jueves, 28 de febrero de 2013

ALCUBLAS BAJO LA NIEVE

Hemos recogido varias fotografías en las que podemos apreciar la gran nevada caída en Alcublas durante ayer y el día de hoy.
Una fenomenal ocasión para visitar Alcublas!!

Foto Pablo Mañes
Foto Pablo Mañes
Foto Pablo Mañes
Foto Pablo Mañes
Foto Pablo Mañes


Seguiremos informando...

martes, 19 de febrero de 2013

LA SERRANIA DEL TURIA Y LAS FIGURAS Y MARCAS DE CALIDAD (PARTE IV)


VINOS CON DENOMINACION DE ORIGEN EN LA SERRANIA

Si en la primera parte de esta serie de colaboraciones sobre La Serranía del Turia y las figuras y marcas de calidad comentábamos que uno de los pilares de la economía agraria de la comarca era su excelente aceite de oliva, su otro producto estrella sin duda es el vino, del que hablaremos a continuación. En concreto de los vinos producidos en La Serranía del Turia amparados por la figura de calidad Denominación de Origen Protegida Valencia.

El Consejo Regulador de Vinos de la Denominación de Origen Protegida Valencia, constituido en 1957, es en la actualidad un organismo descentralizado de la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación, cuyos principales objetivos son garantizar el origen y la calidad de los vinos amparados, controlando su producción, promocionando y difundiendo el conocimiento de sus vinos, y fomentando su imagen de calidad y su consumo. El Reglamento vigente en la actualidad es el aprobado por Orden de 13/2011 de la CAPA de 20 de mayo de 2011. La sede del Consejo Regulador está ubicado en el centro histórico de la ciudad de Valencia, C/Quart, 22.


Los vinos amparados bajo la Denominación de Origen Valencia han de ser elaborados con uvas procedentes de la provincia de Valencia, en el marco de una adecuada técnica que les permite alcanzar sus peculiaridades características organolépticas, calificadas y controladas por el Consejo Regulador a través de sus servicios de inspectores y comité de cata. En la actualidad la Denominación de Origen Valencia cuenta con un potencial vitícola de unas 13.000 hectáreas de viñedo en cuatro subzonas de producción: Alto Turia, Valentino, Moscatel de Valencia y Clariano.


En cuanto a los magníficos vinos producidos en las localidades de La Serranía, la inmensa mayoría de ellos están incluidos dentro de la Denominación de Origen Valencia, quedando encuadrados en dos de sus subzonas. En la Subzona Alto Turia que copan al completo: Alpuente, Aras de los Olmos, Benagéber, Calles, Chelva, La Yesa, Titaguas y Tuéjar. Y en una parte destacada de la Subzona Valentino: Alcublas, Andilla, Bugarra, Chulilla, Domeño, Gestalgar, Higueruelas, Losa del Obispo, Pedralba y Villar del Arzobispo.

En cuanto a las variedades de uvas de vinificación de la Denominación de Origen Protegida Valencia, las variedades autorizadas son las siguientes:
a) Blancas: Chardonnay, Gewürztraminer, Macabeo, Subirat Parent, Merseguera, Moscatel de Alejandría, Moscatel Grano Menudo, Planta Fina de Pedralba, Planta Nova, Pedro Ximénez, Riesling, Sauvignon Blanc, Semillon Blanc, Tortosí, Verdejo, Verdil y Viognier.
b) Tintas: Bobal, Bonicaire, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Forcallat Tinta, Garnacha, Graciano, Malbec, Mencía, Merlot, Monastrell, Mazuelo, Petit Verdot, Pinot Noir, Syrah, Tempranillo y Tintorera.

Los viñedos de la subcomarca vinícola Alto Turia, que ocupan una extensión de más de 3.000 has, están situados preferentemente en tierras montañosos y de clima continental con una pluviometría anual de 475 milímetros/año y una temperatura media anual de 13,5 ºC. Los viñedos se encuentran situados entre los 400/500 metros de altitud en Calles a los 800 m en Titaguas y Aras, llegando hasta los 1.000 m. en varias partidas de Alpuente y la Yesa, lo cual provoca una diferencia térmica considerable entre la noche y el día. El perfil de los suelos es pardo-calizo, con horizontes de humus poco desarrollados, de textura limo-arenosa y de fertilidad media o baja.

En cuanto a la subcomarca vinícola Valentino, las poblaciones de La Serranía que se integran en ella presentan una variada orografía y un clima más suave que las del Alto Turia, con una pluviometría anual de 315 mm/año y una temperatura media de la subzona de 15 ºC. Los suelos son muy diversos, aunque en general pardo-calizos con horizonte de humus escasos y con texturas que van desde las arcillas y yesos hasta las gravas y arenas, generalmente sin horizontes impermeables. El viñedo está plantado entre los 200 m. de altitud en Bugarra y Pedralba a los 500 m. en Villar, llegando hasta cerca de los 800 m. en algunas zonas altas de Andilla y Alcublas.


Repasando el listado a fecha 09/11/2012 de las bodegas certificadas y autorizadas por el Consejo Regulador de Vinos de la Denominación de Origen Protegida Valencia, encontramos las siguientes ubicadas en poblaciones de La Serranía:
Cooperativa Vinícola San Antonio Abad de Alcublas.
Cooperativa Vinícola Nuestra Señora de la Consolación de Alpuente.
Cooperativa Agrícola Santa Bárbara de Titaguas.
Cooperativa Agricola El Villar - Villar del Arzobispo.
Comeche, Cooperativa Valenciana - Villar del Arzobispo.
SAT 368 CV Bodegas Polo Monleón – Titaguas.
Bodegas Vegamar, S.L. – Calles.


La Cooperativa Vinícola San Antonio Abad, de Alcublas, fundada en 1954, está autorizada dentro de la Denominación de Origen Protegida Valencia para la elaboración, almacenamiento y embotellado de vinos blancos y tintos jóvenes. Con su marca comercial “Balcón de Valencia” elabora dos tipos de vinos. Uno blanco, con la variedad de uva merseguera (también denominada meseguera), que se caracteriza por su color amarillo pálido con tonos verdosos y sabor suave y afrutado, ligeramente ácido, con una imagen renovada en su botella y etiquetado. Y otro tinto, 100% tempranillo, de color muy oscuro. Además hace pocas fechas ha presentado su nuevo vino tinto joven de la variedad tempranillo, con la marca "Palacia".


Por su parte, la Cooperativa Vinícola Nuestra Señora de la Consolación, de Alpuente, está autorizada por la Denominación de Origen Protegida Valencia para la elaboración, almacenamiento y embotellado de vinos blancos, rosados y tintos jóvenes. Con su marca comercial “Gran Turia” elabora un rosado y un tinto joven, pero sin duda destaca su “Gran Turia – Blanco del Alto Turia”. Vino obtenido del mosto flor tras un suave prensado de uvas de merseguera, con una graduación alcohólica entre 10,5 y 11 grados, de color amarillo pajizo, muy pálido, con reflejos verdosos. Es de sabor suave y fresco, aroma afrutado, muy buena acidez y una notable persistencia en boca.


La Cooperativa Agrícola Santa Bárbara, de Titaguas, fundada en 1955, está autorizada por la Denominación de Origen Protegida Valencia para la elaboración, almacenamiento, envejecimiento y embotellado de vinos blancos jóvenes y blancos envejecidos en barrica. Bajo la marca comercial “Llanos de Titaguas” elabora un conocido vino blanco joven de la variedad merseguera con un pequeño porcentaje de macabeo. Además, en los últimos años esta cooperativa ha apostado por una arriesgada innovación con un interesante vino blanco 100% merseguera envejecido en barrica, de nombre “Mersé” más los dígitos de la añada correspondiente.


En cuanto a la Cooperativa Agrícola El Villar, originada en 1970 con la fusión de la Cooperativa Nuestra Señora de la Paz y la Cooperativa San Isidro, está autorizada por la Denominación de Origen Protegida Valencia para la elaboración, almacenamiento, crianza y embotellado de vinos blancos, rosados y tintos jóvenes, tintos crianza, tintos reserva, tintos gran reserva y vinos de licor. La Cooperativa El Villar centraliza la producción de 1.200 has de viñedo de sus socios en Villar, Higueruelas, Chulilla, Losa, Gestalgar, Casinos, Domeño, Pedralba, Lliria y Bugarra.


Entre sus marcas comerciales destacan sus tintos crianza, reserva y gran reserva “Señorío Don Pedro de la Vega” (tempranillo, merlot y garnacha); sus crianza y reserva “Tapias” (merlot), “Viña Ñora” (tempranillo y garnacha) y “Viña Villar” (tempranillo y merlot); y tintos jóvenes “Viñaterra”, “Las Villas” y “Cerro Gordo” (tempranillo y garnacha); “Laderas” (tempranillo, merlot), “Ximo” (tempranillo). Rosados como “Viñaterra” y “Las Villas” (garnacha y bobal), “Laderas” (tempranillo y bobal). Y blancos como “Viñaterra”, “Las Villas” y “Laderas” (merseguera y macabeo), “Ximo” (semillón), y el semidulce “Las Villas” (merseguera y macabeo).


Por su parte, Comeche Cooperativa Valenciana, de Villar del Arzobispo, fundada en 1947 como bodega familiar, está autorizada por la Denominación de Origen Protegida Valencia para la elaboración, almacenamiento, envejecimiento y embotellado de vinos blancos y tintos jóvenes, tintos envejecidos en barrica, tintos crianza, reserva y gran reserva. Con sus marcas comerciales de sus tintos gran reserva, reserva y crianza “Comeche”; crianza y reserva “Vega Serrana”; y su joven “Partana”. Además de su rosado “Verino” y su blanco “Veredal” (Pedro Ximénez y Chardonnay).


Bodegas Polo Monleón SAT 368 CV, de Titaguas, fundada en 1952 como bodega familiar, está autorizada por la Denominación de Origen Protegida Valencia para la elaboración, almacenamiento, envejecimiento y embotellado de vinos blancos, rosados y tintos jóvenes, y tintos crianza en barrica. Con la marca comercial “Hoya del Castillo” elabora vino blanco (merseguera y macabeo), rosado (bobal) y tinto joven (tempranillo y bobal), además de su tinto “Hoya del Castillo-Crianza” (tempranillo).


Por último, la más reciente Bodegas Vegamar, S.L., de Calles, fundada en 1999, autorizada por la Denominación de Origen Protegida Valencia para la elaboración, almacenamiento, envejecimiento y embotellado de vinos blancos, rosados y tintos jóvenes, y tintos envejecidos en barrica, y tintos crianza y reserva. Entre sus marcas comerciales destacan sus tintos “Vegamar” (reserva), “Vegamar-Syrah” (crianza), “Viña Carrasses” (reserva), “Colección Privada” (reserva), “Viñas de Calles-Roble” (crianza) y “Viñas de Calles” (crianza y reserva). Además de su rosado y blanco “Viñas de Calles”, “Viña Costosa” (blanco) y su reciente vino de autor “Tito Rey-Blanca” (blanco crianza).


Hasta aquí un rápido repaso a los vinos producidos en La Serranía amparados por la marca de calidad Denominación de Origen Protegida Valencia, lo que garantiza al consumidor que el vino que se comercializa con este marchamo cumple con las más altas exigencias de calidad. Por ello, tanto los consumidores particulares como las empresas de restauración (bares y restaurantes) de La Serranía deberíamos apostar más abiertamente por consumir nuestros vinos de calidad que, a fin de cuentas, son en general al menos iguales o incluso mejores que muchos de los de fuera con mayor renombre. Ello no quita el que apreciemos los buenos vinos de otras zonas, pero a igualdad de calidad, deberíamos apostar por los nuestros…

Por
JUAN ANTONIO FERNANDEZ PERIS

del CENTRO EXCURSIONISTA DE CHELVA y colaborador del blog PEÑA RAMIRO



miércoles, 13 de febrero de 2013

HOMENAJE EN ALCUBLAS

EL ALCALDE DE VALENCIA PRESIDE LOS ACTOS DE ALCUBLAS EN HOMENAJE A CASTILLO CIVERA.

5 DE JUNIO 1.960
Alcublas está de enhorabuena y viene sonando estos días, tanto por haber sido adoptado el municipio por la excelentísima Diputación de Valencia -lo que permitirá emprender obras de carretera, de las que está muy necesitado el pueblo-, como también por los actos de homenaje a su hijo ilustre don José María Castillo Civera.


El pasado domingo tuvo lugar el descubrimiento de la placa que en lo sucesivo dará el nombre de José María Castillo Civera a una importante plaza de la villa.
Con este motivo se desplazaron a Alcublas autoridades y representaciones de la capital y de numerosos pueblos valencianos, presidiendo el doctor Rincón de Arellano, alcalde de Valencia, y asociándose al acto representaciones oficiales o grupos de vecinos de Andilla, Chelva, Aras de Alpuente, Casinos y de otros pueblos más distantes, Almácera, Ador, Altura, unidos por diversos vínculos al homenajeado. También acudió el jefe de los Servicios Municipialistas de la Diputación, don Ramón Jurado Eiras, y representaciones de los ilustres Colegios de Abogados y Procuradores, del Centro de Cultura Valenciana, "Lo Rat Penat", Cronistas del Reino, etc.


Toda la villa de Alcublas, vecindario y fuerzas vivas, e incluso la Colonia Alcublana de Valencia, se congregaron en la plaza de nueva rotulación, ante la tribuna levantada al efecto, cubierta por la "Señera" y la bandera nacional.


Primeramente, el secreatrio del Ayuntamiento y cronista oficial, don José Millán Lacruz, dio lectura al acuerdo municipal, y entre grandes aplausos y a los acordes de marchas valencianas, el doctor Rincón de Arellano procedió al descubrimiento de la placa. Siguieron en el uso de la palabra, entre otros, el doctor Albalat, hijo adoptivo del pueblo; el presidente de la Colonia Alcublana; el alcalde de la villa, don Joaquín Lázaro Gabarda; el jefe de los Servicios Municipialistas de la Diputación, don Ramón Jurado Eiras; el alcalde de Valencia, doctor Rincón de Arellano; y terminando, con un brillante discurso, don José María Castillo Civera, agradeciendo el homenaje y ofrendándolo a la villa de Alcublas.


Del breve y sustancioso discurso de don Adolfo Rincón de Arellano, recordamos su apelación a la verdadera unidad -entendida también como armónica trabazón de las estructuras geohistóricas, pueblo, comarca, región, etc-, que permitía que el alcalde de Valencia y consejero nacional del Movimiento en la España de Franco, se asociara al homenaje que el pueblo de Alcublas tributaba a un político del régimen republicano, exgobernador civil, subsecretario, etc., como el señor Castillo precursor, entre otras cosas institucionales de tipo social y agrario, del Instituto Nacional de Colonización que inició su paso por la Subsecretaría de Agricultura, y hombre, en fin, de grandes calidades humanas.


Del discurso de José María Castillo fue particularmente emotiva la justificación de la presencia del alcalde de Valencia en Alcublas y en el ejercicio de funciones históricamente jurisdiccionales. Porque Alcublas, aclaró, juntamente con Altura, tuvieron la condición de "calles" de Valencia y sometidas por tanto a las ordenaciones ciudadanas de la capital del histórico Reino, conforme había tenido ocasión de comprobar semanas antes en el Ayuntamiento de Altura, examinando la fabulosa documentación histórica que le mostró el erudito alcalde de aquella villa, don José Martínez Antich.
Terminado este acto, tuvo un vino de honor y visita, en acción de gracias, a la Virgen de la Cueva Santa.

V.B.M.


jueves, 7 de febrero de 2013

HISTORIAS DE LA CHELVANA


Voy a contar un episodio, ocurrido en 1962, fecha que he deducido de algunos datos, que me han facilitado, el protagonista fue el músico Vicente Cabanes Mañes y alguno más, cuyo nombre no he podido averiguar.
Vicente Cabanes y el otro músico, habían ido a Valencia a comprar pollos para las paellas del día de San Blas, y cuando volvían en la chelvana con una caja grande llena de pollos, se encontraron con una nevada que hizo que el coche, a la altura de la Casilla, regresara hacia Casinos, con casi todos los pasajeros; pero, los músicos, que necesitaban llegar ese día al pueblo, porque al día siguiente era San Blas, y pocos viajeros más, entre ellos Rosario Santolaria Domingo; el también músico Luis Mateo y su esposa Maruja Orrios, que volvían de su viaje de novios, decidieron continuar el viaje a pie hacia Alcublas.
Fue dantesco, porque seguía nevando muy fuerte, y no veían nada, desde el principio (era el dos de febrero que en circunstancias normales ya anoche pronto). Iban en fila india, pisando donde pisaba el primero y no podían pararse, a pesar del cansancio. Rosario me dijo que recordaba que los músicos llevaban la caja de pollos al hombro. Por fin, llegaron al pueblo, alrededor de las doce de la noche, helados, y no es exageración. Fue un viaje que pudo terminar en tragedia. Afortunadamente, no fue así. No sé si los músicos, que llevaron los pollos se los comerían al día siguiente o no.

Andrés Domingo Herrero, del libro "Sociedad Unión Musical Alcublas, 125 Aniversario"



lunes, 4 de febrero de 2013

ESCRIBIERON SOBRE ALCUBLAS...


MOSÉN VICENTE MARES MARTÍNEZ
                      (PARTE II)
ALCUBLAS EN “LA FENIX TROYANA”


Como lo prometido es deuda, a continuación completaré la anterior entrada dedicada en este blog Peña Ramiro al ilustre sacerdote Mosén Vicente Mares Martínez, natural de Chelva. En esta ocasión me centraré en describir su conocido libro “La Fénix Troyana”, y lo que en él escribió sobre Alcublas. No sería extraño suponer que el padre Vicente Mares, teniendo en cuenta los diversos cargos que llegó a desempeñar en el Obispado de Segorbe (Examinador Sinodal y Visitador General del obispado), visitara en alguna ocasión Alcublas, aunque en principio no se conocen datos ni documentos que lo demuestren. Pero sí al menos que escribió sobre ella. Veámoslo…


Esta obra, la única publicada de las varias escritas por Mosén Vicente Mares Martínez, y por la que es recordado, lleva por título «LA FENIX TROYANA. EPITOME DE VARIAS, Y SELECTAS HISTORIAS, ASSI Divinas, como Humanas: Breve resumen de la población del universo. Noticia, y descripción de toda la tierra. Succinta fundación de los lugares mas famosos de España, con la successión de quantos Principes la han dominado; y deleytoso Jardin de Valencianos». Está dedicada a la “Soberana Emperatriz de los cielos Virgen María del LORETO”, por la que el padre Vicente Mares sentía una grandísima devoción.


Fue editada en el año 1681 en Valencia por el autor, en los talleres del impresor Mateo Penen, situados junto a la Iglesia de San Martín. No se conoce el número de ejemplares impresos, aunque no debieron de ser numerosos. La portada, orlada, presenta un grabado de la Virgen del Loreto. El texto, en tamaño folio y mayoritariamente a dos columnas, consta de 20 páginas previas, 360 páginas con el texto de la obra, más 40 páginas con dos tablas finales a modo de índice de los lugares y hechos más relevantes descritos, y una fe de erratas. En su página 10 aparece un único grabado. De índole astrológico, relaciona Chelva con los planetas en el momento de la creación del mundo.


Tras la DEDICATORIA a la Virgen del Loreto, le sigue la preceptiva Aprobación (censura eclesiástica previa), fechada el 10 de abril de 1680, por parte del Doctor José Ramos, Presbítero, mayordomo y limosnero del Arzobispo de Valencia Fr. Juan Tomás de Rocaberti. Aprobación que fue realizada por el Doctor Ramos “De orden del muy Ilustre Señor Don Marco Antonio Alcaraz, y Pardo, Doctor en ambos Derechos, Juez de la Nunciatura de España, Protonotario Apostólico, y por el Ilustrísimo, y Excelentísimo Señor Don Fr. Juan de Rocaberti, mi señor por la gracia de Dios, y de la Santa Sede Apostólica, meritísimo Arzobispo de Valencia (…)”.


Y a continuación se reproducen “varias y muy bellas composiciones poéticas en alabanza del autor y de su libro”. Un Soneto de Fray Sebastián Dionisio Cólera de Avinent, reconocido matemático y astrólogo, nacido en Manises. Una Décima del notario y asesor de Chelva, y “amigo del autor”, Cristobal Roiz de Asagra. Dos Octavas del “Licenciado Mosén Jacinto Hernández, Presbítero” y Vicario de la Iglesia Parroquial de Chelva. Un curioso Laberinto del clérigo Roque Daubis, ahijado del autor. Una Décima de Fray Francisco Domingo, “benemérito Guardián del convento de San Francisco de la Villa de Chelva”, y amigo. Y una Sexta Rima del “Maestro José García, Presbítero, y Beneficiado en la Iglesia Parroquial de Chelva”.


El libro sigue con el “MOTIVO DEL AUTOR, Y Prólogo al Lector”, una “LISTA DE LOS AUTORES DE donde se ha sacado todo lo que se contiene en esta obra” y la “TABLA DE LOS LIBROS, y Capítulos de la obra”. A destacar, por cantidad y calidad, la bibliografía consultada por el padre Vicente Mares. Así, obras como “Coronica de los Reyes de Castilla” de Alonso Núñez de Castro; “Historia general del mundo” de Antonio Herrera; “Anales del Reyno de Valencia” de Francisco Diago; “Historia de Valencia” de Gaspar Escolano; “Chronica general de España” de Florian de Campo; “Anales del Reyno de Aragon” de Gerónimo Zurita; o las “Coronica de Valencia” de Martin Viciana y de Pedro Antonio Beuter.


La “Fénix Troyana” está dividida en 6 libros y 97 capítulos en total. El Libro I “De la población del Universo, desde el principio del mundo, hasta el diluvio”, se compone de 10 capítulos; el Libro II “De la población del mundo después del diluvio”, consta de 13 capítulos; y el Libro III “De la población de España”, de 17 capítulos. El libro IV habla “De la población del Reyno de Valencia” en 28 capítulos. El Libro V “De la Villa de Chelva”, cuenta con 29 capítulos. Y el “Libro Sexto, y ultimo, lista, y sucinto resumen de todos los Monarcas, que han tenido todos los Reynos sugetos a nuestro Rey Catolico, desde el diluvio universal, hasta el presente año de 1681”, que queda dividido en 16 capítulos.

La localidad de Alcublas aparece mencionada en dos únicas ocasiones en “La Fénix Troyana”. La primera en el Libro IV, “De la población del Reyno de Valencia”, Capítulo VIII, “De todas las poblaciones que el Reyno de Valencia comienzan por A”, en el folio 118. Allí en el listado alfabético de poblaciones, si buscamos Alcublas dice sobre ella: “Alcublas, es Villa a siete leguas de Valencia. Es fundacion de Moros. Tiene 180 casas. Es del Convento del ValdeChristo, por merced de los Reyes de Aragon, Don Pedro, y Don Martin: si bien la jurisdicion criminal, es de los Jurados de Valencia, y se tiene por calle, ò aldea de dicha Ciudad, y gozan de los mismos privilegios que la Ciudad.”

Y en una segunda al describir la pugna bélica entre el joven Pedro IV “El Ceremonioso”, recién nombrado rey de Aragón, y Pedro I de Jérica y Lloria (IV Barón de Jérica, VI señor de Chelva, y de otros señoríos, castillos y heredades, entre ellas el lugar de Alcublas), que contaba con la ayuda del rey de Castilla y parte de la nobleza. Conflicto originado al ser Pedro I de Jérica valedor de los derechos de Leonor de Castilla, viuda de Alfonso IV de Aragón, y de sus hijos Fernando y Juan, frente a los intereses de su hijastro el rey Pedro IV. Episodio histórico magníficamente descrito por nuestro admirado Vicente Vallet, recientemente fallecido, en su obra “El Señorío de Chelva y sus señores. Siglos XIII y XIV. Los linajes de los Azagra y los Jérica”.


Estas desavenencias entre el rey Pedro IV de Aragón y el barón Pedro I de Jérica derivaron en octubre de 1336 en una guerra abierta, durante la cual buena parte de los territorios del barón Pedro I, y Alcublas entre ellos, sufrirían el saqueo y la devastación por parte de las tropas reales al mando del propio monarca aragonés Pedro IV “El Ceremonioso”. Veamos lo que se relata al respecto en “La Fénix Troyana”, Libro V, “De la Villa de Chelva”, Capítulo I, folio 159: “Tomò el Rey en ellas a las Alcublas, a Pina, que entonces tenia una famosa fortaleza; ganó al Toro, y a Vivèl; atreviòse a Xerica; talò y quemò todas las casas, y alquerías de esta comarca; pegò fuego a las Barracas, donde estuvo el Rey a pique de perecer, porque le atajò el fuego”.


Por su parte, el barón Pedro I de Jérica no se quedó corto en sus represalias y, con la ayuda de tropas castellanas, se dedicaría a destruir cuantas propiedades reales encontraba a su paso, “…le embiò socorro el Rey de Castilla, con que juntò un grande exercito”, llegando a quemar los arrabales de Alpuente, entonces una villa real: “…cargò sobre la Villa de Alpuente (que entonces era muy fuerte) y la combatió, y quemò todos sus arrabales. Hizieron retirar al Rey a Valencia, y juntándose con el socorro del Rey de Castilla, entrando por la parte de Utiel, y Requena, y dando por la parte de Xativa, talando quanto encontraban, entraron hasta el Castillo de Enguera, hasta obligar al Rey Don Pedro, a solicitar con grande instancia las pazes.”


Ante la posibilidad de que estos enfrentamientos llevaran a una guerra abierta entre los reinos de Aragón y Castilla, se produjo la mediación del Papa. La sentencia arbitral papal, publicada el 29 de octubre de 1337 en el monasterio de los frailes menores de Daroca, puso fin a la discordia entre el rey Pedro IV de Aragón y el barón Pedro I de Jérica y la Reina Leonor y sus hijos los infantes. En virtud de esta sentencia, el rey Pedro IV “El Ceremonioso” y el barón Pedro I de Jérica se perdonaron mutuamente, prometiendo compensarse los graves daños infligidos. Reconciliado con el Rey, el barón de Jérica pronto se convertiría en uno de sus hombres de confianza.


Como curiosidad señalar que estos hechos históricos fueron reseñados en el “Programa Oficial de Fiestas” de Alcublas del año 1956. (“Transcripción de la revista “LA FENIX TROYANA”, que dirigió D. Gil Roger, en su número del 1- 6 -1917, dice): “A mediados de octubre de 1336, teniendo conocimiento [el Rey] Don Pedro IV de Aragón, que a la sazón estaba en Valencia, que Don Pedro de Jérica se había negado a prestarle juramento de fidelidad y separarse del [rey] castellano, a cuyo fin había delegado a su hermano el infante Don Jaime, salió de la capital, poniendo en movimiento sus gentes y pasando por junto a Sagunto, dirigiéndose a Alcublas, quemando y talando [destruyendo las cosechas de] todas las heredades y caseríos que Don Pedro de Jérica tenía en esta población, y, hallándola desierta, se dirigió a Pina, entregándole los vecinos la fortaleza que allí había”.

“La Fenix Troyana” es un libro que estuvo durante muchos años considerado como una joya bibliográfica de las bibliotecas institucionales y entre los coleccionistas particulares por su rareza. Hay que tener en cuenta que el número de ejemplares existentes ha sido siempre muy reducido puesto que fue una obra editada por el propio autor, como se señala en la portada: “SACALA A LA LUZ Y A SU COSTA EL DOCTOR VICENTE MARES”. Ello llevó al abogado y político chelvano Gil Roger Vázquez, alma mater de la revista “La Fénix Troyana” (publicada entre 1915 y 1920), a realizar una segunda edición en 1931 en la Imprenta “La Federación”, de Teruel.


Esta segunda edición de “La Fénix Troyana” consta de XXIII + 451 páginas además de un cuadernillo final con fotografías en blanco y negro de Chelva del primer cuarto del siglo XX. Por cierto, esta segunda edición pronto se convertiría en difícil de encontrar también puesto que se trató de una edición limitada. De hecho, hoy en día es un libro muy valorado por los coleccionistas y su precio resulta bastante elevado al existir pocos ejemplares. Por ello, hace pocos años, la Asociación Cultural “La Fénix Troyana” de Chelva reeditó en facsímil esa segunda edición de “La Fénix Troyana” de Gil Roger, lo que ha permitido acceder a su lectura con mayor facilidad.


Mosén Vicente Mares fue el máximo representante del Siglo de Oro en Chelva, aunque ya en su decadente época final, y escribió “La Fénix Troyana” siguiendo el modelo impuesto por los cronicones del siglo XVI, en los que eran habituales las elucubraciones y razonamientos carentes de objetividad histórica. No es de extrañar por ello que “La Fénix Troyana” no haya sido bien considerada entre los eruditos e historiadores, tanto actuales como pasados, sufriendo fuertes críticas, algunas de ellas bastante injustas y desproporcionadas. Hay que valorar la obra del padre Mares en la época en que se escribió, con todas las limitaciones, carencias y prejuicios de la misma.
Si bien es cierto que “La Fénix Troyana” presenta en sus capítulos iniciales fantásticas descripciones, teorías y disquisiciones sobre la creación del mundo, el diluvio universal y la posibilidad de situar el Paraíso Terrenal en Chelva, también hay que reconocerle el mérito de que ofrece abundantes datos históricos sobre Valencia y su Reino, incluida La Serranía, y con una especial referencia a Chelva. Así pues, “La Fénix Troyana” es una obra singular que por su interés merecería ser tomada más en cuenta por los historiadores.

Por Juan Antonio Fernández Peris del
Centro Excursionista de Chelva y colaborador del blog PEÑA RAMIRO de Alcublas



sábado, 2 de febrero de 2013

SERRANEWS


Merkel será el ´chinchoso´ del Carnaval de Villar


Baltasar Bueno. Levante-EMV

La canciller alemana Angela Dorothea Merkel será la chinchosa de los Carnavales del Villar 2013, según acuerdo unánime de la comisión que los organiza, la cual será inmolada en el fuego la noche del 9 de febrero, ritual mágico que practican todos los años los lugareño "para deshacernos de todos los males del año". 
No hubo ninguna duda entre los miembros de la comisión del carnaval en llevar a la pira incendiaria a la señora Merkel, "representante de un país que no pudo hacerse con Europa por las armas en la pasada guerra mundial, pero que ahora es quien manda en todas partes, especialmente en España", cuenta Fabregat miembro de la comisión organizadora.
"Merkel será la figura central, pero en la jaula, colgando de ella, irán nombres y fotografías de Rajoy, Cospedal, Santamaría, portadas de diarios y revistas, de toda la corrupción que hay en España. Estos detalles están aún por ultimar. Yo he visto la cara de Merkel y ha quedado muy bien. La figura del Chinchoso y todo lo que le acompaña es un trabajo que realizan los alumnos del taller ocupacional del Centro de Discapacitados Físicos y Psíquicos de Villar y su comarca. Lo hacen muy, son unos artistas, disfrutan colaborando y participando en las fiestas de Carnaval", comenta.
En el festilogio valenciano, los carnavales de Villar 2013 son este año acuario y como el signo son impredecibles, cautivadores, polémicos y provocadores, muy originales y con una profunda capacidad crítica y autocrítica. El año pasado recordemos que declararon Chinchoso a Francisco Camps y lo quemaron en la hoguera purificadora de todos los males que acarreó a la Comunitat Valenciana.
Del 7 al 10 de febrero celebran los de Villar del Arzobispo sus afamados carnavales, este año ya en su 32 edición. Los abrirán el jueves 7 con el disparo de 32 churrinazos -como dicen en su idioma patrio, el villarengo, el mismo que estudió Rafael Pérez Contel, artista de la tierra- y los primeros en desfilar los alumnos de la Coordinadora de Discapacitados Físicos y Psíquicos de Villar y su comarca, quienes serán los primeros en quemar la morca, versión autóctona de la morcilla, en contraposición a la sardina al uso en todos los carnavales ibéricos. Por la noche, solemne traslado del Chinchoso, que este año será Chinchosa, del taller ocupacional al local de los carnavales.
El viernes 8, por la tarde, carnaval escolar, cantera de los futuros carnavales, con quema de su propia morca. Por la noche, concurso de murgas en su 28 edición, que suelen dejar a la altura del betún los grandes programas de la telebasura y sus cotilleos. El 9 de febrero, gran desfile de los carnavales y posterior quema de la Chinchosa al filo de la medianoche entierro de la morca engalanada con su mejor ato portada por las plañideras. De madrugada, los más collirrericos acompañarán a los de la comisión a tirar las cenizas de la morca al balsón.
La comisión, en su línea de luchar contra la corrupción, ha avisado de que a nadie se le ocurra entregar videos, dossiers, maquetaciones u otros artilugios con ánimo de influenciar e intentar manipular al jurado de los premios, pues será considerado como un incumplimiento de las normas de un acontecimiento que siendo de gran jolgorio lúdico, se lo toman muy en serio.

http://www.levante-emv.com/comarcas/2013/01/31/merkel-sera-chinchoso-carnaval-villar/970693.html?utm_medium=rss