martes, 8 de septiembre de 2009

ALCUBLAS EN LEVANTE-EMV





Alcublas alberga ejemplares de una especie con 220 millones de años.
Los crustáceos "Triops cancriformis", los seres con más antigüedad de la Tierra, se hallan en balsas.

Ejemplares del "Triops cancriformis" en Alcublas. Levante-Emv
PEÑA RAMIRO.

ALCUBLAS .

No hay que irse muy lejos para poder contemplar a este fósil viviente y en verano puede encontrarse en algunas balsas cercanas a Alcublas que no estén frecuentadas por el ganado. Este ser tan extraño de la imagen es el Triops cancriformis, un crustáceo branquiópodo del género de los notostráceos que ostenta el record mundial de permanencia sobre la faz de la tierra, ya que lleva unos 220 millones de años (desde el Triásico) sin sufrir variaciones en su forma. Sus ejemplares se alimentan de plancton, larvas de insectos, gusanos y hasta renacuajos. También se puede dar el canibalismo hacia individuos que estén mudando ya que encuentran más débiles debido a este proceso. Adaptado a la sequíaSu ciclo vital es muy rápido (un mes y medio de vida) y está perfectamente adaptado a la sequía. Los huevos enterrados en el lodo seco pueden resistir fuertes heladas durante el invierno y eclosionar en 2 ó 3 días con la humedad de las primeras lluvias, aunque es necesaria una temperatura mínima de 23 grados centígrados para ello. Si los machos escasean, algo que suele ser muy habitual, las hembras de triops cancriformis pueden reproducirse por partenogénesis sin la colaboración de estos. Los huevos pueden viajar en el barro que queda pegado a las patas de las aves que visitan sus charcas y de esta forma pueden extenderse por toda su área de distribución.

El estudio de las charcas y pequeños puntos de agua no ha sido abordado en profundidad en la Comunitat Valenciana hasta la reciente puesta en marcha del programa LIFE "Restauración de Hábitats Prioritarios para los Anfibios". En este proyecto se está muestreando un gran número de puntos de agua como charcas, pozos y balsas y se está avanzando en el conocimiento de la biología de estos ecosistemas tan frágiles.

Además de este hallazgo y gracias al mencionado proyecto, se localizó la única población ibérica conocida de otro pequeño invertebrado, un crustáceo llamado Isaura mayeti, en otra charca de Alcublas.








Repetimos la entrada que hicimos en fechas pasadas ya que ayer salió publicada en Levante-EMV.

Uno de los objetivos de Peña Ramiro es conseguir que Alcublas aparezca el mayor número de veces en el mayor número de medios posible, aunque a algunos les pese.

En la parte superior derecha del Blog aparecen los artículos publicados recientemente en Levante-EMV y con ellos intentamos (que no conseguimos) llenar el hueco dejado por Míriam Civera.

Adelantamos que en el próximo número de la revista Fiestas y Sociedad aparecerá un reportaje sobre las fiestas de verano de Alcublas, que enviamos recientemente.


Noticia recogida en los siguientes medios:














4 comentarios:

Anónimo dijo...

Coincido con Peña. Alcublas en los medios es algo bueno para el pueblo.

penyista dijo...

Estáis en todo, Peña. Ojos Azules (os citan por error como asociación cultural), Tripos Nosequé, Molinos, Libros de el GAT, el último Pastor.
Coincido con el anónimo anterior: Alcublas ha de seguir saliendo en los medios, pues esa es la idea. Y esa idea creo que está por encima de cualquier otra. Lo demás son pamplinas, rollos y pensamientos disparatados.
Vivir para ver, Peña.

el diván dijo...

Acabo de poner un comentario en la noticia del feed back fotográfico hablando de los cambios que produce la vida y ahora leo que estos tripos llevan la tira sobre la faz de la tierra. Habría que preguntarles: ¿habéis cambiado mucho? Posiblemente si pudieran hablar contestarían de forma afirmativa. Lo de estos bichitos es adecuación al medio... y no cambia tanto con respecto a nosotros.
Felicitaros peñaramiro, pues estoy descubriendo un blog más que interesante. Seguiré en ello.

sigmund dijo...

Creo que el tripos ha cambiado bastante menos que nosotros. La vida rural hoy es vida casiurbana. A unos les pesa y a otros les gusta.
Me ha hecho gracia la divagación de "el diván".