martes, 10 de julio de 2012

REFLEXIONES SOBRE LA CATÁSTROFE DE ALCUBLAS

¿SE PUDO EVITAR EL INCENDIO CATASTRÓFICO DE ALCUBLAS?

Valeriano Martínez Rayos.



El Gobierno de España a través del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) en su introducción, y como punto principal, deja bien claro que la defensa contra incendios forestales en España es competencia de las Comunidades Autónomas. Sin embargo acto seguido el propio ministerio expone al ciudadano a través de su página web: http://www.magrama.gob.es/es/biodiversidad/temas/defensa-contra-incendios-forestales/informacion-general/ la existencia del Área de Defensa Contra Incendios Forestales (ADCIF) la cual tiene encomendada la coordinación básica de las actividades de lucha contra incendios y el apoyo con medios de extinción a las Administraciones Autonómicas(llama la atención lo de coordinación básica y apoyo). A dicha área pertenece el Centro de Coordinación de la Información Nacional Sobre Incendios Forestales (CCINIF) el cual desarrolla tres funciones principales:


1- Elaboración de la estadística nacional de incendios forestales, son las Comunidades Autónomas las que deben presentar a dicho centro un informe de estadística referente a los incendios acontecidos en el año anterior. Con el correspondiente procesado de la información el CCINIF elabora anualmente el correspondiente informe sobre los incendios forestales en España. Dichos informes son públicos y se pueden obtener en la mencionada página web. Esto sí, la elaboración de informes funciona muy bien.

2- Canalización y disposición a las administraciones competentes de la información en tiempo real, la evolución del riesgo de incendios forestales, los medios materiales, técnicos y personales disponibles en cada momento, los incendios forestales, una vez que se producen, y cualquier otra información que facilite datos suficientes para la adopción de medidas de carácter preventivo, esta información se publica diariamente a través de una herramienta informática llamada CIRCA, la cual no es de acceso publico. Aquí surgen las primeras dudas, ¿son las comunidades autónomas las que envían dicha información actualizada a tiempo real de los incendios forestales con actuación de medios al CCINIF o por el contrario son las Comunidades Autónomas las que usan dicha información a través del CIRCA para usarla en la lucha contra los incendios forestales? Sin duda una pregunta enrevesada, como me ha sido intentar buscar una respuesta a dicha pregunta. Como veis aquí se presenta uno de los primeros eslabones de la cadena de errores que llevan a una catástrofe ambiental como la que hemos vivido en la Comunidad Valenciana y muy especialmente en nuestra querida comarca Alcublana. De aquí puedo llegar a deducir o intuir que la comunicación entre administraciones no es buena, quizás pésima, esto no lo puedo afirmar con exactitud ya que la información disponible es muy opaca.

3- Apoyo y refuerzo a las comunidades autónomas a través del despacho de medios estatales de extinción, desplegando anualmente un amplio número de medios de extinción, tanto material como humano, para prestar apoyo a las Comunidades Autónomas en la defensa contra incendios forestales. Esta tercera y ultima función del CCINIF, sin duda, es la que mas dudas y controversia a creado durante el desastroso incendio del municipio donde varios testigos presenciales de la catástrofe se quejaban precisamente de la poca o ninguna presencia de suficientes medios de extinción, tanto materiales como humanos. Este seria otro posible eslabón de la cadena de errores. ¿Existieron realmente efectivos de tierra suficientes como los militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME) notificaron a la prensa? ¿Por qué se habló en prensa únicamente del numero de efectivos aéreos sin especificar en ningún momento de que tipo? (por ejemplo numero exacto de avionetas, helicópteros o hidroaviones) Estas preguntas son de vital importancia ya que es sabido que con un incendio de orden catastrófico, con un extenso frente y de enormes llamaradas intentar extinguirlo con pequeñas avionetas y pocos helicópteros es como intentar sofocar el fuego con vasos de agua, estos medios aéreos son mas efectivos para focos concretos refrescando el terreno una vez el fuego ya esta controlado y así intentar evitar que se reavive. Los hidroaviones son capaces de cargar mas de 5000 litros de agua en segundos, estos si que tienen el poder, de cuanto menos, lograr controlar las grandes llamaradas. Según la página web del ministerio de defensa la UME (Unidad Militar de Emergencias) tiene disponibles un total de 17 hidroaviones para la defensa contra incendios de todo el territorio Español, operativos probablemente menos, esto más que dudas ya me crea una preocupación palpable. Veamos, entiendo que cuando el CCINIFse refiere, en esta la tercera de sus funciones, a “despacho de medios estatales de extinción, desplegando anualmente un amplio numero de medios de extinción, tanto materiales como humanos” el dicho despliegue de medios esta formado casi enteramente por la UME, evidenciando que la ayuda del gobierno central a las comunidades autónomas en cuanto a medios aéreos es mas que insuficiente por no decir precaria, ahora bien, es sabido que el 2 de septiembre de 1985 España se unió al proyecto EFA ( European Fighter Aircraft) un prototipo de caza aéreo de nueva generación. Cuando se firmó el contrato de producción final, el compromiso por parte del Gobierno Español fue la compra de 85 aeronaves (de las cuales ya hemos recibido 37 unidades) el precio básico aproximado por unidad asciende a 88,4 millones de €, el precio unitario aproximado de compra de un hidroavión (Canadair CL-215T) asciende a 19 millones de €. Por el precio de un avión de caza se podrían comprar 4 hidroaviones, o mucho mejor aun, se podrían haber invertido miles de millones de euros en estrategias centradas en la prevención.


¿De que sirve comprar 85 aeronaves para la defensa del espacio aéreo Español? Para protegernos, ¿de quien? Cuando el verdadero enemigo del territorio Español son los incendios, las sequias, la erosión y la desertificación. También, me gustaría remarcar la profesionalidad y calidad del personal militar perteneciente a la UME, creada en el año 2005, entrenada y dotada de un buen material técnico(aunque escaso) para la lucha contra los incendios forestales, y las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) unidades helitransportadas de personal altamente especializado en la extinción de incendios forestales, que pueden actuar en cualquier punto del territorio nacional donde sean necesarios, sin duda todos ellos con una calidad profesional indiscutible, la duda es, ¿la cantidad de los efectivos es la suficiente?

Hasta aquí queda más o menos claro cuales son los medios ofrecidos por el gobierno central en referencia a la defensa contra los incendios forestales. Si uno consulta a los especialistas del tema forestal, http://www.forestales.net/ perteneciente al Ilustre Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales, todos coinciden en reseñar que la mejor forma de luchar contra los incendios forestales es trabajar en la prevención. D. Mariano Torre Antón, ingeniero de montes, en un articulo de la revista “Foresta” n.50 escribe lo siguiente:

“Después de cada incendio catastrófico se han revisado apresuradamente los operativos de extinción distanciándolos cada día mas de la prevención, dejando al margen el origen y las circunstancias del problema” seguidamente nos dice, “apenas se ha avanzado en prevención, no existe una estrategia centrada en la prevención. Ni siquiera se tiene una idea clara de lo que significa la prevención” para finalizar, “el centro sobre el que pivotan tanto el número de incendios como de los incendios catastróficos radica en una vegetación actual extremadamente peligrosa. La clave de la solución del problema es la gestión de la estructura de la vegetación. Cualquier avance en la lucha contra los incendios forestales pasa por transformar la actual estructura vegetal de nuestro paisaje que en verano se ha convertido en un autentico polvorín. No hay elección” y concluyendo, “Estamos en un proceso de cambio de la vegetación en España. Solo actuando decididamente sobre la vegetación podremos acelerar el proceso hacia montes con arbolado mas maduro y menos zonas de matorral continuo. Este matorral es el combustible perfecto para la propagación de los grandes incendios forestales”.


Desgraciadamente todo lo que nos dice D. Mariano Torre Antón en su articulo ya es sabido desde hace mas de 30 años por todas las administraciones. En referencia a la prevención de incendios forestales, durante todos estos años, la Administración General del Estado a través de la Administración Forestal, la cual ha cambiado varias veces de nombre: ICONA, Dirección General de Conservación de la Naturaleza, Dirección General de la Biodiversidad, etc. (son solo unos ejemplos no correlativos en el tiempo) se a dedicado principalmente a la creación de estadísticas, planes y estrategias forestales, participando en foros y convenios (como por ejemplo el FFNU, Foro Forestal de Naciones Unidas). En su pagina web el MAGRAMA habla de la creación de Brigadas de Labores Preventivas de Incendios Forestales planificando y desarrollando campañas preventivas por el territorio nacional, curiosamente ninguna de estas campañas se han realizado en los bosques de la Comunidad Valenciana, pero leyendo con atención dichas brigadas no son ni mas ni menos que las BRIF (Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales), a las cuales ya hicimos referencia anteriormente, las cuales trabajan en estas campañas preventivas fuera de las campañas de extinción. Curiosamente tampoco hay destinada ninguna de estas brigadas BRIF a la Comunidad Valenciana durante el verano, este punto no lo puedo confirmar con exactitud ya que sí es verdad que en la campaña de invierno de este año 2012 había destinado 1 helicóptero Kamov de extinción de gran capacidad en la base de Muchamiel (Alicante) y también, en honor a la verdad, es cierto que la BRIF destinada en Zaragoza participó en las labores de extinción del incendio de Andilla. Aquí se muestra la dotación de medios y personal de cada una de las brigadas:

Según el MAGRAMA hay disponibles cinco BRIF de menor tamaño durante la campaña de invierno-primavera en el Norte y Oeste de la península. Con lo cual se deduce, que dichas campañas preventivas, son a todas luces insuficientes e ineficaces. También llama poderosamente la atención la existencia desde el año 98 de los Equipos de Prevención Integral de Incendios Forestales (EPRIF) creados para desarrollar una intervención en el territorio que incida de forma directa sobre la población adulta, especialmente incidiendo sobre los problemas y las causas que suelen generar los incendios, colaborando con las distintas Comunidades Autónomas. Uno de estos equipos se sitúan en la Provincia de Valencia “constituido por dos técnicos”, sin comentarios. También cabe reseñar que el ADCIF ha organizado este mismo año 2012 cursos de formación dirigidos a personal que trabaja para las administraciones competentes en materia de defensa contra incendios forestales. En particular y entre muchos otros se ha celebrado el curso superior de dirección de extinción, dirigido a personal técnico de las Comunidades Autónomas con objeto de cualificar a los participantes como directores de extinción, curso de carácter práctico que se celebró en Valencia. Contando con la colaboración de los servicios de extinción de la Comunidad Valenciana. No se especifica, detalladamente, quien asistió a tal curso.


Se puede concluir en cuanto a prevención y lucha contra incendios se refiere, que por parte del gobierno central, y siempre teniendo en cuenta la información disponible en la red, que en política forestal: es necesaria menos demagogia y más eficiencia.

Ahora pasaré a describir la información referente a defensa y prevención contra los incendios forestales disponible en la red en lo que respecta al Gobierno Autonómico de la Comunidad Valenciana. Intentaré centrar el máximo de esta información en todo aquello que pueda ser relevante referente al catastrófico incendio que ha asolado nuestro entorno natural, tarea no llena de dificultades por el propio entramado político de la Comunidad. El Gobierno Autonómico a través de la Conselleria d´infraestructures, Territori i Medi Ambient de la Generalitat Valenciana en su página web: http://www.cma.gva.es/web/indice.aspx?nodo=180&idioma=C en el apartado dedicado a los bosques, no se muestra ningún “link” relacionado directamente a la defensa contra incendios forestales, por el contrario sí encontramos una cantidad ingente de información referente a la prevención, estado de nuestros bosques y planes de actuación. Ante tal maremágnum de planes, estadísticas, inventarios, estrategias y proyectos y ante la total ausencia de áreas de defensa, uno se pregunta: ¿Cuáles son los medios directos de los que dispone la Generalitat Valenciana para la defensa contra incendios forestales? La respuesta es ninguno, por lo menos no aparecen en su página oficial. Esto es algo que llama poderosamente la atención, la siguiente pregunta razonable es: si, según el Gobierno Central, la defensa contra los incendios forestales en España es competencia de las Comunidades Autónomas ¿Dónde están las brigadas forestales, material humano y técnico de la Comunidad Valenciana? La respuesta se encuentra aquí: http://www.dival.es/ “El Ayuntamiento de Ayuntamientos” como a si misma se proclama la Excelentísima Diputación de Valencia. Aquí es donde encontramos la empresa pública de la Diputación de Valencia, Impulso Económico y Local S.A. (IMELSA).En su web: http://www.imelsa.es/es_ES/brigadas-forestales/servicios se expone: “En sus actuaciones destaca el trabajo de las brigadas forestales en la prevención y lucha contra los incendios forestales. Las actuaciones directas en incendios forestales se centran en trabajos de extinción, como brigadas de 2ª intervención, colaborando en el perímetro quemado y retenes post-incendio. La Diputación de Valencia cuenta con un total de 101 Brigadas Forestales, distribuidas en 7 zonas. De esta manera, los 511 brigadistas de IMELSA abarcan la totalidad del territorio forestal de la provincia”. De esta información cabe destacar, en lo referente a la extinción de incendios forestales, que dichas brigadas son solo utilizadas como 2ª intervención, según la propia IMELSA informa en su web, centrando sus esfuerzos en la prevención de la cual pasaremos a hablar mas adelante. Seguimos sin encontrar una respuesta contundente a la pregunta: ¿Dónde esta el material técnico y humano para una lucha directa contra los incendios forestales por parte de la Excelentísima Diputación de Valencia? (ya es sabido que la Generalitat no ofrece dicha información) Finalmente la respuesta la encontramos en El Consorcio Provincial de Bomberos. En su página web: http://www.bombers.dva.gva.es/ según ellos mismos informan referente al incendio de Andilla: “se han desplazado 55 vehículos del Consorcio con 100 bomberos, y 180 brigadistas de IMELSA. Las labores de los efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos se centran en la coordinación del dispositivo y la extinción del fuego desde la primera línea de intervención, mientras que las brigadas forestales llevan a cabo trabajos de perímetro tras el fuego y retenes post-incendio, además de refrescar la zona quemada para evitar rebrotes”. Por fin encontramos la primera línea de intervención responsable de la lucha contra incendios forestales, los medios materiales y humanos disponibles por el Gobierno Autonómico.

ahora a las dudas, de estos 55 vehículos ¿Cuántos de ellos eran motobombas? La información proporcionada es escasa. Solo en el memorándum del año 2004 se refleja la cantidad de vehículos motobomba rurales, formando un total de 9, de los cuales 4 son pesadas y 5 son ligeras (estos son datos de hace 8 años) en la actualidad la información para el año 2012 no esta disponible. De esta información hay que tener muy presente que en el momento de producirse el incendio de Andilla el Consorcio ya estaba trabajando, en esos momentos, en tareas de extinción en el incendio de Cortes de Pallás.
Uno puede imaginar el enorme esfuerzo que todos estos hombres tuvieron que realizar. Seria importante conocer si los bomberos organizados para formar el dispositivo de extinción del incendio que arraso la comarca de Alcublas fueron enviados desde el incendio de Cortes de Pallás, o por el contrario, fueron “unidades frescas”. Los bomberos del Consorcio Provincial de Valencia, sin dudar en ningún momento de su alta profesionalidad, son bomberos preparados y entrenados para prácticamente todo tipo de emergencias: incendios en viviendas o industrias, accidentes de tráfico, accidentes con materiales químicos y un largo etcétera. La cuestión es: ¿Están lo suficientemente entrenados para la actuación eficaz ante incendios forestales catastróficos? ¿Los medios materiales y humanos de los que disponen son los deseables?

Ahora pasaré a describir, de la mejor forma posible, puntos que pudieron ser claves a la hora de actuar en este devastador incendio, en cuanto a la defensa y lucha se refiere:

La Comunidad Valenciana dispone del Plan Especial Frente al Riesgo de Incendios Forestales con el objeto de regular la utilización, coordinación y movilización de los medios y recursos de los organismos públicos y privados que existen en el ámbito de la Comunidad Valenciana con la máxima eficacia, en las situaciones de premergencia y emergencia por incendios forestales. Este plan esta elaborado, siguiendo como directrices, leyes y órdenes tanto a nivel Estatal como Autonómico, en cuanto al territorio, emergencias y protección civil se refiere, entre otras. En el anexo II capitulo 3 se especifica cuales son los niveles de premergencia de riesgo de incendio forestal, que van del nivel 1 al 3. El parte de confirmación es remitido por el Centro Territorial de Valencia de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET, antes Instituto Nacional Meteorológico) , al Centro de Coordinación de Emergencias (CCE) autonómico de L´Eliana, que a su vez lo remite al CCE del Consorcio Provincial de Valencia. También existe el Plan de Prevención de Incendios Forestales de la Demarcación de Chelva (redactado en el año 2007), a esta demarcación pertenecen los municipios de Andilla y Alcublas. Ahora bien, es muy importante determinar cual fue el nivel de premergencia establecido para el día viernes 29 de junio del 2012 en la zona donde se originó el incendio (zona 3 del PREVIFOC), zona en la cual estarían incluidos los municipios de Alcublas y Andilla (donde se originó el incendio). Teniendo en cuenta que para ese día se esperaban altas temperaturas, vientos fuertes de poniente y humedad relativa baja, es de suponer que el Centro Territorial de Valencia estableció un nivel de premergencia 3. Siendo así, y siguiendo el Plan Especial Frente al Riesgo de Incendios Forestales establecido por la Generalitat Valenciana, se deben seguir estas directrices:

1- El CCE es el encargado de informar a la Delegación del Gobierno o Subdelegaciones, que a su vez movilizará a la Guardia Civil para que, dentro de sus misiones cotidianas, presten especial atención a la vigilancia y observación de las medidas generales para la prevención de incendios forestales.

2- La Policía Autonómica también deberá ser informada y movilizada por el CCE Autonómico.

3- Los Ayuntamientos de las zonas afectadas por este nivel serán alertados vía fax por las Direcciones Territoriales de la Conselleria de Medio Ambiente. Establecida la alerta, el Alcalde como Jefe de Protección Civil del municipio, movilizará en la medida de sus posibilidades los recursos propios al objeto de establecer servicios de vigilancia disuasoria en las zonas más sensibles de su término municipal (se destacan por su importancia los basureros). Asimismo el Alcalde emitirá un bando en el que se notifique la situación y se recuerden las medidas preventivas de obligado cumplimiento contempladas en el reglamento de la Ley Forestal de la Comunidad, sobre medidas generales para la prevención de incendios forestales.

4- En la Provincia de Valencia, además, se movilizará desde el CCE provincial (Consorcio Provincial de Valencia) en las zonas de premergencia 3, a las Brigadas Forestales de la Diputación (IMELSA) con las misiones establecidas en el Plan de Vigilancia Preventiva contra los incendios forestales.

En referencia al punto 3, según el propio Plan de Prevención de Incendios Forestales de la Demarcación de Chelva reconoce: “Se ha observado que, en ocasiones, el nivel de premergencia no llega adecuadamente a la población. La consecuencia es que pueden darse casos en los que se realicen actividades prohibidas cuando el nivel de premergencia es máximo (nivel de premergencia 3), como son la quema de restos agrícolas, el uso de paelleros en terreno forestal, etc.” Para paliar este problema el propio plan propone determinadas medidas, como:

Medida 1.1.1. Comunicación del nivel de premergencia y de su previsión para el día siguiente en la información meteorológica de radio y televisión, tanto local como autonómica.

Medida 1.1.2. Publicitar los medios disponibles para informarse del nivel de premergencia existente e implicar a los Ayuntamientos para su difusión a nivel local. A continuación se indican los lugares existentes actualmente para informarse del nivel de premergencia: Mensaje SMS (0,30 € + IVA) enviando FOC CONSULTA al 7213. En la dirección de Internet: http://www.112cv.com. En el Ayuntamiento. En el teléfono gratuito 012, teléfono de información de la Generalitat.

Medida 1.1.3. Creación, dentro del servicio de alerta, de un sistema de aviso diario del nivel de premergencia a través de mensaje SMS. Creación de un servicio de alerta en el móvil en el que poder darse de alta y recibir diariamente y deforma automática el nivel de premergencia para ese día y la previsión para el día siguiente.

Aquí es donde se podría encontrar otro más de los eslabones de la cadena de errores, especialmente en los puntos 3 y 4. Las cuestiones son: ¿El Ayuntamiento de Andilla recibió la notificación por parte de la Dirección Territorial de la Conselleria de Medio Ambiente referente al nivel 3 de premergencia, o era conocedor por los otros medios indicados en el plan? Siendo así, ¿El alcalde de Andilla emitió bando notificando la situación de peligro de incendio forestal para alertar a su población? Y por ultimo ¿Se vieron algunas de las brigadas IMELSA por la zona?

El origen del incendio forestal, causado por una negligencia de un ex brigadista forestal vecino de Andilla (información oficial), se sabe que se detectó sobre las 16:30 h de la tarde del Viernes 29 lo que no se sabe es si el propio ex brigadista lo comunicó llamando al 112, con lo cual se deduce la inmediatez del aviso, o por el contrario la alarma fue dada por otros medios(Agentes Forestales, Unidades de Intervención de la Conselleria de Presidencia, Unidades de Vigilancia Forestal, Guardias Civiles, Policías Autonómicos, Policías Locales o aviso de particulares). El Plan Especial Frente al Riesgo de Incendios Forestales, indica lo siguiente:

“Recibida la notificación en el CCE provincial, la movilización de medios se realizará desde los CCE provinciales, por personal de los Consorcios Provinciales de Bomberos y de acuerdo con las instrucciones del Coordinador Provincial de Medios de dicho centro. Dicho Coordinador Provincial será el Técnico o Mando designado por el Consorcio Provincial de Bomberos de cada provincia, para realizar dicha función en los CCE. Podrá ser asesorado, encaso que lo considere necesario, por un Técnico Forestal de guardia de incendios de la Conselleria de Medio Ambiente. Su colaboración se gestionará a través de las centrales de comunicación de la citada Conselleria previo conocimiento y autorización del Director del Plan. Sus misiones básicas, aparte de otras indicadas en la presente Directriz o asignada en el Plan, son: asegurar la movilización de los despachos automáticos a través del personal de los CCE y asignar prioridades de movilización de medios ante incendios simultáneos. La movilización de medios terrestres dispuestos al efecto en cada época del año en cada provincia se realizará desde el correspondiente CCE provincial. La movilización de los medios aéreos, por tener carácter autonómico, será notificada inmediatamente al CCE autonómico de L’Eliana, el cual a su vez será el responsable de la movilización de medios interprovinciales, efectuando dicha solicitud al CCE provincial correspondiente. En estos casos de movilización interprovincial de medios, si hay disparidad de criterios, será el Director del Plan o persona en quien delegue, el que decidirá la conveniencia de movilizar dichos medios.” De esta información es importante destacar lo siguiente: ¿Cuándo se movilizaron los medios del Consorcio Provincial de Valencia (llamado despacho automático), cuantos fueron y desde donde se movilizaron?, ¿Cuando se informó al CCE autonómico de L’Eliana y cuando se decidió la necesidad de movilización interprovincial de medios?(o lo que es lo mismo, cuando se dio la alarma a los diferentes Consorcios Provinciales de las Provincias colindantes). El Plan Especial Frente al Riesgo de Incendios Forestales también nos dice:


“En los incendios se constituirá un Puesto de Mando Avanzado (PMA) desde el cual se dirigirán y coordinarán las actuaciones de los Grupos de Acción. El Centro de Coordinación Operativa Integrado (CECOPI) como órgano superior de gestión de las emergencias, se constituirá cuando el nivel de la emergencia lo justifique, según lo especificado en el presente Plan y estará compuesto por el Comité de Dirección, el Comité Asesor y un Gabinete de Información.”

Estos son los diferentes niveles de emergencia (no confundir con los niveles de premergencia):

Nivel 0: referido a aquellos incendios que pueden ser controlados con los medios previstos y que, aún en su evolución más desfavorable, no suponen peligro para personas no relacionadas con las labores de extinción, ni para bienes distintos a los de
naturaleza forestal.

Nivel 1: referido a aquellos incendios que pueden ser controlados con los medios de
extinción previstos en este Plan, se prevé por su posible evolución, la necesidad de la
puesta en práctica de medidas para la protección de las personas y de los bienes que
puedan verse amenazados por el fuego.

Nivel 2: referido a aquellos incendios para cuya extinción se prevé la necesidad de que, a solicitud del Director del Plan, sean incorporados medios estatales no asignados a este Plan, o puedan comportar situaciones de emergencia que deriven hacia el interés
nacional.

Nivel 3: referido a aquellos incendios en que está presente el interés nacional y se hace
necesaria la función directiva de la Administración Central del Estado, según lo señalado en el artículo 1.2 de la Norma Básica de Protección Civil.


Ahora bien, estas son las dudas que se presentan en este punto: ¿Cuándo y donde se estableció el PMA?, ¿Cuándo se decidió establecer el CECOPI?, ¿Cuándo se estableció el Nivel 2 de emergencia, según el cual se requiere de la intervención de medios estatales (UME y brigadas BRIF)?

Otra cuestión de gran importancia son, sin lugar a duda, los medios aéreos movilizados y coordinados a través del CCE autonómico de L´Eliana. Sabemos que existen, sabemos que son responsabilidad del Gobierno Autonómico y sabemos que están contratados, por la Generalitat Valenciana, a una empresa privada de servicios aéreos llamada AVIALSA http://www.avialsa.com/ . Lo que no sabemos es la operatividad, disponibilidad y número de efectivos utilizados en el incendio de Andilla y lo que tampoco sabemos es cuando ordenó el CCE autonómico, como único responsable, el despliegue de estos medios aéreos especializados en la lucha contra incendios forestales.

Esto es cuanto se puede decir en referencia a la defensa, actuación y medios aportados por parte del Gobierno Autonómico y Provincial en el incendio forestal catastrófico que asoló nuestro municipio. Pasemos pues a describir los planes de prevención contra incendios forestales de los que dispone nuestro Gobierno Autonómico. Ardua tarea, en la página oficial de la Generalitat Valenciana, entre una ingente cantidad planes y estadísticas, destaca el Plan de Acción Territorial Forestal de la Generalitat Valenciana PATFOR. El plan de planes, el plan estrella del Gobierno autonómico. De reciente creación, el objetivo específico del PATFOR es: Definir el modelo forestal de la Comunitat Valenciana, basado en su integración con el desarrollo rural, en la gestión sostenible, la multifuncionalidad de los montes y la conservación de la diversidad biológica y paisajística. En el PATFOR podemos leer, por ejemplo:

“Este abandono conlleva, de forma general, una degradación progresiva de los ecosistemas. Los montes acumulan biomasa que no solo incrementa los niveles de riesgo de incendio, sino que disminuye la capacidad para almacenarncarbono a largo plazo de los montes, reduce la capacidad de recarga de acuíferos, al incrementarse las perdidas por evapotranspiración y dificulta la transitabilidad por el monte, tanto a las personas como a la fauna silvestre y cinegética. Por tanto, la imagen mas generalizada del monte valenciano, es la de un monte abandonado y en estado de progresivo deterioro.”
Dichas afirmaciones demuestran, a todas luces, el reconocimiento, por parte del Gobierno Autonómico, del abandono y peligrosidad de nuestros bosques. Diciendo además: “es fundamental procurar que los ecosistemas forestales se encuentren en un estado tal que minimicen la peligrosidad de los incendios forestales, manteniendo los incendios forestales por debajo de unos umbrales ecológicamente sostenibles y socialmente aceptables.” Además también se reconoce, en el PATFOR lo siguiente: “cabe mencionar por el alto riesgo de erosión actual (>50t/ha/año) las zonas de las comarcas del Rincón de Ademuz y Los Serranos.” Conociendo el problema,

¿Qué medidas de gestión y prevención se tomaron, por parte del gobierno autonómico, en los montes de los municipios afectados, aun a sabiendas de que eran verdaderos polvorines además de ser peligrosamente amenazados por la erosión y la desertificación desde hace ya demasiados años? Desgraciadamente ninguna.
Se podrían pedir explicaciones a la Dirección General de Prevención, Extinción de Incendios y Emergencias de la Conselleria de Governació, el Servicio de Prevención de Incendios y Sanidad Forestal y por supuesto a la Excelentísima Diputación de Valencia con el PATFOR en la mano.

1- Peligrosidad de los incendios forestales.PATFOR

PATFOR: “el servicio de regulación de incendios de los ecosistemas forestales cobra
mayor relevancia en aquellas áreas donde el riesgo de incendios forestales es alto y especialmente donde la peligrosidad es mas grave, ya que la intensidad y velocidad de propagación de los incendios es mayor y, por tanto existe mayor riesgo de que los incendios forestales alcancen grandes magnitudes que superen la capacidad de los medios de extinción.”

2- Zona forestal con mayor importancia para la recarga de acuíferos. PATFOR (marcada en verde)

PATFOR: “La vegetación forestal, en función de su densidad, cobertura, estado general, etc. puede contribuir a la recarga de acuíferos mediante una adecuada mejora de la infiltración profunda o, por el contrario, puede provocar balances negativos debido a un exceso de perdidas por evapotranspiración o a una disminución drástica de la capacidad de infiltración, cuando la cobertura vegetal desaparece casi por completo.”

Bueno, como ya habréis apreciado, el Gobierno Autonómico, en cuanto a gestión de montes y prevención de incendios forestales, funciona a la perfección a la hora de realizar planes, proyectos y estrategias. Entre todos ellos destacando, por la identificación de los problemas que adolecen nuestros montes, compromiso y estrategias, al PATFOR. Un plan ambicioso y que tiene todo mi reconocimiento pero que, desgraciadamente para muchos municipios de la Comunidad, solo queda en un plan de buenas intenciones donde las actuaciones brillan por su ausencia. Después de muchas horas de investigación, uno tiene la sensación de que los escasos medios disponibles, tanto humanos como técnicos, pertenecientes a los gobiernos tanto autonómico como central se han utilizado básicamente en “salvar”, de alguna manera, los parques naturales de la Comunidad Valenciana dejando montes forestales y municipios a su suerte.

Este artículo da una visión general, sin entrar en más detalles, de los posibles errores o negligencias cometidos por las diferentes administraciones, tanto estatales como principalmente autonómicas, en la prevención y extinción del incendio catastrófico que arrasó los montes del término Municipal de Alcublas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Damnificados?
TODOS.
Para unos el pino es lo más, pero para otros el almendro es su modo de vida.
No menospreciemos a los del zurrón.

Anónimo dijo...

Damnificados?
TODOS.
Para unos el pino es lo más, pero para otros el almendro es su modo de vida.
No menospreciemos a los del zurrón.

Justiciero anónimo dijo...

La prensa sigue "malinformando". Hoy he leido en el LEVANTE, que en Alcublas se han quemado tres granjas de pollos con los animales dentro. IN..PRESIONANTE.

hay que ahorrar dijo...

Mañana van a anunciar una serie de medidas con la intención de reducir el deficit, que nos van a afectar para mal a todos.
Pues una de ellas podría ser la retirada de competencias medioambientales, a esta cuadrilla de impresentabes, que lo unico que han hecho es fundirse el dinero en organismos para colocar a sus prim@s, y dejar el monte quemado o abandonado.