martes, 14 de octubre de 2014

57 AÑOS DE LA RIADA DEL 57

Hoy 14 de Octubre, hace 57 años de aquella noche lluviosa de Domingo, en la cual ocurrió la primera riada que cambió Valencia….la segunda y más devastadora llegaría sobre el mediodía…

El Turia ya aviso un día de San Miguel unos años antes (dentro de la década de los cincuenta), el agua llego a casi cubrir los arcos de los puentes pero de ahí no paso..
Han sido numerosas las veces que el río Turia, por la aproximación de su cauce a muchas barriadas de Valencia, se ha desbordado e inundado zonas urbanas, provocando pérdidas de vidas y haciendas. La última y más grave fue la de 1957, la que hacía el número 13 de las graves en los siete siglos posteriores a la llegada de Jaime I.

Francisco Almela Vives recopiló la relación más completa posible de riadas. No sólo hubo 13 desbordamientos, sino 32 conocidos desde 1321, pero el número del mal fario es el que se refiere a los que inundaron completamente a calles y plazas. El primero que se tiene constancia se anota en 1321, en el que fueron arrancados los puentes. Siete años después se produjo otra riada de mayor magnitud, que alcanzó a barriadas gremiales y provocó el saqueo de casas abandonadas por sus moradores, algo que se ha repetido siempre.

Diez días permaneció Valencia inundada en el otoño de 1406 debido a las lluvias, y ello movió a la autoridad a establecer turnos de peones para atrancar puertas de la ciudad y evitar que por tales ojos entrara el agua con violencia, iniciativa que se repitió 21 años después, en 1427, cuando el barrio de Morvedre se vio igualmente anegado.

En el siguiente siglo, en el año 1590, se creó la Fábrica Nova del Río, que con la Xunta de Murs i Valls iniciaría la construcción de puentes firmes y de piedra, conservados a lo largo de medio milenio, y ello surgió porque el siglo XVI registró dos riadas considerables, en los años 17 y 18…… La más importante del siglo XVII se produjo en 1651, donde el desbordamiento se inclino por la zona del portal del Cid, y en el XVIII hubo inundaciones en 1731, 1776 y 1783. Por entonces ya había puentes de obra y se registraron atascos en los ojos de éstos por la acumulación de maderas, ramas y otros elementos arrastrados. La de 1731 tuvo su virulencia en la zona de la calle de Sagunto, donde un azulejo recuerda la altura que alcanzaron las aguas. Otra riada en 1949 se llevó las chabolas del viejo cauce y un centenar de vidas humanas.

Todo esto lo he sacado de un diario que tengo en mi poder del día 14 de Octubre de 1957, un día después de la tragedia, en realidad no solo hubo desperfectos en Valencia capital. En los pueblos de la serranía también se noto las fuertes lluvias, como es el caso de Alcublas.
El barranco del Agua, que viene de la Balsilla hacia el pueblo, albergaba la conducción del agua que bajaba desde la Tejería y me han salido unas fotos
, que preguntando a gente de los que he reconocido trabajando en la foto me han dicho, que el agua se llevó toda la tierra arrancando la conducción del agua y tuvieron que construirla de nuevo. La obra fue realizada por gente del pueblo a jornal con la supervisión de un técnico y un capataz de la empresa contratada. Fue una obra larga de realizar, subieron más altas las tuberías y me dijeron que se acabaron sin ningún percance de importancia.


Para daros idea de cómo bajaría el barranco, mirad la foto (con la que abrimos el artículo) que está tomada desde las alcantarillas en el año, 68-69 con la “hoya” inundada al fondo.

Pallamin.



3 comentarios:

Solo es una apreciación dijo...

Tal vez fue la primera vez que fuimos epicentro de la tragedia, la segunda todos lo sabemos. Los mapas de registros pluviométricos de ese año así lo demuestran.
La zona limítrofe entre Alcublas y Altura, fue donde más llovió con registros superiores a 350 litros por metro cuadrado, en nuestro pueblo más de 300. Por eso ramblas como la de Pina o la Castellana que desembocan en el Turia lo saturaron.
Ante esto y aparte del Plan Sur, no se ha hecho ninguna presa río arriba como en su día se proyecto entre Villamarchante y Pedralba que quedó en nada.
Soy de los que piensa que sí se volviera a repetir, se juntan dos condicionantes. Tal y como están nuestras montañas el agua resbalaría como una pastilla de jabón y, en estas situaciones el mar no traga, con lo cual la Ciudad de las Artes y las Ciencias se trasladaría a Palma de Mallorca.

Uno de Ruzafa transplantado dijo...

Muy bien Paco, sencillo como siempre pero muy interesante. Fotos preciosas las de tu padre.
Lo malo es que has caído entre dos entradas tan de actualidad y no tienes comentarios
Sigue contándonos cosas de Alcublas, me gusta mucho leerte.
Gracias a ti conocí un poblado ibero impresionante.
Por cierto en el 57 no creo que hubieras nacido.

Uno de Ruzafa dijo...

Precisamente ayer estuve en Gestalgar, con un buen amigo que también conoces, y sin recordar el día que era le comenté que allí hubieron varios muertos en el 57 y que ellos avisaron a Valencia de la segunda riada que llegaría al día siguiente.
Al llegar a casa vi tu entrada y recordé el aniversario que era, casualidades agradables.