miércoles, 3 de abril de 2013

PEÑA RAMIRO ESTUVO EN...


¿QUIERES CONOCER AL GALLIPATO? 

VISITA A LA BALSA SILVESTRE DE ALCUBLAS, 
30-03-2013 

La Plataforma Alcublana por la Recuperación del Entorno y el grupo El Gallipato Alcublano (http://gallipatoalcublano.blogspot.com.es/), que dedica sus desinteresados esfuerzos a  cuidar  y  divulgar  los  navajos,  charcas  y  balsas,  valioso  patrimonio  natural  de  Alcublas, organizaron  una  excursión  para  conocer  al  gallipato  (Pleurodeles  waltl).  Sin  duda,  la  especie más destacada y emblemática de las pequeñas zonas húmedas de Alcublas.
 

El punto de reunión acordado fue a las 9 de la mañana en  la ermita de San Agustín, a la  salida  de  Alcublas.  Con  bastante  puntualidad  fuimos  llegando  los  participantes  desde diferentes  localidades,  con  varios  niños,  verdaderos  protagonistas  de  la  jornada,  y  ya  juntos  partimos  hacia  la  balsa  Silvestre  siguiendo  por  el  sendero  PR  CV-105.  Nuestro  buen  amigo Rafa  Casaña,  del  grupo  El  Gallipato  Alcublano,  nos  estaba  esperando  en  el  Navajo  de  las Cañadillas.


En esta primera parada, Rafa Casaña Casaña nos explicó el motivo de la construcción del  Navajo  de  las  Cañadillas  por  parte  de  la  sociedad  de  cazadores,  y  su  importancia  como zona naturalizada, a pesar de tener cubeta de hormigón, pues con el tiempo la tierra de arrastre regenera el fondo haciendo que la biodiversidad se recupere, creciendo plantas y recibiendo vida de  anfibios  e  invertebrados.  Asimismo,  Rafa  respondió  muy  amablemente  a  las  numerosas cuestiones  que  le  hicimos,  en  especial  los  niños,  además  de  enseñarnos  algunos  pequeños renacuajos de sapo común (Bufo bufo) de los muchos que pululaban en sus aguas.


Proseguimos la ruta siguiendo por el sendero PR CV-105 hasta llegar a la Calera de las Canadillas,  donde  pudimos  leer  en  el  panel  informativo  los  usos  de  la  cal,  y  su  proceso  de fabricación,  además  de la gran  cantidad  de  hornos de  cal  que  en tiempos  pasados  existían  en Alcublas. Panel muy interesante y didáctico.

Y seguimos ruta, llegando poco después a nuestro objetivo: la Balsa Silvestre. Se trata de una de las mejores zonas húmedas de interior de la Comunidad Valenciana. Y prácticamente llena gracias al agua aportada por la última gran nevada.


Allí nos esperaba Pilar Climent, también del grupo El Gallipato Alcublano, con una agradable  sorpresa.  La  tarde  anterior,  Toni  Martinez  y  Rafa  Casaña  habían  rescatado  de  un efecto  trampa  expresamente  para  esta  ocasión  cinco  simpáticos  gallipatos,  de  varias  edades, dejándolos en una pecera para que pudiéramos verlos y fotografiarlos a placer.    Ni  qué  decir  tiene  que  todos  nos  arremolinamos  en  torno  a  los  gallipatos,  que  se convirtieron en estrellas indiscutibles desde ese momento, captando todas nuestras miradas, y cámaras fotográficas.


Poco  después  los  niños,  y  todo  hay  que  decirlo,  los  que  no  eran  tan  niños,  quisieron observarlos mejor y comenzaron a sacar los gallipatos de la pecera con bastante cuidado para no hacerles  daño.  Quedamos  sorprendidos  de  la  tranquilidad  y  buen  carácter  de  los  pobres animalitos.


Rafa   Casaña,   siempre   atento,   aprovechó   para   informarnos   de   algunas   de   las características de los mismos, como por ejemplo que ante una amenaza grave pueden llegar a sacar al exterior sus costillas que son visibles como pequeños bultos de color naranja a lo largo de  su  lateral.  Además  iba  detallando  las  interesantes  actividades  del  grupo  El  Gallipato Alcublano,  como  el  apadrinamiento  de  algunas  de  las  balsas  de  Alcublas,  dentro  de  un programa de voluntariado ambiental que coordina el grupo RONCADELL.


A  continuación,  Rafa  Casaña  tuvo  la  gentileza  de  realizar  varios  muestreos,  con  la colaboración de varios  ayudantes, para mostrarnos en vivo la gran cantidad de habitantes que pueblan la Balsa Silvestre. Aunque, la verdad, sin mucha suerte. A estas alturas del año el agua de la balsa Silvestre todavía está muy fría…

Al poco tiempo, como era esperable, los niños, siempre inquietos, se lanzaron a la caza y captura de cualquier bicho acuático de la Balsa Silvestre. Siempre bajo la atenta supervisión de Pilar Climent y Rafa Casaña. Sin mucha suerte al principio…

Mientras  los  adultos  parábamos  un  momento  para  la  hora  del  almuerzo,  los  niños seguían incansables buscando vida en la Balsa Silvestre.


Y  como  suele  decirse,  quién  la  persigue  la  consigue.  Con  bastante  suerte,  llegaron  a capturar dos ejemplares de gallipato (Pleurodeles waltl), algo bastante insólito dado que ya era mediodía. Rafa Casaña sorprendido, y encantado todo hay que decirlo, los depositó con cuidado en una bandeja con agua para que pudiéramos contemplarlos.


El  tiempo  pasaba  volando,  en  un  gran  ambiente  de  camaradería,  pero  debíamos continuar  nuestra  ruta,  y  devolvimos  a  la  Balsa  Silvestre  a  los  gallipatos,  que  rápidamente desaparecieron de nuestra vista.  

Después  de  las  despedidas  y  agradecimientos  por  la  magnífica  iniciativa,  tocaba  ya volver  a  Alcublas  y  reanudamos  nuestra  marcha  parando  un  momento  en  la  calera  que  se encuentra en las inmediaciones de la Balsa Silvestre, junto al Corral de los Tiesos.


Proseguimos la ruta siguiendo por el sendero PR CV-105 hacia Alcublas. El paisaje que se nos presentaba era bastante desolador, con toda la vegetación a nuestro alrededor totalmente calcinada por el terrible incendio del año pasado. Un verdadero desastre ecológico que nos dejó un poso de tristeza… Sin embargo hay que mirar hacia el futuro, puesto que  a pesar del terrible incendio del pasado verano, los alcublanos deben de estar muy orgullosos del gran patrimonio natural que su término municipal encierra en sus navajos, charcas y balsas.

 

El objetivo planteado con esta excursión por parte de los organizadores, La Plataforma Alcublana  por  la  Recuperación  del  Entorno  y  el  grupo  El  Gallipato  Alcublano,  “Dar  a conocer  el  gallipato  a  los  niños  y  mayores,  así  como  explicar  la  diversidad  de  vida  que contienen  las  balsas  de  Alcublas  y  su  importancia”  había  quedado  plenamente  cumplido.
Muchas gracias…

PEÑA RAMIRO 

2 comentarios:

Marinero desmoralizado dijo...

Cuando la coherencia se convierte en una forma de vida, a pesar de lo duros y negros que sean los tiempos. es de agradecer.
Gracias Rafa por estar al timón en este barco a la deriva, tal vez algún día nos hagas llegar a buen puerto.

montesa enduro dijo...

Gente como Rafa hace prevalecer la razon ante la desidia,siempre se lo he dicho,el que quiera que se suba al carro,pero voluntariamente,no por ventajas conyunturales.
el GALLIPATO se lo agradecerá al paso de los tiempos.