viernes, 31 de octubre de 2014

EXPOSICIÓN EN ALCUBLAS

Exposición: 40 años de acción humanitaria independiente.

Este mes de noviembre tendremos en la Cambra del Ayuntamiento de Alcublas una exposición conmemorando los 40 años de Médicos Sin Fronteras y 20 años desde que se tienen presencia con Delegación en Valencia. Fueron 5 médicos valencianos los que fundaron esta ONG en España. El martes día 14 de octubre se celebró este aniversario en el Teatro Micalet de Valencia.


Para poder mostrar los 40 años de Médicos Sin Fronteras realizando acción humanitaria independiente, 
se han escogido 30 momentos para ilustrar a través de una fotografía la situación que han vivido las 
poblaciones afectadas por conflictos armados, desastres naturales, violencia social y enfermedades 
olvidadas. 
A las 30 fotografías le acompañan 2 lonas introductorias con la definición y los principios de la acción 
médico humanitaria de Médicos Sin Fronteras y 1 panel de cierre. 

domingo, 26 de octubre de 2014

ALCUBLAS Y LA COMARCALIZACION


                                                 PARTE 2ª
               PROPUESTAS DE COMARCALIZACION

En esta nueva colaboración para PEÑA RAMIRO repasaré algunas de las más conocidas
propuestas de división comarcal de las tierras valencianas, todas llevadas a cabo a partir de la década
de los 30 del pasado siglo XX, y naturalmente la adscripción de Alcublas en cada una de ellas. Como
en otros muchos temas identitarios, al no existir el consenso necesario respecto de una posible Ley de
Comarcalización, y después de 32 años desde la aprobación del Estatuto de Autonomía de la
Comunidad Valenciana, todavía no se ha creado la división administrativa comarcal que contempla
su actual art. 65 (anterior art.46). Y hay que repetir que un ente comarcal que coordinara desde “el
terreno” la distribución y gestión de los diversos recursos públicos que llegan al mundo rural
mejoraría su efectividad y puesta en valor.


En la anterior colaboración hice mención de los antecedentes históricos de las diversas
divisiones del territorio valenciano, tanto de carácter fiscal (Quarters del Tall del Drap, Siglo XV),
religioso (Obispados), administrativo (gobernaciones forales, gobernaciones borbónicas y provincias)
como judicial (Partidos Judiciales, Siglo XIX), y la adscripción de Alcublas en las mismas. Sin
embargo no fue hasta la década de los años 30 del pasado siglo XX cuando surgió un nuevo interés
por la identidad valenciana dentro de los llamados Círculos Valencianistas y, con este, por la cuestión comarcal. El primero en plantear seriamente una comarcalización en Valencia fue el historiador Felip Mateu i Llopis en su ensayo “El País Valencià”, publicado el año 1933 por la editorial valenciana L'Estel, volumen III de su colección Quaderns d´Orientació Valencianista.


En este pequeño libro de 135 páginas, Mateu i Llopis desarrolla su propuesta de división de las
tierras valencianas en 29 comarcas donde combina la noción de comarca “natural” con fuertes
elementos históricos. A pesar de que algunas de estas comarcas presentan bastante heterogeneidad en
el tamaño, por excesivo o demasiado reducido, la nomenclatura y límites que Mateu i Llopis asignó en 1933 todavía perduran en ciertos casos en las nuevas propuestas comarcalizadoras. En cuanto a la
Serranía del Turia fue el primero en atribuirle el gentilicio de “Els Serrans”, en la que incluía a
Alcublas, nombre que pronto arraigó entre los estudiosos y cuyo uso se ha generalizado bastante hoy
día: “La comarca que s´estén entre Pedralva i Ares d´Alpont i des de Sinarques a Alcublas, té unitat geográfica, lingüística i económica; és la gran comarca dels Serrans”.


Felipe Mateu explica el motivo de su elección de este apelativo: “Si haguerem de designar-los
tots d´una, trobariem que els pobles de les muntanyes de la vessant nord del riu Túria foren dits
“Serrans”, ço és, habitadors de la serra. Encara hui conservem el determinatiu, si bé mal usat, puix a la ciutat de València tenim el “pont dels Serrans” (no de Serranos!)”. Felipe Mateu caía en la tentadora idea de relacionar dos nombres similares otorgándoles un origen común: el Puente dels
Serrans de Valencia con los habitantes de La Serranía del Turia. Es justo decir que otros autores han señalado aun más explícitamente esta relación, entre ellos Manuel Sanchis Guarner, filólogo e
historiador, quién en su enciclopédico libro “La Ciutat de València” (1972) escribe que el Portal
dels Serrans debía su nombre al camino de la Serranía (comarca de Chelva) que allí comienza.


No obstante, también existen otros autores que han apuntado que el nombre del Portal y
Puente dels Serrans podría tener un origen diferente, mucho más antiguo y no relacionado con los
habitantes de La Serranía del Turia sino con los primeros repobladores aragoneses serranos que
llegaron como tropas junto a Jaime I. Eran originarios de las montañas de Teruel, y al parecer
pudieron asentarse en esa parte de la ciudad de Valencia tras la Reconquista. Así lo manifestaba, por
ejemplo, el padre Gaspar Blas Arbuxech en el sermón conmemorativo del 9 de octubre de 1666 en La
Seu, que reproducía y hacía suyo el erudito Marcos Antonio de Orellana en su obra “Valencia Antigua y moderna”, T-II, obra manuscrita escrita en el último tercio del siglo XVIII, inédita hasta su publicación póstuma por Acción Bibliográfica Valenciana en 3 Tomos entre 1923 y 1924.


Esta misma opinión ha sido seguida por otros historiadores posteriores como Vicente Boix,
Cronista de la Ciudad de Valencia, quién en “VALENCIA HISTORICA Y TOPOGRAFICA.”,
Tomo II, Colección Biblioteca de El Diario Mercantil. Imprenta de J. Rius, Editor. Valencia, 1863,
escribe en su pág.171: “SERRANS (Serranos) (Portal de). Esta puerta y la plaza contigua se llamó
indistintamente de Serrans ó dels Serrans, como de uno y otro modo las menciona Lop, tomando el
nombre de los montañeses que se establecieron en sus inmediaciones, venidos de Daroca, Teruel y
Albarracín”. Así pues, de ser cierta la hipótesis de que el nombre del Portal y Puente dels Serrans
se debe a los primeros repobladores de la ciudad de Valencia procedentes de la serranía de Teruel, la
moderna denominación “Els Serrans/Los Serranos” para la comarca de La Serranía del Turia
carecería de toda base tradicional/histórica que la sustentara.


Otro pionero en esbozar una clasificación comarcal fue el escritor y activista cultural Emili
Beüt i Belenguer. Con una misma concepción de comarca “natural” como F. Mateu, aunque con un
carácter geográfico muy marcado por su faceta de promotor del excursionismo, Emili Beüt dio a
conocer inicialmente sus ideas sobre la comarcalización en una conferencia pronunciada en 1934 en la ciudad de Valencia. Probablemente durante “La IIIa Setmana Cultural Valenciana” organizada del 22 al 29 de julio por el Centre d’Actuació Valencianista, del que era uno de sus fundadores y
Presidente del Departamento de Cultura. En ella Emili Beüt se decanta por una mayor fragmentación,
considerando un gran número de comarcas, 41 en total, algunas de dimensiones excesivamente
reducidas. Su difusión resultó muy limitada al no quedar plasmada en ninguna publicación.


Emili Beüt no volvería a formular públicamente su propuesta hasta 35 años después, y también
durante una conferencia: el 15 de junio de 1969 con motivo de la clausura de los cursos de “llengua i
literatura valenciana” de la entidad cultural Lo Rat Penat. En esta ocasión si fue publicada en forma de pequeño libro, “Les comarques valencianes” (1970), en la serie Publicacions dels cursos de llengua i literatura valenciana de "Lo Rat-Penat", nº20, y que volvería a desarrollar en su siguiente publicación también de Lo Rat Penat: “Geografía Elemental del Regne de València” (1971). Con muy ligeros cambios respecto de 1934, Emili Beüt concretaba sus ideas comarcalizadoras. Para él la comarca era «la partícula constitutiva del país. El Regne de València no és ni més ni menys que un conjunt de comarques». A La Serranía del Turia la denomina Serranía de Chelva, a partir del nombre de su capital histórica, quedando incluida Alcublas en la misma.


Tras la guerra civil, Vicente Badía Cortina, entonces redactor jefe del periódico “Las
Provincias”, inició una serie de estudios geográficos sobre “las comarcas de las tres provincias que
constituyeron el antiguo Reino”. Sólo llegaría a completar el dedicado a la comarca HUERTA DE
VALENCIA, que ganó los Juegos Florales de “Lo Rat Penat” de 1942, en el apartado patrocinado por la Diputación Provincial de Valencia, siendo publicado por la Editorial F. Domenech con el título de “Comarcas de la Región Valenciana. La Huerta de Valencia”. En sus págs.160-178 presenta un
“Nomenclátor regional” con todas las poblaciones. En nuestro caso, denomina a la comarca Serranía, constando todas las localidades tradicionales, incluida Alcublas, que aparece como villa del Partido Judicial de Villar del Arzobispo, Arciprestazgo de Alpuente, provincia de Valencia, comarca Serranía, Diócesis de Segorbe, con 1981 habitantes (según censo de 1940) e idioma castellano.


En esa misma década, el historiador y catedrático de Vinaròs Luis Querol Roso hacía pública
una nueva distribución comarcal del territorio valenciano en su libro de divulgación geográfica
"GEOGRAFIA VALENCIANA. Reseña geográfica actualizada del Reino de Valencia", Castellón, 1946, Sociedad Castellonense de Cultura. En la misma predominaban los elementos fisiográficos tales como llanos, valles, mesetas, huertas, etc., incluso en la nomenclatura, y donde los criterios históricos y lingüísticos, tan importantes en el sentir de la identidad comarcal, a menudo quedaban postergados.
Tal vez por ello, o por la época histórica de su aparición, lo cierto es que a penas fue tenida en cuenta
en los posteriores proyectos de división comarcal. En cuanto a La Serranía del Turia aparece con el
nombre de Comarca Chelvana, mientras que Alcublas fue uno de los pocos municipios que el autor
dejó sin adscripción comarcal expresa.


Por su parte, el filólogo y erudito valenciano Manuel Sanchis Guarner realizó con un claro
criterio etnográfico y lingüístico algunos estudios sobre las comarcas, centrándose en especial en la
recuperación de la nomenclatura valenciana. Sus propuestas, con sucesivas modificaciones tanto en la
delimitación como en la nomenclatura, las iría perfilando con los años y fueron apareciendo como
apéndices en algunas de sus obras como “Gramàtica valenciana” de 1950 (Valencia, Editorial Torre) y “Els pobles valencians parlen els uns dels altres”, 1963-1983 en 4 Vol. (Valencia, Editorial L´Estel y Editorial 3 i 4); además de la específica “Contribució al nomenclàtor geogràfic del País Valencià” de 1966 (Barcelona, Institut d´Estudis Catalans). En este último libro, en su pág. 21, hay un apartado donde figura la equivalencia en valenciano del nombre y la comarca de las poblaciones valencianas castellano-hablantes. En el caso de Alcublas, Sanchis Guarner propone para su forma en valenciano les Alcubles, en la comarca els Serrans.


En 1955 el abogado, cronista y escritor valenciano Vicente Badía Marín, hijo de Vicente Badía
Cortina, publicaba un pequeño libro de 94 páginas de divulgación geográfica titulado “Compendio de
Geografía del Reino de Valencia”. En el texto, págs. 12 y 13, hace una relación del nombre de las
“comarcas del País Valenciano”, aunque en realidad se trata de los Señoríos y Realengos históricos
con las localidades adscritas a los mismos. Para mayor confusión reproduce un “NOMENCLATOR
DE POBLACIONES DE LA REGION VALENCIANA” idéntico al realizado la década anterior
por su padre, con la novedad de estar referido al censo de población de 1950 y cuyas comarcas no
coinciden con la relación de las págs.12 y 13. En este nomenclátor siguen adscritas a la comarca
Serranía las poblaciones tradicionales, incluida Alcublas, que figura con 1.855 habitantes.


A principios de los años 60, y siguiendo los pasos de su padre sobre estudios comarcales,
Vicente Badía Marín realizó la interesante recopilación: “EL LIBRO DE LA SERRANIA. Resumen
geohistórico de los pueblos y villas de la Serranía valenciana, escrito por sus Cronistas. Prologado y ordenado por VICENTE BADIA MARIN”. Valencia, Ediciones Valencia Cultural, 1962. Cada una de las poblaciones de la comarca, a falta de Villar del Arzobispo y Pedralba, contaba con un capítulo: Alcublas, Andilla, Alpuente, Aras de Alpuente, Benageber, Bugarra, Calles, Domeño, Chelva, Chera, Chulilla, Gestalgar, Higueruelas, La Yesa, Loriguilla, Losa del Obispo, Sinarcas, Sot de Chera, Titaguas y Tuéjar. El entonces Cronista de Alcublas, José Millán Lacruz, escribió el capítulo dedicado a esta localidad, donde habla de los antecedentes geográficos e históricos; y fiestas y costumbres.


Por estos años se realizaba una división comarcal de todas las provincias de España a
instancias de la Administración Central franquista. Iniciada en 1962 por técnicos vinculados al
Ministerio de la Gobernación, se publicó en el libro “Las provincias y sus comarcas. Estudio sobre
delimitación comarcal en las provincias españolas”. Ministerio de la Gobernación, Secretaría general Técnica, Colección Documentos nº2, Madrid. 1965. Las provincias valencianas fueron divididas en 37 comarcas que, salvo el área costera alicantina, mantenían en su mayor parte los límites de los partidos judiciales existentes con los nombres de las respectivas cabeceras. Las poblaciones de La Serranía quedaron repartidas entre las comarcas de Chelva y de Villar del Arzobispo (que incluía Casinos), salvo Pedralba que continuaba unida a Liria. Por su parte Alcublas siguió con Villar.


Las investigaciones geográficas del profesor Antonio López Gómez en esta década de los 60 le
llevaron a diseñar un primer esbozo de comarcalización ("La región valenciana", en “Geografía
general de España y Portugal”, dirigida por Manuel de Terán, Barcelona, Montaner y Simón, 1966,
vol. IV–2º). Ya en 1970 daba a conocer su propuesta completa, incluido un mapa comarcal, en su
ensayo «Les condicions físiques», incluido en la obra colectiva coordinada por Ernest Lluch
“L'estructura econòmica del País Valencià”, V- 1, editorial L'Estel, València. El planteamiento de
López Gómez, en función de rasgos físicos y humanos, era abierto con algunos espacios con trazos
discontinuos, en parte por ser difíciles de agrupar en una u otra comarca, y en parte para plasmar
ciertas subunidades que podrían llegar a convertirse en comarcas. La Serranía, que denomina comarca de Els Serrans, la formaban las poblaciones tradicionales (incluida Alcublas), aunque a falta de Bugarra y Pedralba, ambas adscritas a la subcomarca Ribera del Turia.


Una nueva propuesta se fue gestando casi al mismo tiempo que la anterior (al menos desde
1964) por parte del estudioso barcelonés Joan Soler i Riber, en colaboración con el geógrafo Enric
Lluch y contando con las aportaciones de profesores universitarios e intelectuales valencianos. Este
nuevo proyecto de división comarcal del territorio valenciano fue dado a conocer en 1970 en dos
publicaciones. Primero, de forma anónima, en el pequeño folleto de 36 páginas “Nomenclàtor
Geogràfic del País Valencià”, editado en Valencia por Promocions Culturals, S.A., y que no contaba
con ningún mapa donde estuvieran plasmadas gráficamente las comarcas. Esta carencia, y la de no
conocer su autoría que daba lugar a múltiples y divertidas especulaciones sobre sus verdaderos
autores, se solventaron ese mismo año 1970 en una segunda publicación.


En concreto, y ya con el nombre de Joan Soler i Riber, volvería a aparecer en la colaboración
“La divisió comarcal del País Valencià”, capítulo dentro de la obra colectiva, dirigida por Ernest
Lluch, “L´Estructura económica del País Valencià”, V-II (València, L´Estel, 1970). Y en ella, por
vez primera, se publicaba un mapa con las 32 comarcas propuestas por Joan Soler. Según su autor, su
proyecto partía del principio de que cada comarca quedaba constituida por las poblaciones más afines
relacionadas entre ellas por vínculos de vecindad, geografía e historia, siempre entorno a un núcleo
principal o cabecera comarcal, y con el criterio lingüístico como pieza crucial. Otra de las
características más novedosas fue evitar en la mayoría de los casos dar el nombre de la “capital” a la
comarca con el objetivo de evitar en lo posible las rivalidades y susceptibilidades localistas.


Así Joan Soler buscó un nombre, casi siempre de carácter geográfico, que no hiciera mención a
la capital, acuñando nuevos topónimos como El Camp de Túria (por El Camp de Llíria) o Baix
Vinalopó (por El Camp d´Elx o L´Horta de Elx); recuperando nombres en desuso (como El Camp
de Morvedre para la comarca de Sagunt), o dando a la comarca el nombre de la segunda población
más importante (La Plana de Utiel, La Vall d´Albaida, etc.). En el caso de La Serranía, la denominó Els Serrans, con capital en Chelva y sus poblaciones históricas, salvo Sinarcas que era adscrita a La Plana de Utiel, y Alcublas (Les Alcubles) integrada en El Alt Palància. Esta propuesta de división comarcal fue criticada por los expertos, tanto por lo poco respetuoso con la historia y tradición de la novedosa nomenclatura dada a algunas comarcas, como por ciertos límites propuestos, y también por el excesivo peso otorgado al criterio lingüístico, en especial en algunas comarcas alicantinas.


Sin embargo tuvo una gran acogida, siendo divulgada entre el gran público por obras
importantes y emblemáticas, en especial “La Gran Enciclopedia de la Región Valenciana” editada
por fascículos desde 1972. Además también fue empleada en numerosos libros, trabajos académicos,
periódicos y revistas, y tomada como referente por agrupaciones culturales, sociales, etc. Sin duda se
trata de la división comarcal más conocida, y llegó a ser considerada como propia por buena parte de
los valencianos durante la reivindicación de un “Estatut d´Autonomia” en el tardofranquismo y la
transición. Pasado el tiempo ha quedado como la única propuesta de comarcalización que ha arraigado en la conciencia popular. Además, tras la creación de la comunidad autónoma, sirvió de punto de partida, aunque con retoques y cambios, para las posteriores demarcaciones territoriales oficiales.


Desde el enfoque geográfico físico, y con un gran rigor científico, son de destacar las
aportaciones del profesor Pere Pérez Puchal en varios trabajos sobre el poblamiento de las tierras
valencianas, en los que fue esbozando su enfoque sobre el fenómeno de la comarcalización. Por
ejemplo, en los mapas utilizados en sus destacados trabajos “Natalidad, mortalidad y crecimiento
demográfico en las comarcas del País Valenciano”, o en “La población del País Valenciano hasta la época estadística”, publicados ambos en la revista de la Universidad de Valencia Cuadernos de Geografía, nº8 (1971) y nº10 (1972) respectivamente. Una versión más completa de su particular
aportación a la distribución comarcal aparecería poco después en su libro, “Geografia de la población valenciana”, Sèrie Taronja nº16, Editorial L´Estel. Valéncia, 1976 (2ª edición, 1978).


En concreto en el capítulo II, “La densitat demográfica en les comarques valencianes”,
págs.63-95, el profesor Pérez Puchal describe su división en comarcas en atención a criterios
geográficos y especialmente fisiográficos. Según sus propias palabras, sigue en lo esencial a López
Gómez respecto de las provincias de Castellón y Valencia, y a Roselló Verger en cuanto a la provincia de Alicante, introduciendo sólo ligeras modificaciones. El resultado es una serie de comarcas, algunas divididas en subcomarcas a causa de sus particularidades físicas o humanas, con una cierta homogeneidad demográfica. La Serranía del Turia, que denomina Els Serrans / Los Serranos, incluye las poblaciones tradicionales (Alcublas entre ellas), a excepción de Bugarra y Pedralba que, como también hizo el profesor López Gómez, quedan en la subcomarca Ribera del Turia.


Por su parte, a finales de los 70, los economistas María José Ribera Ortún y Bernardí Cabrer
Borrás también elaboraron una propuesta de comarcalización funcional que se basaba en la distinción
de áreas económicamente homogéneas. Apareció publicada en el libro “Los desequilibrios espaciales: una comarcalización del País Valenciano”, Instituto de Administración local. Valencia. 1979 (y en 1981 en una segunda edición). El número de comarcas era de 26, designadas por sus autores con el nombre de sus cabeceras, y cuya configuración se asemeja mucho a las tradicionales. Aunque en el caso de La Serranía del Turia, denominada Villar del Arzobispo por su capital, excluían a Sinarcas, incorporada a la de Requena; y a Alcublas, Gestalgar, Bugarra y Pedralba a la comarca de Lliria.


La proliferación de propuestas comarcalizadoras, sin que ninguna de ellas contara con el
beneplácito de una mayoría de expertos, llevó a los responsables de la Diputación Provincial de
Valencia a programar una “Taula redona sobre la comarcalitzación al País Valencià” sobre este
tema, celebrada del 5 al 9 de noviembre de 1979. En la misma se presentaron 19 comunicaciones
referidas a distintos aspectos de la comarcalización, que serían publicadas en un libro de igual nombre en 1980. En la comunicación “La comarcalització del territori valencià”, Pere Pérez Puchal
desarrolló una nueva propuesta de división comarcal, con 25 comarcas, subdivididas en 52
Subcomarcas o Distritos. Era bastante similar a su anterior proyecto comarcalizador, aunque con
matices. En cuanto a La Serranía del Turia, Sinarcas era incluida en la comarca L´Altiplà castellanovalencià, subcomarca Campo de Utiel; Bugarra y Pedralba seguían en la comarca El Camp de Lliria, subcomarca La Ribera del Turia; mientras Alcublas era adscrita a la comarca El Camp de Lliria.


En esta “Taula Redona sobre la comarcalització al País Valencià”, fue presentada la
«Propuesta de comarcalización del País Valenciano desde el punto de vista de la acción
regional», por parte del equipo de economistas de PREVASA (Promociones Económicas Valencianas S.A.), desde la óptica de la ordenación del territorio y de criterios socioeconómicos. En ella se consideran 24 comarcas, siete de ellas a su vez subdivididas. Los municipios tradicionales de La Serranía del Turia, con este nombre y unida al Rincón de Ademuz, son respetados a excepción de
Sinarcas que se incluye en el Altiplano de Requena-Utiel, y Alcubla, Gestalgar, Bugarra y Pedralba
que lo hacen en El Camp de Turia. Posteriormente esta propuesta sería aplicada en la serie de
“Estudios básicos para la ordenación del territorio de la Comunidad Valenciana”, editado por la
Caja de Ahorros de Valencia, 1982. Y en la obra específica “Propuesta de Comarcalización de la
Comunidad Valenciana”, Caja de Ahorros de Valencia, 1983, con 87 páginas y 15 mapas.


El geógrafo Vicenç Maria Rosselló i Verger publicó en 1987 (“La divisió territorial del
País Valencià”, Revista de Catalunya, nº4, pp. 40-60. Fundació Revista de Catalunya, Barcelona) una nueva propuesta de ordenación territorial formada por entes administrativos con un mínimo de
100.000 habitantes, que recibían el nombre tradicional de Gobernaciones, para diferenciarse de las
comarcas, y que se designarían con el nombre de sus capitales respectivas. En realidad, se trataba de
un proyecto conjunto redactado en 1982 con Josep María Bernabé Sastre, también geógrafo, y el
economista Bernardí Cabrer Borrás, como base de partida ante la Comisión de Expertos
convocada por el todavía Consell Preatonòmic, que presidía Josep Lluís Albinyana i Olmos, para
determinar una división comarcal viable. La propuesta inicial de 12 comarcas de Rosselló, Bernabé y
Cabrer, pronto quedaría ampliada a 14 tras el proceso de discusión, para finalmente aumentar a 16 al
subdividirse Elx de Alacant, y Sagunt de València.


Esta propuesta de 16 gobernaciones eliminaba buena parte de las comarcas históricas y
geográficas y, en realidad, no era una verdadera comarcalización sino en una división administrativa
del territorio con vistas a su posible utilización en la nueva etapa autonómica. Se ganaba en
“realismo” pero a cambio de castigar duramente a las comarcas de interior, menos pobladas, que
desaparecían al integrarse en entes territoriales mayores, lo que impedía servirse de la comarca como
instrumento para la corrección de los desequilibrios territoriales. Precisamente la mayor virtud de la
comarcalización. Así, la Gobernación de Lliria englobaba las comarcas del Rincón de Ademuz, La
Serranía del Turia con Alcublas (pero excluyendo a Sinarcas que era incorporada a la Gobernación de
Requena) y El Camp de Turia. Esta división en gobernaciones serviría años después, aunque con
algunos cambios (por ejemplo Chera pasaba también a Requena), para la creación de las
Demarcaciones Territoriales de 2º Grado por parte de la Generalitat Valenciana (1988).


Finalmente, la administración autonómica valenciana, tras muchos titubeos y dilaciones, dio
un pequeño paso hacia el establecimiento de una nueva ordenación administrativa del territorio, al
publicar la Direcció General d'Administració Local, de la Conselleria d'Administració Pública, una
“Proposta de demarcacions territorials homologades” (1988) en tres niveles. En un primer escalón
aparecían las Demarcaciones Territoriales Homologadas de primer rango, coincidentes en gran
medida con la propuesta comarcalizadora de Joan Soler (1970), aunque con variaciones sustanciales
para la provincia de Alicante. Seguidas de unas DHT de segundo rango, agrupaciones de las de primer rango y bastante similares al concepto de "gobernación" de Rosselló, Bernabé y Cabrer (1982/1987). Y, por último, las DTH de tercer rango, coincidentes con las delimitaciones provinciales.


Al respecto habría que señalar que las Demarcaciones Territoriales Homologadas (DHT) de
primer rango fueron utilizadas por vez primera en la ORDEN de 23 de mayo de 1989, de la
Conselleria de Economía y Hacienda, por la que se dictan normas para la elaboración de los
Presupuestos de la Generalitat Valenciana para 1990. En concreto en su anexo IV “Distribución
Territorial”. DOGV nº1.079, de 6 de junio de 1989. En este anexo La Serranía del Turia, denominada
Los Serranos, comprende las localidades tradicionales (incluida Alcublas), salvo Sinarcas y Chera,
adscritas a La Plana de Utiel-Requena, y Loriguilla nuevo, que tras su traslado a terrenos de Riba-roja
de Turia debido al embalse, se enclava en El Camp de Turia. Estas DHT de primer rango han sido
muy criticada por los expertos, llegado a calificarlas algunos de ellos de “vergonzante
pseudocomarcalización” por su falta de valentía política a la hora de abordar un amplio proceso de
estructuración del territorio a partir de una verdadera comarcalización.


Vistas las más conocidas propuestas de división comarcal de las tierras valencianas, se
evidencia cómo Alcublas ha sido incluida indistintamente en tres comarcas diferentes: La Serranía
(Los Serranos), el Alto Palancia y El Camp de Turia. Con ello queda demostrado el fuerte carácter
fronterizo de Alcublas. Factor geográfico que hasta ahora le ha perjudicado, más que nada al verse
aislada de las principales vías de comunicación. En una próxima colaboración en este blog PEÑA
RAMIRO espero repasar otras divisiones administrativas en las que Alcublas está incorporada,
analizando las posibles ventajas de la existencia de un verdadero ente comarcal con competencias.


Por

JUAN ANTONIO FERNANDEZ PERIS



viernes, 24 de octubre de 2014

CÓMO ENFOCAR UNA NOTICIA

Os pasamos a continuación la noticia que el gabinete de prensa de Diputación ofrece sobre el I CONGRESO FORESTAL VALENCIANO, calificado por la dipu  como una jornada sobre restauración de los montes.

Leer para creer...



Enguix inaugura en Alcublas una jornada sobre restauración de los montes

  • La Plataforma Forestal Valenciana organiza un encuentro para analizar la restauración y gestión de las zonas afectadas por los incendios forestales
  • Enguix: “La Diputación de Valencia, a través de las Brigadas Forestales de Imelsa, trabaja por y para la defensa y conservación del patrimonio forestal de la provincia”.
Imagen
23/10/2014

El diputado de Medio Ambiente, Salvador Enguix, ha asistido esta mañana a la inauguración del ‘I Congreso Forestal Valenciano’ celebrado en Alcublas, organizado por la Plataforma Forestal Valenciana con la colaboración de la Diputación de Valencia y otras entidades participantes.

El acto ha sido presidido por el diputado Enguix, la directora general de Gestión del Medio Natural, Salomé Pradas, el presidente de la Plataforma Forestal Valenciana, José Vicente Oliver, el vicerrector de Participació i Projecció Territorial de la Universitat de València, JorgeHermosilla, el alcalde de Alcublas, Manuel Civera, el diputado de Cortes Valencianas, Francesc Signes, y el director de Tragsa, Pedro Serrano.

miércoles, 22 de octubre de 2014

EN ALCUBLAS EL 23 Y 24 DE OCTUBRE

I Congreso Forestal Valenciano




El I Congreso Forestal Valenciano pretende abrir una serie periódica de congresos centrados en distintos temas de interés común para investigadores y gestores de los sistemas forestales propios del medio valenciano. En su primera edición, y con motivo del 20 aniversario del trágico verano de 1994, se ha escogido la temática de la restauración y gestión de las zonas afectadas por los incendios forestales. Se pretende dar respuesta a preguntas como ¿cuáles son las alternativas de restauración y de gestión forestal tras los incendios? ¿cuáles son los plazos para recuperar los bienes y servicios ecosistémicos previos al incendio? ¿en qué medida son los grandes incendios forestales detonantes de cambios en el desarrollo y economía rural de los espacios afectados?

El principal objetivo del congreso será el de servir como foro de encuentro y comunicación para aquellos investigadores y gestores interesados en la restauración y gestión de las zonas afectadas por incendios forestales.

La incidencia de incendios es común a toda la cuenca Mediterránea, de modo que el ámbito geográfico del congreso se centrará principalmente en estos ecosistemas más afectados. Se hará un especial énfasis en aquellas alternativas de gestión/restauración que devuelvan a los ecosistemas afectados la capacidad de producir bienes y servicios ecosistémicos y que faciliten la recuperación de las economías rurales afectadas. Igualmente, se dará importancia a los avances en investigación sobre los efectos ecológicos que producen estos incendios en el medio forestal (que a su vez condicionan la gestión/restauración a realizar) así como a la eficiencia y evaluación en el medio plazo de los esfuerzos restauradores llevados a cabo.



Se pretende que en este foro científico se identifiquen las principales limitaciones y oportunidades actuales para que la restauración y gestión de estos ecosistemas contribuya al desarrollo endógeno de las comarcas forestales.

El sector forestal llama a una ´alianza´ para salvar los montes valencianos

Alcublas reúne en un congreso a los especialistas en la gestión de los espacios forestales

23.10.2014 | 
La Plataforma Forestal Valenciana ha reclamado una «gestión forestal sostenible» en la Comunitat Valenciana, así como «alianzas» entre los distintos sectores de la sociedad para cuidar este parte del territorio y poner en valor todos sus recursos para poder aprovecharlos de manera eficiente y beneficiosa. En esta línea, ha apostado por pasar de la «estrategia» a los «programas», por fomentar la educación ambiental y por impulsar planes de ordenación forestal desde los propios municipios con masa forestal y así aplicar «soluciones locales».
El 54 % del territorio de la Comunitat Valenciana es territorio forestal, un porcentaje por encima de la media nacional y de la media europea, que se encuentran en torno a un 40 %. No obstante, la tasa de aprovechamiento de este espacio es «sólo» de un 10 %, frente al 30 % en España y el 50% de Europa.
Así lo explicaron ayer miembros de esta entidad como su presidente, José Vicente Oliver; el presidente de la Asociación de Municipios Forestales (Amufor) y de la Red Valenciana de Desarrollo Rural (Fevader) y alcalde de Enguera, Santiago Arévalo; el alcalde de Alcublas, Manuel Civera, y el secretario general de la Unió de Llauradors i Ramaders, Ramón Mampel en la presentación del I Congreso Forestal de la Comunitat Valenciana que arranca hoy en Alcublas.

domingo, 19 de octubre de 2014

HABLAMOS CON EL PORTAVOZ DEL PP EN EL AYUNTAMIENTO DE ALCUBLAS

Hemos estado charlando larga y amigablemente con Antonio Jesús Civera en su restaurante. Queremos agradecerle que se haya prestado a responder a varios temas de actualidad en Alcublas.


1.- ¿Cómo valora el trabajo realizado por los concejales del PP durante esta legislatura?

Realmente, el trabajo que tiene la oposición es controlar y fiscalizar la labor de gobierno municipal aunque, sinceramente, nos hubiese gustado que el señor alcalde, en el momento inicial de repartir competencias, nos hubiese ofrecido alguna concejalía, cosa que hubiésemos aceptado.  Pero no fue así, y hemos tenido que trabajar por Alcublas no desde dentro, pero estando siempre ahí, sin mirar siglas, siempre por el bien de Alcublas, porque nosotros no somos políticos profesionales y lo único que buscamos es el bien para Alcublas. Y prueba de ello es que al principio de la actual legislatura, la alcaldesa de Villar, el alcalde de Andilla y yo mismo realizamos una gestión en Consellería de Agricultura con la entonces consellera Maritina Hernández mediante la cual se consiguió el asfaltado del camino que une Alcublas con Villar del Arzobispo. Fue esta una gestión hecha por nosotros de la cual el alcalde no se enteró –aunque él se quiera atribuir los méritos- hasta que el proyecto fue presentado en Andilla. Pues mira, esa es una obra que trabajando humildemente y de forma silenciosa, la oposición hemos conseguido.
Esto es una demostración que todo lo que podamos hacer, aun estando en la oposición, hemos hecho y haremos por Alcublas. Y vamos a ver más: hablemos del tan traído y llevado proyecto del aeródromo. Este proyecto ya viene con la partida presupuestaria aprobada en la anterior legislatura siendo éste un tema conflictivo y que ha dado mucho que hablar en el pueblo. Yo personalmente he acompañado al alcalde en varias ocasiones a hablar con la Consellera de Infraestructuras Isabel Bonig respaldando el proyecto del aeródromo, así como cada vez que se ha llevado a pleno hemos estado votando SI, aunque creo que aun siendo un tema utópico y fantasioso –muy experto el señor alcalde en estos temas- me recuerda lo que dijimos en nuestro mitin electoral donde sonaba la canción de Alberto Cortez “Castillos en el aire”. Aun así, creemos que si llegase a resolverse favorablemente sería algo muy positivo para nuestro pueblo. Ojala me equivoque, pero algo que he dicho en varios plenos es que si no hay financiación, veo la cosa mal.

2.- En estos últimos años ha habido un acontecimiento dramático para la población de Alcublas: el incendio forestal que terminó con la práctica totalidad de nuestro término. ¿Considera adecuada la gestión hecha por el Ayuntamiento del post-incendio? ¿Qué decisiones hubiera usted tomado desde entonces relacionadas con la gestión forestal si hubiera estado al mando del municipio?

Antes de abordar las acciones tomadas acertada o desacertadamente sobre lo hecho tras el incendio, quiero decir que la nefasta gestión hecha a la hora de sofocar el fuego, el alcalde de un municipio poco o nada puede hacer pues hay varias jefaturas de otros estamentos que son los que toman las decisiones. En su día si que le indiqué a Serafín Castellano que no me quejaba de escasez de medios –que considero adecuados- lo que si me quejé fue de la completa descoordinación en la toma de decisiones, algo que nos llevó a lo que nos llevó.
Pero hablando ya del post-incendio, el tema es difícil de gestionar. Cuando te llega un desastre de estas dimensiones, es complicado la toma de decisiones. Creo que se equivocó el alcalde a la hora de la contratación de la empresa responsable de la tala y extracción de la madera quemada, pues llegó un momento en que incumplió totalmente el tema de pagos. Tampoco tenían los medios, pues comparándolos con los que estaban trabajando en Andilla, la diferencia de medios era brutal. Esta empresa no era la más adecuada para hacer estos trabajo, aunque el tema del precio que ofertó por tonelada fue lo que hizo tomar una decisión errónea.
Otro tema no relacionada con la madera pero si con el incendio y que denuncié en dos plenos fue el concierto benéfico organizado con posterioridad, algo que sigo viendo  en mi fuero interno como obsceno. La factura cobrada –cercana a los diez mil euros- por Soledad Giménez es un insulto al pueblo de Alcublas, pues todos los grupos, incluso Seguridad Social participó en el festival de forma gratuita. Pedí la dimisión por ello del señor alcalde en unos de los plenos por la mala gestión llevada a cabo en la organización del festival. Esta factura fue a costa, únicamente, del ayuntamiento de Alcublas, siendo que el festival estaba organizado conjuntamente por Alcublas y Andilla. También en ese momento pedimos las cuentas del festival y esta es la hora en que todavía no las ha facilitado. Esta es la consecuencia del rodillo socalista en el ayuntamiento de Alcublas.

3.- Dígame los 4 aspectos fundamentales que a su juicio no se han abordado adecuadamente por el actual consistorio municipal en esta legislatura.

- El primero de ellos y que se ha quedado sin resolver es el Plan General de Urbanismo.  Al incluir el aeródromo en el plan urbanístico y no diferenciarlo del casco urbano, el plan sigue bloqueado. Hasta que no se solucione el tema del aeródromo tendremos el pueblo sin un plan urbanístico activo. Precisamente cuando el señor alcalde estaba en la oposición  era uno de los temas que más criticaba de la gestión del entonces equipo de gobierno del Partido Popular. Después ha tenido dos legislaturas para llevarlo a cabo u dejarlo resuelto y ha sido incapaz, por lo tanto no será tan sencillo como decía cuando estaba en la oposición. Este será un tema que quedará para la próxima legislatura pues en los siete años y medio que ha tenido no ha podido o querido resolver.

- Otro tema del que no se ha preocupado es el de buscar un nuevo pozo de agua. Aunque afortunadamente parece que el pozo de la Montanera está como el primer día, no está de más tener otro en reserva.

- La forma de gobernar en esta legislatura ha sido una política de mantenimiento. El momento económico actual no da para más y se debe actuar con prudencia y no abordar obras que se salgan de lo normal del día a día. Y menos mal que no le ha dado por abordar ninguna obra faraónica, pues nada más comenzar su primera legislatura echó atrás la obra de hacer un colegio aprovechando su actual emplazamiento que tenía prevista la Consellería conjuntamente con Fernando. El actual alcalde, con aires de grandeza y una buena dosis de fantasía, su objetivo fue hacer un macrocolegio al lado del polideportivo, sin tener ni un solo metro cuadrado, teniendo que comprar o expropiar la totalidad del suelo. El resultado es que nos hemos quedado sin colegio nuevo.

- Edificio multiusos. Estaba previsto construirlo junto a los vestuarios y cafetería de la piscina. Con presupuesto adjudicado en la legislatura del PP. Se cambió su ubicación para convertirlo en albergue y ahora no cumple las normativas para esa actividad. Esto podemos sumarlo a la pista de galotxa: se hace una pista para la práctica de este deporte y vemos que ni tiene las medidas reglamentarias ni se ajusta al proyecto que él mandó hacer. Ahora se ha aprobado un presupuesto para cubrir la pista, algo que se tenía que haber hecho cuando se construyó.

4.- Dos aspectos muy importantes para el futuro de Alcublas son evitar la despoblación y crear puestos de trabajo para fijar población. ¿Qué recetas propone para hacer esto efectivo en la próxima legislatura?

Es difícil responder a esta pregunta. En primer lugar ahora estamos peor que hace cuatro años pero no solo en Alcublas, pues la tendencia de la gente es irse de las zonas rurales. No todo es crear empleo. Crear empleo ayuda, pero no evita la despoblación rural. Y me explico. La cercanía que tenemos con Valencia es un arma de doble filo: es buena y es mala. Tú creas empleo en Alcublas y la gente se va a dormir a Valencia, así que toda la unidad familiar la tienes en Valencia. ¿Qué ocurre? Que colegios, consumo, gastos no está en Alcublas, sino en Valencia.
Esto no quiere decir que no se intente crear empleo, sobre todo para la gente que vive en Alcublas, pero no es la panacea para resolver el problema de despoblamiento rural. Fíjate como está Chelva en estos momentos, incluso Higueruela con la Power, que algo le repercutirá pero no fija población.
Lo importante son los servicios, algo con lo que no podemos competir con la zona urbana. Lo que sí te puedo dar son pequeñas recetas que creo pueden ayudar: apoyar a los jóvenes. Los jóvenes son la esencia de un pueblo, las parejas jóvenes, el colegio… es lo que hace evolucionar un pueblo a mejor.  Estimular y apoyar el emprendimiento de los jóvenes facilitando terrenos y gestiones para la creación de negocios, etc.

5.- Durante estos días hemos conocido la próxima dimisión del actual alcalde para presentarse como candidato por el PSOE al Ayuntamiento de Lliria. ¿Cómo valora esta decisión?

Quiero comenzar este punto diciendo públicamente que no voy a presentarme candidato a las próximas municipales. Tanto por el desgaste tenido como por mis actuales circunstancias personales y profesionales no puedo seguir ni compatibilizar con la política municipal.

Y volviendo a la pregunta, creo que el alcalde se ha aprovechado de su posición como alcalde para dar el salto a otros cargos de mayor envergadura. Pero yo no considero que eso se pueda criticar porque hay que respetar las aspiraciones de cada uno. Él considera que había que hacerlo así, sus razones tendrá. Sólo espero que si llega a la alcaldía de Lliria se acuerde y apoye a Alcublas en todo lo que esté en su mano. Y personalmente le deseo los mayores éxitos.

Y aquí en este punto dejamos nuestra conversación con Antonio Jesús. Podríamos haber tocado muchos temas más, pero eso lo podemos dejar para conversaciones futuras. 
Por último y aunque nos salgamos del motivo de esta entrada, queremos recomendaros y animaros a ir al restaurante L´Altet, en Domeño. Muy recomendable. Pero esto ya es motivo de una nueva entrada...


viernes, 17 de octubre de 2014

ANTONIO JESUS CIVERA RESPONDE A NUESTRAS PREGUNTAS

Lo prometido es deuda. Antonio Jesús Civera -jefe de la oposición en el Ayuntamiento de Alcublas- ha accedido a hablar con nosotros sobre la actualidad municipal.
Dentro de poco publicaremos la entrevista, pero os adelantamos varias de las preguntas que le hicimos:

1.- ¿Cómo valora el trabajo realizado por los concejales del PP durante esta legislatura?

2.- En estos últimos años ha habido un acontecimiento dramático para la población de Alcublas: el incendio forestal que terminó con la práctica totalidad de nuestro término. ¿Considera adecuada la gestión hecha por el Ayuntamiento del post-incendio? ¿Qué decisiones hubiera usted tomado desde entonces relacionadas con la gestión forestal si hubiera estado al mando del municipio?

3.- Dígame los 4 aspectos fundamentales que a su juicio no se han abordado adecuadamente por el actual consistorio municipal en esta legislatura.

4.- Dos aspectos muy importantes para el futuro de Alcublas son evitar la despoblación y crear puestos de trabajo para fijar población. ¿Qué recetas propone para hacer esto efectivo en la próxima legislatura?


5.- Durante estos días hemos conocido la próxima dimisión del actual alcalde para presentarse como candidato por el PSOE al Ayuntamiento de Lliria. ¿Cómo valora esta decisión?


En breve...

miércoles, 15 de octubre de 2014

ENTREVISTAMOS A MANUEL CIVERA, ALCALDE DE ALCUBLAS

Con motivo de la próxima renuncia del actual alcalde de Alcublas debido a su candidatura a las municipales por Lliria, aprovechamos el momento y charlamos un buen rato con Manolo Civera.
Este es el resumen de la conversación mantenida.

1.- ¿Cuál ha sido el principal motivo que le ha hecho dar el paso a optar por la alcaldía de Lliria?

Son decisiones muy difíciles tanto a nivel personal y familiar, como del conjunto de la organización política, y no podemos decir que exista un solo motivo que determine dar este paso, más bien la conjunción total de voluntades a nivel colectivo que me imposibilita decir que no a este apasionante reto político. Estaban todos de acuerdo, la dirección local socialista, la mayoría de los militantes de Llíria, las direcciones del PSPV: Nacional, de la Provincia y de la Comarca del Camp de Túria. Y evidentemente la ejecutiva local de Alcublas, así como la Comisión ejecutiva comarcal de Los Serranos y Rincón de Ademuz de la que soy el actual secretario general, que han visto en la posibilidad de cambio político en Llíria y con esa responsabilidad una influencia positiva a  todo el partido en los 41 pueblos que dependemos de numerosos servicios públicos, administrativos y del distrito judicial de Llíria.
Siempre he pensado que debe existir una limitación de 8 años en mandatos o en aquello de ocupar un mismo cargo público. Siempre son buenos los cambios. Por lo que es un buen momento para tomar una decisión así, y voy “ligero de equipaje”, es decir, no tengo apego a ningún cargo. Si consideran que en este momento yo puedo ser útil desde Llíria, con mi experiencia y conocimientos adquiridos también desde Alcublas, y creen que puedo contribuir a mejorar ese estado de ánimo colectivo que aumente las posibilidades electorales, pues es el camino para  poder trabajar por solucionar problemas desde Llíria, desde la izquierda política; por ello debo ser el primero en estar ilusionado y estoy muy agradecido por la confianza depositada y el afecto recibido.

2.- Esta es su segunda legislatura en Alcublas. ¿Qué se lleva de estos años en Alcublas? ¿Qué ha aprendido durante el tiempo que ha estado al frente del Ayuntamiento de Alcublas?

Alcublas estará siempre en mi corazón, más allá de lo que pueda estar escrito. Será difícil encontrar palabras para describir el cariño, las emociones y los sentimientos que puedo acumular consecuencia de estos años. Hay gentes aquí a las que estimo mucho. Y además, mi hija Paloma es alcublana de “nacimiento” y mi hijo Joan podrá dar continuidad al apellido alcublano, al llevar el de mi madre como su primer apellido. He sido feliz trabajando por este entrañable pueblo, antes de ser alcalde y, por supuesto, siendo alcalde, con la responsabilidad de gestionar los recursos de todas y todos los alcublanos, sin escatimar ningún esfuerzo, y en momentos de mucha dificultad política y social. Años complicados en general pero satisfecho por los logros y resultados obtenidos nadando contra corriente.
Hace 8 años el estado de ánimo colectivo en Alcublas era muy bajo; teníamos un clima social tenso, con muchos problemas y preocupaciones. Pero ha habido mucha paciencia y colaboración en el pueblo y hemos conseguido muchas inversiones: modernizado la red de impulsión y distribución de agua, nuestro tesoro; hemos resuelto los problemas de suministro energético duplicando la potencia de los dos trasformadores existentes y con la puesta en marcha de un tercero; hemos cambiado toda la red de alumbrado público con criterios de eficiencia energética; las telecomunicaciones (hace unos pocos años la telefonía móvil y el adsl iban a pedales) hoy ya son otra cosa bien distinta en Alcublas (que no pasa aún en la mayoría del mundo rural), y podemos disfrutar de línea de fibra óptica hasta nuestro pueblo que ofrece telefonía móvil e internet con mejor nivel que en muchas zonas urbanas, y además disfrutamos de los servicios de la empresa Satelvex de excelente calidad. Lo mismo sucede con la modernización del ayuntamiento y de los servicios administrativos. Realizamos la “revisión catastral” porque teníamos un verdadero desastre en identificación de muchísimas propiedades urbanas y de entorno al casco urbano. Hemos creado un Archivo Municipal para custodiar nuestros documentos públicos y con ello hemos digitalizado numerosos documentos que hoy son públicos desde la web del ayuntamiento. Se han adecuado equipamientos y dotaciones como el antiguo matadero para un nuevo centro social destinado a asociaciones de mujeres; adecuado el hogar del jubilado; numerosas actuaciones en el polideportivo haciéndole muy atractivo para los jóvenes y con obras en todo sus itinerarios de eliminación de barreras arquitectónicas, siempre presente en todas nuestras actuaciones los itinerarios para las personas con discapacidad o movilidad reducida; y hemos invertido mucho adecuando el colegio público y su entorno, pensando en el bienestar de los niños y niñas,  aun no siendo responsabilidad ni competencia municipal ya que todo ello le corresponde a la Generalitat.


Se han realizado muchas actuaciones sobre caminos agrícolas. Hemos realizado numerosas actuaciones en elementos patrimoniales, para ponerlos en valor y ser también un motor turístico como en Los Molinos, antigua almazara, plaza de san Agustín, el propio ayuntamiento, la mena, fuentes, sendas e itinerarios por nuestros elementos etnográficos. Y hemos publicado muchos libros sobre todo ello para conocimiento de todos y de su protección. Y el ayuntamiento hoy dispone de un fondo artístico muy interesante, promocionando a los artistas locales, incluida una escultura dedicada a la memoria histórica de gran valor y muy visitada. En conjunto podemos estar satisfechos por las cosas bien hechas. En ninguna obra nos hemos ido ni un solo euro de sobrecoste de lo previsto en los proyectos. Y el ayuntamiento dispone de un superávit importante, habiendo asumido costes de Talleres de Empleo para paliar en todo lo posible las enormes dificultades generadas de esta puñetera crisis económica.
Y hemos apretado mucho a las otras Administraciones para resolver asuntos como la adecuación del Camino del Villar, reparaciones en la carretera como las curvas de La Fardeta, en La Montanera y en La Seca, entre otras, que tantos accidentes ya han evitado. Nos ha tocado gestionar la crisis del Incendio Forestal de 2012 con enorme dedicación y ejemplaridad, lo que supone realizar próximamente en Alcublas el I Congreso Forestal Valenciano de la mano de las 4 Universidades Públicas Valencianas.
Y todo ello, que es con lo que yo me quedo,  ha sido gracias a la comprensión de los alcublanos y las alcublanas, de su apoyo y de su implicación en todo. Podemos presumir de ser uno de los pueblos con mayor tejido asociativo de toda la Comunitat y de mayor participación en todo lo que acontece. Recordar que en las pasadas elecciones municipales votaron casi el 94% del censo, y que podemos decir que tenemos verdaderamente “democracia real”, eso que hoy tanto se reivindica en general.

3.- A fecha de hoy hay varios temas inconclusos o a falta de resolver de forma completa en Alcublas. ¿Qué nos puede decir sobre ellos?

Sin duda alguna me voy con el disgusto de no haber realizado el Plan General de Ordenación Urbana. Está contratado por la Diputación Provincial de Valencia pero no hemos podido resolver todavía la complejidad de todo lo que rodea al actual suelo urbano y los errores de las normas urbanísticas vigentes. Abordarlo políticamente en los próximos meses será muy delicado y difícil por la problemática existente.

          3.1.- Incendio. ¿Qué gestión hay en marcha para la recogida de la madera quemada? ¿Y que tenía proyectado en materia de gestión medioambiental para el término de Alcublas?

La primera fase post-incendio debía haber sido la protección del suelo de la erosión por escorrentías, así como la protección de los cauces por las previsibles crecidas de los barrancos, tal y como aconsejaba el informe técnico del CEAM. En esta fase el presupuesto que asignaron las administraciones autonómica y estatal, ha sido prácticamente nulo, dedicando una partida de unos 30.000 € aprox. conjuntamente que se han dedicado a la construcción de fajinas anti-erosión, que han sido poco o nada efectivas ya que la elección de las zonas no correspondió a criterios técnicos sino a la visibilidad de la intervención.
Por parte de la Confederación Hidrográfica del Júcar, no ha habido ninguna inversión para la protección contra las avenidas y los arrastres, pese a disponer de informes técnicos que aconsejaban la intervención en la protección de cauces e infraestructuras.
Posteriormente se ha procedido a la extracción de la madera quemada, tal y como aconseja entre otros  el mismo informe del CEAM,  como regula la Ley Forestal Valenciana. Esto conlleva la solicitud del Ayuntamiento a la Generalitat de las autorizaciones necesarias, la apertura del expediente de enajenación del aprovechamiento, la subasta de la madera… esta fase ha sido muy difícil para nosotros ya que ha supuesto la ruptura de una dinámica de contratación muy arraigada en Valencia. Hasta la fecha quedaban desiertas las subastas para posteriormente asignar la madera a una empresa que la comercializaba sin aportar ningún ingreso al Ayuntamiento afectado. Esto ha sucedido así prácticamente en todos los expedientes de enajenación, siendo Alcublas  uno de los municipios impulsores de otro escenario en que ha seguido un procedimiento de subasta legal y transparente, que ha conseguido ofrecer la madera a empresas relacionadas con la comercialización de la biomasa y que reportan ingresos al municipio por la explotación de un recurso de naturaleza pública.
Además se ha procedido a la protección de las reservas de fauna de los sedimentos cargados de cenizas mediante la modificación puntual de las escorrentías y la posterior vuelta a su estado natural. Esta labor ha sido asumida por el voluntariado local.
En la primera fase de protección de cauces, el Ayuntamiento ha aportado los informes técnicos para la justificación de la necesidad de estas intervenciones. Y en la fase de subasta de la madera, el Ayuntamiento ha asumido la totalidad de las actuaciones.  Y posteriormente, la oficina  técnica municipal asume las tareas tanto  de control del volumen de madera extraída como el seguimiento de la correcta extracción y sus afecciones sobre el regenerado.
En cuanto a la tramitación de los expedientes de ayuda a los afectados, ha sido el personal técnico y administrativo del ayuntamiento el que ha gestionado la totalidad del procedimiento, Un procedimiento muy complejo ya que no existe en muchos supuestos coherencia entre las motivaciones de la subvención y los términos recogidos por la Orden reguladora de la concesión de las Ayudas de la Generalitat.


          3.2.- Suministro de Agua a Alcublas. ¿Deja algún proyecto en este apartado?

En el uso responsable del agua hemos sido muy constantes, parecía que se nos había olvidado las necesidades del pasado y hemos tenido que esforzarnos para combatir las malas prácticas respecto del uso del agua. Se restringe el agua de La Montanera solo a uso doméstico, de los abrevaderos para el ganado  y para las granjas. Y es tarea de todos los vecinos asegurarse de que ese uso responsable del agua es continuado para no poner en riesgo dicho pozo que a fecha de hoy está muy vigilado y contralado eficazmente.
Todas las demás necesidades de agua para tareas agrícolas se resuelven desde el Trull de Botarga, con el viejo depósito de Santa Bárbara hacia el nuevo pilón de riego en el puente de la Ramblilla. Y se complementa con la que se recoge de la fuente de San Agustín llevándola a la antigua depuradora en la Ramblilla. Y además, insistimos que se utilice en la mayor medida posible para riegos de árboles el agua depurada que se recoge en la balsa contra-incendios en el pozanco. Todo ello permite cubrir las necesidades en general.
Pero tenemos intención en realizar un nuevo sondeo en la zona de la Chupidilla o de la Casica Vieja, donde según los hidrogeólogos puede haber interesantes corrientes de agua, con la finalidad de construir otra balsa de agua para los servicios de extinción de incendios, para combatir etapas de sequía como la de este año y una opción de futuro en caso de necesidad. Estamos con la redacción del proyecto técnico para solicitar las correspondientes autorizaciones y poder comenzar la obra.

          3.3.- Aeródromo. Muchas personas ven en el aeródromo una apuesta suya personal. ¿Cómo queda este proyecto tras su inminente marcha?

El aeródromo es una apuesta de futuro de todo el pueblo de Alcublas, aunque yo haya sido su impulsor. Tengo la certeza de que se construirá pronto, aun siendo que la Generalitat no “ha recogido el guante” en esta legislatura, entiendo y quizá sea por los casi cincuenta mil millones de euros de deuda que arrastraremos los valencianos y valencianas durante mucho tiempo.
Hay una gran necesidad en nuestra Comunitat de construir, no uno sino varios aeródromos de las características que proponemos en Alcublas. Hoy por hoy, nuestro pueblo sigue siendo el único lugar posible ya que contamos con todas las autorizaciones. Es interesante leer el artículo publicado, este pasado mes de agosto, por la revista del mundo empresarial Economía3, donde quedan claros los argumentos de que la Generalitat debe construir este equipamiento cuanto antes. Los fondos europeos de desarrollo rural 2014/2020 son una gran oportunidad para ello.
Estoy seguro que en el próximo Govern de la Generalitat que presidirá el socialista Ximo Puig, el aeródromo de Alcublas será una de las obras que se van a ejecutar de inmediato.

4.- ¿Como ve sus opciones para alcanzar la alcaldía de Lliria?. El actual panorama municipal en dicha población es muy heterogéneo.

En Llíria lleva gobernando el Partido Popular los últimos 12 años y entiendo, porque es vox populi, que actualmente se presenta con muchos problemas. Puede decirse que el proyecto del PP está agotado. Además, todo el mundo lo dice y está demostrado también, que sociológicamente Llíria es progresista y de pensamiento de centro-izquierda. Por lo que si se da una respuesta política adecuada a los anhelos de la mayoría de la gente de Llíria, con mucho dialogo, ilusionando con trabajo por delante, viéndose de que se pueden resolver muchos de los problemas que hoy se presentan, con honestidad y rigor,  y favorecemos en estos meses el que se participe ampliamente en el proceso previo a las Elecciones, estoy convencido de que luego el voto será favorable a los socialistas y podremos gobernar de nuevo en Llíria. La dirección política local y los militantes socialistas están en ello y han considerado factible que yo encabece ese proyecto.



5.- ¿Considera que desde su posible nueva posición pueden crearse sinergias entre ambas poblaciones? Muchas personas de Alcublas trabajan y tienen tierras en LLiria. ¿Cree que es posible que se alcancen acuerdos beneficiosos para los dos pueblos? ¿Y qué acuerdos ve usted prioritarios?


Creo que he demostrado en estos ocho años que he ejercido mi responsabilidad de alcalde de Alcublas, en gran medida a recuperar lazos de amistad y procurar la cordialidad con los pueblos vecinos en asuntos de trabajo muy diversos entre ellos, y he trabajado con una entrega permanente a colaborar y cooperar con los pueblos vecinos aun siendo de color político diferente al mío: Altura (PP), Sacañet (PP), Jérica (PSOE), Andilla (PP), Villar (PP), Casinos (PP) y Llíria (PP). Nadie discutirá que se puedan establecer acuerdos entre Llíria y Alcublas en asuntos referidos a la agricultura, a la gestión forestal, a cuestiones de seguridad, comunicaciones, servicios socio-sanitarios, servicios educativos, actividades culturales y de promoción turística, etc. Creo que tenemos un gran potencial de trabajo conjunto y debemos explorarlo. Para mi sería un orgullo muy especial poder desarrollar proyectos conjuntos y la oportunidad de trabajar mirando a los alcublanos y a las alcublanas y seguir mejorando sus posibilidades como pueblo. Espero y deseo que así sea.

Desde Peña Ramiro queremos agradecer a Manolo Civera el interés que se ha tomado en atendernos para que haya sido posible publicar estas notas y le deseamos toda la suerte del mundo en su nueva andadura política.

martes, 14 de octubre de 2014

57 AÑOS DE LA RIADA DEL 57

Hoy 14 de Octubre, hace 57 años de aquella noche lluviosa de Domingo, en la cual ocurrió la primera riada que cambió Valencia….la segunda y más devastadora llegaría sobre el mediodía…

El Turia ya aviso un día de San Miguel unos años antes (dentro de la década de los cincuenta), el agua llego a casi cubrir los arcos de los puentes pero de ahí no paso..
Han sido numerosas las veces que el río Turia, por la aproximación de su cauce a muchas barriadas de Valencia, se ha desbordado e inundado zonas urbanas, provocando pérdidas de vidas y haciendas. La última y más grave fue la de 1957, la que hacía el número 13 de las graves en los siete siglos posteriores a la llegada de Jaime I.

Francisco Almela Vives recopiló la relación más completa posible de riadas. No sólo hubo 13 desbordamientos, sino 32 conocidos desde 1321, pero el número del mal fario es el que se refiere a los que inundaron completamente a calles y plazas. El primero que se tiene constancia se anota en 1321, en el que fueron arrancados los puentes. Siete años después se produjo otra riada de mayor magnitud, que alcanzó a barriadas gremiales y provocó el saqueo de casas abandonadas por sus moradores, algo que se ha repetido siempre.

Diez días permaneció Valencia inundada en el otoño de 1406 debido a las lluvias, y ello movió a la autoridad a establecer turnos de peones para atrancar puertas de la ciudad y evitar que por tales ojos entrara el agua con violencia, iniciativa que se repitió 21 años después, en 1427, cuando el barrio de Morvedre se vio igualmente anegado.

En el siguiente siglo, en el año 1590, se creó la Fábrica Nova del Río, que con la Xunta de Murs i Valls iniciaría la construcción de puentes firmes y de piedra, conservados a lo largo de medio milenio, y ello surgió porque el siglo XVI registró dos riadas considerables, en los años 17 y 18…… La más importante del siglo XVII se produjo en 1651, donde el desbordamiento se inclino por la zona del portal del Cid, y en el XVIII hubo inundaciones en 1731, 1776 y 1783. Por entonces ya había puentes de obra y se registraron atascos en los ojos de éstos por la acumulación de maderas, ramas y otros elementos arrastrados. La de 1731 tuvo su virulencia en la zona de la calle de Sagunto, donde un azulejo recuerda la altura que alcanzaron las aguas. Otra riada en 1949 se llevó las chabolas del viejo cauce y un centenar de vidas humanas.

Todo esto lo he sacado de un diario que tengo en mi poder del día 14 de Octubre de 1957, un día después de la tragedia, en realidad no solo hubo desperfectos en Valencia capital. En los pueblos de la serranía también se noto las fuertes lluvias, como es el caso de Alcublas.
El barranco del Agua, que viene de la Balsilla hacia el pueblo, albergaba la conducción del agua que bajaba desde la Tejería y me han salido unas fotos
, que preguntando a gente de los que he reconocido trabajando en la foto me han dicho, que el agua se llevó toda la tierra arrancando la conducción del agua y tuvieron que construirla de nuevo. La obra fue realizada por gente del pueblo a jornal con la supervisión de un técnico y un capataz de la empresa contratada. Fue una obra larga de realizar, subieron más altas las tuberías y me dijeron que se acabaron sin ningún percance de importancia.


Para daros idea de cómo bajaría el barranco, mirad la foto (con la que abrimos el artículo) que está tomada desde las alcantarillas en el año, 68-69 con la “hoya” inundada al fondo.

Pallamin.



ACTUALIDAD POLÍTICA ALCUBLANA


Ya son conocidos por todos los movimientos políticos que afectan estos días a Alcublas. El actual alcalde, Manuel Civera, dejará en breve su cargo al ser nombrado -de forma oficial- candidato socialista a la alcaldía de Lliria.

Al no haber concluido la legislatura, la alcaldía de Alcublas pasará a manos de otra persona por lo que habrá un reordenamiento de la política municipal.
Todos estos movimientos auguran ya una campaña electoral más larga de lo habitual. Es por ello por lo que desde Peña Ramiro hemos querido testar la actualidad política alcublana y para ello publicaremos sendas entrevistas tanto al alcalde, Manuel Civera, como al responsable de la oposición.

Con ello no pretendemos dar nuestra visión de la realidad política alcublana, sino que pretendemos que todos los lectores puedan, de primera mano, estar informados de los motivos y circunstancias que nos han llevado a este punto, así como la valoración que hace la oposición de todo ello.


Creemos que el momento lo requiere, y esperamos que los comentarios que se hagan a las publicaciones sean hechos desde el respeto, independientemente de su carga política, su crítica o su alabanza. Y esperamos también que sirvan para estar un poco más informados de esta forma tan directa de la política local.

domingo, 12 de octubre de 2014

I CONGRESO FORESTAL VALENCIANO. ALCUBLAS 23 Y 24 OCTUBRE 2014

Gestión y restauración de ecosistemas forestales tras los incendios:
nuevos retos y avances para el desarrollo rural


El I Congreso Forestal Valenciano pretende abrir una serie periódica de congresos centrados en distintos temas de interés común para investigadores y gestores de los sistemas forestales propios del medio valenciano. 
En su primera edición, y con motivo del 20 aniversario del trágico verano de 1994, se ha escogido la temática de la restauración y gestión de las zonas afectadas por los incendios forestales.
Se pretende dar respuesta a preguntas como ¿cuáles son las alternativas de restauración y de gestión forestal tras los incendios? ¿cuáles son los plazos para recuperar los bienes y servicios ecosistémicos previos al incendio? ¿en qué medida son los grandes incendios forestales detonantes de cambios en el desarrollo y economía rural de los espacios afectados?
Otra de las pretensiones de este foro científico es la de identificar las principales limitaciones y oportunidades actuales para que la restauración y gestión de estos ecosistemas contribuya al desarrollo endógeno de las comarcas forestales.
Puede descargarse la segunda circular del congreso aquí, con información sobre las líneas temáticas que se abordarán, un resumen del programa y las fechas y condiciones del envío de aportaciones (con la fecha límite del 31 de julio para la aportación de textos completos) y para formalizar las inscripciones.

ALCUBLAS (Valencia)
23 y 24 de octubre de 2014
Salón de Actos de la Cooperativa San Antonio Abad
C/ San Antonio, 33 ‐ 46172