domingo, 9 de octubre de 2011

ALCUBLAS SE MUEVE... POR EL MEDIO AMBIENTE

Cuando ser voluntario resulta provechoso para la Ciencia


Cristina Molina.
El proyecto “Adopta una charca” celebró su primer encuentro el pasado 1 de octubre 2011 en el municipio valenciano de Alcublas. Al acto asistieron el Primer Teniente de Alcalde y concejal delegado de Medio Ambiente, S. Cabanes, y el concejal delegado de Patrimonio J. Sanz. Los voluntarios del grupo anfitrión “El Gallipato Alcublano”, presentaron las charcas adoptadas. Las experiencias adquiridas durante el primer año de custodia de las balsas se reforzaron con charlas de biólogos especialistas.


La palabra charca comprende una gran cantidad de puntos de agua dulce estancada con una superficie, profundidad y origen diverso. Comúnmente conocidos como charcos o estanques, suelen ser designados por una multitud de localismos. Como lo es también en el caso de Alcublas donde “clochas”, “jipes” (aljibes), navajos y “chariz” (abrevaderos) suman más de 89 puntos de agua señalados por el grupo local de voluntarios.



Este ingente número de balsas refleja una red de puntos de aguas establecida para suplir una carencia de ríos en Alcublas. Aseguraba también el abastecimiento a ganados que transcurrían por veredas y cañadas de trashumancia. La desaparición de cultivos y explotaciones ganaderas han propiciado el abandono de estas balsas. Algunas de ellas han sido modificadas por los cazadores que los anfibios aprovechan para reproducirse. Entre todos los puntos de agua de Alcublas destaca la balsa “El Prao” o “Rebasador”. Aunque de agua efímera, se extiende por una superficie de casi ocho hectáreas y alberga especies tan singulares como el “Triops cancriformis”, un fósil viviente de 220 millones de años. Según R. Casaña, responsable del grupo “El Gallipato Alcublano”, la gran ambición de los voluntarios es que sea declarado humedal de interior.


Los habitantes más célebres de las charcas son los mamíferos, los peces y los anfibios. Sin embargo, cuentan con otros animales menos conocidos como los macroinvertebrados. El especialista J. Rueda presentó más de treinta fotografías para ayudar a los voluntarios en su identificación. Una de las labores de los grupos que custodian las charcas es hacer un seguimiento de su biodiversidad para lo que reciben una formación específica. M. Á. Monsalve dio la última charla en la que expuso la importancia de las balsas en la alimentación de los murciélagos y cómo éstos se convierten en control biológico de mosquitos y otras plagas de cultivos. El encuentro finalizó por la tarde con la visita de dos puntos de agua emblemáticos de Alcublas: la Balsa Silvestre y el Prao.


Además de ser un refugio imprescindible para la biodiversidad, una red de charcas ubicada estratégicamente ofrece otras ventajas. Por un lado, se convierte en una estructura de laminación de avenidas para prevenir inundaciones. Por otra parte actúa también como un filtro verde para eliminar la contaminación leve de residuos agrícolas y residuales. Las charcas refrescan el ambiente y son un sumidero de dióxido de carbono.


Según la Red Europea de Conservación de Charcas, este importante recurso está poco estudiado en comparación con otros hábitats de agua dulce. Faltan todavía datos básicos sobre la ecología y función de las charcas así como medidas efectivas de gestión y conservación. Con proyectos como “Adopta una charca”, la labor de seguimiento de los voluntarios contribuye al conocimiento de los pequeños puntos de agua.

http://www.ellibrepensador.com/2011/10/09/cuando-ser-voluntario-resulta-provechosos-para-la-ciencia/

6 comentarios:

Gallipato Alcublano dijo...

Muchas gracias por la difusión de nuestro I Encuentro de voluntarios.
Como veis Alcublas, que es una joya, tiene muchos filones por explotar y hay sitio para todos.
A ver si os animais y venis con nosotros un día y os enseñamos todos los bichicos in situ, en las balsas que tenemos apadrinadas y tambien podeis ver las distintas mediciones que llevamos a cabo.
Un saludo para todos y gracias de nuevo.
Toni

Román G. dijo...

Tu lo has dicho, Toni: hay sitio para todos.
Aunque algunos se empeñen en la ley del embudo.
Felicito al grupo Gallipato Alcublano por su voluntariado.

ranita dijo...

Alcublas no es patrimonio de nadie en particular, solo de los alcublanos y todos los que trabajen por nuestro pueblo bienvenidos sean.
Gallipato Alcublano está desarrollando una gran labor de recuperación de nuestro patrimonio, se han centrado en un tema de Medio Ambiente y lo están haciendo muy bien, son mas productivos los grupos que se centran en un tema que los que quieren "estar en Misa y repicando"

Kormos dijo...

Ya vale de criticar al cura que aunque diga misa y repique para algo las campanas son suyas.
Lo bueno es hacer lo que se pueda y se sepa, y lo que se haga se haga bien sin tomar referencias.
Tonterias las hacen los tontos...
y Envidias los envidiosos.
Ahuuuuu!!!

Valdivia Gallardo dijo...

Que interesante es eso del murciélago que se convierte en control de biológico del el mosquito. Este tipo de métodos de control de plagas deberían ser más estudiados, de está manera se reduciría el uso de agentes químicos y por consecuencia se mermaría el deterioro al ambiente. Saludos y bien por la recuperación de Alcublas

PEÑA RAMIRO dijo...

Efectivamente, Valdivia, hay remedios caseros bastante mas beneficiosos para el medio ambiente que lo químico.
Muchas gracias por seguirnos y enviarnos tus opiniones.