martes, 23 de junio de 2009

LA DESPOBLACIÓN DE LA SERRANÍA

Hace unos días, un compañero de trabajo, natural de un pueblo de La Serranía, recordaba con añoranza tiempos pasados, en los que siendo joven llegó a conocer las calles de su pueblo repletas de niños. Apostilló, “el principal problema de La Serranía es su despoblación”. Este triste comentario, que evidencia una realidad evidente y objetiva, me ha llevado a recopilar algunos datos para conocer mejor los avatares demográficos de La Serranía a lo largo del tiempo, y en especial conocer cómo ha ido variando su peso poblacional respecto del conjunto de la Comunidad Valenciana. Repasemos un poco el pasado …

Mirando atrás, uno de los censos más antiguos, y menos conocido, del entonces Reino de Valencia, el censo de 1510, confeccionado con motivo de las Cortes de la Corona de Aragón celebradas en Monzón ese año. Se denomina “Sumari del manifest de les cases e bestiars e abitadors de les Ciutats, viles e lochs del regne de Valencia (…) lo qual manifest fonch fet en l´any MDX pero lo donatiu e servei de CX milia lliures ofert a la Magestat del Rey nostre Senyor en les Corts generals per aquell celebrades en la vila de Monçó”.

Las poblaciones de La Serranía que se mencionan en el mismo (hay que tener en cuenta que las cifras de Domeño también parecen incluir a Higueruelas, las de Xulella a Losa, y las de Alpuente, sus aldeas además de Titaguas, La Yesa y Aras) son:

“Locs de la Sglesia”: Xulella (83 “cases”); Vilar de Benaduf (El Villar) (68); Alcubles (50)

“Viles e lochs del Braç Militar” (jurisdicción señorial): Andilla (74); Bugarra (16); Benexep (Benageber) (20); Calles (34); Chelva, cristians e moros (254) y Barrio de Benexuay (21); Chestalguar (64); Domenyo (45); Loriguilla (24); Pedralba (68); Sot (56 “cases”); Tueja (79).

“Ciutats e viles Reals”:
Alpont (229 “cases”)

En resumen, 1.185 “cases” sumando todas las localidades de La Serranía, mientras que para todo el reino de Valencia este censo de 1510 contabilizaba 55.631 “cases”, ello supone poco más del 2% respecto a la población global del reino.
Sigamos indagando en el pasado.
Un siglo después, en concreto en 1609, según “La Relación de las casas de christianos viejos y nuevos que ay en las ciudades, villas y lugares, deste Reino de Valencia”, realizada por orden del marqués de Caracena, virrey de Valencia, previa a la expulsión de los moriscos, La Serranía cuenta con 3.205 vecinos (de ellos, 171 en Alcublas, todos cristianos viejos), y 98.059 vecinos en todo el Reino de Valencia. La proporción aumenta a algo más de 3 %.

En el siguiente siglo, la población valenciana disminuye significativamente, debido a hechos diversos como la expulsión de los moriscos, la Guerra de Sucesión, etc. Así, según el “Vecindario” del marqués de Campoflorido, elaborado en el antiguo reino de Valencia entre 1712/13, en todo el territorio valenciano se contabilizaron 63.700 vecinos. Y en La Serranía 2.193 (163 en Alcublas). Datos que muchos autores estiman inferiores a los reales (hasta en un 25%), pero que no altera para nuestro objetivo de ver la proporción que se estabiliza en algo más del 3%.

A finales del mismo siglo XVIII (1793/94), según señala Antonio Josef Cavanilles en su obra ”Observaciones sobre la Historia Natural, Geografía, Agricultura, Población y Frutos del Reyno de Valencia”, publicada en 1795, los vecinos del territorio valenciano aumentan hasta los 213.241. En La Serranía también aumentan, y alcanzan la cifra de 6.230, de ellos, 437 en Alcublas. Sin embargo la proporción disminuye un poco, al 2,9 %. El peso demográfico de La Serranía disminuye ligeramente respecto al del resto del territorio valenciano. Se inicia la lenta y progresiva pérdida de importancia poblacional de La Serranía.

Al respecto de los anteriores datos demográficos, he de aclarar que están referidos a “cases” o “vecinos”, y no a habitantes. Habría que utilizar un coeficiente multiplicador para calcular el número de habitantes, coeficiente variable aunque el más aceptado es el 4/4,5.

En el siglo XIX, y según el censo más fiable del mismo, el realizado en 1860, el número de habitantes en el territorio que se corresponde con la actual Comunidad Valenciana, se censaron 1.275.676. En La Serranía 31.082. Y en Alcublas, 2.484. Continúa la pérdida de peso demográfico hasta el 2,4 %.

Y entramos en el siglo XX. En el censo de 1910, la población valenciana global era de 1.704.127 habitantes, y de ellos 37.831 en La Serranía, un 2,2 % total. Así que continúa el lento declive. Sin embargo, los 37.831 habitantes resultan el máximo histórico en la comarca. En Alcublas, 2.763 habitantes, su segunda mayor población, pues su histórico con 2.775 se produce en el censo del año 1900. La comarca crece en población pero ya a un ritmo significativamente menor que el resto del territorio valenciano.
Si miramos las cifras de medio siglo después, en 1960, en las tres provincias valencianas se censaron 2.480.879 habitantes, de los cuales 28.297 en La Serranía (en Alcublas 1.486). La proporción baja sensiblemente al 1,1 %. Datos que revelan en toda su crudeza la fuerte pérdida de población provocada por el inicio de la crisis migratoria, que desangrará la comarca a lo largo de la última mitad del siglo XX.
La situación actual demuestra, como dice el dicho, que todo puede ir a peor. Según el padrón municipal a 1 de enero de 2008, la Comunidad Valenciana contaba con 5.029.601 habitantes y La Serranía con 18.208 habitantes (Alcublas con 842), es decir, ya un paupérrimo 0,36 % del total. Así pues, en los últimos 50 años, pierde más del 35 % de su población en términos absolutos y su importancia poblacional dentro de la Comunidad Valenciana queda relegada a niveles poco significativos. La Serranía ha terminado convertida en un verdadero “desierto demográfico”.

Comentar, para concluir estas reflexiones, que ante esta evidencia, no es de extrañar que se haya extendido entre buena parte de los habitantes de la comarca un cierto “síndrome de miedo a la soledad” y que una de las frases más repetidas sea “…que solicos estamos…”. NO ES PARA MENOS…

Juan Antonio Fernández Peris
-Centro Excursionista de Chelva-

3 comentarios:

la serrania se muere dijo...

Comparto la opinión del autor cuando dice que la serranía se va a convertir en "un desierto demográfico".
Sin entrar en tópicos habituales con reproches a nuestros gobernantes, es ésta una verdad para nada oculta: por todos comentada pero con poco margen de maniobra para intentar soluciones.
Será el paraiso del pensionista.

mariví dijo...

Estoy en total desacuerdo con La serranía se muere.
No en que se muera, porque en ese camino vamos, sino que yo si valoro lo que deben hacer nuestros gobernantes. No son tópicos sino realidades bien palpables.

PEÑA RAMIRO dijo...

Peña Ramiro agradece a Juan Antonio Fernández Peris, del Centro excursionista de Chelva su segunda colaboración con nosotros.
Ha hecho un estudio pormenorizado de la demografía de la comarca, haciendo hincapié en Alcublas, que es de agradecer.
Pues nada Juan Antonio, gracias y ya esperamos tu próxima colaboración!!