miércoles, 19 de agosto de 2009

"ANILLOS PARA UNA DAMA": ANOCHE CON EL GAT

El martes de fiestas es día de teatro. En esta ocasión el GAT nos sorprendió con una obra de Antonio Gala: "Anillos para una dama".



Con anterioridad fueron entregados los premios de teatro a las personas que históricamente trabajaron en él:


Josefina Domingo Cerverón, Joaquín Cabanes Domingo, José Miguel Civera Cabanes, Rafael Navarrete Alcaide(recogido por su hermano Pepe). Y se hizo también entrega de una placa a Maria Pilar Comeche Lázaro en representación de la Biblioteca pública de Alcublas.
La obra fue patrocinada por el Ayuntamiento de Alcublas.

La obra llamada "Anillos para una dama", se publicó en el año 1973, época de transición española, en la cual España logra pasar sin grandes traumas de una dictadura, la de Francisco Franco más concretamente, a un Estado social y democrático.

Esta obra se estrenó en el Teatro Eslava de Madrid el día 28 de Septiembre del año 1973. En su estreno tuvo un gran éxito ya que el autor ya era conocido por público y crítica y aunque todavía no había publicado ninguna de sus obras importantes por los que fue premiado en varias ocasiones (entre ellas la después representada "Anillos para una dama").

La historia comienza en el segundo aniversario de la muerte del Cid en la Iglesia Mayor de Santa María de Valencia. Más adelante la obra continua en la habitación de Jimena, en la que la protagonista habla primeramente con Constanza que le revela que ella ama a Minaya Alvar el mejor amigo del Cid lamentándose de la vida que ha tenido que soportar amando a una persona y casándose con otra que apenas conocía. Jimena revela que el Cid como héroe era muy bueno pero como marido dejaba mucho que desear. Al final de la primera parte, Jimena pide la mano a Minaya Alvar Fañez y el rey Alfonso VI se sorprende y durante toda la segunda parte se muestra en desacuerdo con la decisión de la mujer.
Todo esto con el intento de invadir Valencia de los moros que cada vez son más fuertes pero todavía con miedo al Cid, ya que hace solo dos años que murió y su recuerdo todavía estaba en mente de muchos valencianos.

Al final de la obra, Jimena sufre dos grandes derrotas: una la personal, ya que Minaya no acepta el matrimonio porque todavía tiene en mente a ese ilustre personaje llamado Rodrigo Díaz de Vivar "El Cid"; y, la otra, la de las tierras valencianas ya que Jimena decide huir con Alfonso VI a tierras de Burgos.

Jimena: interpretada por Maribel Martínez Alcaide. Es el personaje más importante de la obra. Jimena es luchadora, ya que al final de la obra decide arriesgar su vida para que el mito del Cid se mantuviera vivo; cabezota, por que durante toda la obra no para hasta conseguir hablar con Minaya sobre su problema; y moderna, comparando con los demás personajes que expresan claramente la época en que se producen los hechos. Ella no adopta el papel que le tocaría de esposa resignada de un gran héroe, sino que quiere que la vida siga, no además de cualquier manera, sino junto a Minaya.

Minaya Alfar Fañez: interpretado por Miguel Herrero. Gala utiliza este personaje para resaltar la libertad de Jimena y de él se puede decir que actúa de resignado ya que no hace lo que realmente quiere con tal de obedecer las ordenes del rey, además su gran amistad con el Cid le impide empezar una relación con Jimena, la mujer deseada por él desde siempre.


Jerónimo: es el obispo de Valencia. Interpretado por José Manuel Jorge Marz. Durante la obra apoya a Alfonso en todas las decisiones que toma el rey y adopta el papel típico de la Edad Media de Clero que esta a favor del gobierno.

Alfonso: es el rey de Burgos. Interpretado por José Manuel Company Pérez. Tiene el papel de manipulador ya que esta durante toda la obra intentando convencer a todos los personajes para que le ayuden a conseguir que el mito del Cid siga vivo.

María: es una de las dos hijas del Cid. Por Amparo Llatas Mínguez. Su carácter refleja que es la típica persona de la Edad Media. Además no trata con respeto a su madre en ningún momento, ya que por una parte tiene envidia de ella porque María estaba enamorada del Cid y por otra por pretender casarse de nuevo. Aunque también critica pero en menor parte a los demás personajes.

Constanza: por Lola Montón Comeche. Es una criada de Jimena que la apoya en todo momento pero que al final la traiciona cumpliendo órdenes del rey.


El frontón estuvo como siempre que actúa el GAT, llenazo. Casi todos los años el GAT interpreta una comedia y al no ser el caso este año, estaban un poco a la expectativa con la respuesta del público, que como siempre, fue inmejorable.



Como sorpresa para el GAT y para todo el público alcublano se entregó al finalizar la obra una escultura de Pilar Climent conmemorativa de los 25 años de trabajo del GAT. Lo recogió Miguel Domingo en representación de todos de manos del escritor Alfons Cervera.