sábado, 3 de noviembre de 2012

PAREMOS UN MINUTO A REFLEXIONAR

El triste suceso de las cuatro chicas muertas en Madrid durante una multitudinaria fiesta juvenil, nos ha hecho reflexionar sobre los riesgos que, de forma inconsciente, corremos en ocasiones.
Nos viene a la cabeza las fiestas de verano, los playbacks y la noche del teatro. El frontón está lleno, numerosas personas mayores con sus nietos; sillas perfectamente colocadas para aprovechar mejor el aforo...
Desconocemos si las puertas cumplen las normativas sobre las salidas de emergencia, pero aunque así fuera, el sentido común nos dice que ante cualquier contratiempo, la salida del frontón sería cuanto menos, complicadísima.

No hay cultura de la seguridad ni de la prevención. Si nosotros previéramos de antemano qué estamos en riesgo, que puede haber un incidente, se tomarían las medidas pertinentes, pero no existe la percepción del riesgo. Una persona que no tiene información, no sabe cómo actuar ante una situación de riesgo extremo.
Valorar la posibilidad de realizar estos actos a los que asiste tanta gente en otro lugar más abierto, podría ser una buena solución.
Ahí dejamos la propuesta...

3 comentarios:

jp morgan dijo...

Cierta razón tiene vuestro artículo.
El viejo Frontón en un caso así sería una ratonera.

Luego se pedirían responsabilidades, que sí a los festeros por organizar, que sí al ayuntamiento por ceder un local no adecuado para esos menesteres.

La solución puede ser más fácil y barata de lo que pensamos.
"Abrir unas puertas laterales que funcionen de salidas de emergencia".

Anónimo dijo...

Siempre me sorprendes con tus comentatios Morgan.
La primera base del frontón es de hormigón, pero aún así creo que se podría hacer, siempre seria más barato que hacer un recinto nuevo, sin contar por supuesto que una vida vale más que todo el dinero del mundo.

el tio cagüen dijo...

Morgan me gusta tu solucion para el fronton, la duda que tengo es la fecha de la foto, por que segun mis fuentes el padre Apeles andaba de jarana por Torres con Mingote y el Puerquico rollo.