miércoles, 22 de julio de 2009

ALCUNEWS

La jubilación del penúltimo pastor de Alcublas deja este oficio al borde de su extinción: es la crónica de una muerte anunciada. PEÑA RAMIRO.
Alcublas.
Levante-EMV. 20/07/09.

Joaquín “Chicharra” ha cumplido ya los 65 años. Lo deja con tristeza, pues nos dice que es un buen empleo, que con las ayudas estatales es rentable criar ovejas. Nos explica que los jóvenes no tienen interés en mantener este oficio ya que requiere muchas horas de trabajo todos los días el año sin fiestas ni vacaciones.
A principios del s.XX más de la mitad de la población de Alcublas tenía ovejas y cabras en mayor o menor cuantía y multitud de familias vivían exclusivamente de esta actividad. La guerra la frenó en seco pero durante la posguerra se recuperó considerablemente, no tanto en número de pastores como en cabezas.

José Manuel Jorge Orrios es el último pastor de Alcublas. Es propietario de 280 ovejas y 2 cabras.
Cada día del año que el tiempo lo permite, José sale con sus ovejas a pastorear dado que los piensos son muy caros y los pastos en Alcublas suelen ser en ocasiones abundantes y proporcionan una alimentación más sana. En verano, cuando escasean los pastos cercanos se alejan más del pueblo y se ve obligado a pernoctar con las ovejas para que no se metan en los sembrados, etc.

Cuando José Manuel diga basta, perderemos muchas cosas. Perderemos al último pastor, perderemos un oficio, perderemos unas tradiciones como “la salvá” (un Tribunal de las Aguas del monte)…Y los perros pastores, también se quedarán sin oficio, y como Lola, Paco y Brenda, los perros de José, tendrán que buscar a su dueño en ciudades que serán manicomios para él. Lástima que en las ciudades ni el recuerdo, ni el olor de sus dueños sobre el asfalto les conducirá hasta ellos...

18 comentarios:

Paisajes de Alpuente dijo...

Yo no sé hacia donde vamos.
Desaparecen pastores, desaparecen agricultores.

No hace mucho asistí a una conferencia en Valencia de Robert Rubio ( http://penyaparda.spaces.live.com/ ):
a la agricultura valenciana le queda muy poco.

Hace poco comentaba con un buen amigo: ¿como es posible que la agricultura esté en crisis? Si, ya sé, los precios, los intermediarios. el coste de la producción, las importaciones. Pero ¿puede estar en crisis un sector que nos proporciona algo tan básico e imprescindible como son nuestros alimentos?

Tengo la suerte de vivir cerca de la huerta, o lo que va quedando de ella. Me gusta ver sus cultivos. Veo a agricultores (de edad avanzada en su mayoría) cuidar con esmero la tierra. ¿Qué pasará si simplemente se interrumpe su labor unos cuantos años? ¿Cómo recuperaremos sus conocimientos?

Yo no sé hacia donde vamos.

Anónimo dijo...

Lo que ha costado cientos de años en construir, nos lo estamos cargando en décadas.
Esperemos que el pastoreo no se acabe.

Anónimo dijo...

quizás si esos agricultores o pastores de la Serranía tuvieran un espíritu más crítico y supieran escuchar los interesantes puntos de vista que ofrecen los Ecologistas no se andarían lamentando tanto, pero han sido marionetas de la modernización excesiva y en esa modernización a algunos intereses privados les ha interesado decir que los ecologistas son un grupo de locos extremistas y entre los pueblos de la Serranía ha calado bien este mensaje. Menos mal que algunos ya empiezan a despertar y a darse cuenta de la Gran Mentira de la Modernización y de aquellos que han jugado con sus recursos como si esto fuera un juego de niños. Aún hay tiempo de reaccionar pero la cuestión es quien toma la iniciativa.

feli dijo...

Bonitas fotos en las Hoyas Civeras.
Se ven hasta los molinos.

Miguel dijo...

Creo que no es justo que se llame marionetas y falta de espíritu crítico a los agricultores y pastores de la Serranía.
Ecologistas tienen un enfoque adecuado de lo que hay que hacer, pero en ocasiones choca con el punto de vista de agricultores/pastores.
Choca porque no se entiende bien o no se ha sabido explicar correctamente.
Veo injusto cargarle el muerto a agricultores y pastores.
Y coincido en que hay tiempo para reaccionar.

Anónimo dijo...

Ya está bien de que siempre pague el pato el mismo, el que necesita del monte o de las tierras para vivir.
Si vive de eso estaros por seguro que los principales preocupados en la sostenibilidad son pastores y agricultores.
Los ecologistas no viven del campo y cazadores y demás gente que merodea por el monte tampoco. Es muy bonito hablar cuando el sustento económico de tu familia no depende de ello.
Que no se me confunda porque no critico a los ecologistas.
Si un agricultor arando le sale unas piedras que parecen restos de algo, vienen y le vayan el campo y con esas se queda. Si un pastor que va por el monte llega a un espacio protegido (a veces sin sentido para el ganado) se tiene que dar la vuelta e ir hacia otra parte. Luego nos quejamos de incendios, balsillas vacías y demás.

Paisajes de Alpuente dijo...

Ojala me equivoque Miguel, pero yo no creo que haya mucho tiempo para reaccionar.

Claro que se puede decir aquello de "nunca es tarde si la dicha es buena". En realidad que remedio queda, lo hecho hecho está, y de poco sirve otra cosa que no sea aparcar el pesimismo y al menos intentar salvar lo que queda.

Pero en mi opinión, y ojala esté equivocado, este abandono del campo, con todo lo que supone perdida de experiencia, de conocimientos, de utilidad para el equilibrio con la naturaleza, es comparable con la pérdida que supuso la expulsión de los moriscos hace unos siglos.

Y en todo esto, al menos es lo que opino, hay intereses que por activa o por pasiva, propician el abandono del campo en favor de otras actividades. Y entre esos interesados no están ni agricultores, ni ganaderos, ni pastores ni ecologistas.

la mena dijo...

Lo leí en el Levante el lunes.
Felicidades Peña Ramiro! Ahora también en el Levante. Eso está muy bien.
A seguir sorprendiendo.

Miguel dijo...

Dices paisajes de alpuente que se produce un abandono del campo en favor de otras actividades. Yo no sé cuales pueden ser, pues nuestros montes tampoco dan para más.
El tiempo no es el problema, el problema es que no tiene solución visible a corto plazo.

Anónimo dijo...

A los comentaristas que dicen que siempre pagan el pato los mismos.
Punto 1: son los agricultores los que arrancan las viñas porque les dan subvenciones europeas, viñas que costaron mucho de criar a nuestros abuelos y tatarabuelos. Cuando den subvenciones para otras cosas ¿también se arrancarán? entonces ¿que quedará en el campo? ¿quien dirige esta política de arranque? ¿quien dice lo que es necesario y lo que no? seguro que un agricultor no.
Punto 2: son los agricultores los que echan plaguididas y abonos sin control (sus padres y abuelos no lo hacían) y aún así los campos no son eficientes, económicamente hablando, porque el propio sistema no les deja. Las industrias farmacéuticas y químicas les vendieron la moto de la mejora que supone echar todo eso al campo y ahora ¿qué? hemos contaminado todo, las farmacéuticas han ganado mucho dinero y todo esto no sirve de nada porque el campo no da ni para vivir. Sigo pensando que los agricultores han sido marionetas de un sistema y ya es hora que espabilen, nadie les va a sacar del atolladero, ni siquiera la PAC, que creo ha sido una de sus perdiciones.
Punto 3:no creo que ecologistas choquen con agricultores o pastores, más bien todo lo contrario pero hace falta tener menos prejuicios y saber escuchar y no dejarse llevar por habladurías o correveydiles. A pocos agricultores he visto asistir a charlas de ecologistas y, la verdad, sus palabras son fáciles de entender.
Punto 4: no creo que por encontrar unos restos te vallen el campo entero y menos aún sin compensación económica y tampoco creo que en un espacio protegido no se permita entrar al ganado ¿de dónde te sacas esa información? a ese tipo de cosas me refiero con los prejuicios, todo lo referente a ecologismo se malinterpreta o tergiversa porque hay intereses ocultos de alguien en hacer creer que el ecologismo va en contra del progreso. Naturalmente va en contra del progreso desmedido pero no en contra de un progreso lógico y equilibrado.
Punto 5: limpiar los montes es tarea de la administración, pero no interesa.
Punto 6:la solución a la agricultura la debe buscar la gente afectada uniéndose, no esperar a que vengan de fuera a resolver los problemas, más que nada porque visto lo visto no van a venir.
Punto 7: quizás no sea tarde para actuar, pero lamentando no se va a solucionar nada.
Coincido con Paisajes de Alpuente en su mensaje.
Felicidades a Peña por su artículo y felicidades a esos valientes pastores por el amor a su trabajo, especialmente a Chicharra.

Zuperman. dijo...

Mucho verde y mucho ecologista, pero yo no conozco aún ninguno que sea pastor o agricultor de todos los días al monte.

Paisajes de Alpuente dijo...

Miguel:

Vuestros montes ¿son ricos o pobres?
Bueno según como se mire, según que que se valore, según que circunstancias.

Preguntas que otras actividades. Te nombraré algunas:

Minas, vertederos, macrovertederos, parques eólicos,...
Todas aquellas actividades a las que les viene muy bien contar con lugares abandonados, suelo barato, ... y (en mi opinión) una población a la que no le queda ¿mas remedio? que aceptarlas.

Actividades de las que por cierto o no participáis, o si lo hacéis es en un grado ínfimo.

Alguien dijo hace algún tiempo que La Serranía era "tierra de oportunidades". ¿Conoces a alguien de tu municipio, alguien "normal", agricultor, empresario de pequeño hotel rural, ganadero, ... que pueda ser un ejemplo de estas oportunidades? Yo no.

Creo que al que dijo lo de "tierra de oportunidades" se le "olvidó" decir, oportunidades para quién.

A eso me refiero con otras actividades. Actividades a las que les viene muy bien el abandono del campo.

PEÑA RAMIRO dijo...

Os agradezco a todos los comentarios. Podemos ver en ellos diversos puntos de vista sobre el tema en cuestión.

Sobre esta "tierra de oportunidades" hablamos precisamente anoche en Alcublas tomando un helado a la fresca. Eramos tres personas en la terraza de la disco (lógicamente sentados juntos!!) y ese fue el tema de conversación.
Uno de los presentes (alcublano residente) se quejaba amargamente de la falta de oportunidades.

Y con respecto a los 7 puntos de Anónimo, coincido con él en casi todo, aunque con matices.
Si a una persona se le ofrece dinero por arrancar unas viñas no conozco a nadie que diga no quiero el dinero, pues estas viñas han costado mucho de criar. Es su sustento económico, y tiene que aprovechar la coyuntura. Si se paga por ello sus motivos habrán.
Discrepo también cuando dices que los agricultores echan plaguicidas y abonos sin control: no son recién llegados a la agricultura, digo yo que sabrán perfectamente lo que hacen. Nadie se tira piedras sobre su propio tejado.
Y totalmente de acuerdo cuando dices que el ecologismo no va en contra del progreso, que sí va en contra del progreso desmedido pero no en contra de un progreso lógico y equilibrado.

Anónimo dijo...

Peña sólo varias puntualizaciones:
Por arranacar viñas se les ofrece dinero pero realmente ¿es necesario ese dinero?, ¿es tan grande la cantidad de dinero que lo necesitan para vivir? en vez de arrancarlas ¿la Unión Europea podría ofrecer otras alternativas? creo que sí.
Los agricultores no son recién llegados pero cuando se empezaron a echar todos los productos de los que hablo ni siquiera se hacían cursillos para la propia prevención de su salud y mucho menos se preocuparon en decir qué cantidades eran necesarias. El abono se subvencionaba y esas pequeñas bolitas que parecen insignificantes se han echado al campo sin control. A nadie interesaba explicar los efectos del exceso, lo único que importaba como siempre es vender el producto a las administraciones por parte de las empresas químicas. Los agricultores no echan piedras a su propio tejado, en eso estoy de acuerdo, pero si conocieran muchas de las cosas que echan o han echado seguro que no lo hacían. y no digamos lo que pasa con ciertas empresas de certificación de plaguicidas porque entonces ya es para echarse las manos a la cabeza. Sí , me refiero a Fabra y su supuesto negocio de plaguicidas chinos ilegales. Qué fácil es para algunos jugar con la ignorancia desde las posiciones que ocupan como cargos públicos.

El tío la vara dijo...

Porque sus pensáis, que quieren hacer desaparecer a los pastores?

Porque tien VARA, y eso es lo es lo que les jode, por que el que tié la vara es el que da los palos.

Políticos estafadores, juegan a vivir de ti.

Paisajes de Alpuente dijo...

Hemos empezado hablando de pastoreo, nos hemos ido (yo al menos) por el tema del abandono del campo (que mucho tiene que ver con el pastoreo también), la tierra de las "oportunidades ficticias", y (yo al menos) nos hemos olvidado del pastor (una vez más).

Así que un saludo a Joaquín, y una cosa más:

Hace un tiempo, te comenté Peña Ramiro, que había conocido yo también un pastor. Tenía mis dudas si estábamos hablando del mismo o no.
Ahora, viendo las fotos, puedo afirmar que efectivamente es otro.
No lo recuerdo bien, pero creo que su nombre es Fernando, y llevaba un rebaño de cabras. Tampoco sé si es de Alcublas, Villar o Andilla. En realidad en esto del pastoreo poco importa.

Tampoco es que cambie mucho la situación, porque también él comentaba que lo dejaba.

Anónimo dijo...

Hola Peña, he encontrado esta noticia y he querido escribir este mensaje al hilo de lo que comentábamos ayer para que la gente que lee este blog se de cuenta de lo que hay por el mundo.

La noticia es de infoagro.com y dice así:
"Agentes de la guardia civil han aprehendido en un almacén de Mislata unos dos mil envases de productos fitosanitarios, la mayoría de ellos plaguicidas, que presentaban irregularidades en el etiquetado o utilizaban materias activas no autorizadas por la normativa europea, informaron fuentes del instituto armado.

Esta incautación forma parte de las actuaciones realizadas por la Unidad del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) para retirar del mercado los productos fitosanitarios que contengan alguna sustancia activa excluida de la lista comunitaria.

El pasado mes de diciembre, una patrulla urbana del Seprona, observó en la zona agrícola del norte de Valencia que los agricultores continuaban utilizando productos prohibidos para combatir las plagas.

Tras las oportunas investigaciones, se localizó en la localidad de Mislata un almacén de distribución y venta que tenía entre sus existencias 1.467 envases de productos fitosanitarios con irregularidades, como un etiquetado inadecuado o por algún tipo de materia activa no registrada.

Otros 588 envases fueron intervenidos por no aparecer inscritos en el Registro Oficial de Productos y Material Fitosanitario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, o por contener errores de etiquetado."

Me asusta que en pleno s.XXI sucedan estas cosas.

pertegaz dijo...

Si en pleno siglo XXI en gimnasios la gente se mete anabolizantes y demás, qué no le meteran otros a la tierra, que no es tan suya como su propio cuerpo.
No te asombres, anonimo.