martes, 21 de abril de 2009

EL TÍO PANCHO

Bueno… aquí estoy de nuevo para intentar relataros la vida de otro “alcublano” peculiar. Se trata de MIGUEL SERRANO MAÑES. Quizás este nombre no os diga nada, pero si os digo que se trata de “EL TIO PANCHO” seguro que si que os viene a la cabeza, sobre todo a los de mi generación hacia detrás.El Tío Pancho nació en Alcublas el 26 de Junio de 1905. Por circunstancias de la vida tuvo que bajarse a trabajar a Valencia muy joven. Trabajó en la huerta durante bastantes años, al cabo de los cuales conoció a una guapa madrileña sirvienta de los Duques de Valencia que, por razones políticas, tuvieron que huir a Francia, cosa que ella no hizo y se vino a Valencia a trabajar en "Los Hermanitos de los Pobres”. Se trataba de Luisa Campillo Fernández (22-7-1912-----11-8-2007).
Permitidme que os cuente una anécdota de Luisa que no puedo pasarla sin que la sepáis. La metieron en la cárcel a ella y siete compañeras porque decían que habían delatado a un sacerdote y creían que lo habían fusilado. Pues al cabo de año y medio de estar en la cárcel, gracias a una monja que era del asilo donde trabajaba, le dice: - Pero Luisa, ¿tú que haces aquí ?.
- Mira nos han encerrado porque dicen que dimos un chivatazo de un cura...
- Pero, ¿qué dicen?. ¡Si ese cura está más vivo que yo!, desapareció de repente porque su hermana lo escondió para que no lo pillaran y lo mataran (caso parecido al de las Trece Rosas, pero sin muertes).
Bueno, seguimos con el Tío Pancho. Estando en la huerta ya estabilizados, les vino una riada, la de 1949, que según me cuenta destruyó toda la huerta, barracas, casas, ganado, etc., Total que se quedaron con lo puesto y no tuvieron más remedio que venirse a Alcublas. Al principio él no trabajó en el Ayuntamiento, iba a trabajar a “jornal“ donde saliese, a segar, a cortar leña, a hacer pozos, etc., así durante unos cuatro años hasta que en 1953-4 entró en el Ayuntamiento. Allí hacía las funciones de Sereno, arreglos de algún camino, enterrador, etc……. Su trabajo de Sereno lo comenzaba a las 12 de la noche, hasta las cinco o las seis de la mañana. En invierno, después de trabajar, aún descansaba un poco, pero en el verano cuando terminaba su trabajo de Sereno, aún se iba a ganar algún jornal por el campo o plantarse en la poca tierra que tenía alguna verdura, patata, tomate, etc. (en casa no nos faltaba nada de eso) me dice su hija Elena.

Cuando entró de Sereno habían cuatro, el Tío Mascarillas, el Tío Mono, otro que no me acuerdo y él. Hacían turnos por semanas aunque él iba siempre. Luego quedaron dos y finalmente quedó él solo, que asumió el puesto hasta que enfermó y tuvieron que bajarse a Valencia.
Como me imagino ya sabéis, iba cantando las horas y despertando a los que tenían piedras en el portal; a los que más despertaba era a “los ordinarios“: el Tío Rollomón, el Tío Lorenzo, los Teófilas, el Tío Abelardo, etc.
Una vez, creo que fue a los Teófilas, los “chiquillos les quitaron una piedra y mi padre los despertó a las tres de la madrugada y sale por el balcón:
- Pero chico Pancho, ¿cómo es que nos llamas a las tres de la mañana si yo te he puesto cuatro piedras?.
- "Ospera“ que no, que habeís puesto tres, ”mecaüen” los demonios de los chiquillos”.

Le pregunto a su hija Elena si sabía lo de Pancho de donde le venía y me dijo "que era porque su padre, o sea mi abuelo, estuvo en la Guerra de Cuba y cuando regresaron aquí a España les llamaban los Panchitos."

Bueno... espero contaros la vida aunque sea breve de algún alcublano más.

Pallamin.

7 comentarios:

El ultimo Quechua dijo...

Como siempre una buena "historieta"PA.LLA.MIN".Sigue deleitandonos que nos vamos a la cama con un buen sabor.Au que mañana tengo que abrir el DECLATON muy temprano y hay que madrugar.

P.D.Como soy el Gerente Jefe de DECLATON,estoy haciendo fuerza pa que abran uno en la serrania, que hay muchos deportistas.

Anónimo dijo...

Hace tempo leí que la figura del sereno había vuelto en algún pueblo de La Serranía.
Bonita historia, y curioso lo de las piedras, lo deconocía.
Un saludo a todos.

PEÑA RAMIRO penyaramiro@hotmail.es dijo...

Hola Pallamín!!
Lo primero felicitarte por tu entrada. Se me ha hecho corta leyéndola.
Y por otro lado nombras la guerra de Cuba. Por lo que cuentas algún alcublano participó en la misma.
¿Podrías investigar por ahí?

Ya nos dirás...

paraules dijo...

Felicidades Pallamin.
Apenas te conozco, pero por tus artículos, creo que hubieras disfrutado viviendo épocas anteriores.
Ánimo y a seguir.

uno + dijo...

Otra buena historia, Pallamin.
Ya espero la próxima, que seguro que superará a las anteriores.
Se nota que disfrutas con ello.
Me das envidia sana!
Un saludo a Peña Ramiro.

ramiro dijo...

El pasado de nuestras gentes te gusta, mejor dicho, te apasiona. Si pudieras volver atrás, estoy convencido que estudiarías algo relacionado con ello: periodismo, etnología...
El tiempo será quien diga todo lo que estas (y estarás) haciendo por tu pueblo.
Enhorabuena y a seguir, que hay mucho que hacer!!

The Last Samurai. dijo...

Pallamín, te has delatado como un contador de vidas ajenas excepcional.Espero que sigas por ese camino.
Saludos.