lunes, 5 de mayo de 2014

... Y ESTUVIMOS EN LA CUEVA SANTA

Los quintos y quintas de la comisión LA POLSEGUERA cumplieron con la tradición y llevaron en romería desde Alcublas hasta su santuario en Altura a la Virgen de la Cueva Santa.



A las ocho de la mañana de cada primer sábado de mayo, prácticamente la totalidad del municipio se agolpa en la plaza de la Iglesia esperando la salida de la Virgen. Aparece puntual acompañada por la música, la polvora y al paso decidido de los quintos. Una mañana fría pero que avisaba de un día caluroso.




Esta romería forma parte de las tradiciones más arraigadas de Alcublas. La devoción que los alcublanos y alcublanas han tenido y tienen a esta advocación mariana ha marcado sus vidas. Ante cualquier adversidad particular o penuria colectiva, se ha invocado a la Virgen para que aliviase la desgracia. La Virgen de la Cueva Santa, aunque no es la patrona del municipio, siempre ha sido para el pueblo un símbolo de esperanza y protección ante los infortunios de la vida.


En la actualidad esta romería ya no tiene exclusivamente un carácter religioso y es vivida por los caminantes de diferentes maneras. Los hay, muchos, que siguen recorriendo la distancia entre Alcublas y el santuario movidos por la fe y otros, muchos también, que participan en esta romería simplemente por su aspecto lúdico y tradicional. En definitiva, se comparte un día festivo, se convive... Alcublas camina.

En el "descansador" espera el almuerzo. Los coches aparcados en las cunetas, en los ribazos, a las orillas de los caminos. Un huevo cocido, una empanadilla, un entrepan de jamón, longaniza seca... un buen trago de agua y a seguir. Ya casi hemos llegado.



Los actos continúan. Los alcaldes de Alcublas y de Altura se encuentran cerca del santuario. El alcalde de Altura recibe y saluda al de Alcublas entregando la vara de mando. No cabe un alfiler. Los coches se han encajado en el paisaje como las piezas de un puzzle. Aquí estamos.




Se va acercando la hora de comer. Mesas,sillas,capazos y neveras se van disponiendo alrededor de los pocos huecos que dejan los coches... y el sol aprieta de lo lindo. Intentamos buscar la sombra de los pocos pinos que resistieron al incendio para comer frescos. Comemos en familia y con los amigos y nos vamos preparando para hacer a pie el regreso, como todos los años y mientras el cuerpo aguante.

Porque cada primer sábado de mayo Alcublas se levanta temprano y se pone a caminar. Nunca faltaremos a esta cita. Seguro.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

ENHORABUENA PEÑA POR TAN MAGNIFICO REPORTAJE

protector solar dijo...

Para mi ha sido una de las mejores cuevas que recuerdo. Eso sí y de las más calurosas. Me reí en Sefos el domingo por la mañana viendo todas las gambas que habían.

Anónimo dijo...

Mosquitos como el año pasado no hubieron, pero policias locales y guardia civil para dar y vender.

con segundas dijo...

La ultima foto esta superguapa.
La izda en blanco y negro, la drcha en color.

Anónimo dijo...

Siempre tiene que haver algún Trol con ganas de juerga.

Anónimo dijo...

Que el color esté en la izquierda o en la derecha es si lo miras de espaldas o si vas de cara . Todo depende.