martes, 19 de octubre de 2010

VIAJEROS ILUSTRES EN ALCUBLAS...

ALEXANDRE de LABORDE


(2ª PARTE)


DE RUTA POR ALCUBLAS…




Como lo prometido es deuda, a continuación completaré la anterior entrada dedicada en
este blog Peña Ramiro al insigne viajero, arqueólogo, historiador y erudito francés, con raíces
españolas, Alexandre Louis Joseph de Laborde, comentando su fugaz paso por Alcublas
durante los últimos años del siglo XVIII o los primeros del XIX, y lo que escribió al respecto.


Veámoslo…

Recordará el lector que Alexandre de Laborde recorrió la mayor parte de la geografía
española entre 1798 y 1806 a fin de realizar un inventario de tipo enciclopédico, para lo que
contó con la ayuda de un nutrido grupo de dibujantes, entre los que destacaban Jacques
Moulinier, François Ligier, Dutailly, Jean-Lubin Vauzelle y Constant Bourgeois. De este
proyecto, bajo el auspicio directo de Manuel Godoy, resultarían dos de las más importantes
obras escritas hasta ese momento sobre España: el Voyage pittoresque et historique de
l'Espagne (Viaje pintoresco e histórico de España) (1806-1820, 4 grandes tomos de lujo in-
folio con 349 grabados de gran calidad) y el Itinéraire descriptif de l'Espagne (Itinerario
Descriptivo de España) (1808, 5 volúmenes y 1 atlas).



La primera edición del Itinéraire descriptif de l´Espagne fue publicada en París en
1808 en 5 tomos junto a un Atlas de 29 láminas, dos años después de haber comenzado la
edición del Voyage pittoresque et historique de l'Espagne (con la publicación de su primer
tomo en 1806), y constituye un verdadero estudio geográfico-económico excepcionalmente
documentado en base a las estadísticas existentes en aquella época. Y es este Itinéraire
descriptif de l´Espagne donde Alexandre de Laborde hace referencia en su texto a Alcublas, que también aparece reflejada en el Atlas del Itinéraire descriptif de l´Espagne.



Asimismo, la primera edición española de esta obra estuvo a cargo de Mariano de
Cabrerizo y Bascuas, conocido editor de ideas liberales, quién publicó en Valencia en 1816,
imprenta de Ildefonso Mompié, una “traducción libre”, en un tomo único de 488 páginas junto
a un tomo anexo con un Atlas de 29 láminas, con el título de: “ITINERARIO DESCRIPTIVO
DE LAS PROVINCIAS DE ESPAÑA, Y DE SUS ISLAS Y POSESIONES EN EL
MEDITERRÁNEO; CON UNA SUCINTA IDEA DE SU SITUACIÓN GEOGRÁFICA,
población, historia civil y natural, agricultura, comercio, industria, hombres célebres,
carácter y costumbres de sus habitantes, y otras noticias que amenizan su lectura”.





Esta edición española fue dedicada, como era costumbre en la época, a una gran personalidad. En este caso a D. Pedro de Alcántara, Duque del Infantado y, entre otros muchos títulos y cargos, Presidente del Real y Supremo Consejo de Castilla. En el Prólogo del Editor, Cabrerizo manifiesta sus razones para la edición en español de esta obra de Laborde “…dirigida á ilustrar á los españoles con el conocimiento de lo que es España en lo físico y en lo moral”. En ella, Cabrerizo elimina determinadas materias que considera superfluas para los lectores españoles, mientras que corrige otras (también lo hace en el Atlas), respecto de la segunda edición francesa publicada en París en 1809.

Mariano de Cabrerizo también justifica en el Prólogo las razones por las que no había
realizado una traducción “literal” de la obra de Alexandre Laborde:
“El Itinerario que ahora se publica, reúne (…) los pormenores cuyo conocimiento
baste al lector, sin detenerse en menudencias que no merecen el trabajo de ser escritas ni
leidas. Por manera, que en esta obra se consigue el deseado objeto de instruir sin fastidio, y
deleytar con utilidad.”. (…) “Tambien he separado del Itinerario los dos últimos tomos del
original francés, en los quales hace el Autor un análisis de la jurisprudencia, códigos de
comercio y agricultura, y de la estadística general de España…”. Y “(…) Se ha omitido
igualmente el largo prólogo del Autor, que él llama Introduccion de la obra…”

Asimismo, Mariano de Cabrerizo no deja de manifestar la gran cantidad de errores
detectados, lo que le había obligado a corregir la obra de Alexandre de Laborde en profundidad:
“Á (…) ligereza, y prisa (…) mas bien que no á ignorancia, deben atribuirse las
inumerables equivocaciones históricas y geográficas en que incurrió el Autor del Itinerario, las
quales se han corregido sin indicar los yerros, porque esta seria cosa muy molesta á los
lectores, y sobre molesta inútil (…) En estas enmiendas me he valido de nuestros mejores
viageros, y geógrafos, y de los que por experiencia y propio conocimiento sabia de algunas
provincias, y de lo que me han informado los naturales de las demás, cuyas luces he buscado
con toda diligencia deseoso de acertar.”


“Y (…) en quanto al Atlas que acompaña á la obra, y á cuya declaracion se ordena
toda ella, he procurado grabarlo todo con gran esmero, valiéndome de profesores hábiles é
inteligentes; y el mérito que en esta parte haya contraído lo dexo al juicio del que exâmine las
láminas una por una , y quiera compararlas con las de M .Laborde. Mas no debo callar que ha
sido grande, y no poco fastidioso el cuidado que se ha puesto en rectificar sus yerros, así en la
colocación y distancias de los lugares, como en los nombres de ellos, y de los ríos y montes, y
ventas, en que ha sido muy fácil que se equivocase un extranjero”.




En el “ITINERARIO DESCRIPTIVO DE LAS PROVINCIAS DE ESPAÑA, Y DE SUS ISLAS Y POSESIONES EN EL MEDITERRÁNEO” queda recogido el paso de Alexandre Laborde por Alcublas y sus alrededores en varias de sus páginas. En concreto en la 99 (que se corresponde con la página 257, del Tomo Primero, en la edición original francesa) aparece la Ruta desde Valencia hasta Liria, Xérica y Segorbe que siguió Alexandre Laborde y que le hizo pasar por Alcublas y donde el autor remite al lector a la lámina 12 del Atlas.







A su vez, esta Ruta es descrita en detalle en la página 102 de la traducción “libre” de
Cabrerizo (que se corresponde con las páginas 260 y 261, del Tomo Primero, en la edición
original francesa):
"Saliendo de Liria se caminan dos horas y media, por una llanura de viñas, olivos y
algarrobos. Sigue la áspera y larga subida de la montaña llamada Lacobas, despues de la qual
se halla otra llanura, y en su extremidad el lugar de Alcublas, distante quatro leguas de Liria,
que tiene una población de 1400 habitantes. Desde este pueblo á Segorbe, hay un camino de
travesía de cinco leguas, á cuya mitad se halla el famoso santuario de la Vírgen de la Cueva
Santa."
"Se continúa caminando dos horas por montañas elevadas pero agradables,
cubiertas de arbustos, de plantas medicinales, y á trechos de viñas, y así se llega á la entrada
de un valle muy profundo en donde se halla el lugar de Andilla."
"Andilla, era solo una quinta en tiempo de los moros, y se hizo una población en el
reynado de D. Jayme Iº., que la construyó y pobló. Cuenta unos 500 habitantes; y su iglesia
contiene entre otras pinturas algunas de Castañeda y de Ribalta."
"Desde Andilla se pasa á Canales por una subida áspera, y costeando la montaña de
la Bellida, se descubre cerca la del Cubillo. Por un camino lleno de subidas y baxadas y por la
orilla de precipicios, se llega á una profundidad donde se atraviesa el rio Canales, y subiendo
otra vez á la eminencia se llega á Bexí"




Y en la pág.105 (página 264 del Tomo Primero en la edición francesa) se describe la
Cartuja de Vall de Cristo, con una adición del propio editor Cabrerizo sobre la famosa carta
náutica de Macià (Matías)Viladestes que no aparece en la obra original de Alexandre Laborde:


"Á un quarto de legua de Segorbe está la Cartuja de ValdeCristo, fundada á fines del
siglo XIV por el infante Don Martín, hijo de Pedro IVº. rey de Aragón; contiene buenas
pinturas de Vergara, de Donoso, de Camarón, de Joanes y de Orrente."
"Sus religiosos han establecido una fábrica de papel en Altura, lugar de 1500
habitantes, que les pertenece y que se halla á un quarto de legua del monasterio. En este se
conserva la primera carta hidrográfica plana que se trabajó en el mundo el año 1413, dos antes
que se estableciese en los Algarbes la académia náutica, que se cree la inventora de este
descubrimiento. Su autor fue Matías de Viladestes mallorquín."



Para finalizar, recordar que este Itinéraire descriptif de l´Espagne de Alexandre de
Laborde figura en lugar destacado por su importancia y valor en la relación recopilada a finales
del siglo XIX por los grandes hispanistas Raymond Foulché-Delbosc y Arturo Farinelli. Lista
que comprende más de 300 viajes por España y Portugal realizados entre 1750 y 1850, tanto
por extranjeros como por españoles. En futuras colaboraciones en este blog PEÑA RAMIRO
espero hacerme eco de alguno de estos viajes donde se hace referencia a Alcublas…



Por Juan Antonio Fernández Peris,


del Centro Excursionista de Chelva y colaborador del blog Peña Ramiro

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Debéis de hacerlo muy bien, pues sois modelo a seguir por otros.
Ánimo J A, sigue con tus personajes pues cada día nos sorprendes un poco más.

siglo XIX dijo...

Si pensamos que estamos a principios del s. XIX y nos trasladamos a la Alcublas de la época, las diferencias entre estos viajeros y los alcublanos sería menuda.
Digno de pensar.

Anónimo dijo...

Des félicitations, monsieur Fernández.

desde Chelva dijo...

Chapeau, Juan Antonio.
MA

Anónimo dijo...

tengo una separate del voyage pittoresque por españa de alexander de laborde , sobre cataluña es una pasada y lo tengo a la venta el libro esta en perfectisimo estado
peregrino69@msn.com
un saludo