miércoles, 17 de junio de 2009

ESAS PIEDRAS ESQUINERAS...

El Domingo pasado íbamos paseando por el pueblo y uno de mis amigos me preguntó, ¿para qué pondrían estas piedras en las esquinas de las casas?.Yo le contesté lo que normalmente sabíamos desde pequeños en el pueblo: que esas piedras las ponían para que los carros no diesen en las esquinas y pudiesen estropearlas. Las cantoneras eran un bien muy preciado... ¡como para que se rozaran sin parar!

Veis, con qué poca cosa se le puede sacar partido a la Historia de Alcublas. Le hicimos fotos a varias y empezamos a “charrar”, ¡que gente tan “espabilá”!. Como seguro que a más de uno en alguna ocasión le fastidiaría la esquina pues pensaron en la piedra, y lo bien trabajadas que están, redondas, de más a menos, bien picadas ……
Luego otro dijo, pues yo también me acuerdo de algunas entradas de casa que también tenían a los lados piedras redondeadas para cuando entrase el carro en casa no estropease los laterales de la puerta, incluso en algunas, recuerdo que como el carro no cabía, a la altura de el eje le hacían en la pared un poco de hueco para que pudiese pasar.

Por supuesto, tanto unas como otras, todas de mármol negro de nuestra Pedrera.
Preguntamos a alguna gente si sabían alguna anécdota de ellas, pero nadie nos dijo ninguna, si alguien sabe alguna podía meterla en algún comentario,(si se enganchó alguna vez algún carro, si tropezó alguien , etc.)

Pues lo dicho, ya contaréis...



Pallamin

3 comentarios:

la mena dijo...

Cada vez que entro en el Penya y me pongo a leer, casi siempre acaba todo con la firma de Pallamin.
La P de Penya y de Pallamin. Me gusta, me gusta.
Que actividad la tuya. Claro, será la edad.

Jhon Waine dijo...

Pallamín,pallamán
el sorteo de San Juan
ya ha llegado el verano,
las flores se rinden al sol...


Cuanto sabes.

El tio la vara dijo...

Eso tenían que haber puesto en la carretera a la altura de la piscina,piedras y bien gordas,pusieron un baden de goma y se llevaron hasta los tornillos.

El día que los agarre,se les van a quitar las ganicas de hacer el oso...cuanta falta hace la vara.