miércoles, 5 de enero de 2011

QUERIDOS REYES MAGOS...

Queridos REYES MAGOS de Oriente........



.......este año me he portado muy bien en la escuela y por eso os pido que me traigais, una bici, un fuerte...etc.


Me imagino que muchos empezaríamos las cartas con algo parecido a esto..... El año pasado ya escribimos un poco de cuando llegaron los Reyes Magos a nuestro pueblo, invitados por D. Victor Albalat en los años sesenta.


Pues bien este año simplemente queremos felicitar de nuevo a la A.M.P.A. por la organización de la cabalgata para que los niñ@s de Alcublas pasen una de las tarde más increibles de sus vidas.


Nosotros queremos que veais como fué la llegada al mesón, el paseo por el pueblo, y la entrega de los juguetes a varios niños.


Están fotografiados todos los los niños de la época, pero poner a todos sería una misión un poco larga.


Cambian las caras, pero la ilusión es la misma...




Pallamin

5 comentarios:

Herodes dijo...

¡¡Menudos Reyes Magos!! Me gustan tanto como el Baltasar de este año, que es más negro que un tizón, no se le diferencia el pelo de la cara.

Zipi dijo...

Coincido con Herodes, aquellos sí que eran unos auténticos Reyes Magos.
Además iban cargados de juguetes, ahora lo hacen con videojuegos y consolas. ¿Dónde está ese Fuerte de Comansi, las muñecas Famosa y los Airgamboys?

Anónimo dijo...

Las fotos ESPECTACULARES. Para recrearse.
Me ha llamado la atención la figura de Don Víctor como el eje sobre el que giraba todo.
Poderoso caballero don dinero (y doñas influencias). Más si cabe en aquellos años.

Gaspar dijo...

je je je. Para rey negro el de este año. Lo de otras veces han sido mulatitos.

V. Garcia dijo...

Desde luego el pistolero no puede negar que es Rafa el del bar. ¿la que esta con los reyes es la que tenía la tienda en el mesón?. Desde luego que tarde pasamos ese año, yo aún me acuerdo. Me imagino que mi foto también estará, porque a mí también me dieron regalos, aunque ya era de los más mayores.Por otra parte también estoy de acuerdo con Zipi, ahora hay mucha computadora por el medio, y recordarle que se le olvidaron los madelman.