lunes, 18 de julio de 2011

JORNADA DE CONSUMO INTELIGENTE EN ALCUBLAS

El viernes próximo 22 de julio se celebrará en Alcublas una Jornada de Consumo Ecológico e Inteligente. A las 19,00 h en la Sala de Plenos del Ayuntamiento de Alcublas. Patrocinado y organizado por la Fundación Navarro y con la colaboración del Ayuntamiento de Alcublas.


MARCO DE REFERENCIAS CONCEPTUALES:

1. Alimentación inteligente


Definimos la alimentación inteligente como aquella forma de alimentarse que integra la alimentación verde, la alimentación responsable y la alimentación saludable, alternativas a la alimentación que no sea respetuosa con la salud de las personas, el equilibrio de los ecosistemas y el desarrollo sostenible.

o La alimentación verde,

Integrada por alimentos exentos de cualquier pesticida o producto químico que los altere. Una alimentación rica en nutrientes básicos tanto para construir o regenerar nuestro organismo como para suplir el desgaste energético del mismo.

o La alimentación responsable

Solicita una elección explícita de productos y procesos convergentes con el propósito de desarrollo sostenible y de respeto al entorno en todas sus modalidades, entorno físico, entorno social, entorno personal.

o La alimentación saludable,

Además de proveer de criterios e ingredientes para el equilibrio físico a las personas, busca opciones dietéticas concretas para el control y/o la mejora de la salud frente a patologías específicas, como las que pueden sufrir los celíacos, los diabéticos, los hipertensos, los obesos, etc.

La alimentación inteligente solicita a las personas que se alimenten con responsabilidad, cooperando con su salud y siendo coherentes con el propósito de un desarrollo sostenible, eligiendo los alimentos cuyos nutrientes convienen mejor a su desarrollo físico, incorporando conocimientos y conductas que cooperarán a su estabilidad emocional y al equilibrio social en el entorno con el que conviven.

De este modo, las personas:

• Integran la alimentación como factor corresponsable de la salud de las personas en los niveles físico, mental, emocional y social, y para una mejor calidad de vida

• Aprenden a elegir. Aprenden a vivir con conciencia.

• Conocen los beneficios de los alimentos, sus propiedades, la acción que cada uno ejerce en nuestro organismo.

2. Consumo inteligente.

El consumo inteligente parte de una visión individual de las necesidades del mundo, y siendo conscientes de ello actuar en función de las alternativas de consumo que más se orientan a satisfacerlas.

De hecho, precisamente son esas diferentes motivaciones individuales que pueden marcar la pauta de actuación de consumidores y usuarios. Son libres para elegir teniendo en cuenta los siguientes ámbitos o criterios:

o Consumo ético.

Un consumo ético es aquel que se pregunta por las condiciones sociales y ecológicas en las que ha sido elaborado un producto o producido un servicio. Es una actitud diaria que consiste en elegir de manera meticulosa lo que compramos sobre la base de dos criterios: cómo se ha producido el producto o servicio, y cuál es el comportamiento de la empresa productora.
Implica pues ser crítico, exigir información o buscarla, reducir, reutilizar o reciclar en mayor medida y ser respetuoso con la sociedad, las personas y las culturas

o Consumo solidario.

El consumo solidario por su parte tendría dos líneas de acción: el comercio justo y la producción artesanal o local. Es pues un criterio esencialmente de origen geográfico, donde se introducen criterios positivos a un origen de países en desarrollo o del entorno en el que vivimos, pero tiene también en cuenta las condiciones bajo las que se han producido los productos.

o Consumo ecológico.

Finalmente, el consumo ecológico tiene pues en cuenta los criterios ambientales, en especial en productos de alimentación (pesticidas, origen semillas, equilibrio con entorno, alimentos no transgénicos, eco-etiquetas, etc.), y en general en aquello relacionado con la gestión de los recursos hídricos, las energías renovables, el transporte sostenible y la gestión de residuos y el reciclaje.

No hay comentarios: