martes, 23 de septiembre de 2014

LA FUNDACIÓN PAU COSTA EN ALCUBLAS

Adjuntamos los carteles de información sobre las dos jornadas organizadas en Alcublas con la Fundación Pau Costa, que se celebrarán los días 3 (viernes)  y  4 (sábado)  de octubre. 


Serán encuentros con expertos en gestión de los incendios forestales y divulgación de conocimientos sobre la ecología del fuego. Y esencialmente dar a conocer la necesidad de la correcta gestión de los recursos forestales.


La jornada del día 3 se trata de un taller para niños y niñas de Alcublas y con participación de otras escuelas.
La jornada del día 4 está dirigida a adultos, con un carácter más técnico, y con salida a visitar un perímetro del incendio para conocer su estado de regeneración.

La Fundación de Ecología del Fuego y Gestión de Incendios Pau Costa Alcubierre (FPC) nace en Enero de 2011, después de más de un año de gestación y con la ambición de ser una plataforma de información en gestión de los incendios forestales, a la vez que un instrumento de difusión e investigación en la ecología del fuego.

Estamos todos invitados.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto para qué? Cuanto nos va a costar la fiesta? Nunca lo sabremos.
Comida en el Jubilado no?. Ya está claro.

Digamos, me es indiferente dijo...

A mi no me hacen nigún mal, aunque bien, bien, lo que se dice bien tampoco. Siempre hay personal pá tó que lleva su marcha. Cazadores, toreros, ecologistas, aviadores, recordadores de la memoria, portadores oficiales de santos, conferencianres que sientan catedra, y últimamente hasta un catedrático de ortografía, que espero sea benevolente conmigo pues escribo con Firetox.

Anónimo dijo...

A mi si me hacen mal. Me cuestan dinero como contribuyente cosas sin interés real para Alcublas.

Malmete que algo queda dijo...

Bueno bueno, aquí hay otro debate de lo que es de interés para Alcublas o no.
Parece ser que lo que a uno le interesa lo hace extensivo al resto, y lo que uno considera poco interesante cree que carece de interés para el pueblo.
Que importantes nos creemos!!!
Dejad por favor que los niños en edad escolar vean y les cuenten las desgracias del fuego. Dejad que adquieran conciencia ecológica.dejad que sepan que ocurre cuando el monte esta cuidado y cuando no.
Pero por lo visto, esto no tiene ningún interes.

AGUA dijo...

Mirar lo que realmente le hace falta a nuestros montes es que llueva este otoño y luego no hacer el indio metiendo maquinas en barro para sacar la madera quemada, que han hecho tanto mal como la propia sequía.
Entre los hombres y la naturaleza llevamos dos años de retraso en la regeneración de nuestros montes, y para eso no hace falta ser un experto, simplemente cuando tu tienes unas semillas en una maceta y está germinando con sazón las trituras y cuando al año siguiente vuelven a brotar no las riegas, pues algo patrecido le pasa a nuestros montes, que están como el día después.

mingote dijo...

¿Agua?,...como se nota que tienes maquina o eres perolero....¡Hospera!,...ande tanto se ha esperaó,...que aguante hasta que termine las almendras....¡Esto es un desastre!,...las marconas en el suelo y el mal de riñones....¿Me lo quitas tú?.

TIERRA dijo...

"agua"en cierto modo tienes en parte razon,a ningun labrador profesional se le ocurre labrar con sazón,pero para mi es más criticable que nuestro termino de ALCUBLAS no se haya limpiado el monte de los pinos quemados que no más que traén miserias y plagas y a la vez que estan naciendo miles de pimpollos y no se esta esclareciendo,eso no más que va a traer que en unos años no se pueda acceder al monte,no se podra cuidar y la vez sera un polvorin sin control y no veo que el ayuntamiento este defendiendo nuestro entorno,cuando la madera tiene una fecha de caducidad y no servira para biomasa nos tocara pagar para que la corten y se la lleven mas vale darla ahora a cambio de que arreglen algun camino y empezar bien.

Anónimo dijo...

Nunca lloverá a gusto de todos, además en el pueblo tienes todas las maquinas que quieras para cogerte las almendras, si eres un tacaño es tu problema.

para AGUA y TIERRA dijo...

Igual se me trata de radical, pero con la madera quemada cero de negocio, que den jornales a los parados, que en Alcublas hay unos cuantos, para cortarla y hacer diques contra la erosión, porque aparte de que esos solo van a lo lo gordo, en lo menudo también salen plagas que son las termitas del pino corcao. Han existido toda la vida al igual que los incendios y el monte se ha regenerado. Otra cosa es que un incendio empiece en las puertas de Villar acudan cuando quieran a apagarlo para terminar en las puertas de Bejis o de Altura arrasando 20.000 hectareas, eso no se ha visto ni cuando nuestros abuelos iban a apagarlo con ramas de pino y zas, que ni aún cantaros.

Anónimo dijo...

Esta fundación sí no me equivoco tiene que ver con bomberos. Y desde que vi la rueda de prensa después del incendio en la cual junto a los alcaldes de Andilla y Alcublas, soltó un sermón el jefe de bomberos encargado de la "extinción" del incendio, soltando un sermón de que el bosque Mediterráneo se autoregenera mediante los incendios, me quedé de piedra pensando. ¿Entonces qué hacéis vosotros aquí?.
El bosque Mediterráneo se autoregenera talando los pinos grandes para su aprovechamiento en la industria de la madera, aprovechando su monte bajo para convertirlo en biomasa, e incluso buscar alternativas comerciales para las plantas aromáticas que este proporciona. Romero, manzanilla, tomillo, espliego etc.
Solamente espero que sean bienvenidos estos señores y dejen algún euro en el pueblo, porque para sacar de las arcas municipales por contarnos lo que vemos todos los días, como que ya nos conocemos todos de que va el tema.

El saber no ocupa lugar dijo...

Impresionante lo que nos pueden ensañar, no no lo podemos perder.

Anónimo dijo...

El único fuego egológico que conozco es el de la estufa de leña, que calienta sin utilizar luz ni gasoil.
El del monte de ecológico nada monada, se carga nuestros montes y lanza a la atmósfera lo mismo que los coches, pero en plan bestia, que no hace falta hacer ningún master para aprender eso que cuando estabamos ardiendo nos estabamos ahogando.