miércoles, 17 de junio de 2009

EL MONTE VALENCIANO, UN POLVORÍN

La Generalitat mantiene alerta máxima por incendios forestales en el interior y sur de Valencia y norte de Alicante.La Conselleria de Gobernación, a través del Centro de Coordinación de Emergencias autonómico (CCE), mantiene, el nivel tres de preemergencia --riesgo máximo de incendios forestales-- en el interior y sur de la provincia de Valencia y en el norte de Alicante, que se decretó ayer, según informó la Generalitat en un comunicado.
De esta forma, las comarcas con nivel tres de riesgo de incendios en la provincia de Valencia son El Rincón de Ademúz, Los Serranos, El Camp del Túria, La Plana de Utiel-Requena, La Hoya de Buñol, El Valle de Cofrentes-Ayora y La Canal de Navarrés, La Ribera Alta, La Safor, La Costera y La Vall d'Albaida.

Fuente: EUROPA PRESS.

Vicent Andreu también apunta al déficit hídrico que sufren las tierras valencianas en estos meses. «El agua del suelo se evapora y contribuye a que la vegetación se seca aún más», señala el experto. Basta con echar un vistazo al último mes.
Durante el pasado mes de mayo se registraron más de medio centenar de conatos. «Hubo muchos incendios, entre dos y tres diarios. Es un número elevado pero todos ellos se han extinguido con prontitud y no han sido importantes», señaló el martes el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, durante un simulacro en Enguera en el que participaron 200 efectivos y seis medios aéreos.
Según los brigadas forestales, «la mayoría de los incendios de mayo se originaron en campos abandonados en los que ha crecido mucha vegetación».
Los primeros minutos son clave para evitar un incendio forestal
. Precisamente, para actuar con rapidez se requiere un gran número de efectivos. «No se puede bajar la guardia y vamos a seguir aumentando permanentemente los recursos y los medios». En esta campaña estival de prevención y extinción de fuegos participan más de 12.000 efectivos y 1.000 vehículos (74 brigadas de emergencias, 47 autobombas y 23 medios aéreos).
Además, 105 unidades de prevención velarán por la seguridad en los montes. Asimismo, 76 agentes de la Policía de Generalitat realiza diariamente un servicio especial de vigilancia medioambiental en las zonas de mayor valor ecológico. El presupuesto asciende a 110 millones de euros, un 6% más que el año pasado.
Las nuevas tecnologías también se suman a la lucha contra el fuego. Por primera vez tres aviones de extinción Air Tractor de la Generalitat Valenciana cuentan con unas cámaras de infrarrojos que permiten detectar los puntos más calientes del monte y prevenir conatos de incendio al descargar agua en cuanto los detecten.
Estos aparatos, que son pioneros en España, también emiten imágenes en tiempo real que envían al Centro de Coordinación de Emergencias o a los Puestos de Mando Avanzado.
«Este sistema aumentará la efectividad de las labores de extinción, ya que redundará en un mejor conocimiento de la evolución del fuego y facilitará la toma de decisiones», aseguró el conseller de Gobernación.
La colaboración ciudadana es una herramienta imprescindible para evitar fuegos. «Es fundamental para prevenir y extinguir incendios forestales. Ante cualquier indicio que vean, los testigos deben avisar al teléfono 112 para que podamos actuar lo antes posible. También hay que respetar las prohibiciones de encender fuego y no utilizar objetos inflamables. Es una tarea de todos», recordó.

Beatriz Lledó, Las Provincias.

No hay comentarios: