lunes, 27 de diciembre de 2010

FESTIVIDADES ALCUBLANAS: LOS INOCENTES

El Día de los Santos Inocentes es la conmemoración de un episodio del cristianismo: la matanza de todos los niños menores de dos años nacidos en Belén, ordenada por el rey Herodes con el fin de deshacerse del recién nacido Jesús de Nazaret.

En Alcublas la fiesta se celebraba desde tiempo atrás...
El 27 de diciembre se reunía todo el pueblo alrededor de un tablao que se levantaba en la plaza. Allí presenciaban una curiosa inocentada:
Los mozos, los quintos del año, ocupaban el tablao; allí deliberaban y ordenaban al pregonero que publicara a viva voz el siguiente bando:
"Se hace saber, que mañana desde las siete a la tarde al mediodía, no saldrá ninguno ni entrará en el pueblo. Al que salga se llevará a la cárcel, y el que entre pagará multa.
Y también se hace saber que queda privado el salir y entrar en las casas, pagando la pena igual el que entre que el que salga".

El día 28 los mozos se lanzaban a la calle y con una soga cazaban al que pretendía salir al campo; lo ataban como reo de faltar al bando y lo metían en la cárcel. Durante todo el día las autoridades cedían las llaves de la prisión a los mozos. La entrega de algunas perras les habría las puertas del encierro.
También ese día y en presencia del alborotado público, los quintos amonestanan en la plaza a los viejos del pueblo con las mozas del pueblo, armándose el consiguiente alboroto por los improvisados y disparatados "noviazgos".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Otro made in Alcublas.
Un 10.

Lucas dijo...

Desconocía estas "costumbres" olvidadas de los alcublanos. Buen recuerdo, es la única manera que sigan perviviendo.