domingo, 16 de junio de 2013

ALCUNEWS

LAS CEPAS DE VID TAMBIÉN SE INJERTAN

Las gruesas piedras que ha manejado desde pequeño, cargándolas y colocándolas con maestría para componer miles de metros de muros, le han dejado una dura huella en su cuerpo y se resienten sus articulaciones maltrechas por tanto sobre esfuerzo. Pero Antonio Morillo tiene intacta su ilusión por el campo, por seguir injertando vides y arreglando bancales. Sus manos son mapas que resumen la rudeza de una existencia; también la honrada humanidad del trabajo como forma de vida; asumido porque es lo que toca, lo que se conoce y lo que acaba enamorando. Enganchando, que diría algún moderno.
Pues eso, Antonio sigue enganchado a lo suyo, a lo de siempre, a los injertos de cepas, en lo que es sabio y puede dar lecciones. También fue maestro en arreglar paredes de piedra; con la bella piedra negra de Alcublas, y todavía es capaz de echar una mirada y decirte: esa va colocada ahí, pero cámbiala al revés para que asiente.
En la partida de las Dueñas, que también llaman de la Puerta del Cano, al norte del pueblo de Alcublas, acaba de injertar una viña. Un trabajo artesanal que casi ya no se estila. Con los miles de hanegadas que ha injertado él en esta vida. Ahora, en las reconversiones de vid impera arrancar lo viejo y poner una nueva plantación. Pero él no arranca, prefiere lo suyo, dice que es mejor, porque se aprovecha el poderío de la planta que ya existe, el vigor de las viejas raíces para que la nueva planta crezca más rápido. Lo que pasa es más costoso, más artesanal, y la tendencia hoy es ir a lo mecanizable.
Esta es la quinta vez que cambia de variedad esta viña, que queda cerca de donde está proyectado el aeródromo de Alcublas. Antonio Aragón, que acompaña a Morillo y le ayuda, le dice que esta es muy buena tierra, y el dueño asiente. Aseguran que con la sazón de estas últimas lluvias «ya tiene bastante humedad para todo el verano, y no pasarán sed las cepas, no». Aragón explica que «hasta en agosto, cuando se labre, y aunque no vuelva a llover, cuando te giras ves que por donde arañan los aladros, a un palmo debajo del piso, aún está casi barro; es muy fresca esta tierra».

Macabeo para el cava 

Hace cincuenta años, Morillo y otros cincuenta agricultores jóvenes del pueblo decidieron poner la variedad Pedro Ximénez, que estaba de moda. Él injertó este campo, pero resultó que la Pedro Ximénez maduraba antes que el resto de uva blanca del pueblo y la cooperativa no iba a abrir para una parte de los socios, así que volvió a ser Merseguera, que es como el comodín general.
El segundo fracaso vino cuando puso Merlot, porque la estaba injertando por encargo en muchos campos de Villar del Arzobispo y le gustaba. Pero también la Merlot maduraba más pronto que la clásica Garnacha y se presentó el mismo problema en la cooperativa. Y volvió a la Merseguera. Ahora la ha injertado de Macabeo porque es la principal uva blanca para el cava y la compran las bodegas de Requena a mejor precio. Eso le gusta a Antonio Morillo, «porque no hay que gastar ni arriesgar en vinificar, te compran la uva en el campo, se la llevan y acabas».
Para injertar con garantías se escarba algo la cepa, se busca el punto del injerto anterior y se corta justo por debajo. Así, las púas de la variedad nueva se colocan sobre el pie híbrido original, sin interferencias de otra clase. Morillo opera sobre una cepa para que veamos bien el proceso. Abre la madera, coloca en el medio la púa afilada, la aprieta con esparto y la tapa con tierra, para protegerla. Una caña señala cada punto. Junto a algunas ya se ven apuntar los nuevos brotes que emergen del suelo. Claro, con esta sazón...
En otras cepas está probando a poner las púas sobre la misma variedad, por si adelanta. Maneja el 'siete' con maestría. El 'siete' es la pequeña herramienta curvada para cortar las púas con limpieza. La compró «de chiquillo, y lleva toda la vida conmigo, ha injertado miles de hanegadas». Más de 60 años, porque empezó a injertar con 14 y aún no ha parado, con 76. Hoy no se fabrican 'sietes', se valen de pequeñas hoces, «pero no es lo mismo». Lo que sigue igual es su amor por el oficio, porque asegura que «si fuera joven seguiría plantando más viñas; es lo que mejor va para el clima y la tierra de aquí arriba».

http://www.lasprovincias.es/v/20130504/comunitat/cepas-tambien-injertan-20130504.html

11 comentarios:

mingote dijo...

A mi me enseñó a injertar Monastrel en una pieza que lindamos en la Castela,...¡hospera yo no sé lo que hemos aramaó,...¡que ahora las dos son pinos!,...y además no san quemaó.

con el carrito del helao dijo...

Laa pillas al vuelo mingote.
Yo que quería ser el primero en ensalzar las cualidades de Antonio Morillo, como paredero,( por que las del otro Antonio también las concemos) y ya me has pilláo la delantera.
A ver cuando quedamos por Torres

Uno del Villar dijo...

Doy fe de que Antonio Morillo es el mejor injertador de la zona, una vez me injertó en Vanacloig, ¡¡una maravilla!!.
Por cierto Mingote, un vecino me ha dicho que te de recuerdos. Con un palico en el pescuezo. No sé, tú sabras.

fardacho dijo...

Tu de injertos no se si entenderas, que lo dudo lo que si eres es un impostor, que del Villar na de na, que no te enteras, que alli se dice pescueso no pescuezo, con lo bien que nos la hubieras colao de haber dicho baticuello

Almodovar dijo...

Cuando visité vuestro pueblo por primera vez, jamás imaginé el talento que se escondía tras esas estrechas calles de casas blancas, que escondían bajo una ligera capa de cal la silueta de unas ordenadas piedras.
Fue el desparpajo y la naturalidad de un pastor, el que me despertó la curiosidad por conocer sus personajes.
Hoy en día "cuando las amotos pasan las borregas vuelan", es más conocida en Los Ángeles, que La Macarena de Los del Río.
Ahora el periodista Lladró, saca a la luz otro artista de la agricultura y la piedra tradicional. Alguien de quien ya me habían hablado por su faceta de planillero extrovertido y vivaracho.
Para igualar a una buena trilogía cinematográfica, que nada tenga que envidiar al Padrino, o al Señor de los Anillos, me hace falta una tercera parte que creo ya he encontrado.
Se trata de todo un ilustre que tuve el honor de conocer por mediación de un tercero. Un hombre que no tiene nada que envidiar a Sylvester Stallone, puesto que el sí se siente las piernas. Un hombre capaz de matar los jabalies a machete, por que en su juventud, no había dinero para cartuchos. Un hombre cuya dieta mediterránea, es el jabalí de la jarra, con higos secos y buen gajo de almendra en su interior.
Os aseguro que aparenta diez años menos de los que tiene y la fuerza de Astérix y Obélix cuando tomaban el brebaje mágico.
Su apellido precede a pueblos de nuestro entorno, como dels Sorells, de la Ribera, dels Tarongers, o inclusive a el apellido de vuestro particular Don Vito.
¿Sabes de quien hablo amigo Berlanga?.





con el carrito del helao dijo...

Mu buen,jee, jee, ta ha salido muy fino el comrntario
Yo lo seeé, pero si la respuesta es para Berlanga, el tete chito.

Anónimo dijo...

Mucha fiesta os lleváis vosotr@s, mientras tanto el señor Vicente Lladró hablando de las excelencias del futuro aeródromo.
Señor Lladró no sé quien le come la cabeza con respecto a este tema, no obstante le aconsejo que cuando escriba otro artículo, se pegue un pequeño paseo por el pueblo y pregunte.
Espero que la próxima vez, o hable en presente continuo, o se deje de contar mamarrachadas sobre el futuro aeródromo.

Ciencia pura dijo...

siempre tiene que venir el enterao quisquilloso de turno a amargarnos la fiesta.
Chico/a. aparca los aviones un rato que esto hoy no va de aviación, que esto creo que va de.

3´14QUI¿NO?

Berlanga dijo...

Naturalmente ciencia pura que es 3,14 kin-0, no va a ser 3,14-ranch-0, que no es cazador, aunque 3,14-l0n, pero la descripcion de Almodovar no deja lugar a dudas, por lo menos a mi como buen conocedor de vuestro querido pueblo que me inspiro a mi Villar del rio. Ya te dije amigo Pedro en cierta ocasion que haces bien en fijarte en Alcublas, tanto como cuna de actores, como por fuente de inspiracion, ya sea en forma de personajes singulares y talentosos como el referido 3,14k1, que segun tengo entendido ya sirvio de muso con los retoques pertinentes a la saga de cocodrilo dandi. Pero no solo los personajes, tambien las situaciones cotidianas y pintorescas han dado lugar tanto a grandes peliculas como a grandes sagas cinematograficas, sirva a modo de ejemplo (aunque no tengo datos contrastados, y hay quien afirma que es una leyenda urbana) bueno el caso es que recalo en Alcublas un famoso guionista de Jolibu al parecer invitado por Aladino y amiguete de la Sole con intencion de promocionar un aerodromo y al no mucho tiempo este famoso escritor empezo una de las sagas mas prolificas de la historia del cine "ATERRIZA COMO PUEDAS"

Einstein dijo...

No sé sí es por la altura que me produce carencia de O2 en el cerebelo.
Igual hay demasiado CO2 por M2, con tanto avión suelto, o simplemente tengo que lavarme la cara con H2O, para despejarme.
Pero hay que joderse que estropeaós estáis.

Otro del Villar dijo...

Ahí l'has dau, fardacho.....