martes, 1 de junio de 2010

1937. UN JOVEN ALCUBLANO EN EL FRENTE


El pasado sábado 22 de Mayo, en los actos organizados por el Ayuntamiento de Alcublas en la Casa de la Cultura, propusimos la inclusión de una carta de un joven soldado alcublano en el frente del centro datada en el mes de Octubre de 1937.
Pensamos que difundir esta carta, manteniendo como es lógico el anonimato de su autor para preservar su intimidad, era muy interesante por varias razones. En primer lugar, esta sencilla carta de un muchacho en el frente, refleja muy bien los sentimientos de todos aquellos que tuvieron que luchar en la guerra de España: la nostalgia de su pueblo, de su família, el hambre, el frío, el miedo... las ganas de volver. Por otro lado, esta carta es en sí misma un documento muy valioso que nos conecta con nuestros propias vivencias familiares.
Quisimos hacer un pequeño homenaje a todos aquellos que sufrieron la tragedia y, sobre todo, a todos aquellos que no pudieron nunca volver a sus casas. Un trozo de realidad que nos conmueve, nos sacude y nos hace reflexionar. En su memoria, para que no se derrame ni una sola gota más de sangre inocente.
La imagen que acompaña estas palabras es un cuadro de Marc Chagall ("El soldado bebé" - 1911-1912). Chagall evoca en esta obra los recuerdos de su Rusia natal, ya que el autor vivió intensamente las dos guerras mundiales. Se vió obligado a huir a Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial debido a su origen judío.



5 comentarios:

CALIMERA GUAY dijo...

Ya que soy la primera en publicar un comentario,os dire,que tengo los ojos llenos de lagrimas,yo no pude llegar el dia de la exposicion,en el momento que se expuso la carta,en la pantalla de la casa de la cultura.Pobre paisano,con todos los sueños que tenia,para su regreso y la PUTA GUERRA..,se los arrebato,que injusta es la vida,por que,por que,por tener ideas diferentes nos matamos,unos a otros,no hay derecho,no habia derecho que se mataran entre hermanos,como me cuenta mi mdre.La verdad, es que la carta me ha tocado el corazon,espero y deseo,que se terminen las guerras,............en todos los sentidos y que nunca mas,suceda,lo que sucedio,al fin y al cabo,no se gana nada,al contrario,se pierde todo.por eso yo os digo,lo que dice la cancion.........NO,NO A LA GUERRA,QUE LA GUERRA ES MU PERRA..Hagamos mas el amor,pues vale mas MORIR DE AMOR,QUE DE UN TIRO,POR RENCOR............Felicidades de nuevo PEÑA RAMIRO,y no entreis al trapo de nada,no vale la pena,sois geniales,saludos de una Peñista,de visita diaria.

El Blanco dijo...

Las cosas son como son, y esta carta retrata fielmente la crudeza de la guerra, el ansia de un héroe alcublano que quiso regresar a su tierra, pero el destino le arrebató esa posibilidad. Es el silencio el mayor homenaje que se le puede hacer a este alcublano y a otros tantos que la guerra arrancó de cuajo de la tierra que tanto amaban: Alcublas:
Te lo has currado Peña, te felicito.
Saludos!!

Anónimo dijo...

Emocionante relato, ojalá nos ayude a reflexionar, debemos de valorar lo que tenemos hoy aún a pesar de la crisis,para él los higos y las almendras eran muy apetecibles, y sobre todo deberiamos de enterrar que no olvidar las diferiencias rojos-azules. Gran relato

Paquita dijo...

Emotividad a tope.
Lloré en la casa de la cultura y he vuelto a hacerlo ahora.
Cuanta más gente la lea más gente aprenderá algo.

Anónimo dijo...

Impresionante documento. Me apunto a lo que dice Paquita, cuanta más gente la lea, sobre todo gente joven, les puede venir muy bien.
Aprenderán un montón. Buen trabajo, Peña.