martes, 6 de abril de 2010

EL ARTE SACRO EN ALCUBLAS ( II )

Pasado ya el lunes de Pascua vamos a continuar con la extensa colección de arte sacro que guarda en su interior la Iglesia de Alcublas. Comenzaremos en esta ocasión con la Cruz Parroquial, de la que ya hablamos con anterioridad, http://penyaramiro.blogspot.com/2009/12/trabajaron-para-alcublas.html


LA CRUZ PARROQUIAL


La Cruz data del siglo XIII. Está firmada por Eloy Camañes, ilustre orfebre valenciano de la época.
Originariamente era de plata, que contrastaba con un Jesucristo dorado. Fue modificada recientemente con un baño de oro y un Jesucristo bañado en plata, una decisión que la población considera poco acertada.
La Cruz está laboriosamente trabajada.
En la parte delantera, donde queda postrado Jesucristo, se distinguen:

* San Antonio Abad, patrón de Alcublas (en medallón central superior).
* San Cristobal, protector de los peregrinos (en un medallón lateral).
* Santos de Piedra, Abdón y Senén (en el otro medallón lateral). Alcublas es una zona agrícola y estos santos son protectores de los campos contra las granizadas y la mala climatología en general.
* Cruz Oriental de Egipto (en la parte inferior, a los pies de Jesucristo). Egipto es la tierra de nacimiento del patrón San Antonio Abad.
* San Agustín (en la parte inferior). En tiempos de sequía la población invocó al Santo del día, San Agustín, que les con cedió un manantial.
* Padre Eterno, en la intersección que forma la Cruz.

En la parte trasera se distinguen una serie de santos típicamente valencianos:


* San Vicente Ferrer, en el medallón superior.
* Santa Bárbara, en el medallón lateral izquierdo.
* San Sebastián, en el medallón lateral derecho.
* San Vicente Mártir, en la parte inferior.
* Virgen del Rosario, en la parte central.





LA CRUZ PROCESIONAL


Esta cruz data del siglo XV. Es de plata bañada en oro.
La parte inferior de la misma es la más destacable, imita las capillas del claustro de los conventos góticos, a base de arcos apuntados y parteluces.



IMAGEN DE LA VIRGEN DE LA SALUD


Según la tradición, el rey Jaime I regalaba imágenes de vírgenes o cristos, según la devoción, de los pueblos que conquistaba. A los alcublanos les regaló la imagen de la Virgen de La Salud, que fue destrozada durante la guerra civil. Esta imagen es una réplica exacta a la de antaño.
En la imagen destacan el Escudo del Antiguo Reino de Aragón así como el murciélago del escudo de Valencia, en brazos del Niño.


ALTARES LATERALES

Vírgen de Los Desamparados

Data del siglo XVII. Perteneció a la Cartuja de Vall de Crist.

Al igual que la Virgen de Los Desamparados de Valencia, está hueca por la parte posterior. Se colocaba sobre los féretros de gente humilde para darle un entierro digno y con la protección de la Virgen, de ahí su nombre.
Está creada con cartón – piedra para evitar un sobrepeso excesivo en los féretros, y en las procesiones.

Curiosamente, en vísperas de guerra civil fue llevada a restaurar, lo que le salvó de ser destrozada como la mayoría de las imágenes.




Arca del monumento (Arca del Tabernáculo)

El arca tiene por finalidad principal albergar el copón con “las formas” consagradas el Jueves Santo y que serán distribuidas en los oficios del Viernes Santo de la Pasión y Muerte del Señor.

Está creado con talla de madera de ciprés dorada y policromada, cuyas características le confieren una especial resistencia a la humedad y al ataque de xilófagos.
Los dibujos tallados son alusivos al Colegio del Patriarca, en Valencia.
La cofia, que constituye el remate superior, no existía, la añadieron en la última restauración. Mención aparte es la duración de esta restauración, que se prolongó durante dos años debido a la gran cantidad de gotas de cera derramadas, eliminadas una a una con bisturí.

Junto al Arca están ubicados dos ángeles de madera policromada cuyos estudios los datan del siglo XIII. Fueron donados a la Iglesia en 1950 por la familia de Don Víctor Albalat.




Relicario de la Cueva Santa


Está creado con madera bañada en oro de 24 kt , en el centro está la imagen de la Cueva Santa en yeso, al igual que la original.
En el relicario se aloja una parte ósea de San Vicente Ferrer o algún otro santo
, no existen conocimientos exactos acerca de su identidad.
En él se encuentran las imágenes siguientes:

San Joaquín y Santa Ana, los padres de la Virgen, en un lateral.
San José con el Niño, en la parte superior.
Fray Bonifacio Ferrer, el autor de la imagen, abajo.

Cabe destacar dos altares más:

El primer altar que se construyó tras la guerra civil, con la Virgen del Rosario.

El altar de San Rafael, cuyo valor reside en la imagen creada por Carmelo Vicent, padre de Octavio Vicent, autor de la imagen de la Virgen Peregrina de Los Desamparados.






Cristo yaciente y crucificado


Su particularidad reside en sus brazos articulados que permiten las dos posiciones de su nombre.
Sale en la procesión del Santo Entierro, el Viernes Santo.


Fotos y texto:
- Estudio del Patrimonio Monumental y Artísitico de Alcublas, de Encarna Alcaide.
- Dejaron huella en Alcublas (Blog Peña Ramiro), de J.A. Martínez Peris.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy apropiado a las fechas e instructivo.
Desconocía que la familia de Don Victor donara los ángeles del arca. Curioso.

+ faena dijo...

Don Víctor fue todo un benefactor para Alcublas (y para él mismo).
Sería interesante que le hicierais un artículo, pues sería muy interesante.

Verguenza me daría dijo...

Cuanta pasta tiene la iglesia.Y ellos a seguir pidiendo.