miércoles, 17 de marzo de 2010

ALCUBLAS Y LAS FALLAS

Allá para los años 50, en la semana fallera, estas jóvenes alcublanas trabajaban más horas de las debidas. Las horchaterías eran lugar de reunión (al igual que en la actualidad) de todos aquellos que querían disfrutar de un buen chocolate con buñuelos... Pero todo ésto ocurría en Valencia. En Alcublas, como ya indicamos en año pasado, también se plantó falla. La ilusión puede a otras muchas cosas.



La comisión fallera la integraban, Arturo (mecánico de la fábrica) y su mujer Victoria, el tío LLatas, Jose María el panadero, D. José el médico, el tío "Bejisano" y su hijo Pepe, D. Miguel el practicante, Pepe el forestal, Rafa el "Molina"... y las guapas falleras: Alicia Orrios, Mari Carmen la "Bejisana", Carmen la "Regina" y Pilar "la Pedra".














Hubo pasacalle, música, falleras, misa... ingenio, alegria, amistad, fiesta en el "casal" del tío Bejisano, bocadillo gigante, baile...












Esta es la falla de SECCIÓN ESPECIAL que se plantó en Alcublas en el año 1962, coincidiendo con las fiestas falleras de Valencia. La "Comisión Alcublana" se creó de forma espontánea en la Fábrica de envases de madera que por aquella época, existía en Alcublas y de la que hablaremos con más detalle en otra ocasión.
Seguramente y como suele ocurrir en estos casos, surgió una idea y el entusiasmo corrió como la polvora entre los trabajadores de la fábrica y un grupo de amigos, que se unieron para organizar esta fiesta y elaborar la Falla. Pensat i fet!!!

No falto de nada...








Cuando una idea ilusiona y se convierte en "proyecto común" no hay nada que pueda pararla. Se alimenta con la energía de todos y no hay nada más gratificante que hacerla realidad.
Este es un pequeño ejemplo que nos puede servir... para creer en nuestros sueños, para compartirlos... para VIVIR.

...pero ayer también hubo fiesta fallera en Alcublas. Todos los niños vestidos para la ocasión, fallas, buñuelos...no faltó de nada!!
Os dejo con las fotos.



La cremà ha transcurrido con total normalidad.


¡¡FELICES FIESTAS FALLERAS!!




Las horchaterías del centro de Valencia siguen siendo el referente para muchos valencianos. El Siglo, Santa Catalina o El Collado son horchaterías que, situadas a escasos metros, constituyen todo un referente en el arte de hacer buñuelos. Estos negocios han pasado de generación en generación a lo largo del siglo pasado, heredando la fama y el buen hacer de sus antepasados.
Míriam Civera, Alcublas.
Levante-EMV. (2007)


La solera de estos locales ha quedado patente en su utilización como escenario de películas (Tranvía a la Malvarrosa) o por contar entre su clientela con lo más granado de la sociedad valenciana de la época y el resto del estado español.
No podemos olvidar el paso de la infanta Isabel “La Chata”, hermana de Alfonso XII, por los salones de Santa Catalina, como así reza en uno de los azulejos del local y que anteriormente estuvo colocado encima de una de las mesas.
Lo que muchos valencianos desconocen es que estas tres horchaterías han sido regentadas por alcublanos y alcublanas durante muchos años, es decir, vecinos de la localidad serrana de Alcublas. Este hecho provocaba que cuando se acercaba la fiesta fallera decenas de serranas, principalmente alcublanas y villarenses, bajaran a Valencia a “servir” en las horchaterías.
Esta costumbre marcó las décadas de los años cincuenta, sesenta y setenta del pasado siglo en estos pueblos de La Serranía.
Las chicas contribuían, de este modo, a la economía familiar, ya que en estos municipios siempre han escaseado las salidas laborales para las féminas. Algunas de ellas, principalmente las que no tenían obligaciones familiares que atender en sus localidades de origen, se quedaban largas temporadas a trabajar en la capital, uniendo la época “del chocolate” a la de “la líquida”, en relación a la horchata que se dispensaba durante los meses de julio y agosto.
Trabajar en las horchaterías de sus paisanos se convirtió en la salida profesional más habitual para muchas de las jóvenes serranas. Algunas de ellas se encargaban de la cocina y las que destacaban por su belleza solían estar de cara a la galería, bien como camareras o en la calle vendiendo los buñuelos.

Estas servían como reclamo para potenciar la clientela. Aunque las técnicas de márketing no estaban muy extendidas, la necesidad ya agudizaba el ingenio. La belleza y gracejo de estas serranas no pasó inadvertida para muchos empresarios valencianos, incluidos los propios horchateros, que acabaron casándose con alguna de ellas.
Hoy en día esta costumbre, convertida casi en ritual, prácticamente se ha perdido. Las jóvenes serranas ya no ocupan estos lugares de venta aunque, en la elaboración de estos deliciosos dulces, todavía participen algunas veteranas en este arte de hacer buñuelos.


Y finalizamos con estas hermosas imágenes de estos pequeños alcublanos que viven sus primeras fallas...



FELICES FIESTAS A TOD@S!!!

14 comentarios:

ROMANTICO dijo...

Que sería de Valencia sin las horchateras buñoleras Alcublanas, sin nuetra bandas de música y todo lo que aportamos a la fiesta incluyendo un gran repertorio de fallera/os,Por cierto PEÑA, podriaias publicar un reportaje con toda/os la/os vinculados a ALCUBLAS que se visten de VALENCIANA/OS para la ofrenda o cualquier acto.

Anónimo dijo...

Buena falla la de los nilos de Alcublas. Y una lástima no haber probado los buñuelos...

q buñuelos! dijo...

Yo sí probé los buñuelos. Mejores que los que se coman en los tenderetes de Valencia. Y no hablar del chocolate.

Anónimo dijo...

Excelente recopilación. No se os pasa una, pajaros.

enólogo dijo...

Lo de la falla quemada en Alcublas no es un hecho muy conocido. Le he preguntado a mi padre y sus amigos y ninguno la recuerda. Si no fuera por las fotos que ponéis diría que fue en otro pueblo.
Vuestro material gráfico, así como las colaboraciones no tienen precio, Penya.

Pito dijo...

Un mix perfecto entre lo de época y lo actual.
Sois como el Barça, molt mes q´un blog.

disfruta la fruta dijo...

si los buñuelos hubieran sido de calabaza hubiera sido nuestra perdición. Disfrutan mas las madres que los chiquillos, hay que ver.

Anónimo dijo...

Hoy he ido a la mascletá y luego bocata por el centro. La de Convento jerusalén imposible entrar, lo del premio da mucho de si.
Ahora llego a casa y me conecto, os tengo como página de inicio. Muy bueno lo de las fallas, he estado un buen rato recreándome con las fotos, se les reconoce a todos, tampoco han cambiado tanto. Y lo de la cremá de los niños del cole es todo un acierto el publicarlo. He llamado al pueblo y están todos los niños en el internet viéndose.
Muchas gracias por el blog Peña Ramiro.

Anónimo dijo...

Cuando una idea ilusiona y se convierte en "proyecto común" no hay nada que pueda pararla. Se alimenta con la energía de todos y no hay nada más gratificante que hacerla realidad.
Este es un pequeño ejemplo que nos puede servir... para creer en nuestros sueños, para compartirlos... para VIVIR.

Es lo mejor que he visto en éste blog,

Viky dijo...

Anoche vimos la de Convento Jerusalén. Ya era hora que el premio saliera de Campanar.
Menudas fotos pones, Peña. Es increíble el material que utilizáis.
De lo mejorcito que se puede ver en el internet serrano.

Loren dijo...

Gracias por ponernos las fotos de la falla del cole en Alcublas. Sois el único enlace que tengo permanente con el pueblo. Buen trabajo.

historiador diago dijo...

Marcando estilo y creando escuela.

ESQUIADOR ALCUBLANO dijo...

Una buena presentación de las fotos. Os superáis día a día. No he estado en las fallas, me fui a la nieve. Pero con ver la "cremá" por la tele y lo vuestro ya tengo fallas.

Lector de blogs dijo...

Acabaron las fallas.
Artículos así suponen superaros día a día como comenta el esquiador anterior. El archivo de imágenes que movéis es la envidia de cualquier persona con sentido común. Y me refiero tanto al blanco y negro como al color.