jueves, 25 de julio de 2013


13 comentarios:

Anónimo dijo...

D.E.P.

Anónimo dijo...

No hay derecho a que la vida se trunque de una manera tan frágil.

Anónimo dijo...

Como dice la entrada. Hoy gallegos somos todos.

Anónimo dijo...

Amoriños collin
na bieriña do mar,
amoriños collin
non os poido olvidar,
non os poido olvidar
non os poido olvidar,
amoriños collin
na beiriña do mar.

Socrates dijo...

Nacemos, crecemos, nos hacemos adultos, luego ancian@s, y morimos.
Cuando es así la muerte se asimila como forma natural de ley de la vida.
Pero cuando sobreviene de esta manera, lo peor no son los que se van, lo peor lo tienen que afrontar los que se quedan.

Anónimo dijo...

Mi mas sentido pesame a las familias y al pueblo gallego, no hay derecho a que sucedan estas cosas, tal vez asi sabramos valorar lo mejor que tenemos. La vida.

Pariente de Mingote dijo...

Aún recuerdo el trenet, que cogía en Burjasot hasta la estación del río, de color verde, sus asientos de madera tipo bancos de jardín, sus ventanillas extensibles hacia arriba, y sus faros redondos que le daban personalidad propia.
A veces en Fallas aquello era un desmadre, eramos más los que viajamos fuera, apoyados donde podíamos,(por supuesto sin pagar) que los que lo hacían legalmente dentro.
Lugar del abordaje, El Empalme, allí se juntaban los que venían de Llíria y los procedentes de Bétera, sí tenías las piernas ágiles,una pequeña carrerita y te subías en marcha después de que el jefe de estación con su correspondiente gorra tocara el silbato.
No recuerdo ningún accidente de importancia, salvo algún que otro porrazo al caernos o que nos daba el revisor.
Ahora nos vanagloriamos de esas maquinas llamadas AVE, que alcanzan los trescientos por hora sin levantar el vuelo.
Espero que no suceda nunca o por lo menos yo que no lo vea, pero el día que algún bicho de esos descarrile, no serán ochenta las victimas como en el Alvia de ayer, allí no quedará ni el revisor.

Anónimo dijo...

¿El tren del accidente de Santiago no era un Ave?, por lo menos las vías creo que dijeron que eran de ese trazado.

J.P Morgan dijo...

Vayamos por partes, para que todo el mundo lo entienda.

El AVE una marca comercial de Renfe, que funcionan por el ancho de vía europeo;(1.435 mm) para ser compatible con su homologo francés el TGV. Alcanzan velocidades punta de 310 km/h.

El ALVIA, que a pesar de no alcanzar la velocidad del AVE tiene la capacidad de adaptarse automáticamente al ancho de vía ibérico,(1.688 mm) y al antes mencionado ancho europeo. Su velocidad punta es de 200 km/h. De hecho en el lugar donde se produjo el accidente había un cambio de ancho de vía.

Sin embargo dadas estas explicaciones y puesto que no soy ningún entendido en trenes, quiero hacer una reflexión en voz alta de algo que me extraña y al mismo tiempo inquieta.

De tod@S es sabido que el maquinista era conocedor del recorrido y que lo había hecho más de 60 veces, ahora nos comentan los técnicos que para frenar de 200 km/h a 80 km/h un tren de 400 toneladas necesitaba hacerlo con cuatro km de antelación, que es justo lo que faltaba para llegar desde el fatídico lugar del accidente a la estación de Santiago. Con lo cual en el supuesto de que hubiese podido tomar la curva con éxito, no le hubiese dado tiempo en la distancia que le quedaba hasta su destino en frenar de 190 km/h a 0 km/h.
O dicho de otro modo, SÍ NO SE SALE EN LA CURVA, SE COME LA ESTACIÓN.



mi segunda tierra dijo...

Eres un libro abierto Morgan, pero no me acojones al personal, no sea que ahora sea peligroso hasta estar sentado en el banco de la estacion esperando a un familiar.
Que no se me olvidaba, mi apoyo a las victimas a sus familiares, y a esa tierra llamada Galicia, a la que conozco y quiero tanto. Desde Piedrafita de O Cebreiro, Sarria hasta Santiago. Desde Burela, pasanso por Finisterre la Isla de Arosa,(que mejillones al vapor y pulpo a la gallega hacen en las tascas del puerto) hata Santa Tecla.

¡OTRA VEZ NO POR FAVOR! dijo...

Como no podía ser de otra manera en este país, no tenemos tiempo de guardar ni tres días de luto.
Ahora ya toca a la prensa y al populacho hacer su verdicto,¿para qué esperar a la caja negra?, sí diga lo que diga puede estar manipulado. Que sí el maquinista estaba hablando por el movil, que sí es un chivo espiatorio, que sí los recortes han hecho que se redujera los sistemas de seguridad en esa via, que sí puede ser un sabotaje de compañias estranjeras para obstaculizar la adjudicación de la alta velocidad brasileña a Renfe.
Lo que está claro es que cada uno arrimará el agua a su cantaro.
¿Y las victimas?, a quien le procupan ya, simplemente a sus familiares.

con el carrito del helao dijo...

A estas alturas qué queréis que os diga sí parece que ya está todo dicho.
Pues que es una putada subirse a un tren para nunca más bajar, para el que se sube y para el que l@ despide o l@ espera en el anden.

Anónimo dijo...

No está todo dicho carrito, nadie dijo nada de la actuación de los vecinos de Androix.
"Las mamparas de metacrilato les impiden acceder al tren quebrado. Protecciones de seguridad que ahora son barreras para salvar vidas, pero los voluntarios las sortean como pueden.
Luego las infranqueables ventanas del Alvia, que hay que destrozar a pedradas o con picos para acceder a su interior.
Puertas, tableros, mantas, edredones. Cualquier cosa arrancada de sus casas les sirve para empezar a extraer y sacar a los heridos, muertos o trozos desgajados".
Mención aparte tienen las largas colas de voluntarios en los hospitales de Santiago para donar sangre, nada mas conocerse el accidente.
Actos como estos me hacen pensar que a pesar de todo lo que últimamente estamos viendo, no todo el mundo actúa por acumular dinero en Suiza, por prejubilarse por la cara , o simplemente por que va a comisión.
Actos como este me hacen creer que el ser humano , es capaz mayoritariamente de lo mejor.