domingo, 12 de diciembre de 2010

LA ECONOMÍA ALCUBLANA. LAS GRANJAS ( II )

En esta ocasión visitamos la granja de pollos de Miguel “Pilón” y “Loli Mañes”.


La hicieron hace 17 años y fue la primera granja totalmente automática del pueblo.


Nos cuentan cosas los dos, pero quien la lleva realmente es Loli, aunque a Miguel también le gusta pasar todos los días a echar un vistazo.

Esta granja, en verano suelen meter alrededor de 15.000 y en invierno pueden llegar a los 19.000 pollos.


El trabajo que requiere llevarla, es básicamente retirar las bajas, y controlar en el ordenador que todo va bien, pero todos los días de la semana, este año los pilló el día de la Cueva Santa , cargando pollos y no pudieron asistir.

El ordenador de estas granjas, nos cuenta Loli, es una virguería, lo controla todo. Cuando llegan los pollos, ella le mete los datos de cuantos pollos han llegado y el peso medio por pollo. partir de ahí, el ordenador cuando va, cada día le dice, cual es el peso medio del pollo, la cantidad de agua que beben, la comida, temperatura, humedad...y con estos datos sabe si hay algún problema o todo va correctamente, en caso contrario el ordenador emite una señal de alarma en forma de llamada telefónica , a los teléfonos de casa y móviles.

Al principio de tenerla, una vez les falló la alarma y cuando fueron, habían muerto 14.000 pollos, quedaron 2.500 vivos.

Empezamos a hablar de los beneficios de esta actividad avícola, y entonces es Miguel el que nos cuenta:

“en invierno se sacan mejores manadas que en verano, a parte de que metemos más, necesitan menos pienso para alcanzar el peso ideal, y ahí está la ganancia, que el pollo engorde con menos cantidad de pienso”

“Lo único que se ha encarecido es la luz y el gas, combustible que gastan para la calefacción”


De todas las maneras, siempre tienen un precio mínimo de 0.30 euros por pollo, aunque nos comenta Miguel que cuando empezaron a manejar la granja, la rentabilidad era menor que hoy en día, que ya tienen mucha experiencia, y saben sacarle mayor rendimiento.


Nos dijo también que para que una familia, pueda vivir sólo de esto tendría que tener una granja por lo menos de 35.000 pollos.


Una curiosidad que nos contaron es que los pollos de granja de engorde son machos y hembras.

También en esta granja viene una “colla” de fuera para cargarlos al camión.


Y después , a limpiar, desinfectar, y vuelta a empezar.

THE LAST SAMURAI

4 comentarios:

dinamita pa los pollos dijo...

Aunque se modernicen e informaticen, granja es sinónimo de esclavitud. Los pollos no entienden ni de festivos ni de puentes ni de na.

Anónimo dijo...

Más esclavas son las tierras, por eso la gente huye.

Vicentico dijo...

A ver que día se mojan estos granjeros y nos hacen una cenita de "pollos y .... pollas" (como dicen que hay), mucho yo,yo,yo,yo,yo, pero luego res de res.

Capitán dijo...

Yo prefiero pollos, a poder ser.