva Santa.

Isabel, pese a ver sido readmitida en su pueblo, no olvido a la Virgencita que tanto le había ayudado, y cada sábado subía, a veces con más gente, a limpiar la cueva y ponerle flores a la Virgen, quedándose allí a pasar la noche. Una de aquellas noches, los perros empezaron a ladrar y a ponerse nerviosos, y al ir a ver que ocurría encontraron a un matrimonio acompañado por su hija, a que invitaron a entrar y dieron de cenar, y al preguntarles que de donde procedía, estos respondieron que de Altura. A la mañana siguiente, al despertar, el matrimonio y la niña ya habían partido, y tras indagar si alguien los conocían, se dieron cuenta de que habían sido visitados por S. Joaquín y Sta. Ana, acompañados por la Virgen niña, que habían bajado de Las Alturas.
Pasó el tiempo, e Isabel, que se encargaba permanentemente de los cuidados de la Cueva, observaba que en la cueva la imagen no estaba segura, pues aparte de que entraba mucho ganado, comenzaban a subir moriscos buscando, no a la Virgen, sino el agua que curaba, aunque sí que dejaban limosnas por los "favores" que "el agua" les hacia. Visto lo visto, un día, decidió llevarse la imagen a su casa de Jérica, así que cogió a la Virgen, la metió en una cesta de mimbre, y comenzó a caminar. Pero al llegar a la cercana fuente de Rivas, abrió la cesta y observó asombrada que la Virgen ya no estaba. No muy convencida, pensó es que de las ganas igual se le había olvidarlo cogerla, cosa que casi se terminó de creer cuando al subir de nuevo a por ella, la encontró en el mismo lugar del que la había cogido.
Pero Isabel no desistió de su idea, así que esta vez, una vez metida la imagen la cubrió con hojas de higuera y ramitas para que no se le volviera a escapar, además pensaba bajar hasta Jérica sin descansar para no tener que abrir la cesta. Emprendió de nuevo el camino, y al faltar unos kilómetros para llegar a Jérica, abrió la cesta para ver si la imagen todavía estaba, no fuera a ser que al llegar al pueblo la tomaran por tonta. Y cual fue su sorpresa, al destapar las hojas, descubrir que de nuevo, la Imagen Divina había vuelto a desaparecer. Entonces ya comprendió Isabel, que la Virgen quería estar en la cueva que ella misma había elegido, para poder allí atender a cuantos se lo solicitasen.
En los dos lugares en que Isabel descubrió que la imagen no estaba en su cesta, se ha erigido unos pilones como señal, uno al lado de la carretera unos metros más arriba de Rivas, a la izquierda, y el otro en el camino por el que vienen en romería los vecinos de Jérica.

martes, 28 de abril de 2009

NOTICIAS DEL RINCÓN


Torrebaja recuperará el área del Mirador de Torre Alta.

Míriam Civera, Torrebaja.

El Ayuntamiento de Torrebaja y la diputación colaboran en la recuperación paisajística del área del Mirador de Torre Alta. El proyecto municipal para la restauración del paraje está incluido en el Programa de Recuperación de Espacios Degradados, con un presupuesto de licitación de 102.958 euros. El área del Mirador de Torre Alta se encuentra actualmente en un notable estado de degradación, con presencia de escombros y basuras, invasión de malas hierbas y erosión del terreno. Las tareas de recuperación ambiental persiguen convertir zonas degradadas o con un cierto interés paisajístico, pero en desuso, en parajes de utilidad pública, mediante el incremento de su atractivo natural y sus posibilidades de disfrute. Los trabajos se realizan según las características de cada zona, mediante la utilización preferente de especies vegetales autóctonas y materiales naturales, como la madera y la piedra.

EL VALOR DE LAS PALABRAS

Rastreando en la hemeroteca digital, hemos encontrado esta pequeña reseña que hace alusión a Alcublas. Relata unas jornadas de caza de varios amigos de Valencia en nuestro pueblo.

(pinchar encima para ampliar)


Este "grupito de amigos", con la excusa de la caza, debieron correrse una juega monumental... Se trataba de "señoritos" de la ciudad que vinieron a Alcublas a gozar de nuestros montes y de nuestra riqueza cinegética... Por lo que se desprende de la reseña no debieron pasarlo muy mal... a pesar de definir Alcublas como "el pueblo más descuidado de toda la provincia".
El descuido lo tuvo quien redactó esta pequeña crónica. El lenguaje es un arma poderosa y hay que intentar usarlo con elegancia. En este caso y a pesar de los 124 años transcurridos, la frase nos ha parecido ingrata y demasiado categórica.
Todo se puede decir... pero las formas son tan importantes como el fondo.

En eso los ingleses son veraderos artistas, argumentan brillantemente incluso cuando te están diciendo del mal que te tienes que morir... pero nunca ofenden.

Los visitantes urbanitas de hace más de un siglo, investidos con "aires de grandeza" y de un "valencianismo" desaforado, aparecen ante nuestros ojos en pleno siglo XXI como unos perfectos PEROLEROS...

lunes, 27 de abril de 2009

PROGRAMACIÓN DE PRIMAVERA ALCUBLAS

Os adjuntamos la Programación de actos de Mayo:


ME GUSTA EL FÚTBOL...

El otro día, hará dos o tres semanas, estaba viendo un partido de fútbol por televisión en Alcublas con los amigos, comentando jugadas, chillando que si es penalty o no es penalty... y de repente me dije, ¡“leche”! por qué no hacer un artículo sobre el fútbol de Alcublas. Cuándo se empezó a jugar, quién jugaba en aquel entonces, dónde se jugaba, etc.
Empecé a partir de esa tarde a ir cogiendo ideas, a quién preguntar, quién podría darme información sobre el tema y mira por dónde la suerte se cebó de mí……Lo tenía al lado de casa. Tengo que dar las gracias a Emilio Civera porque por él vamos a retroceder un poco en el pasado futbolístico de Alcublas.

LOS INICIOS DEL FUTBOL EN MI PUEBLO.

Aunque tradicionalmente a principios del siglo XX el deporte más popular en el pueblo era la pelota a mano, en sus diversas modalidades, según me cuenta que le decía su padre (nacido en 1903), es más o menos sobre 1917 cuando se empieza a practicar el fútbol en Alcublas. Todo empezó por un secretario que estaba en el Ayuntamiento por esos años gran aficionado al fútbol y que empezó a practicarlo con los jóvenes del pueblo y a iniciarlos en sus normas. No podéis imaginaros cual fue el primer “campo de fútbol” de Alcublas. Se empezó a jugar en el Planillo, actualmente c/.S. Antonio (del molino hacia abajo).
Algunos jugadores que destacaron en esa época fueron entre otros, el chico del tío Piné, Eliseo Martínez y Arsenio el “Doñero”.
Se siguió jugando en el planillo más o menos hasta los años treinta ,que es cuando se pasaron a jugar a un sitio un poco más llano, pero no mucho mejor, en un bancal en el Trúl de Botarga que tenía perdido el Tío Gabriel. Los partidos se jugaban normalmente bien entrada la Primavera, hasta finales del Verano, porque ya sabéis que el Invierno en el pueblo es crudo…. Me dice el Tío Emilio que allí se siguió practicando el fútbol hasta los años cuarenta llamándose el equipo Alcublas C.F. siendo el equipaje camiseta de rayas rojas y negras. En esta época destacó como jugador Pepe Froilan.

-A partir de esta década de los cuarenta es cuando yo empiezo a jugar al fútbol y es por eso por lo que guardo más recuerdos, me dice.
En esa época se forman dos equipos más en Alcublas, uno era el del Frente de Juventudes (que por cierto duró muy poco tiempo y sus jugadores se enrolaron en las filas de los otros dos equipos) y el CD Alcublas cuyo equipaje era de color blanco. Por cierto, yo fui el primer presidente de los blancos; secretario, Eliseo Martínez y depositario Pepe Gimeno. La sede que teníamos era el bar de La Tía Roya (Tona la Roja), situado en la plaza (puerta con el arco, frente a la Iglesia). Como anécdota me cuenta que igual jugaban descalzos que con albarcas, hasta que el Tío Calistro el padre de Eliseo nos ofreció adelantarnos el dinero para comprar botas, devolviéndoselo cuando pudiésemos, como así hicimos.

Basándose en el color de los equipajes los llamaban popularmente como los Rojos y los Blancos. Jugadores destacados en el equipo de los blancos fueron Eduardo Espinosa, el hijo del guarda forestal y José Capa. En el equipo de los rojos destacaron Miguel Vicentón, como portero y Agustín García (Mollitas) como defensa. Fue en esta época cuando los tres equipos deciden hablar con el Sr. Alcalde para que les proporcionase algún terreno para poder hacer un campo de fútbol, el cual accedió y se compró el terreno donde actualmente se sitúa el campo. Aunque en ese momento eran dos bancales con mucho desnivel y con una construcción en ruinas, que había sido cuartel del regimiento de artillería de Paterna, que regularmente venían al pueblo a practicar el tiro.
...PERO ESTO SERÁ YA PARA OTRO DÍA.

PALLAMIN.

sábado, 25 de abril de 2009

LA SERRANÍA SOLIDARIA

La comarca de Los Serranos sigue siendo, un año más, la más solidaria en cuanto a donaciones de sangre se refiere. Los Serranos vuelve a encabezar la lista de donaciones de sangre en la provincia de Valencia
Míriam Civera, Aras de los Olmos.


La comarca de Los Serranos sigue siendo, un año más, la más solidaria en cuanto a donaciones de sangre se refiere. En 2008, de cada 1.000 habitantes censados 77,85 fueron donantes. Un registro similar al de años anteriores. En 2007 el porcentaje ascendió a 78,92 de cada mil y en 2006, aunque un poco inferior - 68,6- siguió encabezando el índice de donaciones por comarcas. De esta manera, los vecinos de los 18 municipios de Los Serranos siguen siendo los que, proporcionalmente, mayor número de extracciones sanguíneas aportan al banco de donaciones de la Comunitat Valenciana seguidos de otras comarcas del interior como la Vall de Cofrents (72 de cada 1.000), la Vall d’Albaida (58,5 de cada 1000) o la Plana Utiel (55 de cada 1.000). Unos datos que muestran la mayor concienciación de la gente de los municipios del interior sobre la importancia de las donaciones. Aunque en estas cifras, obviamente, hay que tener en cuenta la gente que tiene en estos municipios su segunda residencia y aprovecha los períodos vacacionales para donar sangra cuando las unidades móviles del centro llegan a su localidad.
De toda la comarca la población que ha alcanzado un mayor índice de donación ha sido Aras de los Olmos, con un 215,46 por mil habitantes (92 donantes en el año/427 habitantes). Otras localidades como Villar del Arzobispo o Alcublas siguen a Aras en la clasificación. El municipio que menos donaciones registra es Calles, con un 34,17 por mil habitantes (15 donantes en el año/439 habitantes). En 2007, los areños alcanzaron cifras de 282,44 por mil habitantes. A lo largo del año los centros de transfusión móviles suelen visitar una media de cuatro veces estas localidades.