martes, 5 de mayo de 2009

NUEVA GRIPE, GRIPE A, GRIPE PORCINA...

Cuando alguien empieza una frase con “han dicho en la radio que…” puede añadir todo seguido cualquier barbaridad. Acabo de ser testigo de algo que “han dicho en la radio” y que si me lo dijera otra persona, pensaría que está exagerando con la excusa perfecta de la radio. Es en relación a la gripe porcina. Hay tanto miedo como interés. Seguro que oiremos muchas bienintencionadas afirmaciones pero creo que tenemos que ser muy cautos y prudentes porque se oye lo que se quiere y se entiende como se puede. De momento, los laboratorios de referencia ya están colapsados con muestras y pronto lo estarán los servicios de urgencia. Eso sí, nadie dirá que usen mascarillas en las salas de espera para no contagiarse entre sí la gripe porcina o el catarro de turno.
La gripe porcina es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa entre los cerdos causada por varios virus A de la gripe. La morbilidad asociada es alta, aunque la mortalidad es relativamente baja (entre un 1 y un 4 por ciento). El virus se transmite entre los cerdos por el aire y por el contacto directo.
Los síntomas clínicos de la gripe porcina son similares a los de la gripe en humanos, aunque la asociación con neumonía puede causar la muerte, como ha sucedido en los casos mexicanos. Hasta ahora los contagios de gripe porcina sólo se habían dado por un contacto directo con los animales; sin embargo, en esta ocasión ya se han comprobado transmisiones de humano a humano.

Aún no existe vacuna para el virus de la gripe porcina en humanos, ni tampoco se sabe si la vacunación a las cepas actuales de la gripe ofrece alguna clase de protección debido a que una de las características del virus de la influenza es que muta con gran facilidad y rapidez. En opinión de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es muy importante conseguir cuanto antes una vacuna contra la cepa actual del virus de la gripe porcina, por eso está recolectando el mayor número de muestras de virus para establecer el mejor candidato para elaborar la inmunización.


El Ministerio de Sanidad informa en su web:
¿Qué es una pandemia de gripe?
Una pandemia de gripe es el brote de una enfermedad provocada por un nuevo virus de gripe que se disemina por todo el mundo. Debido a que el virus es nuevo para las personas, casi todos estarán en riesgo de contraerla.
¿Tiene relación el nuevo virus A/H1N1 con la gripe porcina?
El virus es de origen porcino, pero a diferencia de éste, no se transmite del animal al ser humano, sino que su transmisión es de humano a humano, según la información actual de la que disponemos.
¿Cómo se transmite el virus A/H1N1?
Es un virus de la gripe. Por lo tanto, la forma de transmisión entre seres humanos es similar a la de la gripe estacional: por el aire y principalmente cuando una persona con gripe tose o estornuda. Algunas veces, las personas pueden contagiarse al tocar algo que tiene el virus de la gripe y luego llevarse las manos a la boca o la nariz.
El virus no se transmite por consumir carne de cerdo ni productos derivados del mismo.
¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas son similares a los de la gripe estacional común, entre los que se incluyen fiebre de inicio agudo, síntomas respiratorios, como tos, estornudos y rinorrea, y malestar general. Algunas veces, puede acompañarse de falta de apetito y/o diarrea.
De todos modos, no hay que ser alarmistas, y si prudentes. Y como decía mi abuelo...
No olvideis que no es lo mismo tener la gripe porcina que ser un cerdo y tener la gripe…

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Antes aviar, ahora porcina. ¿Cual será la próxima?

un galeno dijo...

Ante la avalancha de información con la que somos bombardeados, sólo nos cabe ser prudentes y no alarmistas. Siempre se ha dicho que para un periodista lo mejor que hay es una buena noticia, sea cierta o no del todo.
Hablamos de una cepa que aparenta ser una recombinación natural de virus humanos, porcinos y aviares, no estando directamente relacionada con la influenza porcina. De aquí se desprende que el consumo de carne de cerdo no tiene el mínimo riesgo.
Tampoco debemos alarmarnos en exceso. El riesgo está en America Latina, pues allí van camino del invierno, y los procesos gripales son más frecuentes. En nuestra tierra es muy difícil pasar una gripe en verano.
Sigamos las noticias, pero sin alarmas innecesarias.