jueves, 15 de noviembre de 2012

SERRANEWS

La Serranía recibe ayuda

09.11.12 - 00:50 - R. V.
VALENCIA.
  • La Diputación firma un convenio para que los municipios afectados por el incendio de Chulilla cobren 50.000 euros cada uno
  • 40 brigadas de Imelsa trabajan ya en diversos puntos de la comarca
La Serranía intenta remontar el vuelo después de verse afectada por un incendio que el pasado mes de septiembre arrasó más de 5.000 hectáreas. La comarca espera las ayudas y los primeros en actuar han sido las brigadas de Imelsa, que ayer mismo seguían con sus tareas en diferentes puntos de esta zona.



El presidente de la Diputación visitó ayer a los alcaldes de los municipios afectados en el incendio de Chulilla. «Hay que escuchar desde las administraciones a los alcaldes, que son la voz del pueblo». Alfonso Rus aprovechó el encuentro, iniciado con un almuerzo en el balneario de Chulilla, rodeado por la huella amenazante del incendio, para anunciar la firma de un convenio con los pueblos para que cobren 50.000 euros. Rus reconoció que con esa cantidad «poco se puede hacer en términos tan grandes», pero espera que sirva para tener «una alegría».

La Diputación provincial, a través de la empresa pública Imelsa, ha sido la primera en echar una mano después del incendio. Un total de 40 brigadas trabajan en el monte, con unos 200 brigadistas, en diversos puntos de la provincia. Cerca de 50 trabajan específicamente en estos municipios afectados por el incendio de Chulilla.

El alcalde de Pedralba, Roberto Serigó, valoró estos trabajos, pero advirtió de que «los incendios se apagan antes de que se enciendan». Por ello, instó a hacer cortafuegos, a dejar entrar al ganado en los montes y a mantenerlos limpios. Como se ha hecho toda la vida. Porque la gente que vive en el monte es la que más se preocupa por cuidarlo.

Después del almuerzo, Rus, acompañado por los alcaldes, los máximos responsables de Imelsa y diferentes representantes de la Diputación visitaron los alrededores del balneario, que se salvó «de milagro», como recuerda un brigadista que se afana con su cuadrilla en despejar el entorno del río Turia, fuente de vida de los municipios de esta comarca. Rus advirtió de que muchas de sus actuaciones se han producido en 'territorio' de la Confederación Hidrográfica del Jucar. «Hemos decidido limpiar el cauce para que no hubiera problemas cuando llegaran las lluvias torrenciales».

El alcalde de Gestalgar aseguró que tienen siete kilómetros de cauce paseable y «el río es el que da vida al pueblo». Raúl Pardos considera que la línea ecologista que todo lo invade ha podido forzar una «excesiva protección del monte», cuando él cree que es positivo que los vecinos se vinculen a él sin que sea un obstáculo. Pardos recogió al vuelo la promesa de Rus de arreglar la carretera entre Bugarra y Gestalgar.

La visita llegó hasta Sot de Chera, donde una brigada trabajaba en el entorno de un afluente del Turia. Aunque el fuego, gracias al viento que sopló aquellos días de septiembre, no llegó hasta allá arriba.   http://www.lasprovincias.es/v/20121109/comunitat/serrana-recibe-ayuda-20121109.html    

´Hay que pensar más en las personas y menos en los pinos´


El alcalde de Chulilla se ha mostrado "cansado de los pinos" y recuerda que sus ciudadanos se encuentran en una situación muy complicada después de los incendios.   EFE, CHULILLA Los alcaldes de la comarca de Los Serranos cuyos municipios se vieron afectados por el incendio declarado el pasado mes de septiembre en Chulilla, han pedido hoy que se deje de "pensar tanto en los pinos y se piense más en las personas".  

Así se lo han trasladado al presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, que ha visitado hoy los trabajos de recuperación en las zonas afectadas por el fuego, y donde ha anunciado que la Corporación provincial destinará 50.000 euros en ayudas a cada uno de las poblaciones afectadas.

El alcalde de Chulilla, Enrique Silvestre, ha afirmado estar "cansado de los pinos", y ha recordado que en estos municipios los que viven son personas "que se van" porque aquí se encuentran con "una situación difícil y complicada".

"Pido que se escuche mi voz y que se auxilie a los que están aquí todavía para que salgan adelante", ha declarado Silvestre, que ha reclamado ayudas para la agricultura y para el balneario de Chulilla, donde trabajan 45 personas y que está ubicado en uno de los parajes más calcinados por el fuego.

"Si las personas tienen un futuro en esta comarca seguramente los pinos tendrán un futuro asegurado", ha concluido.

El alcalde de Pedralba, Roberto Serigó, ha reivindicado un cambio en la política forestal con una vuelta a los sistemas más tradicionales, recuperando los cortafuegos o permitiendo que el ganado entre en los bosques "y se coma el montebajo" y así reducir el riesgo de incendios.

Por su parte, el alcalde de Gestalgar, Raúl Pardo, ha defendido que el monte "tiene que estar vinculado a los vecinos", ya que en la actualidad "se ha protegido de tal manera" que se ha convertido en "un problema" en lugar de "una oportunidad de futuro".

El presidente de la Diputación ha recogido la reivindicación de los alcaldes y ha señalado que aunque el ecologismo "es muy importante, la vida, los paisajes y el entorno de los pueblos lo son más, porque representan a las personas".

Rus ha explicado que la obligación de la Diputación es "ayudar a los ayuntamientos" en los problemas que tienen, como es el caso de las carreteras, donde se invierte una media de 50 millones de euros anuales en actuaciones como la que se aprobará el próximo martes para el municipio de Gestalgar, ha anunciado.

Asimismo, ha indicado que los 150.000 euros que se ahorrará la Corporación con la paga extra de Navidad de los diputados se ha destinado a la limpieza del cauce del río Turia en los municipios afectados por el fuego, asumiendo una tarea que inicialmente era de la confederación hidrográfica.

Las brigadas forestales de la Diputación están trabajando en la reconstrucción de la zona que fue arrasada entre el 23 y el 30 de septiembre por el incendio forestal declarado en el municipio de Chulilla y que afectó a las localidades de Bugarra, Gestalgar, Llíria, Pedralba y Sot de Chera.





7 comentarios:

Anónimo dijo...

Menuda ayuda recibe la serranía.

Bueno son dos dijo...

Una pregunta por si alguien puede contestarme.
¿Porqué Imelsa ha contratado el doble de personal en Liria que en Alcublas?
¿Porqué pagan mucho más por arbol qemado,( en el supuesto que veamos el dinero) en el término de Liria que en de Alcublas?.

EL QUE NI VINO NI NOS SANO dijo...

Pues es muy sencillo, el término de Lliria es Sierra Calderona oséase pata negra.
Por el contrario el de Alcublas puede denominarss Serrania, esribaciones del Sistema Ibérico,,, Vamos monte de garrafón.

ya he visto demasiao dijo...

Pero qie nos van a dar estos, si poe no tener no tienen ni "mierda en las tripas".

Anónimo dijo...

¿Por que vale más la vida de una persona que de un pino?

Anónimo dijo...

Tú que prefieres,¿Que se muera o se mate un familiar tuyo, o que se muera o se queme un pino?.

Anónimo dijo...

Nos la cogemos con papel de fumar. Quien compare o se atreva a comparar un pino con una persona ha perdido el norte. El alcalde lleva razón cuando dice que si hay personas habrán pinos.
Lo que no nos ppodemos permitir es tener una comarca no solo despoblada, sino camino de la desertización humana.
Si conseguimos parar esa desertización (planes de empleo, equilibrio ciudad-pueblo, beneficios fiscales y sociales por vivir en comarcas deprimidas, etc) entonces podremos parar también la desertización de nuestros bosques.
Empezemos por las personas, por favor.