miércoles, 16 de septiembre de 2009

ALCUBLANOS POR EL MUNDO: JOSEFINA ALCAIDE RUIZ

"El Alcublas del año 60 nada tenía que ver con Inglaterra: lo mires por donde lo mires, sin ir más lejos en cosas tan simples como las cocinas..."
Estuvimos hablando un buen rato con Josefina. Recordó un montón de cosas, de Alcublas y de Londres. Se emocionó en alguna ocasión, sonrió otras muchas... pasamos un rato muy agradable con ella.

Me marché a Londres porque si mis padres hubieran estado en Valencia no me hubiera marchado. Pero como ellos estaban en Alcublas y yo en Valencia...
Tenía un buen trabajo en Valencia, era tejedora oficiala, con un buen sueldo. Pero era muy difícil estar 10 o 12 horas en un espacio tan pequeño... y empezaron a dolerme las piernas. El médico me dijo que si seguía así tendría varices y me recomendó trabajar en un sitio más amplio.
Una amiga mía que estaba en Inglaterra vino aquí de vacaciones y me contó cómo era allí la vida. Pensé:
Voy a probar, pues aquí tampoco tengo a mis padres... y me fui.
Fui a trabajar a un hospital; habían allí muchos españoles e italianos trabajando, pero yo enseguida me puse a aprender inglés. Las lecciones me las daba una chica española (eran dos hermanas y una de ellas nos daba las clases), que luego se vino a España. Si tienes unos buenos principios, el estar más tiempo fuera de tu país no te resulta tan pesado.
En el hospital había muy buen ambiente... y como dice una amiga mía: Esto es como estar en un hotel.
Teníamos allí mismo las habitaciones en el ático. A la hora de comer no tenías más que ir al comedor y servirte. En aquel tiempo te pagaban un sueldo y la comida y el dormir tenían un buen descuento.

Para que os hagáis una idea, hablamos de 1960.
El Alcublas del año 60 nada tenía que ver con Inglaterra. Cosas tan simples como el cocinar, en el pueblo se tenía un fuego, un hornillo. Allí tenían ya cocinas económicas la mayoría de gente. Me llamaron la atención las cocinas de carbón, con el que también calentaban las casas. De ahí esas nieblas tan grandes de Londres. Más adelante fueron cambiando al gas y a la electricidad y el ambiente mejoró mucho, una barbaridad.

¿Y la comida?
Pues como aquí se dice: una comida sin sal.
Y la típica flema inglesa no la ví por ningún lado. ¡Claro! es que yo viví en la capital y aquí pasa lo mismo: la gente en las ciudades no habla. Aunque una vez conoces a alguien y hablas, pues igual que aquí. Lo que si noté es que en Alcublas si no entiendes a una persona, tratas de entenderla. Allí se esfuerzan menos. Pero en el fondo son muy amables.
Pensándolo bien, no eché mucho de menos mi tierra, pues allí estaba muy bien. Cuando más cambió mi vida fue cuando tuve novio y me casé. Nos vinimos mi novio inglés y yo y nos casamos aquí en Alcublas.
Actualmente vivimos en Londres, no en el mismo centro pero sí en la ciudad. Muy cerca andando del Wembley stadium.
Lo que sí noté es que los ingleses tienen menos prejuicios que los de aquí, podías hablar de lo que quisieras con la gente sin que te lo tuvieran en cuenta. No dejas de ser amigo de quien sea porque tengas una discusión o hables de política...
Al ser joven creo que te adaptas mejor en otros sitios, por eso no guardo ninguna anécdota que recuerde sobre algo que me chocara de mi vida en Londres. Y hablando de los jóvenes y de la política, allí pasa como en todas partes: la gente joven no le interesa mucho la política. La gente más mayor es más fiel a la Corona, pero los jóvenes están más divididos. También es verdad que tienen casi lo que quieren, tienen muchas cosas: por poner un ejemplo, cuando uno se queda sin empleo, el subsidio de desempleo es indefinido hasta que encuentras trabajo.
¿Sabes lo que más me cuesta en Alcublas? El conducir por la derecha (se ríe). Me cuesta conducir porque tengo que pensar más, tengo que estar más atenta incluso para cambiar de marcha, pues tengo que utilizar la otra mano. Allí no tuve problema para conducir pues aprendí en Londres. Por eso lo de ir por la izquierda me es tan natural.

No creo que venga a quedarme definitivamente en Alcublas. Mi marido se siente mucho más cómodo en su tierra, en Londres, lo tiene allí todo más a mano: médicos, idioma...
Seguiremos viniendo a temporadas... porque como Alcublas no hay nada.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Nos quejamos de todos los inmigrantes que nos llegan y nosotros lo hemos sido hasta hace 4 días.
Vivir para ver.

una + dijo...

Este verano he podido ver varias veces a Josefina (la valenciana) por Alcublas y la verdad que tiene acento inglés. Todo se pega con el paso del tiempo (bueno... casi todo).
Un 10 por esta serie de alcublanos por el mundo, Peña.

cacahuet dijo...

¿Cuándo sale Pajarito Lindo en Alcublanos por el mundo?
Porque este pajarito siempre está por el mundo: comprando arroz en India, especias en Oriente. No para.

Anónimo dijo...

Con este comentario no pretendo ser racista. Pero si comentarle a Anónimo de 12,05 h. que los españoles que fueron emigrantes hace años (Alemania, Suiza, Francia, etc.), no fueron como los emigrantes que ahora llegan aqui, ni mucho menos, de eso Josefina y alguno más sabra de ello. Aqui se les protege, se les ayuda (colegios, comida, sanidad, etc. etc.). Solo hacer un pequeño comentario: Hace cosa de 5 años un conocido mío, español, marcho a California y para poder entrar le pidieron entre otras cosas: Contrato de trabajo, disponer de 3000 euros en banco, CERTIFICADO MEDICO, como que no tenía ninguna enfermedad infecto-contagiosa. Eso en el año 2004, siendo español.
Pero esta España de nuestros amores, no se les pide nada para entrar, pueden entrar como turistas, y luego son ilegales, a ellos les da igual, se les paga billete de avión de regreso a su país, que costeamos todos.
Señoras/es, seamos realistas, NO ES LO MISMO

la aduana dijo...

Anónimo que no pretendes ser racista, que aquí tengamos coberturas sociales y humanitarias siempre será mejor que el que te pidan tres mil leuros, certificados médicos y demás.
El mundo es de todos, las fronteras son una enorme mentira que nadie merece.
Suerte la tuya de haber nacido aquí y no allá. ¿Dirías lo mismo si fueras tú el otro?
Un saludo desde el cariño.

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo con la aduanera.
Los que más tenemos nos aferramos a lo nuestro y no dejamos que se reparta.

Anónimo dijo...

Yo tampoco estoy de acuerdo con el anónimo que dice no ser racista. Yo creo que no eres racista, pero sólo tienes una versión de los hechos.
El caso de EEUU es excepcional, tras el 11-M la gente vivía en estado de alarma, lo sé porque tengo una amiga allí y que te pidan casi hasta la partida de nacimiento para entrar no es normal. Pero decirte que aquí en España en aduanas es igual:
- acreditar contrato de trabajo
Si vienes como turista:
- acreditar 60 euros por día de estancia
- carta de invitación de familiar
o acreditar reserva de hotel
Así que no creas que en España todo es jauja... la mala suerte de africanos y sudamericanos es haber nacido en países explotados porque, de no ser así, seguro que no vendrían. Nosotros aquí ponemos las fronteras pero no vemos más allá de nuestras narices y no vemos que grandes compañías españolas también han explotado y explotan sus recursos y ¿luego nos quejamos de que tengan asistencia sanitaria, comida?
creo que es lo mínimo que se le puede ofrecer a un ser humano porque nosotros a pesar de la crisis siempre vamos a estar en clara ventaja sobre ellos.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Anónimo de 17 de septiembre, 19 horas. No quiero decir que con el resto este en desacuerdo. Lo que quiero decir es que nosotros fuimos emigrantes algún día y por lo que me han contado, las cosas no eran tan fáciles como son ahora en España para los emigrantes. Invito a los españoles que en su día fueron emigrantes, para que relaten realmente como eran sus vivencias en aquellos tiempos. Como se decía ... "En Francia no atan los perros con loganizas".
Aqui y ahora, todos tienen muchos derechos y pocas obligaciones.

The Last Samurai. dijo...

Cuando uno sale de su pais, para buscarse la vida en otro, que nadie le arriende la ganancia.

Seas de donde seas y vayas a donde vayas, siempre estas fuera de tu tierra y normalmente nunca es por gusto.

Un respeto por la gente que abandona tierra y familia para buscar un futuro mejor.

La tierra es un planeta de los que habitan en él, no de los que mandan en él, según sus propios intereses económicos.

María Asunción dijo...

Dejaros de racismos y de otros menesteres.Como dice el espadachín,
nadie sale de su país por gusto, si no mas bien diría yo por obligación (exceptuando algunos casos).
Quien cojo.... es ese Pajarito Lindo que tanto mundo ha recorrido, si es así que escriba un artículo en tu blog.
Muy bien por el tema este de los los alcublanos.