jueves, 3 de septiembre de 2009

ALCUBLANOS POR EL MUNDO: RAFAEL VEINTIMILLA COMECHE Y AURORA GÁLVEZ MUÑOZ

Estamos viviendo en la República de China, en la capital de Sanghai. A Rafael le ofrecieron trabajo y aunque estábamos bien aquí, nos pareció una oportunidad de salir y que los niños conocieran otra cosa. Pensamos: probamos, nos vamos un año y si va todo bien continuamos. Ya llevamos 5 años. Cuando me lo ofrecieron (nos cuenta Rafael) fue una cosa que me hizo cosquillas; un sitio nuevo, crear una cosa nueva. Nos costó una semana decidirnos. La preocupación mayor era por los niños, si lo iban a aceptar… pero se integraron desde el primer día perfectamente en el colegio.La integración al principio fue un poco lenta, porque cuando llegamos allí sólo habían 82 españoles inscritos en el Consulado. Hace un año ya éramos 1.200. Hoy en día ya es otra cosa: los fines de semana salimos con otras parejas de españoles, con sus hijos. De fiesta algún sábado por la noche; los domingos a comer toda la familia… Hoy en día estamos muy bien.
Pero la integración con la gente resultó muy difícil (dice Aurora). El tema del idioma era insalvable. En el trabajo lo puedes llevar bien pero luego no salen temas de conversación, no te dan pie a decirte vente a sitios que yo conozco… Siempre tienes que buscar a españoles, pues los chinos son muy reservados. El que sean tan reservados (continúa ahora Rafa) hace que no haya mucha relación con ellos fuera del trabajo y es una pena, pues sería la mejor manera de aprender chino. Yo hablo ahora chino “tipo indio” (se ríe): una conversación me resulta casi imposible. Incluso en la oficina nos dicen que nuestros hijos aprenderán chino, pero que nosotros no lo vamos a aprender. El que mejor lleva el idioma es Salva, pues le pilló muy pequeño, en preescolar. El mayor ha potenciado más su inglés para poder estudiar. ¡¡Veo a mi hijo pequeño hablar chino y me hace una gracia!!

¿Sabes lo que más me chocó al llegar de Alcublas a China? (nos pregunta Aurora). Fue la falta de educación o modales que demuestran en ocasiones. Tu estás en una cola y si no estás espabilada se te cuelan. En la conducción, los semáforos no los respetan para nada. Crees que son normas muy establecidas y no es así. Y luego otra cosa: escupir, ruidos “sospechosos” cuando vas por la calle… Todo esto es lo que más te impacta. Incluso al subir a un ascensor con compañeros ni te dicen hola ni adiós. ¡Nosotros con lo saludadores que somos! Me presentaban a alguien y siempre me lanzaba a darle dos besos, y se quedaban así un poco raros…
Con el tema de las Olimpiadas y lo que estamos hablando – en concreto los escupitajos – les han hecho anuncios y programas en televisión de concienciación. Incluso carteles en las calles y en el metro. ¡A mi me asustaban! Me costó más de tres meses acostumbrarme a esos ruidos.



Hablemos de comida china.
En Sanghai hay 22 Carrefour
, por lo que el tema gastronómico comprenderéis que lo tenemos solucionado. Hay también otros supermercados llamados Metro.
La comida allí es muy diferente a la que vemos en restaurantes chinos en España. Al venir a España occidentalizan su comida con sabores que nos resultan más agradables a nosotros, y allí no es lo mismo (nos dice Rafa). A mí me pasa que una semana aguanto comer así… pero lo aborreces y te vas a Metro o Carrefour a comprar comida occidental de importación, que es mucho más cara. El mismo producto allí que en España tiene el precio triplicado. El vino es un lujo, pero hay que hacer un extra. Si nos acostumbráramos a la comida china, con cuatro pesetas comeríamos.

Y Aurora dice:
La primera vez que entré en Carrefour me quedé sorprendidísima. Venden lenguas de pato, patas de pollo envasadas al vacío… ¿Y el pescado? Lo tienes en peceras. Para ellos el pescado muerto no es comida, lo tienen que matar ellos. Hay sección de tortugas, de sapos… Sin embargo, la verdura y la fruta la compro en mercado del barrio, buena y a buen precio.
En los restaurantes la comida suele ser buena, muy distinta. Lo único que coinciden con los de España es en los rollitos de primavera (pequeñísimos) y el cerdo agridulce, aunque no penséis que es lo más pedido, eso es algo más. Les gusta pedir muchos platos y de poca cantidad: unos seis platos para dos personas. El arroz siempre los sirven al final, lo utilizan como hacemos nosotros con el pan.

En Sanghai hemos recorrido todas las cocinas del mundo, pues hay restaurantes de todos los países. Hay que reconocer que Sanghai no parece China pues es lo más occidental de todo el país. Hay desde Mcdonald hasta tailandeses, vietnamitas, griegos, brasileños, españoles, franceses, pizzerías… Comer en uno de estos últimos cuesta unos 30 € por persona, que para allí es carísimo. En un chino comes por unos 7 €, aunque si pides y comes en la calle te sale por 40 céntimos.
Rafa empieza a contarnos cosas de su trabajo; se dedica al textil.
El trabajo son 8 horas diarias, como en España. La empresa les paga desayuno, comida y cena, más aparte un local donde quedarse, pues son la mayoría trabajadores emigrados del interior de China. Todo esto es por ley. Las empresas les piden que hagan dos horas extras más al día y ellos aceptan encantados pues quieren ganar cuanto más dinero mejor para que sus padres, mujeres… puedan volver a vivir a su pueblo en buenas condiciones. Los sábados también se trabajan como horas extras. Queda como fiesta el sábado tarde y el domingo. Los sueldos están sobre los 120-150 € mensuales netos, pues comida y alojamiento lo tienen pagado.
En plan de ocio allí te puedes encontrar de todo. Ves cosas que aquí no existen. Aunque fiestas igual que aquí, bebidas las mismas marcas… el que quiere fiesta la tiene y la encuentra.

Aurora nos cuenta que lo que más ha echado de menos al llegar a China ha sido a su familia. Y a los amigos: llegan las fallas, llega la Cueva Santa… y tu allí y piensas que ellos estarán todos juntos… Esos días no se recuperan y te entristeces. Piensan que los niños eso se lo están perdiendo. Allí no se celebra la Navidad y nosotros sí lo celebramos, a nuestra manera.

Rafa se anima y dice que el mundo es un pañuelo, es muy pequeño. Estuvieron en una fiesta organizada por españoles y allí conocieron a gente nueva. Se encuentra a un chico de Masamagrell casado con una china. Su mujer daba clases de español en Valencia, en Albuixech a dos hermanos… ¡¡y resulta que eran los hijos de mi jefe!! Me he encontrado gente de Segorbe, de El Toro, de Benicalap que conocían a un montón de alcublanos.

Allí no nos jubilaremos. La vuelta aún no la tenemos clara, pues este proyecto nuestro es a medio plazo. ¡Aunque yo si me quedo es con la familia! He estado 15 días sólo y parecía un tonto… sin poder hablar con mi mujer, sin mis hijos…
Estamos muy bien, vivimos bien, no nos falta afortunadamente nada a nivel material… nos falta nuestra gente, nuestro entorno. ¡Si no fuera por Internet!
Echamos mucho de menos Alcublas…

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Rafa Vicentón y su mujer, dos alcublanos por el mundo, como tú dices, Peña. Fenomenal inicio con una familia que aunque esté fuera, siempre tiene presente a Alcublas.

Anónimo dijo...

Ya estamos otra vez con las fotocopias.

PEÑA RAMIRO dijo...

Hemos recibido el siguiente e-mail de la familia Veintimilla-Gálvez, a quienes agradecemos todas las facilidades que nos han dado para nuestra publicación:

"Hola Enrique, que tal, ya estamos otra vez en Shanghai, el viaje fue bien sin ningun percance.

Esta muy bien la entrevista.

Saludos para todos."

Rafa, Auro y los nanos.

PEÑA RAMIRO dijo...

Y no queríamos dejar pasar esta primera entrega de ALCUBLANOS POR EL MUNDO sin felicitar y recococer a nuestro colaborador B.L.A.S.

Es el principal culpable de todo ello: sin sus entrevistas y su trabajo posterior hubiera sido imposible retomar ALCUBLANOS POR EL MUNDO.

Muchas gracias, B.L.A.S.!!!

El Guerrero de la Careta. dijo...

Para el anónimo de las 12:28.
¿Quién ha dicho fotocopias?
Repasa los Blogs.

Zuperman dijo...

Ya empiezan los "piques".Peña no hagáis ni "puto caso".
A seguir currando que es lo vuestro.
¡Saludos!

Anónimo dijo...

Soy el anonimo de las 12:28.Disculpad si os ha sentado mal mi comentario. No va dirigido con ninguna maldad. Me refería a que con artículos así me toca hacer fotocopias para ir endeñandolas por el pueblo. No es la primera vez que me pasa. Era una forma de hablar.

Anónimo dijo...

Un abrazo muy grande a Rafa y Aurora desde Alcublas. Ya se os echa de menos.

El Blanco dijo...

Mi enhorabuena, Penya, lo tuyo por Alcublas no es pasión, es amor del verdadero. A los "chinos-alcublanos" sólo les puedo decir que como en España en ningún lugar, y como en Alcublas como en ningún otro lugar del mundo, pero como la vida da tantas vueltas, seguro que dentro de poco tiempo los tenemos en Alcublas contando sus batallitas en el lejano oriente.
Saludos!!

The Last Samurai. dijo...

No dejáis de sorprender con vuestros inovadores artículos, seguir así y el anónimo que se hinche a hacer fotocopias.

Cacao con Corfa dijo...

Me a dicho un pajarito, que el
--reportero mas chicharachero de Alcublas entero-- es B.L.A.S.
Coñ....me has dejado "patidifuso"
cuando me he enterado que eras tú el entrevistador,"documentalista" y hurgador oficial de Peña Ramiro.
No te lo dejes y sorprendenos con más historias.
Tus incondicionales te estamos esperando.

Familia Llatas -Minguez dijo...

Un abrazo muy fuerte para esos Veintimilla-Gálvez, que emprendieron esa valiente aventura por esa tierras "amarillas".

la familia dijo...

Un abrazo muy grande a Rafa y a Auro desde el pueblo.
Hasta la vuelta.

AZ14,24ACLA3.14PIU dijo...

EEEEEEEEEsa¡¡¡¡¡ peña que rule que rule,cada dia vais mejor en todo,en visitas en admiradores,cada dia una sorpresa.Imagino que como soys vusoootros tendreis una larga lista en espera de todos los alcublanos que pululan por este nuestro grandioso mundo.
Oye ese B.L.A.S me suena que en valencia tiene su sede de informacion.
Bueneyson
L´informeysion
Anonimun
Soseyson.
No os suena jaja.

Recuerdos a Rafa y Aurora,un beso MMMMMMMMMMuuaaaaaaaaakkkkkk

montesa enduro dijo...

He dejado unos dias para recuperarme de la "plorera" de ver ami familia en la otra parte del mundo,(gracias peña ramiro por tu esplendido reportaje)es de un gran valor el dejarse todo,y decidir una cosa asi.Pero para mi fue mas valor y no habia otra alternativa,que en los años 50 los padres de ambos tubieron que emigrar en este caso a valencia.Y labrarse un futuro unos con una "parada en el mercado central de valencia y otros con una bodega en el barrio "barona",nunca hay que olvidar nuestras raices ,egoistamente quisiera que vinieran ya a España a nuestro paraiso ALCUBLAS ,pero chocamos con lo economico,Hay que aprobechar la situacion ,el gran esfuerzo que estan haciendo Aurora y Rafa se vera recompensado en años benideros,pero por favor QUE NO SEA MUY TARDE VUESTRA VUELTA.

maribel dijo...

La emigración no para, por mucho que nos creamos ombligos.
Felicito a esta familia por tener la valentía que no todos tienen para plantearse una vida tan lejos de todo. Un abrazo muy fuerte.

Anónimo dijo...

Buen post. Es genial aprender cosillas de lugares tan exóticos a nuestros ojos.

Nacho, Marta y Mariola dijo...

Hola Rafa y Aurora, somos Nacho, Mariola y nuestra hija Marta. Estábamos viendo Shanghai en la TV y nos hemos decidido a escribiros. Nosotros estuvimos en China de viaje de placer en 2005 y tiene mucho mérito lo que estais haciendo. Ánimo y besos para todos !

PEÑA RAMIRO dijo...

Hola Nacho, Marta y Mariola!!!
Bienvenidos a Peña Ramiro, nos alegra leeros por aquí. Vosotros estuvísteis de viaje de placer por China. Estos otros alcublanos están por trabajo, por lo que todos los ánimos que reciban son pocos.

Gracias por participar... y hasta la próxima.

Anónimo dijo...

Hola, me han dicho que el programa "Valencians pel mon" donde salieron Rafa y Auro está en youtube, pero no lo encuentro
¿Alguien me puede decir la dirección exacta o cómo he de buscarla?
Gracias

ayuda dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=Px2wm84PLTg

Lo subió a youtube Peña Ramiro.