martes, 11 de mayo de 2010

CUANDO EL ÁNGEL SAN GABRIEL

El nombre de María Teresa Oller aparece íntimamente asociado al estudio del folklore musical de la Comunidad Valenciana. Su continua dedicación, fruto de su profundo amor por la música tradicional de su tierra, que lleva grabada en lo más hondo de su corazón, la ha llevado a convertirse en la máxima especialista del folklore musical valenciano, sus estudios y sus numerosas transcripciones de materiales musicales populares bien lo demuestran.


En su libro "Cançons narratives Valencianes", del año 2000, hace un completísimo recorrido por todo este género en nuestra Comunidad. Por lo que nos toca a nosotros, hay que destacar el papel tan importante que desempeña la religión en este tipo de canciones, pues muchas de las historias pertenecen a la vida de un santo, a sus milagros o a pasajes de los Evangelios.

María Teresa Oller rescata de Alcublas/Les Alcubles una obra religiosa:

CUANDO EL ÁNGEL SAN GABRIEL

Cuando el Ángel San Gabriel
vino a traer la embajada
que María Virgen es,
al punto quedó turbada.
El Ángel le dice:
- Aurora del Sol:
quiere el Padre Eterno
sea embajador.
Un día mira José
que el vientre le va creciendo;
de su esposa se admiró
y dijo consigo mismo:
- Mi Esposa está encinta
estando yo ausente;
cuando esto se sepa,
¿qué dirá la gente?
¿Tan boniquita y tan bella
me la tengo que dejar?

y sin vida amorosa,
un pobre viejo ¿qué hará?
Me iré a un desierto
y allí le amaré
y Dios que te ampare;
vida de mi bien.
Con el atico liado
para irse se quedó;
del cielo le vino un ángel
la verdad le reveló.
Se levanta humilde
y alegre se postra
y José le pide
a su amada Esposa.
José le dice a María
a punto de caminar:
¿Has arreglado la cesta?
tendrás cosas que llevar.
Por esos lugares
pidiendo limosna,
por esos lugares
les coge la cosa.
"Mamprendieron" el camino
con aires, vientos y fríos
la Virgen y San José
y el Niño recién nacido.
Al Niño lo llevan
con tanto cuidado,
porque el rey Herodes
quiere degollarlo.
Un poco más adelante,
a un labrador encontraron;
María le preguntó:
- Labrador: ¿qué estás sembrando?
- Señora, estoy sembrando
estas piedras.
-Pues si piedras siembras,
cantos se te vuelvan.
Fue tanta la multitud
que Dios le envió de piedras,
que se le quedó el bancal
como si fuera una sierra.
Este es el castigo
que Dios le envió
estando sembrando
aquel labrador.
Un poco más adelante,
a otro labrador que vieron
María le preguntó:
- Labrador ¿qué estás haciendo?
- Señora: sembrando
un poco de trigo
para todo el año.
- Vendrás mañana a segarlo
sin ninguna dilación,
este favor os lo ha hecho
el Divino Redentor.
Y si por nosotros
vienen preguntando,
dirás que nos viste
estando sembrando.
El labrador se fue a casa
con contento y algazara

contándole a su mujer
lo que en el día pasaba.
Buscando peones
al otro día fueron
a segar el trigo
que ya estaba seco.
Estando segando el trigo
nueve hombres de a caballo
por una mujer, un Niño
y un viejo van preguntando.
El labrador dice:
- Yo sí que los ví
estando sembrando
pasar por aquí.
Se miran unos a otros;
dos mil reniegos echaban
de ver que no habían hecho
el intento que llevaban.
El intento era
de llevarlos presos
y de presentarlos
a Herodes soberbio.
Por vuestra huida a Egipto,
Sagrada Virgen María,
alcanzad de vuestro Hijo
que nos de salud y vida.
José que nos tenga
siempre en la memoria,
que no nos olvide
y nos de la gloria.







Y éste es el Romance alcublano, que María Teresa Oller prefiere denominar Canción Narrativa, que está a medio camino entre lo religioso y el villancico.
Dentro del término "cancion narrativa" entran toda esta serie de canciones populares: narración satírica, baladas, sobre pasiones, religión, etc., que se adecúan a la denominación "romances nuevos". que a lo largo de siglos han ido evolucionando, perdiendo su sentido juglaresco y dando un nuevo sentido a canciones y sucesos mucho más actual, más del gusto popular. También se unen normalmente a una enseñanza que al final de la canción quiere buscar la atención dando un consejo al que la oye.





Esperamos que os haya gustado.

6 comentarios:

enanito dijo...

Otra recuperación más... y van...
Enhorabuena, siempre en lo que hay que estar. Sin dispersaros.

ánimo dijo...

El texto no tiene desperdicio alguno.
Ahora sólo falta conseguirlo en audio, e incluso si os atrevéis a cantarlo, pues mejor.

B.C.G dijo...

Conocía romances alcublanos, pero de éste ni idea. Curioso y largo.
Es muy importante el recatar este tipo de cosas, pues poca gente hay en este empeño. Gracias por vuestro cometido.

Anónimo dijo...

Muy alcublano lo de mamprendieron. Hasta entonces tenía mis dudas. Ahora ya está claro, alcublanico.

Ricardo dijo...

"si siembras piedras
cantos se te vuelvan"

¿Es o no es filosofía pura?

Anónimo dijo...

Coincido con Ricardo. Y también añado que es un dicho popular desconocido para mí.
La cuestión es aprender.
JLM