jueves, 17 de junio de 2010

FRASES ALCUBLANAS

Continuando la entrada de la semana pasada, recopilamos frases hechas alcublanas relacionadas con la agricultura –siguiendo la línea de la influencia de la economía en el lenguaje- que sirven para describir las virtudes o defectos de personas y cosas:

-“Que pocos estiles has de romper”.
Esta expresión se dice a las personas poco trabajadoras, independientemente de que se dediquen a la agricultura o no. En su origen servía para referirse a las personas que no eran muy aplicadas en el campo, ya que si rompían pocos estiles (mangos de las azadas) era porque iban a cavar poco.

-“Ser más basto que un arado”.
Expresión que se aplica a las personas poco finas y brutas, tanto a chicos como a chicas.

-“Ese es un abogado de secano”.
Se dice de las personas que, sin tener estudios, utilizan un lenguaje altivo y con muchas leyes y exigencias.

-“Pues no tiene ese leyes, ni nada”
Expresión sinónima a la anterior.

-“Menudo alsijo tenía escondido la abuela, ¡cómo para encontrarlo!”.
Un alsijo es un escondite de dinero o comida.

-“¡Qué turroz eres!”.
Se utiliza para designar a las personas muy cerradas y de ideas muy retrógradas.

-“Eres un ababol”.
Expresión que se utiliza para designar a las personas excesivamente delicadas, que decaen rápidamente, de forma similar a como lo hace el ababol (amapola) cuando le da el sol.

-“Barata perras”.
Expresión utilizada para indicar que con dinero todo se puede comprar.

-“Que me han quitado el rozao”.
Esta expresión se utiliza para referirnos a los del Villar, ya que cuentan una anécdota en la que un villarenco se iba todos los días al bar pero a su mujer le decía que se iba a rozar (labrar). Un día la mujer le dijo que quería ir a ver lo que había hecho y cuando llegaron al bancal, dijo el hombre: ¡Ay, si me han quitao el rozao!
La fama de los villarencos de personas poco trabajadoras y muy juerguistas –inmerecida o no, se debe a las rivalidades habituales entre pueblos vecinos- está presente en muchas otras expresiones e incluso en las canciones de los Quintos (que son un reflejo de la vida del pueblo):
“Allá va la despedida al estilo del Villar
la mañana está perdida lunes antes de almorzar”

-“Ese bancal tiene muchas novias”.
Se dice de los bancales que están bien ubicados, tienen mucha molla,... y por tanto muchas personas que los quieran comprar.

-“Estas manzanas son cundidoras”.
Se dice de aquellos frutos de tamaño mediano que son fácilmente repartibles.

-“No te cunde el estudio ni la faena”
Se dice de aquellas personas que se entretienen mucho y que no avanzan ni en sus estudios, ni en sus tareas.

-“Lo quiere cundir todo”.
Se dice a aquellas personas que quieren estar en todos los sitios, que son muy activas.

-“Ser más tonto que un día de aire”.
Los días de aire son muy molestos para los agricultores, ya que tienen que salir a trabajar al campo con un tiempo desagradable. Por lo que esta frase quiere decir que una persona es muy molesta.

-“A ese chico le hace falta un regón”.
Se dice de aquellas personas que actúan a la ligera, con poco sentido común.

-“A ese le hace falta un regón pero con abono y todo”.
Expresión sinónima de la anterior, pero más reciente.

-“A ese le falta un regón pero con 15-15 (tipo de abono)”.
Expresión sinónima de las anteriores, pero mucho más reciente.

-“Ser un ceporro”
Se dice de aquellas personas poco avispadas.

-“Ser un caga tajos”.
Persona poco trabajadora que deshace las cuadrillas de jornaleros porque no cumple con la parte de trabajo que le correspondía.

-“¡Qué mantellina!”

-“Caga poquico y estiéndolo bien”
Persona que realiza pocas actividades y que encima presume de ellas.

-“¡Qué socarrón!

-“¡Qué melsa!”

-“¡Menudo malfatán!”

-“¡Qué panlliga y estora vieja!”

-“¡Qué perrango!”

-“¡Qué memo!”

-“¡Que desmanotado!”
(Estas siete últimas expresiones son una crítica hacia las personas poco trabajadoras).

-“¡Cóvala bien!”
Expresión que se dice cuando no te apetece levantarte de la cama para ir al monte y ya se hace la hora de salir de casa (la dicen, sobre todo, los padres a los hijos).

-“Te va a salir el lucero”
Expresión utilizada para indicar que está anocheciendo y que no te va a dar tiempo a acabar la faena del monte que estás realizando.

-“Estar como una cepa”.
Ir borracho.

-“Ir carambocano”.
Ir borracho.

-“¡Te dan unos araboques!”.
Persona que actúa por impulsos, sin reflexionar. Hace alusión a los “araboques” climáticos (corrientes de aire fuertes y repentinas).

-“Parecer una tabla de atablar”.
Se dice de aquellas chicas que tienen poco pecho.

-“Me voy a dar una vuelta a ver si se me desemboira la cabeza”.
Expresión que indica que estás mareado o agobiado, y que necesitas despejarte.

-“Eres un empelte”.
Se aplica a aquellas personas que no están quietas, que no se comportan como deben. Podríamos relacionarlo con el hecho de que un empelte (injerto) es algo añadido, que no está en su posición natural.

-“Es más largo que una lastra”.
Se aplica para designar a las personas muy altas.

-“Topetarse con alguien”.
Acción de encontrarse con alguien por casualidad, es similar a lo que les ocurre a los tractores cuando están labrando y se “topetan” con algún obstáculo.

-“Estar en la parra”.

-“Estar en la higuera”.
Expresiones sinónimas que significan no estar atento, estar en las nubes. Una hace referencia al cultivo de la vid (parra) y otra al cultivo de las higas (higuera).


*Extraído de Influencia de la economía en el lenguaje. Alcublas y la agricultura (1998) de Míriam Civera Jorge.

4 comentarios:

barata perras dijo...

Otro estupendo artículo de otra estupenda colaboradora.
Da gusto leeros.

Matapola dijo...

Es curioso: he leído comentarios en el blog Peña Ramiro de que circunstancias, conservaciones patrimoniales, costumbres, etc habían desaparecido y no eran de muchos años atrás.
Sin embargo, muchas de esas expresiones se conservan a día de hoy. Sería interesante el estudiar el por qué perduran unas cosas y otras razonablemente parecidas caen en desuso más rápidamente.

Magda dijo...

Turroces y abogados de secano sobran en el pueblo. Hay varios e incluso alguno presume de ello.
Así es la vida rural.
Afortunadamente hay de todo.

Más de uno se habrá visto representado con este texto, pues son expresiones que todos hemos utilizado más de una vez.

Marga dijo...

y pezcuños también.