lunes, 24 de agosto de 2009

¿UN PEQUEÑO INVERTEBRADO? EL TRIOPS CANCRIFORMIS


















Hace unos meses que Rafa Casaña (ACLA) ya hizo mención de ellos. Nos contó que los vio hace algunos años y después ya no los volvió a ver. Curiosamente hace unos días nos apercibió un amigo de la existencia de los mismos en una clocha cercana al pueblo. Nos acercamos al sitio y pudimos localizar a alguno de ellos, que son los que aparecen fotografiados.

Su ciclo vital es muy rápido y está perfectamente adaptado a la sequía del secano. Después de resistir fuertes heladas durante el invierno, los huevos que acechan enterrados en el lodo seco eclosionan en 2 o 3 días con la humedad de las primeras lluvías y los jovenes Triops o Tortuguetas, con una dieta omnívora, comienzan a alimentarse frenéticamente de todo lo que encuentran. Navegan por el fondo hurgando en el lodo y prefieren alimentarse de detritus vegetal pero si este escasea devoran renacuajos, artemias o a sus congéneres cuando están mudando el caparazón y son más frágiles. Alcanzan una talla de 10 cm y antes de envejecer y morir al mes y medio de vida dejan toda la descendencia que pueden. Si los machos escasean las hembras pueden reproducirse por partenogénesis sin la colaboración de estos.

La existencia de estas tortuguetas hay que unirlas a la del isaura mayeti, del que ya hablamos con anterioridad:

1 comentario:

Anónimo dijo...

Se comen??


Es broma, Joer que bicho mas curioso, por aquí no los he visto ¿Están en peligro de extinción?

SALUT¡¡¡¡