lunes, 8 de marzo de 2010

LAS MUJERES Y LOS HOMBRES NO SOMOS IGUALES... TODAVÍA NO

A pesar de las leyes, de las buenas palabras y las mejores intenciones, nuestra realidad sigue estando marcada por la discriminación. En estos últimos años, el deterioro ético de nuestra sociedad está pasando factura y muchos de los logros conseguidos por las mujeres durante el siglo XX, se van diluyendo en las aguas turbias de la hipocresía social y del cinismo político.


Poco hemos avanzado… Muy poco.
O mejor dicho, hemos dado un paso atrás.
Porque la mayoría de las mujeres siguen cobrando un salario inferior al de los hombres por el mismo trabajo.
Porque fueron 68 las mujeres asesinadas por sus compañeros en el año 2009. Y porque este dato es sólo la punta de un iceberg terrible y silencioso. Estamos ante una situación dramática que se extiende además a los niños/as.
Porque existen comerciantes de seres humanos, proxenetas sin escrúpulos que esclavizan a mujeres pobres y desamparadas y las explotan sexualmente. Son tratadas como ganado, privadas de libertad y de todo tipo de derechos, no tienen salida, ni oportunidades, ni ayuda.
Porque hay aproximadamente seis millones de mujeres “amas de casa” que desempeñan una función social y económica fundamental y no reconocida. Estas mujeres además de llevar y organizar sus casas, cuidan familiares enfermos, atienden a los familiares ancianos, cuidan de los nietos/as, sin ningún tipo de retribución ni de cobertura social cuando llegan a la jubilación.


Porque la presencia de las mujeres en la vida política, empresarial y social sigue siendo muy inferior a la de los hombres. Todavía asombra y escandaliza ver a una mujer ejerciendo su cargo como Ministra de Defensa y más aún si está embarazada.
Porque las mujeres tenemos el derecho de decidir sobre nuestro cuerpo, nuestra sexualidad y nuestra maternidad sin que tengamos que ser criminalizadas ni juzgadas.
Porque la historia debería reescribirse tomando en cuenta a las mujeres, porque nosotras también estuvimos, aunque no lo parezca.
Porque las mujeres no queremos que los hombres nos ayuden en casa, queremos que compartan con nosotras con igual responsabilidad y compromiso estas tareas y el cuidado de los hijos/as.
Porque los medios de comunicación reproducen unos roles diferenciados, sexistas, machistas y vejatorios.
El lenguaje hay que cuidarlo pero sobre todo las actitudes.
Porque…. (se pueden añadir muchos más)


Nos queda mucho por hacer. A las mujeres y a los hombres.
Cuando seamos capaces de mirarnos sin miedos, sin complejos, con libertad y respeto, desde la misma posición y en el mismo punto de partida, compartiremos la vida, caminaremos JUNTOS y celebraremos el día 8 de Marzo como “DIA DE LAS MUJERES Y HOMBRES TRABAJADORES/AS”.
Entonces lo habremos conseguido, entonces seremos IGUALES.



ASMARA

20 comentarios:

kint@62 dijo...

Gracias por tod@s
y que podamos seguir insistiendo.

Myrtus dijo...

Se puede decir más alto, pero nunca más claro.

Intento siempre feminizar mis escritos y mi forma de hablar, a ver si así se toma conciencia de cómo molesta que te traten con el sexo y género que no eres, no has sido, ni nunca serás.

El lenguaje es una característica única que nos diferencia del resto de seres, se nos inculca desde el día de nuestro nacimiento y nos introducen en nuestras neuronas ideas cinceladas a fuego, las cuales muchas veces las asumimos como grandes verdades sin tan siquiera pensar en su significado; así que LO PODEMOS CAMBIAR ENTRE TODAS; ya está bien de utilizar únicamente el masculido con el escudo que se pone en que "es un lenguaje genérico", y digo yo ... ¿quien lo etiquetó así?, ¿más de un carcamal de la RAE?
Yo os aseguro que no.

Como he dicho en mi blog, para mi hoy es un día de reflexión y reivincación, no de felicitación, que como tú bien has expresado hay un gran abismo y desigualdad entre mujeres y hombre desde el momento que nuestros genes son XX.

Gracias por tu exposición :D

Salut, Myrtus

PD: Soy absolutamente feliz de ser mujer y muy orgullosa de serlo.

Anónimo dijo...

Si queremos celebrar el día de la mujer trabajadora (u hombre) lo tenemos mal, cada día trabajan menos.
¿Para cuando el día mundial (o mejor nacional) del parado/a?

un hombre dijo...

Mis más sinceras felicidades a todas. Os merecéis un reconocimiento peremne.

campanile dijo...

Esto de ser el día de... suena ya muy rancio. Y que uno de ellos sea el de la mujer ya ni te digo, es muy preocupante. Normalmente los días de son para causas perdidas, semi perdidas o melancólicas.
NO ES EL CASO.
Esta Asmara escribe bien. Que siga la cosa.

machito ibérico dijo...

Así me gusta nenas, que os divertáis. Esta tarde a celebrarlo a la cafetería del Corte Inglés.

Laura dijo...

Yo me iré con mis amigas a Cafés Valiente, machito ibérico. Hay allí más ambiente por la tarde. Como guasa vale, pero es de muy mal gusto ese comentario.

Anónimo dijo...

Que pena que se celebre un día mundial de la mujer trabajadora. ¿Lo del adjetivo por qué? Todo son distinciones.
Cuando dejarán de dedicar días a alguien?

Lourdes dijo...

Ecelente artículo y que nos canta las verdades del barquero. Lo que nos deja claro es que queda mucho camino que recorrer. Y ese camino lo debemos hacer todos juntos, hombres y mujeres, con todo lo que ello conlleva.

economista gay dijo...

La función económica del ama de casa se cuantificó en su día pero ¡claro! supone un pastizal para las arcas del estado. Estas cosas se reconocen pero no se pagan, pues el horno no está para bollos...

Anónimo dijo...

Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres,
¡Qué poco es un solo día, hermanas,
qué poco, para que el mundo acumule flores frente a nuestras casas!

De la cuna donde nacimos hasta la tumba donde dormiremos
-toda la atropellada ruta de nuestras vidas-
deberían pavimentar de flores para celebrarnos
(que no nos hagan como a la Princesa Diana que no vio, ni oyó
las floridas avenidas postradas de pena de Londres)
Nosotras queremos ver y oler las flores.

Queremos flores de los que no se alegraron cuando nacimos hembras en vez de machos,
Queremos flores de los que nos cortaron el clítoris
Y de los que nos vendaron los pies
Queremos flores de quienes no nos mandaron al colegio para que cuidáramos a los hermanos y ayudáramos en la cocina
Flores del que se metió en la cama de noche y nos tapó la boca para violarnos mientras nuestra madre dormía

Queremos flores del que nos pagó menos por el trabajo más pesado
Y del que nos corrió cuando se dio cuenta que estábamos embarazadas
Queremos flores del que nos condenó a muerte forzándonos a parir
a riesgo de nuestras vidas
Queremos flores del que se protege del mal pensamiento
obligándonos al velo y a cubrirnos el cuerpo
Del que nos prohíbe salir a la calle sin un hombre que nos escolte

Queremos flores de los que nos quemaron por brujas
Y nos encerraron por locas
Flores del que nos pega, del que se emborracha
Del que se bebe irredento el pago de la comida del mes
Queremos flores de las que intrigan y levantan falsos
Flores de las que se ensañan contra sus hijas, sus madres y sus nueras
Y albergan ponzoña en su corazón para las de su mismo género

Tantas flores serían necesarias para secar los húmedos pantanos
donde el agua de nuestros ojos se hace lodo;
arenas movedizas tragándonos y escupiéndonos,
de las que tenaces, una a una, tendremos que surgir.

Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres.
Queremos flores hoy. Cuánto nos corresponde.
El jardín del que nos expulsaron.

Gioconda Belli

a las barricadas dijo...

A pesar de que la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora surge como una demanda que reivindica la lucha constante de las mujeres proletarias, los gobiernos neoliberales se han apropiado de esta fecha para lavarse la cara y hacer de este día una celebración frívola nada más, por ello nos corresponde a nosotras, las mujeres trabajadoras, recuperar este día, que es solamente nuestro, recuperarlo para seguir peleando por nosotras, por nuestras familias y por nuestras sociedades.

Lector de blogs dijo...

Al machito ibérico me lo tomo como la nota humorística del artículo. Ha tenido gracia el tío.
Lo que no sabe es que el macho ibérico está en franco retroceso, casi en peligro de extinción. Creo que habían clonado células de Paco Martínez Soria y de Alfredo Landa para evitar su desaparición. También sus niveles de espermatozoides en semen han caído de forma lamentable. Todo son pegas, amigo machito.
Deja en paz a las mujeres y ves pensando colaborar con ellas. Te irá bien , te lo aseguro.

ASMARA dijo...

Buenas noches a todos/as:

Gracias por vuestras aportaciones, por todas (incluida la del machito ibérico). Enriquecen y completan la entrada en el blog y de eso se trata, precisamente.

A machito ibérico: Se me ocurren sitios mucho más divertidos para celebrar cosas. Si te atreves podemos quedar un día y te enseño unos cuantos, con una condición (si no tienes inconveniente): invito yo, machote.

Besos y al ibérico, un mordisco.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo. Me Ha parecido una reflexión muy acertada.Espero que a la vuelta de un tiempo, no sea necesaria esta reflexión ni esta celebración.

Anónimo dijo...

Desde hace años ,tengo colgada en la nevera ,la viñeta de la mujer que tendría que ser feliz y está hasta el gorro. Aunque la viñeta nos hace sonreir, el mensaje no es ningún chiste.

Anónimo dijo...

No esperaba menos de tí ASMARA. Excelente entrada.Sigamos reivindicando y cambiando lo que no nos gusta, aunque sea pasito a pasito,en nuestro entorno, con nuestras parejas, hijos. Seguro que algo conseguiremos.

Macho de pelo en pecho. dijo...

Mucha reivindicación del día de la mujer, pero mientras en el pueblo, las amas de casa toman café en la disco, los maridos están currando como perros los siete días de la semana para llevar un plato de lentejas.
Luego las amas de casa, que si al teatro, que si al carnaval de Benicasim...igualito que los hombres.

ASMARA dijo...

Macho de pelo en pecho:

Las amas de casa y mujeres en general tenemos la sana costumbre de tomar café donde nos parece bien y cuándo nos parece bien. Tengo que informarte que, además, organizamos cenas, viajes, excursiones, salidas culturales, charlas, play-backs y hasta un tupper-sex!.
Sentimos mucho que te incomodes con nuestra reprobable actitud, pero el que te moleste no es problema nuestro. Es un problema exclusivamente tuyo y de los machos como tú (de pelo en pecho) que seguís pensando que las mujeres debemos estar en casa "y con la pata quebrada".
Afortunadamente vais quedando menos.

Ah!! y un consejo: a las mujeres nos gustan últimamente los hombres depilados. Creo que estás perdiendo el tren, machote.

Blas. dijo...

No había tenido ocasión de leerlo todavía, pero este artículo demuestra, que el género masculino en particular saca a relucir los instintos mas despreciables de la raza "humana".

Y no voy a malgastar mis palabras en contestar a los "machos", ya que ellos solos se descalifican.