jueves, 6 de mayo de 2010

OFERTA DE OCIO EN LA SERRANÍA

Verche, los baños del sultán
El balneario de la Serranía del Turia ofrece aguas termales con siglos de antigüedad entre un paisaje modelado por los ríos Tuéjar, Chelva y Turia


11.04.10 - 01:07 - JAVIER CARCELLER VALENCIA.

No son pocos los establecimientos hoteleros que han sumado a su oferta tradicional los tratamientos de spa, wellness y similares con evidente éxito. Sin embargo, culturas como la árabe y la romana ya vieron en las aguas termales un goce para el cuerpo y los sentidos.
Nuestro territorio tiene varios balnearios que han heredado esa cultura y que hoy en día la ponen a disposición de los clientes más exigentes con un sabor añadido, la tranquilidad, el contacto con la naturaleza y las agujas del reloj paradas. Este es el caso del Balneario de Verche, situado en Calles, en la Serranía del Turia, cuyas aguas minero medicinales ya las disfrutó la favorita del sultán que reinó entre las tierras del alto Turia hace cinco siglos, según cuenta la leyenda.
Ana Gil, responsable del establecimiento comenta que el balneario es diferente a cualquier spa, porque «aquí el cliente descansa, desconecta de la ciudad, el pueblo más cercano está a cinco kilómetros, y no te despiertan ni las campanas de la iglesia, tal vez algún pajarito, sales nuevo. En los spa no vas con tanto tiempo».
A pesar de sus encantos, el balneario tampoco ha sido ajeno a la crisis. Gil señala que esta Semana Santa ha sido «más floja que el año pasado». De la temporada alta, del verano, no puede adelantar nada, ya que «cada vez más los clientes reservan a última hora» de forma que la ocupación puede cambiar de una semana a otra e incluso alguien puede quedarse sin habitación.
Está alejado del mundanal trajín de la metrópoli, pero los tiempos también cambian para este tipo de balnearios, al igual que los clientes.
«Siempre ha existido la mentalidad de que son establecimientos para personas mayores, pero está cambiando. Sí, el cliente de larga estancia, el que pasa dos semanas, suele ser una persona mayor, pero cada vez más viene gente joven que quieren disfrutar de todos los servicios en un fin de semana o tres días, quieren desconectar y descansar, apartarse de la ciudad. Además, a los tratamientos tradicionales con las aguas termales, aportamos masajes aromáticos, homeopatía y otros servicios más modernos», explica Ana Gil.
Sus aguas naturales son adecuadas para el tratamiento de problemas del aparato circulatorio, digestivo y respiratorio, para la piel, el estrés, la nutrición, el reumatismo y el aparato locomotor.
Desde hace meses el establecimiento ha incorporado tratamientos especiales como la aerolterapia e inhalaciones antiestrés, antiobesidad y anticelulitis, baños de algas y aceites esenciales, hidromasaje, chocolaterapia, clapping, cura hidropínica y diversos tipos de ducha, servicios atendidos por personal médico.
Para disfrutar de esta oferta el hotel dispone de 19 habitaciones dobles, tres viviendas adaptadas para personas discapacitadas, nueve habitaciones con salón y una habitación individual. De haber podido hacerlo, el sultán le habría ofrecido estas atenciones a su preferida.

http://www.lasprovincias.es/v/20100411/dinero/verche-banos-sultan-20100411.html

1 comentario:

wellness dijo...

Una buena y cercana propuesta, si señor.
Hace más de 20 años que no he ido a Verche. Habrá q volver.