domingo, 26 de septiembre de 2010

VIAJEROS ILUSTRES EN ALCUBLAS...

ALEXANDRE de LABORDE

PARTE 1ª


UNO DE LOS MÁS ILUSTRES DIVULGADORES DE ESPAÑA

En nueva colaboración para este blog PEÑA RAMIRO, y siguiendo con la serie de personajes ilustres con algún tipo de relación con Alcublas, repasaré la vida y obra de uno de los principales viajeros que recorrieron España en siglos pasados, en concreto a finales del siglo XVIII y principios del XIX, y que pasaron por Alcublas: Alexandre de Laborde.



Alexandre Louis Joseph de Laborde, nació en París el 17 de septiembre de 1773 en el seno de una familia acomodada. Fue el cuarto hijo de Juan José (Jean-Joseph) de Laborde, un rico financiero y marqués de origen español (había nacido en Jaca) que murió en la guillotina en 1794. Al comenzar la Revolución Francesa (1789) y ver amenazada la monarquía, su padre envió a Alexandre a Viena donde ingresa en el ejército imperial austriaco, del que llegará a ser oficial (jefe de escuadrón). Tras licenciarse en 1797 regresó a Francia, entrando en el Ministerio de Relaciones Exteriores bajo la protección del propio ministro Talleyrand.


Con un gran interés por las artes y la arqueología, Laborde viajó por Inglaterra, Holanda, Italia y España. En 1800 vuelve a España, esta vez como agregado cultural, regresando a Francia en marzo de 1801, donde sería nombrado oyente del Consejo de Estado en 1808. Ese mismo año, durante la guerra de la Independencia, acompañó al Emperador Napoleón Bonaparte a Madrid, visto su conocimiento de nuestro país, servicio que le valió el título de conde del Imperio. Tras una misión diplomática en Viena, y de nuevo en Francia, ocupa el cargo de Director del Servicio de los caminos, canales y puertos del departamento del Sena (1812), siendo asimismo elegido en 1813 miembro de la Classe d'Histoire et de Littérature ancienne del Instituto de Francia.



Con la caída del imperio napoleónico en 1814, es nombrado por el nuevo rey de Francia Luís XVIII Coronel de Estado Mayor y Caballero de la Orden Real y Militar de San Luis, permitiéndole también conservar el título de conde de Laborde. Apasionado pedagogo, Alexandre de Laborde visitaría Inglaterra en 1814 para estudiar la enseñanza mutua, “método Lancaster”, de la que se hizo propagador en Francia a su vuelta. En la misma época apoyó los esfuerzos del coronel Amoroso para promover la práctica de la gimnasia en las escuelas, y en 1816 fue nombrado por Orden Real miembro de la Académie des Inscriptions et Belles-Lettres.



La actividad de Alexandre de Laborde como hombre de letras y su carrera política siempre estuvieron íntimamente ligadas. De tendencias liberales, fue precursor del sindicalismo, siendo elegido entre 1822 y1841 varias veces diputado de la Asamblea Nacional. Participaría muy activamente en la insurrección de julio de1830 que obligó a exiliarse al rey Carlos X. Su sucesor, el rey Luis-Felipe I, le nombró consejero de Estado, comendador de la Legión de Honor, General de Brigada de la Guardia Nacional y ayuda de campo además de su consejero en cuestiones artísticas. Hombre de una gran cultura y muy reconocido en su tiempo en Francia, en 1832 sería elegido miembro de la Academia de Ciencias Morales y Políticas.



Durante su vida escribió más de treinta obras sobre viajes, descripciones arqueológicas, textos políticos y económicos, tratados sobre educación e incluso escritos sobre música. Su pasión por publicar a su costa lujosas obras arqueológicas e históricas, ilustradas por artistas de renombre, consumió su fortuna. Alexandre de Laborde, militar, diplomático, administrador civil, economista, erudito, artista, arqueólogo e historiador, murió en París el 20 de octubre de1842 en un hotel modesto de la calle Saint-Lazare, agobiado por las deudas, siendo enterrado en el cementerio de la iglesia de Saint-Pierre-de-Montmartre.



Alexandre de Laborde sigue siendo conocido hoy día en Francia sobre todo por su labor de arqueólogo (Les Monuments français classés chronologiquement, 1816-1826), aunque sin duda entre sus obras más célebres e importantes destacan por méritos propios dos sobre España: el Voyage pittoresque et historique de l'Espagne (Viaje pintoresco e histórico de España) (1806-1820, 4 grandes tomos con 349 grabados) y el Itinéraire descriptif de l'Espagne (Itinerario Descriptivo de España) (1808, 5 volúmenes y 1 atlas). Libros que contribuyeron decisivamente a difundir en el extranjero una visión de España más fiel a la realidad, rompiendo con algunos de los anteriores tópicos por los que era conocido nuestro país en Europa.


Ambas obras fueron el resultado de un gran proyecto para elaborar un inventario de lugares de España, bajo el patrocinio directo del rey Carlos IV y el mecenazgo de su ministro Manuel Godoy. No obstante, hasta hace pocos años se especulaba erróneamente con la idea de que este proyecto de Laborde fue una simple estratagema de espionaje amparada por el propio Napoleón, con vistas a recabar datos precisos de nuestro país para su posterior invasión iniciada en 1808. Para su realización, Alexandre de Laborde recorrería la mayor parte de la geografía española, en varios periodos entre 1798 y 1806, con un equipo formado por eruditos, artistas y dibujantes, entre los que sobresalieron Jacques Moulinier y François Ligier.



Y a pesar de este conocimiento directo de nuestro país, se constata que Alexandre de Laborde no tuvo ningún problema en incorporar a su texto de forma clara numerosos retazos de ciertos relatos de viajeros publicados con anterioridad a sus libros. Por ejemplo, en el caso del Itinéraire descriptif de l'Espagne (Itinerario Descriptivo de España) reproduce con bastante frecuencia fragmentos, algunos de ellos casi íntegros, de la magna obra de Antonio Ponz VIAGE DE ESPAÑA, editada en 18 tomos entre 1772 a 1794, así como del libro Travels through Spain de Henry Swinburne, publicado en 1779 en Londres e incluso del Viaje arquitectónico-anticuario de José Ortiz y Sanz editado en 1807.


Alexandre Louis Joseph de Laborde, conde de Laborde, uno de los viajeros ilustrados europeos más importantes y renombrados de su tiempo, visitó Alcublas dejando constancia de ello en uno de sus libros, el Itinéraire descriptif de l'Espagne (Itinerario Descriptivo de España). Espero en una próxima entrada en este blog PEÑA RAMIRO dar a conocer lo que escribió en 1808 este gran erudito, con raíces española, sobre Alcublas…

Por Juan Antonio Fernández Peris,


del Centro Excursionista de Chelva y colaborador del blog Peña Ramiro

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Otro personaje más? Parece que la nómina no termina. Un pueblo tan pequeño y la de gente que ha hablado (y hablará de él).

Lector de blogs dijo...

Uno a uno estais haciendo una colección de personas de todo tipo relacionadas con Alcublas. Buena labor, además de divulgativa quedará para el estudio con posterioridad.

Anónimo dijo...

Tenéis un colaborador de lujo, Peña. Nos estamos enterando de gente que pasó por nuestro pueblo, gracias a Juan Antonio. No lo dejéis escapar y que siga buscando más cosas.

Gus dijo...

Blog de calidad?? Eso es este blog.
Gracias Penya por estos artículos.

Al final los viajeros ilustran también al pueblo.
Eso es reciprocidad.

Anónimo dijo...

iggaraPerdona Peña, este comentario no tiene nada que ver con el excelente artículo de Juan Antonio. Pero es que no se donde expresar "la mala leche" que se me puso el domingo al leer un articulo en el diario Levante, en el que en otras palabras nos llama "cafres" a los alcublanos, POR TIRAR ACEITE EN LA CARRETERA PARA QUE CAIGAN LOS MOTORISTAS. Aunque en el interior del articulo indica que fue en el Mas de los Perez, el artículo viene presentado en letras grandes, TIRAN ACEITE EN LA CARRETERA DE ALCUBLAS.Quien leyese dicho artículo,(no todos leen el articulo completo, sino solo los enunciados), pues eso, pensarán que en Alcublas somos unos "cafres", que queremos que se mate la gente con las motos, y creo que no es así.
Y encima un caso que ocurrió el 17 de enero.
Creo personalmente que a este periodista le deberían enseñar a poner bien los enunciados de sus artículos.

un penyista dijo...

Con permiso de Juan Antonio:
Completamente de acuerdo con anónimo. El artículo de Levante completamente sesgado. Ni eran fechas (sacan noticias de enero) ni lugar (Mas de los Pérez no es Alcublas). Polemiza con algo manido y no nos hace bien alguno a Alcublas, todo lo contrario.
Sería bonito que Peña hiciera un artículo reflexivo al respecto.
Yo también me he salido del tema de la entrada, pero afortunadamente en Peña Ramiro se puede hablar de todo, no hay filtros como ocurre en otros lares.

Gracias.