jueves, 10 de enero de 2013

PLATAFORMA ALCUBLANA POR LA RECUPERACIÓN DEL ENTORNO

El 29 de junio de 2012 pasará a la historia de Alcublas como uno de sus viernes más negros de los que podamos recordar.
Alrededor de las 16,30 horas se inició el incendio más devastador en toda la historia de nuestro pueblo. Coincidió con otros fuegos en la Comunidad Valenciana, lo cual dificultó, todavía más si cabe, las labores de extinción. Todo nuestro término se quemó.

Podríamos extendernos repasando cronológicamente todos los momentos vividos, todos los equívocos vividos, todos los errores cometidos, etc, pero preferimos mirar hacia adelante. La angustia de un pueblo incomunicado con la constante incertidumbre de un más que posible desalojo, aún está viva en nuestras mentes.

Pasamos del miedo a la indignación para terminar en la reflexión y en la responsabilidad ciudadana. El sentimiento de abandono fue generalizado, pues consideramos que no se valoró adecuadamente la importancia de nuestros montes para la vida de nuestro pueblo. En la prevención y extinción del incendio se tuvieron en cuenta unas prioridades no concordantes con las nuestras y que han perjudicado a todas las personas de Alcublas. Han hipotecado nuestro futuro.


¿Qué se ha conseguido con todo ello?
Uno de los frutos de esta sinrazón ha sido la de unir conciencias. Se creó la PLATAFORMA ALCUBLANA POR LA RECUPERACIÓN DEL ENTORNO, que aglutina a la totalidad de asociaciones y colectivos alcublanos que, dejando a un lado ideales políticos, se ha unido para evitar que vuelva a suceder otro desastre similar en Alcublas. El sábado 21 de julio reunió a más de trescientos vecinos en la Casa de la Cutura de Alcublas para hacer públicas sus propuestas de futuro. El acto fue abierto por cada una de las asociaciones y grupos de trabajo locales, los cuales apuntaron su propuesta de colaboración en esta reciente plataforma. Se publicó un díptico -entregado a los asistentes- que es toda una declaración de intenciones de la Plataforma Alcublana. Una de sus primeras acciones ha sido la de pedir de forma oral y escrita explicaciones de la gestión del incendio, tanto a nivel local como a la Generalitat Valenciana. Ello ha de venir de la mano de un plan urgente e integral de actuación para la recuperación de nuestro municipio.
Con posterioridad la Plataforma participó en una masiva manifestación en Valencia en defensa de nuestros montes, oragnizó una marcha verde a zona quemada, un Certamen de Pintura Rápida, etc.
¿Qué nos queda?
Vamos a continuar con las labores reivindicativas, pues no cejaremos en la búsqueda de responsabilidades.
Continuar con tareas educativas: crear conciencia a los pequeños...nuestro futuro...
Dar nuestro constante apoyo a los agricultores afectados. Muchas veces nuestra imagen es la del monte quemado, pero más importantes son las personas. El porvenir de Alcublas y la pervivencia de su entorno pasa por que sus habitantes tengan un futuro en su pueblo, algo harto complicado a fecha de hoy. Si sus gentes tienen futuro, sus montes tiene futuro.

La PLATAFORMA ALCUBLANA POR LA RECUPERACIÓN DEL ENTORNO tiene un compromiso con Alcublas: devolverle su paisaje.
Pongámonos en marcha.

(Del libro de FIESTAS DE SAN ANTÓN 2013)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

La Plataforma es un sintoma de la unión de los alcublanos ante el desastre que sucedió el 29 de junio.
Por favor que nadie la politice y, la noche de las hogeras reflexionemos acerca del fuego, porque el por sí solo no es el culpable, son las personas con su incompetencia las que hacen que este sea destructivo.

salva .......un afectado más dijo...

Yo soy y colaboro con la plataforma,lo más importante es querer nuestra tierra ,intentar recuperar nuestro entorno sin dejar que nos manipulen los radicalismos de ambas partes,si conseguimos estar unidos para este fin,abremos demostrado que si que se puede,el camino es largo nos pondran obstaculos y trabas habra momentos que da ganas de tirarlo todo por la borda,pero cuando llega ese momento tan critico cerrar los ojos y recordar como estaba el monte antes del dia fatidico,eso os dara fuerzas para continuar.
Un saludo a todos y a disfrutar de la fiesta de San Anton ,es lo unico que por ahora nos queda.

Anónimo dijo...

Soy alcucblan@ y nì estoy politizado ni soy radical.
Lamentablemente este artículo referente a la Platafotma Alcublana, y los que conciernen a las diferntes asociaciones que vertebran nuestro pueblo, son los únicos anexos al programa de San Antón coherentes con tal.
Del resto, me reservo el comentario.

Anónimo dijo...

Con tantos saltos hangares y paracaidas se está ensombreciendo la labor de unas gentes que desinteresadamente están trabajando por una vocación hacia su pueblo y su entorno.

LA HISTORIA INTERMINABLE dijo...

Faltan dos meses para que llegue la primavera, a de partir de ese momento nuestros montes empezarán a cubrirse de matorral, la erosión no creo que se produzca porque el terreno está relativamente sentado, al llover en cantidad, pero con conocimiento durante el otoño.

Sí cayera un palmo de nieve antes de que florezcan los almendros, nos ayudaría a los agricultores,que esto va muy adelantado,(miedo me da) y a el monte puesto que filtraría toda la nieve caída y no se perdería una gota.

Cuando el monte vuelva a estar verde, vendrán los hombres, ¿como no?, a hacerse la foto; Políticos Autonómicos y Locales, ecologistas y cámaras de televisión, y algún Obispo sí nos descuidamos atribuyendo los méritos a no sé que Virgen o Patrón local.

Luego se marcharán, y el monte volverá a crecer a su libre albedrío, al cabo de los años volverá a ser un polvorín como antes del 29 de Junio y, cuando esto suceda, volverán todos sobrecogidos echándose las manos a la cabeza y las culpas los unos a los otros.

verde que te quiero verde dijo...

Cuanta razón tienes amig@, tengo cincuenta años y se no me pilla una mala enfermedad volveré a ver arder nuestros montes.
La brigada de invierno en el paro cobrando novecientos cincuenta euros al mes,(nos cuesta lo mismo que trabajando), cuando los vuelvan a contratar será para cuestiones de vigilancia porque a partir mayo ya no pueden trabajar en el monte.
Para quemar restos de poda, los tramites cada día más complicados, teniendo que rellenar un impreso con el poligono y parcela a pesar de estar rodeado de cenizas.
Para colmo no sé si os habéis enterado del caso de Xeraco, donde un jubilado ha sido denunciado por un inspector de trabajo, por apartar ramas en un campo de naranjos de su hijo, y le amanazan con quitarle la pensión.
Vamos que sí eso sucediera en Alcublas tendríamos que abandonar todos los campos o nuestros mayores las pensiones.

montesa enduro dijo...

Siempre hilan muy fino por abajo,pero por arriba altos cargos politicos de tres y cuatro sueldos por ahi no atacan,estamos en una dictadura fiscal,hagamos lo que hagamos mande quien mande ,el chiringuito esta montado para una casta de politicos y amiguetes que esto es peor que la edad medieval.