miércoles, 25 de diciembre de 2013

UN AÑO MÁS...

TURRONES Y PELADILLAS DE CASINOS

Llega la Navidad y también la época de los turrones y peladillas. Y como siempre en estas fechas señaladas nos fijamos de nuevo en los turrones y peladillas de Casinos. En estos tiempos tan difíciles y de crisis es posible poner una nota dulce en nuestras vidas. Aprovechemos estas fiestas tan entrañables para darnos un respiro saboreando los turrones y peladillas de Casinos que desde hace más de cien años se elaboran de manera artesanal en esta población tan querida y próxima a La Serranía.

Casinos, población con gran actividad y tradición almendrera, se ha convertido
por derecho propio en la capital del turrón artesanal gracias a sus grandes profesionales.  
Maestros artesanos que han sabido ampliar su experiencia en la fabricación de derivados
dulces de la almendra, como las peladillas, a sus actuales excelentes turrones y dulces
que  continúan  haciéndose  con  el  respeto  a  la  tradición  que  ya  en  muy  pocos  sitios
existe.  De  su  mano,  Casinos  ha  pasado  a  situarse  en  lo  más  alto  de  gastronomía
valenciana del dulce, y conseguido un merecido reconocimiento a nivel nacional.


El año 2000 nace en Casinos la “Feria del Dulce Artesano, Peladillas y Turrones”, y desde entonces, hace pocas fechas se llevó a cabo la XIV edición, el último fin de semana de noviembre se viene celebrando sin falta esta cita, donde sus Maestros Artesanos presentan tanto las tradicionales peladillas, turrones y dulces, como sus esperadas nuevas variedades de turrón. Haciendo de la tradición una innovación, los Maestros Artesanos consiguen año tras año ofrecer novedosos productos, manteniendo siempre la calidad y el buen hacer que caracteriza a los productos de Casinos.

Resulta casi imprescindible no pararnos en Casinos y no saborear algunas de sus deliciosas especialidades como son las peladillas en toda su amplia gama. Desde las tradicionales elaboradas sólo con almendra y azúcar, a las roñosas y de colores, hasta las más actuales realizadas con distintos tipos de chocolates y con otro tipo de fruto seco en su interior como castañas, avellana, macadamia, etc. Sin olvidarnos de sus exquisitos turrones tradicionales del tipo Jijona y Alicante, Yema Tostada, Garrapiñada, Guirlache, Piñones, Nieve, Nieve-Nuez, Nieve con fruta, etc.

Sin embargo, estos tipos de turrones, que continúan siendo los productos más demandados de la industria local, se entremezclan con otros más innovadores, adaptados a los gustos actuales y que a lo largo de los últimos años han ido tomando una gran importancia comercial. De hecho, todos los años, los maestros artesanos de Casinos nos sorprenden con nuevos sabores, alcanzando ya más de 80 variedades distintas como pueden ser arnadí, mora, horchata, mojito, fresa, tres chocolates, piña, naranja, pistacho, chocolate con nueces, y un largo etc.


Además, también son típicos de Casinos las tortas imperiales, tradicionales o con baño de chocolate para los más golosos, el Pan de Cádiz (en algunos comercios lo denominan Pan de Casinos), las cascas o las figuras de mazapán. Todos estos productos son elaborados artesanalmente a pequeña escala en fábricas de Casinos, siempre con una muy alta calidad. Para ello la base de los mismos continúa siendo la almendra marcona de las poblaciones de la zona (Alcublas entre ellas), la mejor almendra del mundo para este tipo de dulces, que le da ese sabor tan excelente y característico a las peladillas, turrones y dulces de Casinos.

La historia de la elaboración artesanal de peladillas y turrones en Casinos se inicia en 1886 con el establecimiento de la primera industria peladillera y turronera a cargo del gallego Manuel Jarrín, en la calle del Rosario. Años más tarde, y tras la construcción de la carretera Lliria-Casinos-Chelva-Ademuz, las casas de los Maestros Artesanos pasaron a situarse en la Avenida de Valencia de la localidad con objetivo de incrementar las ventas y dar a conocer sus productos. En la actualidad, toda la producción artesanal de peladillas y turrones de Casinos sigue situada en dicha avenida, aunque con el devenir de los tiempos algunas de las primeras fábricas han cerrado y otras nuevas han ido surgiendo.


No obstante, pocos conocen que Manuel Jarrín, que era natural de una pequeña aldea de la provincia de Orense, no trajo de su Galicia natal la fórmula para realizar peladillas. Manuel Jarrín Pérez durante su servicio militar por quinta en Madrid se hizo guardia civil y llegó a tierras valencianas al ser destinado a Alcublas, aunque al poco pasó a Casinos, donde contrajo matrimonio el 7 de marzo de 1881 con Carmen Murgui Rocher, nacida en Casinos. Poco después fue trasladado a Alpuente, donde aprendería la fórmula para elaborar las tradicionales peladillas, de un anciano de la localidad que se dedicaba a fabricar y comercializar peladillas. Ante las presiones de sus suegros, que querían tener a su hija cerca de ellos, en 1886 Manuel Jarrín renunció a su puesto de guardia civil instalándose definitivamente en Casinos con su esposa para convertirse en el primer fabricante de peladillas de Casinos.

Un último comentario. Animaros, que aun hay tiempo de pasar por Casinos para poder saboreando sus exquisitas peladillas, turrones y dulces artesanales durante estas fechas tan señaladas y familiares. No os defraudarán...

Por
JUAN ANTONIO FERNANDEZ PERIS

de la Asociacion Cultural LA FENIX TROYANA y del Centro Excursionista de Chelva, y colaborador del blog PEÑA RAMIRO de Alcublas 


9 comentarios:

Pon un peladilla en tu vida dijo...

Osea que las peladillas vienen de Alpuente, estos casineros por no tener no tienen ni Torre, por que eso es palo con una cruz arriba.

Feliz Navidad a tod@s, incluidos los casineros,¿Quien no tiene un casinero por pariente?.

Anónimo dijo...

Llegar Nadal para saber algo nuevo. Las peladillas vienen de Alpuente. Curioso.

Anónimo dijo...

De Casinos, Alpuente o de dónde sea. La cuestión es que en cualquier sitio menos en Alcublas. Emprendedores?

Anónimo dijo...

Con todos mis respetos Juan Antonio, eso de que Casinos es la capital de la peladilla, sera con permiso de Alcoy.
De todas las maneras detrás de sus ferias lo que hay es mucha política, que no las pagan precisamente los de Casinos, de algo tenia que servir llevarle el paraguas por sí llueve o por si hace mucho sol al amiguisimo Serafín.

JUAN ANTONIO FERNANDEZ PERIS dijo...

Si Manuel Jarrín Pérez se hubiera casado con una alcublana, tal vez la historia habría sido muy diferente y, hoy día, Alcublas sería "la capital de las peladillas y del turrón artesano".
Lo que son las cosas...

Un peñista dijo...

Muy propio de estas fechas y muy curioso lo del guardia Jarrin.
Pasad felices días Peña, y felicitar a Juan Antonio por su impagable labor alcublana.

JUAN ANTONIO FERNANDEZ PERIS dijo...

Os deseo a TOD@S unas ¡FELICES FIESTAS!. De corazón...

J.P Morgan dijo...

No es por casualidad que compartamos apellidos como el de Bonet, Comeche, Civera, Galvez, Ibañez, Mañes y alguno que me dejaré en el tintero.

Casinos es un pueblo que se creó a mediados del siglo XIX, entre sus fundadores estaban un gran numero de alcublan@s que por la cercanía de sus tierras optaron por afincarse por aquellos lares, y que probablemente eran los más ricos.

A nadie se le escapa que a veces vale más un campo de cuarenta hanegadas de Casinos que una partida entera de Alcublas, sin embargo es merito de nuestros agricultores sacar rendimiento a esos minifundios aveces pedregosos a los que hay que sumar un clima hostil.

No critiquemos que no somos emprendedores porque nuestros agricultores están emprendiendo una aventura cada año, donde ponen su dinero y su mano de obra sabiendo de antemano que siempre está la temida helada del mes de abril, o las tormentas de agosto que aveces vienen acompañadas de cubitos de hielo,(no precisamente para refrescar el J&B).

Cada uno vive donde las circunstancias le han aparcado y nuestras circunstancias son las que son, probablemente seamos un pueblo más bonito, teníamos un entorno envidiable hasta que se quemó o lo dejaron quemar,(a estas alturas qué más da).

Enfocado al turismo somos por cercanía y por la templanza de nuestro clima en verano más atractivos para el visitante que Casinos. Pero no nos olvidemos, que Casinos es rica, con peladillas o sin ellas, y Alcublas pobre.

Feliz Navidad y "prospero" 2014.

Bartolo dijo...

Aun en el supuesto de que lo que dices fuese verdad, solamente un hipotético supuesto, eso jamás lo puede decir en voz alta un Alcublano, en el supuesto que no lo seas, a ti nadie te ha dado vela en este entierro. En el supuesto que lo seas eres un traidor a la causa.... Morgan al paredón.
PD...Falta un día pero en el supuesto de que mañana no pueda escribir este comentario lo escribo hoy.