lunes, 20 de febrero de 2012

LA SENDA DE LOS CARTUJOS

LA ASOCIACIÓN CULTURAL CARTUJA DE VALLDECRIST REPLANTEA LA SENDA DE LOS CARTUJOS.


El nuevo trazado de la Senda de los Cartujos se ajusta más al posible camino histórico que el realizado con anterioridad, aunque aumenta en nueve kilómetros la distancia entre las cartujas de Valldecrist y Portaceli.


El pasado sábado 10 de diciembre de 2011, partía de nuevo desde la Cartuja de Valldecrist un grupo de socios de la Asociación Cultural Cartuja de Valldecrist para retomar el proyecto de recuperación de la “Senda de los Cartujos”.


En esta ocasión, la tercera en la que este grupo de trabajo se calza las botas, el objetivo era comprobar si el nuevo trazado en estudio podía ser más acorde a los tiempos en los que el monasterio estuvo en activo, o que se ajustase más al que en 1546 recorrió y describió el valenciano Juan Villuga en el libro “Reportorio de todos los caminos de España...”), en lugar del descrito por Rafael Roca Miquel en un artículo de prensa de hace varias décadas, y que sirvió de base para realizar la primera excursión e iniciar este proyecto en 2009.

La principal característica de este nuevo trayecto es que discurre en su mayor parte por término de Altura y por tierras que la cartuja controlaba desde casi su fundación, como son las que rodean la Masía de Uñoz, a diferencia de las anteriores, que discurrían por suelo segorbino en su mayor parte o por terrenos poco idóneos desde el punto de vista práctico.

Eso sí, el nuevo trazado añade varios kilómetros más al trayecto entre ambas cartujas, nueve exactamente, lo que “endurece” si cabe este histórico camino, que ahora contará con 33 kilómetros de longitud. Pero también hay considerables mejoras, pues ahora el agua está garantizada durante el camino gracias a fuentes, aljibes y barrancos, así como el cobijo en distintos corrales, refugios y masías, lo que le da una visión más real como posible trazado histórico, que se apoya también en topónimos como el “Barranco de El Paso” o “El Portillo”, que indican características de ser utilizados como vías de comunicación.

EL NUEVO TRAZADO

La nueva ruta parte desde las puertas de la Cartuja de Valldecrist, y siguiendo las marcas del sendero de pequeño recorrido PR V- 63.8, se dirige hacia el corazón de la Sierra Calderona, por caminos que aprovechan la labor de los barrancos como pasos naturales.


El primer punto de interés lo encontrábamos en la Cruz de Payás, desde la que además se observa, sobre el cerro inmediato, otra cruz, la de San Sebastián. Ambas cruces, por su ubicación, indican un lugar de referencia para dirigirse hacia un lugar, en este caso, el Santuario de la Cueva Santa, dado que desde la Cruz de San Sebastián se observa el mismo, y en el fuste de la Cruz de Pallás, se observa una hendidura con la silueta de dicha imagen.
Algo más adelante, tras cruzar la Rambla de Montero, el camino comienza a empinarse por las cuestas de “El Revolcador”, desde la que se observan bonitas vistas sobre los cultivos de secano que predominan en el término alturano.
Pronto el camino se enfila junto a un compañero que durante varios kilómetros acompañará a los caminantes. Este compañero no es otro que el Barranco del Rodeno, cuya frondosa vegetación contrasta sus tonos verdosos con los rojizos que predominan en las tierras que lo acogen, creando un precioso paisaje que a medida que se va ganando altura, goza además de excelentes panorámicas sobre la Calderona, en los que ahora son los olivares de las zonas más llanas quienes contrastan con los de las escarpadas laderas, cubiertas de pinos.
Y es entre pinares y olivos por donde desciende el camino que baja hacia las tierras de la Masía de Uñoz, que quedan claramente delimitadas por los mojones que rodean la llamada “Redonda de Uñoz”.


Esta masía, de origen medieval y que permanece habitada, se compone de varias edificaciones y viviendas, que gracias a la cercanía de varios manantiales, cuentan con el agua necesaria para su abastecimiento y el riego de sus extensos cultivos.


Sobre su origen se comenta que podría ser musulmán, y que tras la reconquista gozó de varios privilegios sobre su dehesa, que fue frecuentemente arrendada por la Cartuja de Vall de Crist desde su fundación, hasta que finalmene la compró en 1434 con su infanzonía, boalaje y dehesa por el precio de 330 libras, libres de toda pecha real y vecinal, y con todos sus derechos y privilegios. Su dedicación en principio fue ganadera, pero en los siglos XVI y XVII la Cartuja amplio las tierras de cultivo. En la actualidad la masía mantiene activa su explotación agrícola y ganadera, beneficiándose de los manantiales que brotan en sus inmediaciones.

Pasada la masía, dejaremos las balizas del PR, para dirigirnos hacia la izquierda en busca del paso natural formado por el Barranco del Paso, que además marca los límites de las tierras de Uñoz, y nos lleva hacia el término de Gátova.
Pero antes de entrar en él, descubriremos junto al camino la Fuente del Tendero junto a una balsa y un cercano aljibe, que nos muestran el continuo empeño del hombre en controlar el agua para sus necesidades. Estos aljibes, o “navajos” como se les conoce en la zona, son los que dan su nombre a esa partida del término de Altura.


Precisamente, en el cruce existente junto a la balsa, tomaremos el camino que sigue recto al que se seguía para caminar ahora entre campos de almendros y un buen número de casetas de monte, lo cuales nos acompañarán en nuestros primeros pasos por el término de Gátova.


Algo más adelante, el camino llega a una pista asfaltada, que siguiéndola hacia la izquierda siguiendo el curso del Barranco de Gátova, nos llevará primero hacia la Fuente de la Alameda, rodeada de una acondicionada y bien dotada área recreativa, y a la Carretera CV-25, que une Gátova con Altura. Unicamente habrá que cruzar esta carretera para tomar en seguida la pista que asciende algo más abajo hacia El Portillo en dirección a las faldas del Pico del Águila.

Una ascensión dura por las constantes pendientes, pese a encontrar en ellas elementos tan curiosos como una vieja cantera de losas, numerosos madroños, e incluso un tramo de camino empedrado, lo que denota la antigüedad del trazado por el que se camina.


Tras esta larga ascensión, se retomará el camino que se trazó en un principio siguiendo lo descrito por Roca Miquel, en el cruce donde parten los caminos que desciende a la Masía de la Mocha y sube hacia el Pico del Águila, el cual se tomará para continuar el Camino de los Cartujos hasta la Cartuja de Portaceli.




http://viveelaltopalancia.blogspot.com/2012/02/la-asociacion-cultural-cartuja-de.html

Jose A. Planillo Portolés


-Técnico Superior de Información y Comercialización Turística-

-Guía de Turismo y Cultural del Alto Palancia y Sagunto-

2 comentarios:

Guía Cultural y de Turismo de los pueblos del Palancia dijo...

Gracias por colaborar en la divulgación de nuestro patrimonio cultural.

Un cordial saludo.

Jose A. Planillo

PEÑA RAMIRO dijo...

Sabes que estamos a tu disposición para lo que consideres necesario, Jose, A.

Un saludo desde Peña Ramiro!!